LOS PELIGROS DEL USO DE AUTORIDAD

Mario E. Fumero

            Nuestro mundo está amenazado por dos grandes peligros respecto al problema de la autoridad. Por un lado tenemos la influencia humanista[1], que trata de anular la autoridad, proclamando derechos y “slogan permisivos”, que promueven más que un principio de autoridad recta, un anarquismo y una permisividad excesiva, en donde no hay deberes, solos derechos, principalmente con la tan sonada “doctrina social del género[2]” que equipara al hombre y a la mujer al mismo nivel de autoridad y roles familiares y sociales, sin tomar en cuenta el orden bíblico. En la iglesia se manifiesta por una relación impersonal entre líderes y miembros, en donde el concepto burocrático esta sobre la estructura de cuerpo[3].

En otro aspecto hay una tendencia a producir autoridades caciquista o apostólicas, que además de ser absorbentes, se convierten en piramidales, con poderes extremos, donde la confianza ciega a un líder carismático lleva a sus seguidores a una esclavitud avasalladora. Es bueno establecer que los grandes falsos profetas que han existido y que condujeron a muchos al suicidio colectivo, comenzaron acentuando su autoridad mediante el uso y abuso de las profecías o visiones propias.

Es necesario saber distinguir entre un líder que actúa con paternidad, considerando a sus ovejas como hijos espirituales, y aquel que los considera una pieza dentro de un engranaje, en donde la cantidad y el dinero opacan la calidad y la entrega a sus ovejas. Debemos ser consientes que nadie, por mas autoridad o titulo que ostente tiene el derecho de imponer criterios si los mismos no nacen de la Palabra y son confirmados por el Espíritu Santo.

En cierta ocasión a se le preguntó a John Wesley, fundador del metodismo, hasta dónde puede estar un cristiano en sujeción a otro, y él respondió que “sólo puede llegar hasta donde la conciencia se lo permita”. Asimismo, dijo que: “ni a un obispo, ni a un concilio de pastores, ni a nadie en la tierra, nos podemos sujetar en cosas que violen nuestra conciencia o que vayan en contra de la Palabra de Dios.” Finney otro Prominente predicador (1792-1875) considerado como uno de los teólogos más progresistas de su época, recomendaba a los cristianos que “dejaran a aquellos pastores que no vivían de acuerdo a lo que la Biblia enseña”.  Sobre este tema encontré un artículo en Internet que aunque no tenía nombre, me imparto y deseo transcribirlo textualmente y dice así: “¿Hasta dónde debe uno sujetarse a un ministro?: Con base en todo lo que hemos estudiado hasta aquí, no hay duda de cuáles son los límites de la autoridad espiritual de un pastor o predicador. Cualquier líder, secta o religión que pretenda exigir una obediencia más allá de lo que la Biblia enseña claramente, está fuera de autoridad y no estamos obligados a hacerle caso. Cualquier liderazgo que nos pida algo que es contrario a los claros mandamientos de Dios está él mismo en rebeldía. Nos está pidiendo que pequemos y el deber de todo cristiano es desobedecerlo. Resistiendo la tiranía religiosa. 

Es de vital importancia que entendamos este último concepto. No sólo tenemos el derecho de desobedecer a un ministro si éste nos pide que hagamos o creamos algo que a todas luces es contrario a los principios de la Palabra de Dios. No sólo podemos desobedecerlo. Tenemos que desobedecerlo o de lo contrario pecamos contra Dios. Esto lo podemos comprender mejor analizando las siguientes preguntas: ¿Alguien le haría caso a un ministro que le dijera que golpee a su esposa? ¿Tenemos que obedecerle a un líder que nos pida algo inmoral? (Robar por ejemplo). ¿Debemos quedarnos callados cuando un pastor nos pide que seamos cómplices de fraudes o engaños? ¿Alguien estaría obligado a hacerle caso a un ministro que le dijera que encubra un delito? A eso decimos: ¡Jamás! ¡Nunca! y no hacerle caso no sería pecado ni “rebeldía” ante Dios. Todo lo contrario: nuestra obligación ética sería no hacerle caso. Debemos tener muy claro que si un liderazgo utiliza métodos de presión como amenazas de expulsión o excomunión, o ponernos etiquetas, o decir que “no debemos juzgar”, porque lo cuestionamos, o para manipularnos y tratar de obligarnos a hacer algo que es contrario a Cristo, la conciencia y la razón, no está usando el principio de la autoridad espiritual, sino el principio de la tiranía y del autoritarismo, el cual lejos de tener aprobación divina, es diabólico”.

            Dentro de las nuevas corrientes evangélicas, con la llamada “red apostólica” este tipo de conducta se prolifera, y debemos enfatizar que nadie, por mas unción que diga tener puede o debe avasallar las ovejas como que fueran borregos. Tales abusos deben denunciarse.


BIBLIOGRAFIA

  • [1] -Es un filósofo y humanista, Erich Fromm quien define el humanismo social y escribe “La esencia misma del humanismo, la idea de que toda la humanidad está en cada uno de nosotros se encuentra en el Renacimiento”. Esta corriente tiende anular el temor y la disciplina. Del libro “Sobre la desobediencia y otros ensayos” página 73.
  • [2] – En sociología: “Género es la identidad generada por el rol sexual de las personas. Los términos género y sexo se utilizan a menudo indistintamente, aunque sexo se refiere de forma específica a las características biológicas y físicas que convierten a una persona en hombre o mujer en el momento de su nacimiento, y género se refiere a las conductas de identificación sexual asociadas a miembros de una sociedad. Enciclopedia Encarta Microsoft Corporation, 1993-2003.
  • [3]-Entendemos por “estructura de cuerpo” los principios enseñados por San Pablo en 1 Corintio 12:14-27.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Autoridad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LOS PELIGROS DEL USO DE AUTORIDAD

  1. Mayron Rodríguez dijo:

    En nuestras congregaciones estos temas no son asuntos de discución. Escazamente se le dice los miembros de la iglesias como identificar a los pastores que abusan de la congregación. rara vez se nos dice que hacer al respecto. Y cuando alguno alza la voz, es resto de la congregación lo hacen a un lado. Lo satanizan.

    En nuestras congregaciones los pastores deberían enseñar más a menudo cómo identificar pastores falsos, pastores abusadores, pastores que maltratan a sus obejas. Pero lo que si enseñan, es obediencia al pastor, respecto al pastor, únase con el pastor….etc.

  2. Marco P Castaneda dijo:

    Una ves mas quiero unirme e identificarme totalmente con este articulo, he sido pastor por cerca de 30 años y he visto este tipo de abuso, que causa una enorme destruccion en el pueblo de Dios, y que deja sumidos a muchos nuevos creyentes en un mundo de culpa y confusion. He publicado en mi pagina de facebook un enlace hasta este articulo.

    Gracias por elevar una voz de denuncia, contra aquello que no esta bien, pero que muchos aceptan, ignorando los verdaderos principios biblicos.

    Marco P Castaneda
    Pastor
    Atlanta, GA, USA

  3. anonimo dijo:

    (la tan sonada “doctrina social del género” que equipara al hombre y a la mujer al mismo nivel de autoridad y roles familiares y sociales, sin tomar en cuenta el orden bíblico. )

    Les invito a leer el siguiente articulo.
    Galatas 3:28
    No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.
    Dios no hace acepción de personas (Romanos 2: 11-16)

    Me pregunto yo: Entonces; la mujer no puede tener el derecho a la educacion, al sufragio o ir a una consulta medica? Algunos diran que si, aja, pero se contradicen entonces al decir que no debe haber igualdad entre hombre y mujer. O se debe ser como los islamicos que la mujer no puede ni ir a una consulta medica, no puede estudiar ni votar?

    Y ACLARO NO SOY FEMINISTA NI MACHISTA.
    SIMPLEMENTE QUE NUESTRO DIOS NOS AMA POR IGUAL, Y HOMBRE Y MUJER TENEMOS LOS MISMO DERECHOS Y DEBERES. NO DIGAN ALGO QUE DIOS NUNCA A DICHO.

    DIEZ MITOS ACERCA DEL ROL
    DEL HOMBRE Y LA MUJER
    POR EL PASTOR BERNARDO STAMATEAS, RED APOSTOLICA PRESENCIADE DIOS, ARGENTINA.
    Como cristianos que somos sabemos, que antes de estudiar la palabra de Dios debemos orar para que Dios abra nuestro entendimiento y recibamos instrucción, corrección y alimento espiritual. Así que les recomiendo que antes de leer este estudio, oren.
    INTRODUCCIÓN

    Sin lugar a dudas cuando uno ha recorrido distintos lugares de nuestro continente y habla con matrimonios
    se da cuenta de algo muy obvio, que la gran mayoría de los matrimonios están en crisis, crisis profundas,
    difíciles divorcios a la orden del día, engaños, conflictos de años sin resolver… todo esto en los matrimonios cristianos. Obviamente, hay múltiples factores para haber llegado hasta el punto al cual hemos llegado. Sin embargo, a mí entender, esta crisis se debe, dentro de nuestras iglesias, a enseñanzas erradas que se han
    transmitido de generación en generación, siendo incuestionables en el ámbito de la iglesia.
    Y en este artículo pretendemos desafiar a estas “vacas sagradas”, enseñanzas que se han transmitido
    con el peso de la inspiración Bíblica cuando, como veremos más adelante, sencillamente han sido enseñanzas
    erradas, equivocadas, por la interpretación de hombres, que es ves de unir a la pareja, solo traen desgracia.
    He enseñado sexualidad en nuestro país a nivel completo y en otros lugares del mundo, sin embargo, la
    reacción más violenta y a la defensiva de mucha gente ha sido cuando empezamos a enseñar y a cuestionar
    determinadas enseñanzas que tienen que ver con la vida matrimonial.
    Una de las estrategias favoritas del enemigo es transmitir en la mente y en el espíritu de la gente una
    mentira de él como si fuese verdad. Basta con que una persona crea en una mentira como si fuese una
    verdad, para que su vida quede atada a dolor y a sufrimiento. Eso fue lo que hizo Satanás en el Edén. Les
    transmitió la mentira a Eva y a Adán de que no iban a morir y ellos la creyeron como si fuese una verdad.
    Ojalá, querido lector, puedas estar abierto a remover ideas equivocadas, erróneas, que han traído
    mucho daño a la vida matrimonial o a los matrimonios de nuestras iglesias. Vamos entonces, a analizarlas.
    1. “EL HOMBRE, CABEZA (JEFE) DE LA MUJER Y DEL HOGAR”
    Primero entendamos, que en ninguna parte de la Biblia dice que el hombre es autoridad de su esposa o cabeza de hogar, esas son interpretaciones de hombres, muchos para su propio beneficio.
    Vamos a analizar esta frase tan mal interpretada, desde dos puntos de vista:
    Primero desde el punto de vista Bíblico-teológico, dado que las escrituras son nuestra autoridad final, pero
    luego lo haremos también desde el punto de vista psicológico, ya que la ciencia correcta avala y reafirma
    lo que Dios nos ha revelado en su Palabra.
    Durante años se nos ha enseñado que el hombre es la autoridad espiritual de la mujer, porque el
    hombre es “cabeza”, léase “cabeza” como:
    “el hombre toma la última decisión”.
    “el hombre es responsable de guiar a su esposa”.
    “el hombre es el sacerdote de toda su familia”.
    “el hombre es el jefe e impone las reglas”.
    “el hombre es el que debe resolver los conflictos”.
    Hemos sido testigos de matrimonios que no se ponían de acuerdo en un tema y el hombre, argumentando
    que era la cabeza del hogar o de la mujer, tomaba la última decisión. ¡Y hemos visto mujeres que
    han sido disciplinadas en su iglesia por no acatar las órdenes tomadas por su marido!
    Algunos, un poquito más “benévolos”, dicen que el hombre es “cabeza”, “jefe”, pero debe ser lleno del
    Espíritu Santo, argumentando así que es un hombre bondadoso, cariñoso, pero en última instancia sigue
    siendo el jefe.
    Esta es, a nuestro entender, una de las enseñanzas más terribles por no decir perversas que se han
    transmitido y han destruido a muchos matrimonios. Y las evidencias están a la vista: miles de matrimonios
    quebrados bajo este modelo de convivencia familiar que no ha servido.
    Los pasajes donde aparece la palabra “cabeza” son:
    Efesios 5:23: “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia,
    la cual es su cuerpo, y el es su salvador”.
    1 Corintios 11:3: “Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre,
    mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios es cabeza de Cristo”.
    El argumento de “cabeza” como jefe o como el que toma la última decisión cae sencillamente por
    el análisis de la palabra cabeza. En el griego koiné, el idioma original en que se escribió el Nuevo Testamento la palabra es kefalé que significa “origen”, “nacimiento de un río”. Si Pablo hubiese querido darnos a entender el concepto de jefe o de líder hubiese utilizado La palabra “archon”.
    ¿Qué quiere decir entonces Pablo cuando dice: el hombre es cabeza de la mujer? No está diciendo
    jefe, sinó sencillamente violaría el pasaje donde dice que Dios es cabeza de Cristo. Sabemos que Dios no
    toma decisiones por Cristo ni que es superior a Cristo, ni que Dios manda y Cristo obedece. Sabemos que la Trinidad trabaja en perfecta unidad de amor y de equipo.
    Lo que está diciendo Pablo es que Cristo salió de Dios, la Palabra salió de Dios porque la Palabra es Dios.
    En el Antiguo Testamento, cada vez que encontramos la palabra “Palabra-Verbo” está hablando de Jesucristo.
    Dice Génesis 1:1: “Dios dijo: Sea la luz”, ese “dijo” es la Palabra.
    La Palabra la conocemos en el Nuevo Testamento con el nombre Jesús. En Juan 1:1 dice: “En el
    principio era la palabra y la palabra era con Dios y la palabra era Dios”. Lo que está diciendo es
    que la palabra salió de Dios porque la palabra es Dios. De la palabra salió el hombre, porque Dios dijo:
    “formemos al hombre (Hablamos de genérico-ser humano) ”. Es decir que Cristo intervino en la formación del hombre y del hombre salió la mujer.
    Está en ambos pasajes del Nuevo Testamento analizando los pasajes de Génesis donde se habla del
    origen o del nacimiento de las cosas. No es que Cristo nació de Dios en el sentido temporal porque Cristo
    es coeterno con el Padre y con el Espíritu, pero la palabra salió de Dios y de la palabra salió el hombre y del
    hombre salió la mujer. El Hijo ha existido por toda la eternidad con el Padre, pero en el espacio y en el
    tiempo la Palabra, Jesús, se hizo carne y habitó entre nosotros.
    En el pasaje de Efesios lo vemos con claridad: la iglesia tuvo su nacimiento de Cristo; la iglesia nació a
    A través de Cristo, por eso Cristo es la cabeza de esa iglesia.
    El pasaje de Efesios donde Pablo cita Génesis 2:24 dice algo interesante: “dejará el hombre a su
    padre y a su madre”. ¿Qué tienen que ver los padres en esta discusión? Justamente en la cultura de Éfeso
    del primer siglo, la cual no vamos a profundizar porque no es el objetivo de este estudio, se enseñaba que
    las mujeres solteras estaban bajo el poder y la protección de su padre. Primero su padre era el jefe, luego su marido era el jefe.
    El padre debía pagar una dote, como todavía sucede en algunos países de oriente, a quien se llevase a la
    chica. Una vez que se casaba ahora el dueño sería su marido. Pablo está combatiendo esa idea, justamente
    está enseñando el principio revolucionario, maravilloso de “el matrimonio es un equipo de compañeros
    que trabajan ambos en intimidad”
    ¿Qué quiero decir con esto? Que en un matrimonio sano ninguno de los dos manda al otro; los dos
    gobiernan el hogar, los dos tiran para adelante, los dos son responsables de sus hijos, si se hunden, se
    hunden los dos; si se separan, se separan los dos, y si triunfan, triunfan los dos.
    Esto se llama trabajar en compañerismo y en equipo, esto significa que los dos son “jefes”
    El gobierno del hogar no es exclusivo del esposo, si así fuera, estaría contradiciendo el texto de 1ra Timoteo 5:14 que dice: quiero que las viudas jóvenes se casen, críen hijo y gobiernen su hogar. Aun teniendo esposo, se le delego a la esposa el gobernar su hogar.
    Pablo lo dice en otro pasaje muy interesante, que también fue una bomba para su época: 1 Corintios
    7:4: “la mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo sino el marido, ni tampoco tiene el marido potestad
    sobre su propio cuerpo, sino la mujer”. Está diciendo que “no hay propiedad privada, sus cuerpos pertenecen a ambos”. Por algo son ¨UNO SOLO
    Estos fueron pasajes revolucionarios en la época de Pablo, donde el patriarcado y el machismo imperante
    eran vistos como algo normal, y Pablo estaba trayendo nueva luz. Ojalá que estos conceptos también corran entre nosotros y traigan libertad a miles de matrimonios en nuestro continente.
    Algunos dicen: “Sí, pero tiene que haber siempre un jefe, en una iglesia tiene que haber alguien que
    lidere, en un partido político, en un club”… y es verdad, sino sería una anarquía. Pero un matrimonio es
    una institución divina, es algo sobrenatural, distinto, donde Dios establece en ambos el mutuo acuerdo, las
    mutuas responsabilidades, las mutuas libertades, y una unión basada en el amor. Por eso es matrimonio y
    es distinto a cualquier otra organización con la cual la podamos comparar, quien debe mandar es Dios, y Dios a delegado responsabilidades y autoridad al esposo y la esposa, ambos como pareja gobiernan su hogar y a ellos los gobierna Cristo..
    En Efesios 5:28 dice Pablo: “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus
    mismos cuerpos. El que ama a su mujer a sí mismo se ama”.
    En Efesios 5:25 dice: “Maridos amad a vuestras mujeres así como Cristo amó a la iglesia y se
    entregó a sí mismo por ella”.
    Estos pasajes eran dinamita en la época de Pablo donde la mujer era una cosa en manos del hombre. (De hecho en la antigua cultura, que lamentablemente ha transcendido en el tiempo y lo vemos hoy día, la mujer era considerada inferior e ignorante, valía un poco más que un bien mueble)
    Pablo estaba trayendo dignidad, respeto, equiparando a ambos delante del Señor.
    La palabra “kefalé” se usaba para designar el nacimiento de un río, por eso los griegos y los romanos
    esculpían una cabeza con barba y de allí salía agua de la boca, como símbolo de aguas de cabecera.
    Justamente, en el pasaje de Corintios, Pablo resume todo diciendo: “Todo procede de Dios”. Es una
    cuestión de orígenes.
    Otra cosa interesante es notar que en Efesios 5:23 donde dice “porque el marido es cabeza de la
    mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo y Él es su salvador”, si Pablo
    hubiese querido transmitir la idea de jefatura, hubiese sido lógico terminar con la frase “de la cual es su
    señor”, o “de la cual es su líder”, pero no lo hizo. Terminó con la palabra “salvador”, en vez de
    “señor”, porque no estaba en la mente de Pablo, inspirado por el Espíritu, transmitir el concepto de
    autoridad. Sino el concepto de origen o fuente.
    Cuando analizamos el relato de Génesis nos damos cuenta que Adán y Eva tenían en común varias cosas:
    1) un origen en común,
    2) un futuro en común,
    3) una tragedia en común,
    4) una esperanza en común
    En Efesios 2:10 Pablo dice: “Somos hechura suya”. La palaba “hechura” en griego es la raíz de la
    palabra “poema”. ¡Que poderoso! Tanto el hombre como la mujer somos el poema de Dios.

    La primera mujer procedió del primer hombre, pero también es verdad que todos los hombres nacen de la mujer, ambos se complementan, ambos se necesitan, ambos son importantes y necesarios. Y ambos proceden de Dios. Todo procede de Dios.

    Analicemos ahora esta errónea enseñanza de “jefatura” desde el punto de vista psicológico:
    MODALIDAD DE FUNCIONAMIENTO FAMILIAR
    En psicología, los que han investigado la dinámica de pareja, nos enseñan que hay tres tipos de modalidades
    de funcionamiento:
    a) Modalidad complementaria
    A —————————
    B
    Modalidad complementaria significa que hay un activo y un pasivo; uno que enseña, otro que aprende;
    uno que manda otro que obedece. La relación complementaria se da, por ejemplo, en una clase: hay un
    maestro y un alumno; se da en la relación médico-paciente: hay uno que “cura” y otro que “es curado”. Se
    da en la relación laboral: un jefe y otro que obedece. Pero cuando esta modalidad es en la pareja, la pareja
    sufrirá graves trastornos emocionales.
    La modalidad complementaria significa que hay uno que manda otro que obedece; uno que dice, otro
    que hace. Dentro de la relación de pareja, muchas parejas funcionan bien en este modelo, es verdad, pero solo durante algunos años, (Aunque no quieran admitirlo, en el fondo saben que es así) Se ha comprobado que esta modalidad rígida siempre trae crisis. Y la gran mayoría de las crisis son cuando el que está debajo, el “b” del gráfico, el pasivo, crece.
    Tomemos un ejemplo: un hombre conoce a una chica y se ponen de novios. El muchacho opina de un
    tema, opina del otro, opina del otro tema y la chica siempre lo toma como el gran líder, el gran sabelotodo,
    el que le enseña a ella, así que se casan, y funcionan complementariamente. Un buen día, cansada de estar
    tanto tiempo en el hogar, esta joven muchacha quiere estudiar en la facultad. Comienza a hacerlo y las
    amigas le dicen: “Que linda que sos, que bien que estás, que lindo cuerpo que tenés, que importante
    es lo que opinaste”, y redescubre que su opinión vale, que ella tiene voz y voto, entonces empieza a
    arreglarse y a mejorarse. Y una noche, el marido le empieza a hablar y a dar su opinión sobre la política,
    la religión, etc. Y ella de pronto interumpe ese diálogo diciendo: “No estoy de acuerdo, yo pienso distinto”.
    El hombre, sorprendido por esta “rebeldía,” empieza a decirle: “Te están llenando la cabeza, ya no
    sos como antes”, ya no sos tan “dócil”. Aquí hay varios caminos posibles: o “b” pasa arriba y la pareja
    se mimetiza, y ambos empiezan a liderar mutuamente, o él, el “a”, empieza a hundirla, a presionarla y a
    boicotearla para que ella vuelva a complementarizarse o el tercer camino, más triste, sería el divorcio.
    Los hombres machistas necesitan liderar complementariamente, necesitan sentir que tienen a la mujer
    en sus manos y que los demás están para obedecerle, debido a su inseguridad (Cosa que nunca admiten). Esta inseguridad, su violencia reprimida muchas veces, su machismo exacerbado, hacen que ellos aparezcan como alguien inseguro que no acepta opiniones distintas y ni el compartir de otras personas, especialmente de su esposa.

    ¿CÓMO SE QUIEBRAN LAS PAREJAS COMPLEMENTARIAS?
    En general es cuando el “b”, el pasivo, supongamos que fuese la mujer, conoce a su amante o un
    tercero, o una situación grave, que hace que el pasivo rompa inconsciente o conscientemente ese vínculo
    de opresión.

    b) Modalidad simétrica
    A…………………….B
    El modelo simétrico se basa en que ambos tienen los mismos derechos, las mismas responsabilidades,
    las mismas libertades, pero tiene una característica: ninguno de los dos cede.
    ¿Te acordás de la película “La guerra de los Roses”? Ellos se conocieron compitiendo en una subasta
    y se murieron compitiendo. De por sí, el modelo de simetría es el correcto, sencillamente que en este
    modelo, que estamos explicando, ninguno de los dos cede entonces esto termina en una discusión eterna,
    en un confrontamiento de ideas permanentes.
    c) Modalidad paralela

    A……………………..B
    B A
    El modelo paralelo consiste en el modelo Bíblico. ¿Qué quiero decir con esto? De por sí en una pareja
    se trabaja en compañerismo y amor, ambos tienen los mismos derechos y las mismas libertades, pero
    también saben ceder.
    También saben que uno maneja mejor algunos temas que otro y viceversa.
    Por mutuo acuerdo deciden complementarizarse, aunque de por sí su relación es simétrica, porque
    ellos deciden por mutuo acuerdo, pero saben ceder.
    Tomemos un ejemplo: una pareja donde ella administra mejor el dinero que él y por mutuo acuerdo
    deciden que ella lo administre. Sin embargo, en temas de negocios, él administra mejor eso que ella, sin
    embargo se complementarizan por mutuo acuerdo, pero ambos tienen las mismas libertades y las mismas
    responsabilidades.
    Este es el modelo, a mi entender, sano que necesitamos enseñar hoy a la nueva generación para no
    seguir viendo generaciones de matrimonios que ostentaban “la sana doctrina”, “la verdad bíblica” y sin
    embargo, tenían frutos agrios; matrimonios hechos “limones”, resultados limitados y terribles en la crianza
    de los hijos. Y todo esto en los matrimonios cristianos.
    Algunos argumentan que el hombre fue creado primero y por eso, la mujer debe sujetarse y seguirle a
    él. Sin embargo, esto es un argumento absurdo, sería como decir que papá quiera más al primer hijo que al
    segundo porque nació primero. ¡En última instancia, entonces Adán debería seguir a los animales porque fueron creados antes que él!

    2. “EN UN MATRIMONIO HAY UN CULPABLE Y UN INOCENTE”

    Este mito realmente no tiene ninguna base científica, sino popular. Cuando un matrimonio está en
    crisis, siempre busca un consejero, para que le diga quién está equivocado y quién tiene la verdad. Suponer
    que hay uno equivocado y otro que no lo está no tiene base. ¿Por qué? Dios es la fuente de toda
    verdad, Dios sabe porque Él es la verdad, pero los mortales que caminamos por esta tierra construimos
    nosotros mismos “nuestra verdad”.
    ¿Qué quiero decir con esto? Que cuando sucede un accidente, uno tiene una perspectiva, otro tiene
    otra, pero sólo Dios es fuente de toda verdad. Uno ve las cosas desde el lugar en que está parado, de
    acuerdo a su historia, a sus limitaciones, a sus prejuicios.
    Por supuesto hay ocasiones en que notoriamente uno de los 2 esta errado, pero que bueno es cuando reconocemos nuestros y errores y cambiamos.
    Siempre con los matrimonios uso la siguiente técnica: los pongo enfrentados y les muestro un libro
    abierto. Uno ve la tapa de color verde supongamos, y otro ve las hojas escritas en letra negra, de fondo
    blanco. Entonces, él empieza: “Este libro es verde”, ella dice: “Es blanco con negro” y empiezan a discutir…
    Ya ambos inmediatamente se dan cuenta que él está viendo una parte de la verdad y ella está viendo otra
    parte. Si logramos que ambos sean FLEXIBLES y él pueda ponerse en el lugar de ella para ver por qué
    ella ve lo que ve y ella pueda ponerse en el lugar de él para ver por qué él ve lo que ve, entonces ambos
    habrán entendido que cada uno tiene razón desde su lugar.
    Por eso el concepto de sanidad matrimonial es la flexibilidad. Un matrimonio abierto, flexible, es un
    matrimonio que puede resolver sus conflictos.
    ¿Qué es una persona que ha entrado en crisis y no logra salir? Una persona rígida, que ve todo en
    términos extremos: blanco o negro, verdad o mentira, y no ve los grises templados y cálidos.
    Uno de los ejercicios, cuando hice un postgrado en terapia de pareja, fue el siguiente: en un “rol
    playing” representaron, dos profesionales que estaban tomando el seminario, uno hacía de esposo y otra
    de esposa trabajando todo el día en la casa. El hombre llegaba después de una jornada de 10 o 12 horas
    de trabajo, y cuando llegaba, la mujer comenzaba a quejarse: “No aguanto mas a los chicos, todo el día
    encerrada acá adentro”; el marido por su parte se quejaba: “Yo lo único que quiero es que tengas la
    comida lista, estoy todo el día trabajando como un burro” y así sigue este diálogo. El profesor nos pidió que
    cada uno dijese su opinión sobre quién tenía la razón. Unos dijeron el hombre, porque trabajaba todo el
    día 10, 12 horas afuera y no tenía tiempo para cocinarse y lavarse la camisa; otros la defendían a ella: no
    es fácil estar encerrada con cuatro hijos en la casa, todo el día limpiando, (Porque la labor del hogar no tiene horario, es 24 por 24, todos los días).
    E inmediatamente cuando cada uno de los profesionales dijimos quien, para nuestro entender, tenía
    razón, el profesor nos pidió que ahora defendiésemos al otro. A algunos les era fácil y a otros les costaba
    ponerse a defender a quien creían que estaba equivocado. Y nos enseñó un principio, que es el de la
    misericordia: ponerse en los zapatos del otro para darse cuenta que el otro también tiene motivos para
    decir lo que dice y pensar como piensa.
    Concluyendo, en un matrimonio uno no tiene la culpa y el otro es inocente, porque “el tango se baila de
    a dos”. Los dos tenemos una perspectiva distinta de ver las cosas y si logramos ponernos en los zapatos
    del otro podremos dialogar y entender qué le molesta al otro y qué no.
    Tratar de imponerse bajo autoritarismo o pensar que uno tiene la verdad como la tiene Dios, que ve
    desde todos los ángulos, es un absurdo propio de una persona insegura.

    No podemos asumir y echarle toda la culpa a la mujer, por el decir ¨Eva fue la engañada, no Adán¨

    Donde estaba Adán cuando Eva fue tentada? Estaba a su lado, pero no hizo nada para protegerla, simplemente cuando Dios les pidió cuentas, Adán culpo a la mujer, y ella a la serpiente, siempre buscamos culpar a otro, pero no nos examinamos a nosotros mismos, Eva le ofreció a Adán la manzana, pero el podía haber dicho que NO sin embargo la comió, y así los 2 fueron culpables. Pero como ahora nacimos de nuevo, morimos al pecado, ya se rompió el yugo de esclavitud que nos ataba al pecado, ya no tenemos nada que ver ni somos objeto de sus consecuencias, es decir; no tenemos que seguir pagando por el pecado de Adán y Eva, ya que Cristo nos ha redimido con su sangre. (Debo aclarar algo, nosotros no morimos, solo dormimos, hasta el día de redención en que volveremos a despertar. Y conozco mujeres que al momento del parto no sienten dolor) eso es de gran gozo.

    3. “LA MUJER DEBE SUJETARSE AL HOMBRE”

    Este argumento está basado en Efesios 5:22: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos
    como al Señor”. Siempre se saca este pasaje: “Sujétate, sométete, porque las casadas tienen que estar
    sometidas a sus maridos”. Sin embargo, esto muestra cuan poca Biblia conoce el pueblo de Dios y cuán
    poco la leen, porque cuando leen el versículo de arriba, el 21, que dice: “someteos unos a otros en el
    temor de Dios” se dan cuenta que lo que Pablo está desarrollando aquí es la mutua sumisión, o el mutuo
    acuerdo, o el mutuo trabajo en equipo, o la interdependencia. Sacar el versículo 22 de contexto, arrancarlo
    del pasaje 21, realmente es una herejía. Sumisión no es estar debajo del poder de un superior jerárquico, ni el deber de obedecerlo. Sumisión es tolerar, respetar y ceder en y por amor, y se aplica a ambos.
    Pablo está diciendo algo así: “Sométanse los unos a los otros en el temor de Dios, las esposas a los
    esposos, etc.” Ya Pablo está enfatizando en dos direcciones. Sería tan absurdo como leer el pasaje en
    donde Pablo dice: “Maridos, amad a vuestras mujeres” y que la mujer diga: “Bueno, acá dice que el
    marido tiene que amar pero no dice que la mujer tenga que amar al marido”… Sería una cosa así de
    incoherente, interpretar los pasajes de esa manera.
    Recordemos que Pablo está tomando allí, en Efesios, el código romano, y esto es interesante, porque
    en el código romano se enseñaba que el padre tenía autoridad sobre el hijo, el amo sobre el siervo y el
    marido sobre la mujer.
    Pablo está tomando ese modelo romano para que lo pudieran entender y le está agregando la otra parte, y está diciendo: “Pero padres, no exasperen a vuestros hijos, amos amad a vuestros siervos y maridos amen a sus esposas”. Justamente, lo que Pablo está enseñando es la idea revolucionaria de que todo es en dos direcciones.
    En 1 Pedro 3:7 dice: “Vosotros, maridos, igualmente vivid con ellas sabidamente, dando honor a
    la mujer como a vaso mas frágil y como a coheredera de la gracia de la vida”. Dar honor es elogiar y alagar. Es interesante que Pedro no hace diferencia, está diciendo que hombre y mujer somos coherederos, eso quiere decir herederos por igual de la gracia, de los dones, de la unción y del poder de Dios. Vaso frágil es alguien delicada y especial.
    Algunos dicen: “Las mujeres son o tienen el espíritu de Jezabel”, este es un argumento tan ridículo
    como decir que todos los hombres tienen el espíritu de Acab. El hecho de que haya mujeres autoritarias u
    hombres golpeadores, no generaliza a nadie. Sencillamente Pablo está sentando aquí los principios de un
    hogar sano, de una pareja en Cristo que se aman mutuamente y que saben trabajar en equipo.

    Se les ha enseñado a muchas mujeres que deben someterse a hombres violentos que gritan, insultan,
    descalifican, lastiman, hieren con la palabra, con miradas, lastiman con silencios; y se les ha dicho: “Sométete,
    así lo vas a ganar para el Señor”, cuando Pablo nos enseña a reprender las obras de las tinieblas. Nos han
    enseñado un modelo de amor “light”, de represión, de aguante (léase sumisión), en vez de un amor firme,
    fuerte, poderoso, que pone límites a lo malo y que le dice “no” a la violencia.
    Nosotros les enseñamos a las mujeres aquí, en Presencia de Dios, que nadie jamás, bajo ningún
    concepto, debe lastimarlas física o emocionalmente. Debés denunciar todo hecho de violencia. Por supuesto
    que Dios no quiere la separación, pero tampoco te quiere ver muerta.
    Someterse no es: “Querida mujer, haz lo que él te dice porque es tu jefe”. No, no, jamás estuvo eso en
    la mente de Dios desde la creación.
    Seguramente alguno al leer estas líneas dirá: “Si, ¿pero porque no habla de las mujeres autoritarias?”, inmediatamente salta el sentido de defensa. Claro que hay en cualquier ámbito, sea hombre o mujer, alguien que someta al otro (léase maltrato emocional) y lo que estamos explicando es que está mal delante de Dios. Dios odia a los violentos. Malaquías 2:16
    La palabra griega en Efesios 5 para sometimiento es “hupotassomenoi”, que significa “estar ligado a”, denota conexión, interconexión, trabajo en equipo. Pablo está diciendo estén ligados el uno al otro, la iglesia a
    Cristo, Cristo a la iglesia, el hombre a la mujer, la mujer al hombre… Por lo tanto esta claro que hupotassomenoi no es un orden jerárquico.

    4. “LOS ROLES DEL HOMBRE Y LOS ROLES DE LA MUJER SON:
    EL HOMBRE PROVEE Y LA MUJER CUIDA EL NIDO”

    ¡Este otro mito ha traído tantos dolores de cabeza! Supone creer que la Biblia es un libro de roles que
    enseña las tareas que “el hombre debe hacer y la mujer debe hacer” y eso es falso.
    La Biblia establece un sentido de amor mutuo, de libertad y de responsabilidad mutua, pero no
    enseña tareas, porque las tareas o los roles son algo cultural. Hoy sabemos que cuanto más rígidos
    son los roles en un hombre y en una mujer, más atracción hay hacia la violencia familiar, que tanto sufre
    nuestro continente latinoamericano.
    Por ejemplo, se han enseñado los siguientes roles: el hombre es el que gana el dinero, el que lidera, el que toma las decisiones, el racional, el fuerte, el que cuida, el hombre no llora porque es macho. La mujer: es débil, la llorona, la que cuida a los hijos, la que cocina, etc.
    Esto es mentira. Suponer que el hombre es racional y la mujer es más emocional es una incoherencia. Ambos
    somos racionales y emocionales. Que alguna persona haya desarrollado más la característica racional que
    la emocional, la artística que la metódica, la espontánea que la habitual, no generaliza.
    Pero vayamos al tema de los roles culturales. Supongamos una pareja donde ella tiene trabajo y él no
    y entonces él debe cuidar a los niños, hacer las tareas del hogar, y ella trabajar y traer el sustento desde
    afuera. Eso no es pecado, no está mal.
    Supongamos otro matrimonio en los que ambos trabajan, como sucede en gran parte de nuestro
    continente y ambos son responsables, ya que ambos están fuera del hogar trabajando, de llegar y hacerse
    la comida, lavarse la ropa, cuidar a los niños, eso tampoco está mal.
    Y que el esposo trabaje y la mujer no, tampoco esta mal, pero no se debe llegar a extremos peligrosos, ambos deben ponerse de acuerdo.
    Es decir que cada pareja establece de acuerdo a sus culturas, metas, anhelos y deseos. Sin embargo
    tenemos que establecer algo bien importante. Cuando el Génesis dice: “No es bueno que el hombre esté
    solo, le haré ayuda idónea”, no dice que no es bueno que el hombre esté soltero. No es un tema de
    estado civil, sino de sueños y de metas. Dios dice: “No es bueno que el hombre esté solo”. La expresión
    “ayuda idónea” significa en hebreo “una ayuda para resolver un problema” (Ayuda del hebreo EDSER, esta es la palabra utilizada para referirse a ayuda idónea, y también es la misma palabra utilizada cuando se refiere a que Dios es quien nos ayuda; eso quiere decir que ayuda no es motivo para inferiorizar o subordinar a la mujer, no quiere decir que la mujer es superior al hombre, pero tampoco es inferior (ambos son iguales), lo que quiere decir es que no es subordinada, porque si se usa para hablar de Dios, sabemos que EL es superior a nosotros, y hay que tener cuidado como interpretan las Escrituras.). ¿Cuál era el problema? Como
    el hombre iba a gobernar la tierra allí Dios pone a la mujer para que juntos puedan ayudarse a gobernar.
    No era: “la mujer servir a Adán” sino: “servir con Adán”. Había allí un destino compartido. Por eso
    Satanás les dice: “¿Con que Dios les ha dicho…?” Siempre Satanás les habla en plural: “No morirán”…,
    Porque él sabía que ambos estaban gobernando la tierra. (Adam también es un genérico, Génesis 5:2, Adam significa ser humano, sin sexo, eso quiere decir que ambos gobiernan)

    Para gobernar la tierra Dios hizo una compañera que gobierne con él. Es decir, que la mujer no fue
    creada para apoyar al hombre en el gobierno sobre la tierra, sino para gobernar con el hombre.
    Considerar que Dios es masculino realmente es un absurdo, Dios es Espíritu y no es hombre ni mujer. La Biblia dice: Dios no es hombre para que mienta…… ahí vemos claramente que Dios no es ser humano. Somos creados a su imagen, no física (Entiéndase, Dios es Espíritu) Se refiere a que tenemos conciencia, razón, inteligencia y poder de decisión.
    Hay personas que dicen que solo el hombre es creado a la imagen de Dios, y la mujer no, eso es una herejía. Debo aclarar también lo siguiente: Cuando la Biblia dice que el hombre es gloria de Dios se refiere a que refleja la belleza y grandeza de Dios, porque Dios es ser supremo, y cuando dice que la mujer es gloria del hombre se refiere a que la mujer es la belleza del hombre (Hay que admitir que Dios le dio a la mujer una belleza particular y especial, tanto física como emocional, pero también al hombre le dio sus virtudes), Adán fue hecho de tierra refinada, y Eva de tierra doblemente refinada. El hombre es cabeza y la mujer su corona.)

    No podemos ni debemos pretender poner toda la carga en el esposo o la esposa, ya que de ser así se sobre-cargarían, es algo así como pasa con el motor de un carro, sino se ayuda (Si no se le echa agua y aceite) llega un momento en que el motor se sobre-calienta y empieza a echar humo y ya no funciona bien, y ni aun echándole agua se compone, hay que dejarlo descansando o repararlo, y en ultimas instancias, reemplazarlo por otro motor nuevo. Así pasa con las parejas, las tareas, responsabilidades y triunfos deben ser compartidos, no sea que pase como en muchos matrimonios que aparentaban estar bien, y un día dé repente se divorciaron y todos nos preguntamos ¨Por qué si se veían tan felices?¨

    Cuanto más rígidos son los roles peor los efectos sobre las personas. Lo hemos visto en cantidad de
    hombres homosexuales que hemos atendido, donde les enseñaron que el hombre es el macho y la mujer
    es la débil, que el hombre tiene que proveer y un montón de cosas, de ideas, que han lastimado
    y castrado a miles de jóvenes y niños, llevándolos por caminos equivocados en su identidad psico-sexual.
    Esto que nació fuertemente en la Revolución industrial donde el hombre salía a trabajar y la mujer
    cuidaba a los niños, realmente es algo equivocado. Por eso Pablo dice en Efesios: “Padres criad a
    vuestros hijos, porque vuestros hijos necesitan del papá y de la mamá”. No es el papá el que le debe
    hablar de sexo al niño y la mamá a la niña, sino que el papá debe enseñarle a la hija y al hijo y la mamá
    lo mismo, porque ambos hijos nuestros necesitan ambas imágenes interiorizadas, una imagen masculina
    sana y una imagen femenina sana.
    Preguntémosle sino a cualquier muchacho homosexual, que nos diga donde estaba su papá, nos va a
    hablar de un papá pasivo, ausente, que nunca participó, que nunca estuvo activo en la vida de su hijo, por
    eso Pablo escribe en Gálatas 3:28: ”Ya no hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay hombre
    ni mujer, todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”. Ante Dios somos iguales, Dios no hace acepción.
    Oro para que Dios levante matrimonios donde ambos se hagan cargo de los hijos en la crianza, en el
    amor y en el respeto y no sencillamente sea el hombre el que trabaja y trae el dinero y se olvida de su responsabilidad como padre y esposo, o la mujer la que los cría sobreprotegiéndolos, sino ambos poniendo límites, enseñándoles la Palabra, orando con ellos y por ellos. Un equipo que sea unido por el amor que se tienen.
    Algunos hombres inmediatamente sacan Proverbios 31 hablando de la mujer virtuosa, no leyendo
    correctamente el pasaje, donde la mujer está metida activamente en los trabajos y en los negocios: versículo 3,
    fabrica ropa; versículo 15, contrata otras mujeres; versículo 24, trabaja en el mercado libre, desarrolla
    compra-venta inmobiliaria, y en el desarrollo agropecuario; versículo 16, hace trabajo de caridad o de
    ayuda social; versículo 20, una mujer maravillosa que no tiene ningún tipo de límite.

    5. “EL TIEMPO SANARÁ MI MATRIMONIO”

    Hay mujeres que tienen un potencial increíble pero no lo desarrollan porque creen que porque el
    marido es jefe del hogar, ellas no pueden liberar sus dones ya que tiene que “esperarlo” a él, y esto
    es falso. Hemos visto también otra variante: que en el fondo no quieren que sus maridos se conviertan.
    Ellas vienen a la iglesia, trabajan, se sienten libres alejadas de él, que las vigila y las controla; en el fondo no
    quieren que el marido se convierta porque han logrado un espacio donde son reconocidas.
    Hemos observado que muchas mujeres se refugian en la iglesia como un modo de escapar del hogar: son
    profetas, tienen sueños proféticos, visiones para todo el mundo y predican (Aunque aun hoy día en algunas iglesias se lo prohíben predicar, manteniendo asi dogmas de hombres), pero en el fondo lo que están haciendo es escapar de una realidad angustiante en su hogar porque no quieren enfrentarla para resolver los problemas.
    Este mito supone que enterrar los problemas, guardarlos o refugiarse en la iglesia hará que, mágicamente,
    Dios intervenga y un día lo cambie. Debemos saber que el tiempo no cambia nada, que los problemas se
    resuelven cuando los enfrentamos, los hablamos y buscamos a Dios y ayuda profesional.
    Mucha gente ha venido a decirme: “Mi matrimonio no funciona, me voy a separar”, y yo les preguntaba
    si hicieron una terapia de pareja o terapia individual y ella o él responden: “no”, y tampoco quieren hacerla
    porque, en el fondo, eso demuestra la rigidez que hay de no querer revisar y darse cuenta que cuando una
    pareja no funciona, ambos están haciendo cosas que los dos deben modificar.
    Otra frase que se ha enseñado es que “el esposo es sacerdote del hogar”. Esta es otra cosa que se repite sin
    el más mínimo análisis y esto también demuestra que la gente no lee las escrituras, porque 1 Pedro 2:9 nos
    enseña que todos los creyentes, solteros, casados, hombres y mujeres, niños y adultos, todos somos sacerdotes delante de Dios. Y el Jefe de sacerdotes es Cristo, el principal Sacerdote.

    Hay mujeres que creen que, como ellas son santas y el marido es incrédulo, él las va a contaminar.
    Recuerdo el caso, cuando teníamos un programa de radio, de una mujer que me llamó y me dijo:
    “Pastor, mi marido no es cristiano, y yo si. Me dijeron que si yo tengo una relación sexual con
    él, él me contamina, pero otro me dijo que yo lo santifico. ¿En qué quedamos, el me contamina
    o yo lo santifico?”
    Hay mujeres reprimidas sexualmente a las que les enseñaron que lo sexual era pecado, que estaba mal,
    que cambiar de posiciones o de lugar donde tener la intimidad, era pecado, y han transmitido conceptos
    represivos que han hecho que muchos hombres, obviamente, se alejen todavía mas de una fe arcaica,
    equivocada y que no funciona y se aleje de ellas.
    En resumen, querida mujer, si tu marido no es cristiano, serví al Señor, libera los dones, pero está atenta
    para no usar la iglesia todos los días como refugio para escapar, y hablarle a todo el mundo
    como una manera de evadirse de tus propios conflictos en la casa. Los conflictos hay que resolverlos.

    6. “LA MUJER NO PUEDE SER PASTORA O PREDICAR”

    (Para mayor detalle del tema les recomiendo leer la exegesis histórica-gramatical completa sobre la interpretación Biblia y el papel de la mujer, escrita por Margarita Muñiz)

    Este mito sostiene que la mujer no puede liderar, argumentando innumerables pasajes bíblicos, y muchas
    iglesias se han privado de los dones, la capacidad y la unción de muchas mujeres llamadas al ministerio.
    Aquí en Presencia de Dios, más de la mitad de los 46 pastores son mujeres. Dios no trabaja con
    sexo, trabaja con corazones rendidos a Él, no trabaja con identidad de género, Dios trabaja con gente
    llena del Espíritu Santo.
    De pequeño yo iba a una iglesia muy conservadora donde se discutía si las mujeres tenían dones o no.
    Que la mujer, me enseñaron a mí, “calle en la congregación”, que no hable, que no opine, que no diga y,
    mucho menos, que lidere o pastoree.
    Innumerables pasajes en la Biblia, ya conocidos por todos, nos hablan del liderazgo de la mujer como
    por ejemplo las hijas de Zelofehad en Números 27:1-11; el caso de Débora; el caso de las mujeres que
    servían al Señor con sus bienes y estaban en el equipo de liderazgo de Jesús.
    Querido pastor, quiero animarte a matar “la vaca sagrada” de conceptos equivocados que nos han
    enseñado, o peor aun, de malas experiencias con mujeres, que no se trata de una “mujer mala”, sino de la
    actitud de la carne que no es privativa de ningún género.
    Durante años se enseñó que las mujeres eran para cuidar a los niños, o que su primer ministerio era ser
    madre, segundo apoyar a su esposo, o sencillamente estar en alabanza y en adoración.
    Recuerdo, cuando era adolescente, que en una oportunidad salíamos a buscar a unos niños para la
    escuela bíblica y una de las chicas oró habiendo muchachos presentes, un joven, inmediatamente fue al pastor a decirle que ella había orado delante de un hombre, cuando la Biblia enseñaba que la mujer debe callar
    delante de los hombres y una sarta de enseñanzas tontas, necias. Oro a Dios, porque Él levantará mujeres
    pioneras como Sifrá y Fúa, que desobedecieron el edicto de faraón cuando se les ordenó matar a todos
    los niños israelitas (Éxodo 1:15-21), o como las hijas de Zelofehad, como Débora, como Ruth, como
    María, y un montón de otras mujeres que trabajaron con Pablo.
    Uno de los argumentos que he escuchado es que Jesús no eligió mujeres discípulas, no nombró apóstoles
    mujeres, pero eso es un argumento sin sentido, porque en caso, entonces, de seguir esa línea de
    argumento cada pastor:
    a) tendría que elegir doce
    b) todos tendrían que ser de Galilea
    c) todos tendrían que hablar en arameo
    Estoy convencido de que estas ideas basadas en “racionalizaciones”, lo único que están mostrando
    es el machismo imperante en muchos líderes que compiten con las mujeres y que no soportan
    trabajar en equipo.
    Algunos dicen que en 1 Pedro 3:7 dice que la mujer es vaso mas frágil y por eso no puede liderar en el
    ministerio. Esto es falso también. Pedro está pensando las múltiples persecuciones que las mujeres han sufrido históricamente y religiosamente. Pero bajo ningún concepto está pensando que la mujer es más débil.

    Por supuesto que hay características distintas en el hombre y en la mujer, características emocionales,
    psicológicas, culturales. Sí, podríamos decir que somos distintos, no cabe duda, pero eso no quiere decir
    que somos inferiores al otro.
    Algunos hombres son como el malvado Abimelec que cuando aterrorizaba al pueblo de Dios, una mujer,
    que no sabemos su nombre, le tiró una piedra desde un techo y le rompió el cráneo (Jueces 9:53-55). Abimelec, enojado, pidió a su escudero que lo matara para que nadie dijese que una mujer lo había vencido.
    Así algunos hombres prefieren morir antes que aceptar las capacidades de las mujeres.
    Cuando María se echo a los pies del Señor, Marta entró en un ataque de ansiedad limpiando la casa
    porque las mujeres tenían prohibido sentarse a los pies de un rabino, y mucho menos echarse a los pies,
    porque cuando un rabino iba a la casa, inmediatamente los hijos varones eran los que podían aprender.
    Echarse a los pies significaba que en el día de mañana iba a ser maestro. Cuando Marta vio a su hermana
    no solamente sentarse a escuchar, sino echarse a los pies, porque María quería ser líder, Jesús le dijo:
    “Marta, María eligió la mejor parte, y no se le será quitada”.
    Ojalá que el testimonio de las “Marías” que han sido valientes, pioneras, líderes, puedan estimular a que otras
    “Martas”, engañadas en las tareas del hogar, puedan echarse a los pies del Señor y liberar su potencial. (No digo que no hagan nada en el hogar y en sus empleos seculares, sino que trabajen también en la obra, todo debe tener un equilibrio)
    Muchos hombres cuando leen esto, inmediatamente dicen: “Esto es feminismo, esto es liberación de la
    mujer”, e inmediatamente etiquetan y rotulan poniéndole algo malo a lo que estamos enseñando, sencillamente demostrando su inseguridad.
    No estamos hablando de feminismo, ni de machismo, sino de trabajo en equipo, mutua responsabilidad,
    mutuo amor y un liderazgo de equipo.
    Jesús tenía mujeres en su equipo, Lucas 8: 1-3 dice que junto con los doce había mujeres: María
    Magdalena, Juana, Susana, y otras que le servían con sus bienes.
    No es el objetivo de este artículo analizar todos los pasajes. Hay muchos libros muy buenos que
    analizan y profundizan todo el tema teológico. Sencillamente, estoy removiendo en este artículo, querido
    pastor y consiervo, ideas que no nos han servido, que nos han lastimado y que no funcionaron.
    Tenemos mujeres líderes como Priscila (Hechos 18:18-21), Febe (Romanos 16:1-2), Junías (Romanos 16:7), Ninfas (Colosenses 4:14), Evodia y Síntique (Filemón 4:2-3) y un montón más.

    7. “LA MUJER CALLE EN LA IGLESIA”

    Quiero poder arrojar algunas ideas claves para entender estas enseñanzas transmitidas equivocadamente.
    1 Corintios 14: 34-35: “Vuestras mujeres callen en las congregaciones porque no les es permitido
    hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en
    casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación”. (Cuando aparece en la Biblia la palabra ley en minúscula, se refiere a dogmas de hombres)
    A partir de aquí se ha enseñado que las mujeres no pueden orar, cantar y menos predicar u orar delante
    de un hombre, sí pueden cuidar a los niños, estar en el coro, y enseñar mujeres, etc.
    Algunos estudiosos han dicho que estas mujeres de Corintios, sentadas en algún lugar especial todas
    juntas, lo que hacían era ponerse a hablar, creando un murmullo, hablando fuera de lugar, fuera de tiempo,
    lo que generaba distracción y ruido permanentemente en la congregación, como en muchas iglesias cuando
    se llaman a los de primera vez, o a los que se van a bautizar, y la gente lo toma como un recreo para
    poder conversar con el que está al lado. Esto es sencillamente, porque a la mujer no se le enseñaba, y como ahora estaban teniendo tal privilegio de aprender no sabían como comportarse, en tal caso lo recomendable seria pedir que guarden silencio, sea mujer o sea hombre.
    Sería como un letrero que dijese “silencio” en una biblioteca, pero tomar desde allí ese cartel y usarlo
    para todos los ámbitos de la vida sería algo equivocado.
    Justamente cuando Pablo dice: “Pregunten en casa a sus maridos”, lo que está diciendo es que la
    mujer puede aprender, puede crecer, o sea justamente está quebrando la ley de que la mujer no tenía por
    qué ser enseñada (Como no sabían como comportarse en la congregación y al preguntar creaban alboroto, debían preguntarles a sus esposos, los cuales desde niños habían recibido educación, pero eso no puede seguir como costumbre, ya que hoy día en nuestra cultura, la mujer desde niña se le permite ir a la escuela y prepararse y por ende sabe comportarse y de esa manera puede participar en las reuniones de la iglesia, eso es lo mas sano, Bíblico y humanístico, el derecho a la educación). Por eso Pablo ordeno a Febe como diaconisa y a Junias como apóstol, sería contradictorio que ahora Pablo diga que es indecoroso que una mujer hable cuando en otros lugares ordenó mujeres.

    Si la mujer sabe comportarse, puede preguntar a quien este predicando o dando un estudio, lo mismo aplica para el hombre.

    En el versículo 34 y 35 Pablo está tomando frases y palabras que ellos le habían escrito, los Corintios,
    y se las contesta en el versículo 36. Tenemos que saber que el idioma griego no tiene comillas, sino que se
    utiliza un símbolo similar a la N, que puede citar un texto para denotar que fue tomado de otra fuente.
    Entonces al final del versículo 35 aparece esta N con acento grave doble, como que Pablo está citando un
    texto (para profundizar este aspecto ver el libro de Cunningham/ Hamilton, “¿Por qué no la mujer?”,
    Editorial Jucum, 2003, p. 196 y 197)
    Por ejemplo en 1 Corintios 7:1 Pablo cita una carta que le habían enviado los líderes de Corinto: “En
    cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno les sería al hombre no tocar mujer”, allí muestra que
    está citando una frase de ellos. Recordemos que la iglesia de Corinto tenía cantidades de ideas equivocadas,
    de que el cuerpo era malo, de que ser soltero era superior, de que tener relaciones sexuales era pecado, y entonces Pablo necesita ir aclarando innumerables ideas equivocadas, como esta herejía: “No toqueis mujer” o “bueno le sería al hombre no tocar mujer”, allí está aclarando y contestando. Lo mismo hizo en Corintios 14:34-36 donde escribe, miremos el pasaje: “¿Acaso ha salido de vosotros la Palabra de Dios, solo a vosotros ha llegado? Si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor. Mas el que ignora, ignore” (1 Corintios 14: 36 al 38)
    Pablo está diciendo: ¿Cómo, ustedes están creyendo que salió palabra de Dios de ustedes, diciendo la
    barbaridad que están enseñando? Por eso cuando él les dice en el versículo 34: “Como también la ley lo
    dice”, les está mostrando que ellos estaban citando leyes fuera del Antiguo Testamento porque en éste no
    hay ninguna ley que prohíba a la mujer hablar. Entonces, ellos estaban citando leyes ajenas a las escrituras,
    recordemos que los rabinos basaban su fe en un inmenso volumen de comentarios inspirados por otros
    rabinos, y que eso se transmitía oralmente.
    Lo mismo el pasaje de 1 Timoteo 2:11: “La mujer aprenda en silencio con toda sujeción” parecería
    como negativo, pero Pablo lo estaba usando positivamente: la mujer puede aprender, con un buen espíritu
    puede crecer. Recordemos que en la época, los rabinos judíos enseñaban que era algo perverso que las
    mujeres enseñaran la ley y Pablo está dinamitando todos esos conceptos.
    Pablo estaba pensando en cierta mujer efesia promotora de falsas enseñanzas cuando le escribió a
    Timoteo, o sea que Pablo ordenó callar a todos los falsos maestros, ya sean hombres o mujeres. Incluso
    Pablo los cita: Imenea, Alejandro, Fileto, etc.
    Esta frase en el original se tendría que traducir por un imperativo, no es una sugerencia, la mujer tiene
    que aprender y justamente Pablo está empujando a la mujer a crecer, a liderar. La expresión “aprenda en
    silencio”, o “quietamente”, significa “en paz”, no en conflicto, no en guerra. Hay tiempo para hablar y tiempo para callar.
    En 1 Timoteo había mujeres también enseñando falsas doctrinas y mujeres que no estaban entrenadas
    ni preparadas para el ministerio público y Pablo lo que está haciendo es animándolas a prepararse. Como
    en muchas iglesias de hoy, hay gente que lidera, enseña, y no han sido entrenados, formados, ni tienen
    deseos de superarse.
    Donde dice la mujer no ejerza dominio, la palabra es “authenteo” que no significa “dominio”, sino algo
    violento, tiene una connotación de lastimar y Pablo está frenando actitudes que lastiman a los demás.
    De allí 1 Timoteo 2:12 dice: “Porque no permito a la mujer enseñar ni ejercer dominio sobre el
    hombre”, está hablando en contra de la violencia.
    Recordemos que cuando Jesús estuvo entre nosotros no habló directamente para abolir la esclavitud;
    sin embargo, la minó con conceptos como amar al prójimo como a uno mismo, dado que no se podía
    tener un esclavo y amarlo como a uno mismo.
    Lo mismo hizo Pablo cuando les dijo a los amos: “Traten a los esclavos de la misma manera que ustedes desean ser tratados”, no se puede amar y esclavizar de la misma manera. Son maneras indirectas de minar conceptos arraigados popular y culturalmente dado que la esclavitud era un aspecto político ligado a la economía de la cultura. Y Pablo tiene que batallar contra eso de una manera sabia.

    Dice Joel que: “Después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros
    hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones y también
    sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi espíritu en aquellos días”. Oro para que este
    pasaje se cumpla en nuestro tiempo.
    Es interesante que cuando Jesús decía que Él era “el Hijo del Hombre” incluyó los dos géneros, sería
    mejor traducir “hijo de hombre” como “ser humano” o “persona”, dado que la palabra que allí utiliza es
    “ántropos” que involucra a los dos. Jesús nunca utilizó el término griego “aner” que describe solo al
    género masculino traducido como varón, hombre es un genérico en este caso.
    Cuando Jesús revela a Dios Padre, no lo revela como un ser masculino la palabra “abba” o “ab”
    significa “fuente de quien uno depende”. Considerar que Dios es masculino realmente es un disparate, tampoco podemos pensar que es mujer.
    Recordemos que Pablo está batallando contra tres culturas totalmente paganas: la romana, la griega, y
    la judía, llena de patriarcalismos, de machismos e ideas erróneas. Hoy Pablo estaría luchando contra la cultura latinoamericana, herencia de aquellas tres culturas.
    Mujer y hombre son compañeros, no objetos de propiedad el uno del otro, es decir; ambos son uno solo como esposos.

    HAY DOS MODELOS DESDE EL PUNTO DE VISTA PSICOLÓGICO: EL DEL HOMBRE Y EL DE LA MUJER,
    QUE HAN HECHO MUCHO DAÑO:

    1) Hombres dominados por su necesidad
    Es el típico egoísta. Su lema es “dame lo que yo quiero, alguien tiene que aliviar mi dolor” y cree que la
    mujer es una ayuda glorificada que tiene que satisfacerle las necesidades.

    2) Hombres dominados por su dureza
    Su lema es “no te necesito a vos ni a nadie, soy macho, el duro”. Empuja a los demás a estar fuera de
    ellos, a evitar las conexiones, y considera a las mujeres como unas debiles, unas tontas, lo único que
    ellos necesitan es sexo. Confunden sensibilidad con dureza, fortaleza con dureza, amor con control.

    En las mujeres he observado también dos modelos equivocados:

    1) La mujer como mamá
    Sobreprotege, cuida, atiende, ayuda al hombre y él funciona como un niño caprichoso hasta que el
    “nene” se busca otra mujer para engañar a la “mamá”.

    2) La mujer niña
    Que es la mujer mantenida, que no piensa, que necesita un papá que la cuide, que le diga lo
    que hay que hacer, y que le enseñe.

    Estos cuatro modelos anti-bíblicos, errados, patológicos, tienen que ser desterrados de nuestras concepciones
    Matrimoniales.

    8. “CONVIVIR ES LA MEJOR MANERA DE CONOCERNOS”

    Este mito supone que cuando una persona conoce a alguien, lo mejor sería ir a vivir juntos, para probar
    ese gran mito de la incompatibilidad sexual. Esto es totalmente falso dado que la sexualidad se aprende
    juntos. Nadie necesita quemar etapas, Dios quiere que disfrutemos cada etapa. Yo le digo a la gente adulta
    cuando se ponen de novios: “No quemen etapas, disfruten del noviazgo”.

    Algunos dicen: “Bueno, pero ya estamos grandes”… Justamente, porque cuanto más grande es uno,
    más mañas, ritos, y hábitos instalados tiene. Por eso es mejor tomarse el tiempo para conocerse, salir,
    disfrutar y luego sellar esa unión nacida del amor a través del matrimonio.
    Quiero aclarar aquí también, que Dios ha creado la sexualidad dentro del pacto matrimonial. Yo se los
    enseño a los jóvenes de la siguiente manera: cuando una persona va al colegio no puede ir al director y
    decirle: “Bueno, señor director, yo amo al colegio, el colegio me ama a mí, déme el título”. El director
    nos dirá: “Vos amás al colegio, el colegio te ama a vos, pero tenés que terminar 5to año para recibir
    el título”.
    Así la sexualidad es un título que Dios nos da al haber cursado exitosamente un noviazgo y cuando uno
    decide casarse entonces la sexualidad pasa a ser parte de ese sello de pacto matrimonial.
    Debemos disfrutar cada etapa, disfrutar el noviazgo, tomarnos tiempo para conocernos. He visto
    mucha gente que se va a convivir rápidamente, no pueden estar solos por miedo al abandono; llevan a
    otros, al novio o a la novia a vivir a su casa y esto siempre trae malestar, conflictos. Iniciar un proyecto sin
    que Dios lo respalde es para que luego crezca mal.

    9. “DIOS TIENE A UN HOMBRE ELEGIDO PARA MÍ O UNA MUJER PARA MI (según sea el caso)”

    Este es uno de los mitos mas frecuentes establecidos respecto al noviazgo que se ha enseñado en las iglesias.
    Este mito supone pensar que Dios tiene a alguien que eligió para nosotros. Muchos se han trastornado con esto porque les gusta alguien y piden las famosas “señales”: “Señor ¿es ésta la persona que Tú tienes para mí? La voluntad de Dios es encontrar alguien que te ame, que vos ames y que juntos amen al Señor.
    Si mis hijas vienen y me preguntan: “Papá, ¿cuál es la voluntad tuya para mí?” Yo no le diría: “Que
    te cases con éste o con el otro, le diría que encuentres alguien que vos ame, que te ame y que juntos
    amen al Señor. Esa es mi voluntad”.
    Entonces, no se trata de ver cual es el “indicado”, sino que la misma voluntad es que haya amor, por
    eso el noviazgo es tan importante. Eso no significa andar probando con uno o con otro, porque con la
    emociones no se juega. Se trata de poder ver en el tiempo si nace el mutuo amor y el mutuo amor del
    Señor. Esa entonces es la voluntad del Señor.

    10. “EL APEGO A LA FAMILIA DE ORIGEN ES LA VERDADERA
    UNIDAD”

    Este mito sostiene que cuanto mas intimidad guarde una mujer con sus padres, y un hombre con sus
    padres hace que la pareja más se fortalezca.
    Hay dos tipos de modalidades en este sentido:

    1) EL MODELO CENTRÍPETO
    Es el modelo de la familia “todos pegoteados”, “todos para uno y uno para todos”, el modelo del
    programa Los Campanelli o la familia Ingalls donde no hay diferencias entre los miembros. Comen todos
    juntos, salen todos juntos, se bañan todos juntos, si se convierte uno se convierten todos, si se aparta uno
    se apartan todos.

    2) EL MODELO CENTRÍFUGO

    Su lema sería “yo no me meto con vos, vos no te metas conmigo”. Son esas familias donde cada uno
    se crió en su mundo. Cuando vos le preguntás al muchacho “en qué estaba tu papá o en qué estaba tu
    mamá”, te dice: “No sé, nunca hablábamos, nunca compartíamos nada”.

    Hay familias que vienen de este modelo pegoteados y eso hace la dificultad de poder independizarse.
    Pensemos si él y ella vienen de un modelo pegoteados donde les va a costar unirse porque antes cada uno en vez de consultar entre sí, consultará con sus padres: el domingo al mediodía irán a comer a la casa de uno y el
    domingo a la noche a la casa del otro, y el problema viene cuando nacen los nietos, ¿quién los va a criar?
    Por eso, el principio bíblico es: “Dejará el hombre a su padre y a su madre, también la mujer debe dejar a su padre y a su madre”, y ese dejar tiene que ser el dejar económico, emocional, lograr una independencia espiritual y ser uno solo. Eso no significa no verse, no amarse, no compartir cosas. No estamos hablando de eso, sino de lograr una independencia interior donde la pareja se fortaleza y donde sean ellos ahora los que se gobiernen.
    Querido pastor, espero que te haya sido de bendición y de luz estos principios y estos mitos, por
    supuesto como siempre, respetando a quien piense distinto. Nosotros aquí, en Presencia de Dios, enseñamos
    estos conceptos, que han traído verdadera liberación y bendición a más de un matrimonio.
    Oro a Dios para que levante una nueva generación de familias mas sanas, más bendecidas y más poderosas.
    LA RED APOSTÓLICA PRESENCIA ESTA COMPUESTA POR MAS DE 2364 PASTORES DE 52 NACIONES QUE ESTAN SIENDO UNIDOS Y FORMADOS EN UNA NUEVA MENTALIDAD DE AVIVAMIENTO.
    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS – 2006 – RED APOSTÓLICA PRESENCIA, PASTORES BERNARDO Y ALEJANDRA STAMATEAS, MINISTERIO PRESENCIA DE DIOS.
    SE PERMITE SU REPRODUCCIÓN Y USO SIEMPRE QUE SE MENCIONE EL AUTOR Y LA FUENTE:
    http://www.presenciadedios.com
    Nota: he sustituido algunas palabras del escrito original como estupideces por incoherencia, y ridiculeces por absurdos. Debido a que en Argentina es normal y común en cristianos el uso de dichas palabras incluso en una predica, pero en los venezolanos nos puede caer mal, por que no son comunes estas palabras en nuestro vocablo como cristianos que somos. También cambie varón por hombre para actualizar el vocablo. He citado fragmentos extraídos de otra fuente como aval a lo que expone el autor, los cuales son: Mathew Henry, donde dice que Adán es cabeza y Eva su corona. Y la exegesis histórica-gramatical escrita por Margarita Muñiz, algunos fragmentos de mi autoría, los cuales están escritos en cursivas junto a los de Margarita Muñiz. Les anexo también el interlineal del texto griego koiné-español, el cual use como fuente http://www.labibliaparalela.com escrito en griego-ingles, y yo traduje de ingles al español, y es solo como referencia.
    Recomiendo meditar en:
    Filipenses 2:3-4, Colosenses 3:12-15, 1ra Corintios 13, Romanos 12:10, Gálatas 5:13, Gálatas 6:2, 1Tesalonicenses 4:18.
    Libros recomendados: La Santa Biblia y el desafío del amor por Stephen and Alex Kendrick with Lawerence Kimbrough.

    Texto original griego koiné: Efesios 5:21-25 ΠΡΟΣ ΕΦΕΣΙΟΥΣ 5:21-25
    21 Ὑποτασσόμενοι ἀλλήλοις ἐν φόβῳ Χριστοῦ,
    Upotassomenoi allēlois en phobō christou
    Someteos unos a otros en el temor del Señor
    22 αἱ γυναῖκες τοῖς ἰδίοις ἀνδράσιν ὡς τῳ κυρίῳ,
    Ai gunaikes tois idiois andrasin ōs tō kuriō
    Así mismo las esposas a sus propios esposos asi como lo estan con Cristo,

    23 ὅτι ἀνήρ ἐστιν κεφαλὴ τῆς γυναικὸς ὡς καὶ ὁ Χριστὸς κεφαλὴ,
    Oti anēr estin kephalē tēs gunaikos ōs kai christos kephalē
    Porque el marido es cabeza de su mujer como también Cristo es cabeza
    τῆς ἐκκλησίας αὐτὸς σωτὴρ τοῦ σώματος•
    tēs ekklēsias autos sōtēr tou sōmatos.
    de la iglesia y EL (Cristo) mismo es salvador de la iglesia.
    24 ἀλλὰ ὡς ἡ ἐκκλησία ὑποτάσσεται τῷ Χριστῷ, οὕτως καὶ αἱ γυναῖκες
    Alla ōs ē ekklēsia upotassetai tō christō outōs kai ai gunaikes
    Asi como la iglesia esta sujeta a Cristo asi también lo estén las esposas
    τοῖς ἀνδράσιν ἐν παντί.
    Tois andrasin en panti.
    Con sus esposos en todo.
    25 Οἱ ἄνδρες, ἀγαπᾶτε τὰς γυναῖκας, καθὼς καὶ ὁ Χριστὸς ἠγάπησεν τὴν ἐκκλησίαν
    Oi andres agapate tas gunaikas , kathōs kai o christos ēgapēsen tēn ekklēsian
    Los esposos deben amar a sus esposas, asi como Cristo amó a la iglesia
    καὶ ἑαυτὸν παρέδωκεν ὑπὲρ αὐτῆς,
    kai eauton paredōken uper autēs
    y se entrego así mismo por ella dando su vida,
    Aquí podemos ver claramente que el texto griego original en que se escribió el Nuevo Testamento, inspirado por Dios, para cabeza usa el termino κεφαλὴ- kephalē-kefale, que significa origen o procedencia, nacimiento, no significa autoridad ni poder ni dominio.
    Y para sujetarse usa el término Ὑποτασσόμενοι-Upotassomenoi que significa estar ligado a, conexión…. Y no obediencia a superior jerárquico. El someterse aplica a todo creyente sea cual sea su genero, raza y condición social, Efesios 5:21.
    Espero que les haya sido de ayuda este estudio
    Acerca del autor:
    Nacido en el barrio porteño de Floresta, de ascendencia griega y padres ex-ortodoxos de Tesalónica, Bernardo Stamateas tiene habilidad para el ajedrez, el clarinete, el saxofón y es amante de la filosofía. Estudió dos licenciaturas al mismo tiempo, Psicología y Teología. Ya con los títulos bajo el brazo, sintió interés por la sexología clínica y acudió a las cátedras del psiquiatra y sexólogo Juan Carlos Kustnezoff.. , luego de una extensa pasantía en el Hospital de Clínicas sintió que su vocación era otra: “Ayudar a que la gente tenga mejor calidad de vida y a que alcance la paz espiritual con la ayuda de Dios. El medio fue la doctrina evangélica”. Stamateas es Pastor, Doctor, licenciado, conferencista internacional, escritor y fundador del Ministerio Presencia de Dios, quien junto a su esposa Alejandra Stamateas, también Licenciada en Teología, pastora y conferencista internacional, trabajan por la obra del Señor.
    Stamateas trabajó ocho meses “ad honorem” en la Casa Rosada: “Contestando cartas que le enviaban al fallecido ex presidente Argentino Néstor Kirchner”. Y se convirtió en el asesor psicológico de Atlas, el club de fútbol de Primera D.
    Lo leen en las principales bibliotecas del país, sus libros comparten estante con Horacio Verbitsky. Así es la vida de este reconocido pastor evangélico.
    El secreto para un matrimonio amoroso, feliz y duradero, es Dios, porque Dios es amor…

  4. Margarita dijo:

    Me gustaría recibir ayuda pues estoy pasando por un problema relacionado con la autoridad de los pastores en mi vida. Cómo puedo comunicarme con ustedes??

  5. Raul Montoya dijo:

    En total desacuerdo con este estudio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s