UNA IGLESIA QUE VA A LA APOSTASIA

Mario  E. Fumero

 Querido lectores: No quiero que se asusten por el titulo, si son pentecostales, pues al terminar el mismo comprenderán lo que quiero decir. Busco con este, darle al pueblo de Dios, a la iglesia pentecostal, un mensaje de alerta.

 El siglo anterior (XX) comenzó con un maravilloso derramamiento del Espíritu Santo el cual dio origen al movimiento Pentecostal. Este análisis no menoscaba la realidad ni la obra del Espíritu en sus manifestaciones bíblicas, sino que expone los abusos que en nombre del Espíritu se han cometido y se cometen; y la condición de libertinaje espiritual que viven muchas congregaciones las cuales no han podido fundamentarse en la doctrina bíblica y de los apóstoles, por lo que son presas de todo tipo de ideas extravagantes que no se ajustan al fundamento dejado en la Palabra, por el Señor Jesús y sus apóstoles.

UN EJEMPLO ANTIGUO, Si Dios nos ha dejado un Antiguo Testamento con la historia del pueblo israelita, incluyendo en ello los errores, fracasos y virtudes, es porque tenemos en sus ejemplos valores que nos ayudan a comprender a nosotros el peligro que puede afrontar la iglesia si reincide en los mismos errores del pasado, pues la historia siempre se repite. Dios ha formado en Cristo un pueblo de toda tribu y lengua, el cual es actualmente el Reino de Dios en la tierra, y éste se denomina “la iglesia”, así pues examinaremos el primer pueblo de Dios (los judíos) y veremos cuales fueron las causas de sus fracasos como pueblo escogido y como portadores del mensaje divino.

Toda la historia de Israel está envuelta de muchas similitudes con la de la iglesia en diversos aspectos. Dios formó su pueblo escogido (Israel), dentro de otro pueblo pagano e idolatra que era Egipto, de la misma forma, Jesús levantó y formó una iglesia poderosa dentro de un sistema corrupto y pagano que era el romano. Por otro lado, los israelitas no tenían libertad dentro del sistema egipcio para adorar a Dios y hacer templos, su fe residía en los hogares hasta donde llegó la persecución y el odio del Faraón, matando así a los hijos varones y esclavizándoles cruelmente. La iglesia a su vez, no tuvo, en su origen, locales ni centros para la predicación, funcionó en los hogares, bajo las crueles persecuciones que duraron más de 200 años. En la historia israelita, encontramos el hecho de que mientras carecían de todo y vivían oprimidos en marcos adversos, crecían en fe y confianza en Dios, pero una vez establecidos y prosperados se olvidaban de Dios y seguían o imitaban a los otros reinos vecinos, cayendo así en la idolatría y rebeldía, por lo cual Dios los castigaba entregándoles a otros pueblos en cautiverio. Así también la iglesia, mientras fue perseguida y oprimida, crecía en poder y pureza, haciéndose victoriosa en los campos del circo romano, en donde morían dando testimonio de su fe en Cristo como Señor; pero una vez que ésta se hizo legal y protegida por el emperador Constantino (edicto de Tolerancia 313 D. C.) comenzó a pervertirse y degenerarse lentamente, envolviéndose de poderío y doctrinas humanas que la condujeron al error del Catolicismo Romano durante la edad media.

La historia demuestra con muchos ejemplos que la prosperidad material conduce a los pueblos a la ruina y destrucción, de igual manera la Iglesia en su prosperidad se apartaba de la verdad espiritual cayendo en el materialismo.

Los israelitas salieron con poder y señales de Egipto hacia una tierra prometida que no conocían, llevando consigo las normas, bajo las cuales deberían vivir, las cuales le fueron dadas a Moisés en el monte Sinaí, pero, ¿Cual fue la actitud del pueblo cuando obtuvieron lo que nunca habían tenido? Empezaron a mirar lo que los otros pueblos paganos tenían, y quisieron imitarlos al grado tal que le dijeron a Samuel que ya no querían más Jueces, sino que deseaban Reyes como los demás pueblos los tenían (1ª Sm. 8:5). Fue así que pidieron y tuvieron reyes, pero ¿Qué ocurrió? Su postrer estado fue peor que el anterior. Es cierto que prosperaron, que tuvieron reinados gloriosos, como el de David y el de Salomón, este último alcanzó tanta fama que se extendió su poderío por todo el mundo conocido en aquel entonces; sin embargo, ¿Qué ocurrió cuando el pueblo prosperó y edificó templo o casa a Jehová, y lograron lo que deseaban? Tanto el rey Salomón como su pueblo se apartaron de la voluntad de Dios y la misma prosperidad les tapó los ojos para que no entendieran por si mismos su condición. A cada paso encontramos el fracaso del pueblo, sea con el rey que fuera, el problema era el mismo; cuando prosperaban le daban la espalda a Dios, cuando sufrían o venían los juicios divinos, clamaban a El por misericordia.

He aquí el origen del ministerio profético. El surgimiento de los PROFETAS estaba previsto para resolver una necesidad, para advertirle al pueblo y a los líderes de éste, de sus pecados y sus fallas a la luz de la Palabra dada por Dios. Ellos revelaban los errores, los peligros, los juicios y la mundanalidad de otros pueblos en especial del pueblo escogido.

Sabemos que todos los profetas eran odiados tanto por los reyes como por los líderes religiosos de sus épocas, pues estos venían siempre a condenarles y sentenciarles a juicios. Eran la voz de Dios en medio de una nación dura de cerviz, que pese a lo que vio y experimentó, eran persuadidos por los ardides del diablo a la idolatría, la rebeldía. Los profetas no hablaban por si mismos, ni aprobaban el mal existente, eran atalayas, luces en las tinieblas espirituales, voceros del juicio divino para su pueblo extraviado, pero no desechado. El mensaje de ellos no compartía el deseo o el capricho de los dirigentes, no ocultaban lo malo llamándole bueno, no podían ser sobornados, ellos tenían la dura y triste tarea de proclamar la verdad del Dios poderoso en medio de la mentira y persecución del diablo. Los profetas sufrieron por decir la verdad, Jeremías experimentó en carne propia la ira de su pueblo y de los dirigentes cuando le anunció al rey el juicio de Dios por su pecado. Fue perseguido y encarcelado. El pueblo no podía entender su propia condición, estaban ciegos y aunque cargaban la ley de Moisés y las crónicas de los reyes, caían terriblemente en el juicio de Dios. (Jeremías 20:2, Cap. 25). El mensaje profético no era de agrado, porque ellos no se comprometían con las estructuras, por eso sufrían. (Leer 1ª Reyes Cap. 22).

Decían una verdad que nadie quería oír, es por eso que Jesucristo habló de ellos expresando que “fueron enviados a su pueblo, pero los apedrearon y mataron” (Mt. 23:37) y ¿POR QUE? porque no predicaban lo que a la mayoría le gustaba oír cuando andaban mal. ¿Como termina siempre la desobediencia? En cautiverio, esclavitud, dolor, lagrimas, juicios, etc. Fue por esa razón que después de la muerte de Cristo y por la negación a éste que los judíos fueron destruidos como nación y Jerusalén asolada por Tito en el año 70 D. C. siendo esparcidos por casi dos siglos entre las naciones en las cuales sufrieron también tremendas persecuciones, y todo por desobedecer la PALABRA DE DIOS.

Esta es la misma condición de la iglesia, Dios levanta ministerios para que guíen su pueblo a la verdad, nosotros tenemos que formar un pueblo basado en la DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES, y no podemos poner otro fundamento que el que ha sido puesto por estos. (Hch. 28:42, 1ª Co. 8:10 -13). Encontramos que entre los ministerios de la iglesia, Dios también ha puesto PROFETAS, (Ef. 4:11.) no al estilo de Antiguo Testamento, pero si bajo la misma perspectiva que aquellos. Estos profetas en la iglesia, son aquellos que tomando la Palabra ya trazada, reciben de Dios luz para advertirles de los peligros de su época y conservar así la doctrina Apostólica. Este ministerio, que tanto necesitamos actualmente, es el atalaya que mantiene a la iglesia sana, en medio de tanto influjo de fuerzas mundanas que quieren entrar y dominar la iglesia en nuestros tiempos.

¿Cual es la condición actual de la iglesia? Estamos en la época de más prosperidad en la historia del cristianismo. Adonde quiera que voy escucho hablar de temas tan actuales como la misma ciencia. Estamos viviendo la misma experiencia que Israel en su época de mayor prosperidad, el mundo con sus ofertas nos envuelve hasta el punto en que la vida se hace artificial, aun dentro de la misma iglesia, dejando poco a poco la sencillez del ESPÍRITU. No estoy contra el progreso, pues el mismo nos abre caminos para el cumplimiento de nuestra misión evangelizadora. No condeno la técnica, ni la electrónica en la proclama del Evangelio, pero si creo que debemos abrirnos ante el hecho de que el diablo nos puede absorber con tantas cosas externas que lleguemos a depender mas de ellas que del Espíritu, descuidando así lo interno y esencial para hacernos esclavos de lo externo y artificial cayendo en un cristianismo mediocre y sin vida.

He visto el panorama actual de las iglesias pentecostales en los Estados Unidos, estoy asustado, yo pensaba que la apostasía de la cual habla la Biblia (2 Ts. 2:1-3, 1ª Tim. 4:1-3) sería la caracteres-tica de las Iglesias ecuménicas o modernistas, las cuales formarían junto a la gran ramera la alianza mundial de la super-iglesia apostata que establecería una doctrina contraria a la verdad bíblica. Jamás pensé que la Iglesia Pentecostal, llena del Espíritu Santo y la sana doctrina cayese entre las iglesias apostatas, dejándose engañar por espíritus engañadores que en los postreros tiempos vendrían a engañar aun a los escogidos. Jamás me imagine que la pureza de una iglesia que pecaba de extremista muchas veces, llegara a perderse y cayese en formas externas que la envolverían lentamente, hasta llevarla a errores y doctrinas tan fuera de la verdad Bíblica.

Es por esa razón que yo DOY MI GRITO DE ALERTA, para que aquellos que todavía tengan oídos para oír, oigan lo que el Espíritu dice a su Iglesia en los últimos tiempos. (Ap. 2:3-7) No les hablo por revelación, ni por sueños; no es necesario esto, pues por la palabra de Dios se puede entender muchas cosas y ella me hace comprender que muchos cristianos y líderes viven confundidos y ciegos aunque están llenos de conocimientos y diplomas teológicos. Lo que les voy a presentar es nada más y nada menos que la verdad bíblica de la doctrina de los Apóstoles a la luz de la realidad existente.

El diablo sabe obrar muy bien, con razón dice la Biblia que se vuelve “angel de luz” y él conoce muy bien, la sensibilidad de los pentecostales y sus lados débiles. EL sabe que atacarlos de afuera o unirlos al ecumenismo es casi imposible, y como él tiene la cualidad de la astucia, en la actualidad, ha buscado otras tácticas mas efectivas y sutiles para que sin que lo descubran, logre su fin de confusión y apostasía en la iglesia. La primera arma esgrimida contra los pentecostales fue la “división”, el diablo dio origen a la doctrina comunista que reza así: “divide y triunfaras”. EL enemigo del Evangelio no solo dividió y sub-dividió a los grupos de avivamientos del Espíritu en Iglesias, concilios, misiones, etc. sino que ha iniciado la otra parte de su plan diabólico de infiltrar sutilmente dentro de estas Iglesias divididas; doctrinas idolátricas y humanas y bendiciones artificiales y carnales. ¿Pero como lo hace? Querido hermano, hemos perdido tanto la realidad del poder del Espíritu que solo nos quedan lenguas, pero no hay profundidad, estamos tan lejos de entender y tener los demás dones espirituales, que podemos tener a un demonio sentado al lado creyendo que es un “santo hermano”. Así que no se asuste cuando descubra como, sin darnos cuenta el diablo se ha colocado dentro de nuestras iglesias.

DOCTRINAS ERRONEAS EN LA IGLESIA

Desde el siglo anterior, se ha desatado una ola de sensacionalismo evangelístico y están apareciendo cosas muy raras dentro del movimiento pentecostal que hacen a estos más propensos al error que a otras Iglesias más frias y tradicionales. El problema estriba en la falta de sujeción entre los miembros, y al sistema de exaltación entre grupos, que más que amar y servir, tratan de competir. Al no haber un orden en el cuerpo, de acuerdo a la Biblia; al no haber unidad entre los pastores, concilios y misiones se produce el desorden de los que no sujetándose ni a doctrina, ni a Iglesia, ni a concilio, afirman que son guiados por el “Espíritu” para ministrarles las cosas que según estos “el Señor les revela”. La raíz de tantos charlantes que de la noche a la mañana ostentan credenciales y títulos de “reverendos” sin haber crecido en la Iglesia, está en que no hay unidad, ni amor en la estructura de las congregaciones y concilios por lo cual no existen vínculos de sujeción ni autoridad entre los ministerios del cuerpo que puedan frenar estas anomalías. Aunado a lo anterior, está la falta de una vida profunda en el Espíritu y la doctrina, además de una ignorancia completa sobre la función del cuerpo bajo la sujeción apostólica. Estos predicadores insujetos, por su parte, carecen de formación sólida y como es lógico, cuando un hijo no tiene familia, cae en  extravagancias y abusos en la doctrina que poco a poco, pervierten el Evangelio; porque no tienen quien les guíe y corrija.

No todos los evangelistas o predicadores son iguales, hay muchos siervos de Dios que oran y viven la palabra. En la actualidad tenemos que en la viña Señor hay de todo, y por no tener un verdadero “Espíritu de Dios” no podemos descubrir fácilmente quienes son los lobos y quienes son las ovejas porque ambos cargan credenciales y títulos. Es por ello que solo me limitaré a enfocar, las cosas que sean de quien sean o vengan de quien vengan, no estén de acuerdo a la ENSEÑANZA DE LOS APÓSTOLES.

1-   LA NECESIDAD DE CRECER EN LA DOCTRINA

Nadie puede negar que al nacer en Cristo entramos a un proceso de crecimiento en la fe. La Palabra habla de niños en Cristo y maestros en Cristo (He. 5:11-14) y también de leche y vianda, clasificando así los diferentes niveles de enseñanza y crecimiento. Cualquier nuevo convertido tiene que nacer y crecer de acuerdo al orden de la Palabra. Necesita aprender los rudimentos, sujetarse a un maestro en la Palabra y aprender de éste la forma de vivir y de ser como cristianos, ya que Dios puso los ministerios en la iglesia para que estos edifiquen el cuerpo y todo en un proceso normal, como es el de crecimiento. En la Iglesia no hay fenómenos de crecimiento, al menos en la de los Hechos de los Apóstoles. Pablo se convirtió por la intervención directa de Jesús y aunque era “Doctor en la Ley” y miembro del Sanedrín, ocupando un alto puesto en la sinagoga judía, tuvo que ser ayudado y aún más, formado por Ananías quien le ministró los dones y lo tomó y llevo a su casa, quedando un tiempo indefinido en Damasco. Después Pablo va a Jerusalén y no le aceptaban en la reunión de los discípulos porque andaba suelto, esto es, sin sujetarse a nadie, y la Biblia dice que no le recibieron porque “NO CREIAN QUE FUESE DISCIPULO”. Fue entonces que Bernabé lo tomó y lo introdujo a la reunión, comenzando una relación entre ambos que duró muchos años. (Hch. 9:11-19, 26:27).

Después de algún tiempo va a su tierra natal, quizás a compartir con su familia y amigos, mientras que Bernabé es enviado por la Iglesia de Jerusalén a ver lo que estaba ocurriendo en la Iglesia de Antioquia en donde Dios se estaba manifestando poderosamente entre los gentiles. Una vez allí, Bernabé decide quedarse ayudando a los hermanos en la enseñanza de la Palabra; y va a buscar a Pablo hasta su pueblo en Tarso para que le ayudase y compartiera con él en el ministerio, en la Iglesia de Antioquia. Según la Biblia estuvieron allí un año. Después ocurrió que habiendo en la Iglesia maestros y profetas, el Espíritu se manifestó, ordenándole a la congregación por medio de los ministerios que separaran a Pablo y Bernabé para la obra del ministerio.

Fíjense “ELLOS NO SE FUERON POR CAPRICHO, NI PORQUE ESCUCHARON UNA VOZ DIRECTA A ELLOS, SINO QUE LA IGLESIA LOS ENVIÓ DESPUES DE IMPONERLES LAS MANOS”, (Hch. 11:19-26, 13:1-3). Toda la Biblia respalda esto, que nadie puede salir si no es enviado, que para ser enviado tiene que estar sujeto y que para salir tiene que haber crecido en la doctrina de los apóstoles y en la comunión entre los hermanos.

Nuestra realidad actual es esta: se convierte un doctor, un cantante o alguien importante, o que tiene un gran testimonio y talento para hablar, y a los pocos días le dejamos actuar como si fuera ya maduro… muchos se lanzan enseguida a predicar y a dar campañas, o empiezan a cantar y dar conciertos y “nadie les enseña que deben crecer antes de actuar”, mas bien, cuando alguien se convierte, y tiene un “gran testimonio” o un “gran talento”, a los pocos días lo empiezan a exhibir como una sensación, lo empiezan a invitar de aquí para allá y hasta lo empiezan a exaltar, malogrando su vida y con ello también la de la Iglesia. Esto es común actualmente, si se convierte un cantante, a los dos días esta cantando y al mes los pastores lo llevan de aquí para allá, y el pobre no puede aprender a crecer porque los compromisos lo absorben, hace discos y descubre una gran forma de “vivir cantando”. Por otro lado, muchos reciben la palabra, se convierten y rechazan ser parte de una Iglesia porque afirman que ellos pueden crecer por si mismos y directamente con la dirección del Espíritu. Estos andan de Iglesia en Iglesia, reciben en parte, empiezan a predicar y después, sin vivir muchas verdades Bíblicas, que solo se manifiestan en la vida de una Iglesia, ya son evangelistas que se auto ordenan y se auto envían.

Este tipo de obreros o predicadores nunca aprendieron con un maestro, como enseña la Biblia y claro que tienden a ser confundidos por otros espíritus, sin que nadie les ayude a probar los espíritus, naciendo así revelaciones y mensajes que sin base doctrinal, ni apoyo bíblico se convierten en formas sensacionalistas para atraer a la gente, pastores y congregaciones completas. No creo, ni acepto la posibilidad de una vida cristiana sin raíces en la comunión y sujeción de los hermanos por medio de un maestro y de acuerdo a las normas apostólicas de un cuerpo (Ecl. 12:11; He 13:17). No existe vida espiritual independiente del cuerpo, esto es absurdo como lo es que una mano viva fuera del cuerpo sin morir, digan lo que digan, Dios no tiene nietos, creo que la Palabra es clara, y ella tiene la formula y la norma del Espíritu para crecer en Cristo y en el ministerio, para no caer a la postre en doctrina de error. (Jd.; 2ª Pd. 1:16~, 2:1-22)

2- TOMAR EL NOMBRE DEL ESPÍRITU EN VANO

La Biblia enseña que tomar el nombre de Dios en vano es pecado… sin embargo, muchos aunque no toman a Dios en vano, afirman y dicen cosas que según ellos el Espíritu de Dios dijo, cuando en realidad no dijo nada. La persona del Espíritu Santo es parte de la Trinidad y según la Biblia es la más susceptible de las tres, pues según la Palabra se contrista y si se blasfema contra él, no hay perdón, ni en este siglo ni en el venidero.

Cuando un profeta del Antiguo Testamento (época en que no se explicaba ni se manifestaba comúnmente el Espíritu Santo, sino en forma esporádica) era usado por Dios para transmitir un mensaje, usaba la frase: “Así ha dicho el Señor” o “el Espíritu dice”, etc. y rara vez ponían a Dios en primera persona, ya que de ello dependía la magnitud de la profecía. Sin embargo, cuando un profeta hablaba diciendo que “El Espíritu dijo lo que éste no dijo, su fin previsto por la ley, era la muerte (Dt. 13:1-11). Y  esto fue en la época donde no había la plenitud del Espíritu. En los Hechos encontramos la historia de un matrimonio que fue muerto por el simple hecho de “engañar y mentir al Espíritu”. Imagínese el peligro que es para una vida decir que “El Espíritu me dijo”… algo que no ha dicho. (Hch. Cap. 5).

Creo firmemente que decir que Dios dice lo que no dice, es una forma de tomar su nombre en vano, y esto además de ser una profanación, es pecado. Hoy día se abusa en forma extrema de este término, para fines puramente personales y a veces caprichosos. En Miami ha habido tremendos escándalos cuando se han difundido profecías y mensajes del Espíritu que afirman que en tal fecha y día un maremoto destruiría la ciudad,  por lo cual, miles de personas y cristianos, Iglesias completas emigraron escapando del inminente desastre difundido aún por radio y televisión, causando el pánico y llegando las noticias hasta Honduras por las agencias noticiosas. Al llegar la fecha indicada no ocurrió nada y todo quedo en ridículo. En tal caso, podemos decir que ¿falló el Espíritu? No niego que Dios pueda revelarnos algo sobre acontecimientos futuros, pero a la hora de transmitirlo debemos usar cuidado y sabiduría espiritual, dejando siempre una posibilidad al juicio de los ministerios y al error humano. Cuando Dios habla de verdad, se cumple siempre lo que dice, según el patrón bíblico de las profecías (Dt. 18:21-22; Hch. 3:23 ~) y es raro que se den en ello lujo de detalles salvo cosas muy especiales.

Muchos usan el término de “EL ESPÍRITU ME ENVIO ALLA”, “YO SALGO AL CAMPO PORQUE EL ESPÍRITU ME ENVIA Y NO LOS HOMBRES”, etc. y con el tiempo descubrimos que estas personas fracasan, dejando en ridículo al Espíritu que los envió.

Actualmente hablamos mucho en nombre del Espíritu, diciendo cosas que son caprichos y carnalidades, pero este término es un buen escudo de espiritualidad. Creo que debemos cuidar mucho esta expresión y no usarla para explotar la fe y los sentimientos de los cristianos. Si sentimos algo de parte de Dios digamos mejor “Yo siento del Señor” o “El Señor me ha inquietado…” etc., pero mucho cuidado en tomar al Espíritu y meterlo en cosas que sentimos pero que no son “revelaciones o mandatos especiales”. Sin embargo, creo firmemente que el Espíritu Santo habla a la Iglesia por medio de sus dones, esta manifestación no es individual, o sea en privado, sino para la edificación del cuerpo a través de la unidad de éste en un solo lugar (1ª Co. 14:23-33) y con la presencia de los ministerios que pueden juzgar si la profecía o manifestación  era del Espíritu o no. Los cristianos primitivos eran movidos por el Espíritu sin que tuvieran que alardear y anunciarse tanto. El Espíritu opera de acuerdo al orden del cuerpo, nunca puede contradecir y menos pasar por arriba de este orden previsto por Dios al ordenar el cuerpo. Así que al hablar el Espíritu en la Iglesia no lo hace en forma oculta, o con “ciertos privilegiados” o a hurtadillas o enviando desconocidos, ya que él puede usar cualquier simple hermano de la congregación. Puede darse el caso que un hermano de otro lugar sienta transmitirle a una Iglesia de otro lugar un mensaje del Señor, en tal caso ese hermano sigue el orden bíblico y al llegar al sitio indicado por el Señor,  reúne a los lideres de esa Iglesia y les participa su mensaje y estos, como ministerios o ancianos del cuerpo le dan la luz verde para que lo comunique al pueblo después de orar y probar el mensaje (1ª Jn. 4:1).

Sin embargo, para enseñar algo que esta respaldado por la Biblia, tan solo necesitamos iluminación del Espíritu para vivirlo antes de transmitirlo. Hay mucha confusión actualmente en este asunto, lo que nos puede llevar a una incredulidad, cuando ocurra que el Espíritu hable de verdad. Debemos transmitir lo que sentimos o quizás entendemos, dejando una posibilidad a equivocarse y someter eso a la confirmación por parte de los demás ministerios; y miembros del cuerpo.  Hace algún tiempo escuchaba la grabación de cierto evangelista sobre un tema de profecía, él se expresaba muy bíblicamente hasta que expresó que “El Espíritu le había confirmado quien era el anticristo”… el cual, según esa revelación era el comunismo. Días después escuché otra grabación de otro evangelista sobre el mismo tema y él afirmaba que el anticristo era un líder de la Unión Europea; y el Espíritu se lo había confirmado. Años atrás escuché a otro que predicando sobre el mismo tema afirmaba que el anticristo era Henry Kissinger.

¿Que problema? los tres ponían al Espíritu como revelador de tres verdades diferentes, por lo tanto dos de ellos tenían que estar mal y uno bien, o todos estaban mal y habían usado el termino Espíritu para dar peso a sus afirmaciones y ser aceptados.

En asunto de profecía no podemos dogmatizar y en la interpretación de la misma, debemos tener cuidado. Yo puedo sentir en mi Espíritu algo que necesariamente no es correcto. Cuando tomamos las profecías en forma extremista y sacamos suposiciones humanas de algo, ocurre el peligro como paso con el origen de los Testigos de Jehová, que al fallar caigamos en vergüenza, que nos hagan caer en caprichos y doctrinas diabólicas.

Muchas falsas profecías han dado origen a muchas falsas doctrinas. Podemos afirmar con claridad aquello que esta claramente revelado por el Espíritu en las escrituras, por ejemplo el asunto de los lo reinos de donde vendrá el anticristo, pero ¿Quien será este? hasta ahí podemos llegar, los profetas hablaron casas que el pueblo nunca entendió hasta que esto aconteció, así que los que se queden en esos tiempos sabrán su nombre.

Una vez los apóstoles le preguntaron a Jesús cuando sería su venida y cuando ocurrirían la cosas de la cuales habló, y aunque él lo sabía, no quiso contestar, sino que hizo alusión a las señales sin especificar mas detalles, así que tengamos cuidado con el sensacionalismo profético y la profana-ción de tomar el nombre del Espíritu en vano.

2-   LA IDOLATRIA DE LOS SIMBOLOS Y HOMBRES

En sus principios, la Iglesia Pentecostal estuvo bien cerrada a la introducción de toda clase de ilustraciones u objetos que tuvieran que ver con símbolos o imagines de Cristo, claro que este fue un extremo del cual se salió lentamente y se empezó a usar poco a poco dibujos como ayuda visual de ciertas clases bíblicas.

Una de las primeras fases de este proceso evolutivo a la introducción de objetos con imagines religiosas comenzó con los simples cuadros que con paisaje y algún texto bíblico comenzaron a adornar las paredes de casas y templos, después se hacían textos en yeso y madera habiendo una tendencia a la bibliolatría o sea identificación de los cristianos que expresaban su fe mas que por la vida, por medio de textos colgados en paredes o impresos en ropa. Existían hogares que para el caso tenían leyendas que decían “Dios es Amor” y en dichos hogares existían pleitos, discordia y violencia entre los esposos.

Poco a poco estos textos fueron llevando imágenes, cruces, fotos de Cristo, etc., hasta que se llego a tener más figuras que letras. Se desató una ola de adornos religiosos tremenda, se fabricaban manos orando, cruces, Biblias, lámparas que simbolizaban el Espíritu, las palomas, etc., que no solo estaban en las paredes, sino que estaban también en los pechos, cadenas, pulsera, relojes y anillos de los cristianos. Habían estampitas con imagines de Cristo para marcar Biblias y otras cosas que tendían a llevarnos de vuelta a la idolatría y lo externo.

Sin embargo, el asunto tomó mas fuerza y llegó mas lejos todavía, muchos evangelistas en Estados Unidos (Norteamericanos y también Latinos) iniciaron una técnica de ofertas radiales a cambio de ofrendas que metía miedo, escuchen algunas de ellas: Si me escribe con su ofrenda le enviaré una cruz que le ayudará en todos sus problemas. Envíe una ofrenda y su petición y hoy mismo le enviaremos una oración impresa con la foto del evangelista xxxxx.- Junto a su donativo exprese cual sea su necesidad ya sea trabajo, dinero, salud, etc. y le enviaremos un recuerdo que es un pomito conteniendo agua del río Jordán en donde fue bautizado Jesús. Creo que el que ofrecía esto debió haber traído un avión conteniendo solo agua del río jordán, dejándolo seco)-.Amigo radio oyente, escriba hoy mismo y ayude esta obra de fe, le enviaremos a vuelta de correo una postal conteniendo un grano de mostaza de la que habla la Biblia y recibirá con ella mucha fe.- Está enfermo, el evangelista xxxx le enviará a vuelta de corro un paño ungido, solo tiene que enviar una ofrenda para el envío aéreo.- etc. Todas estas ofertas me hacen pensar en la Iglesia durante la edad media, cuando la Iglesia Romana ofrecía a cambia de donativos “pedazos de la cruz en que murió Jesús y sabe algo, se han hecho estudios de todos los pedazos de cruces que hay en el’ mundo y se ha demostrado que existen tantos fragmentos de ésta que podrían actualmente hacerse 5 cruces como aquella y todavía sobra material. Hoy en día se habla de la siembra y la cosecha, y de pactar con Dios por una petición, como si pudiéramos comprar la voluntad y la bendición de Dios. Lo peor es que en muchos casos parece funcionar así.

Lo que empezó como un adorno se ha incrementado como un negocio dentro del pueblo cristiano, llevándose poco a poco a extremos idolátricos. Se han convertido todas las cosas espirituales en negocios tremendos que enriquecen a unos cuantos listos.

La aparición del disco de acetato, luego la cinta magnetofónica, con música cristiana vinieron a llenar una necesidad espiritual durante sus comienzos… pero actualmente con el CD, DVD, reproductor MP3, MP4 y el ipod  todo esto se ha incrementado ya; no como un medio de edificación espiritual y de ayuda a la obra del Señor por las ganancias, sino que actualmente es explotado para fines personales y lucrativos llegando a presentar por medio videos sanidades y bendiciones pues estos hasta se ungen.

No soy extremista, en Honduras hemos hecho producciones musicales, que han sido de bendición a vidas, no porque lleven la bendición en el material o en la oferta, no porque lo hayamos ungido con aceite, simplemente porque transmitimos la Palabra del Señor con sencillez de corazón. Las ganancias de las mismas no han sido para individuos que viven de esto, sino para sostener una obra misionera. El peligro está en su explotación y exaltación como medio de bendición por la unción o el hombre que habla o canta. Sobre este asunto de la unción por los enfermos hay mucho que decir. Hemos caído en un extremo muy delicado y peligroso al incrementarse esto como medio de explotación más que de servicio al cuerpo en ciertas circunstancias. Es cierto que una vez, mientras Pablo ministraba, la gente traía a él “mantos y delantales”, que después llevaban a los enfermos y estos sanaban ( Hch. 19:12). Según parece los que estaban en el 1ugar del mensaje, eran sanados y después llevaban en sus ropas “el poder de Dios” que seguía sanando aun fuera del cu1to, fíjese el termino de “sus cuerpos”. Suponiendo que fuese cierto que Pablo envió paños a los enfermos, cosa que no dice, sino que los enfermos enviaron paños y delantales de sus cuerpos, ¿de donde sacamos base para decir que estos paños eran ungidos? Sea como sea, que los paños los envió Pablo o se los llevó la gente, que fueron ungidos o no, aquí no hay base bíblica para que hagamos de eso una formula doctrinal de algo que no se repitió ni se enseñó mas.

Si nos aferramos a hechos aislados para explotación extrema, también puede darse el caso de que alguno tome el otro hecho, contrario a este, en que Pablo le escribe a Timoteo y en vez de enviarle un paño ungido para su sanidad le receta “que tomara en vez de agua, vino para su estómago por sus enfermedades” (1ª Tim 5:23), y quizás podamos usar esto para ofrecer vino a los hermanos enfermos, afirmando que está ungido como el que tomó Timoteo. Algo parecido ocurrió en la edad media, la Iglesia Católica en España promovía la venta de cierto vino, para bendición y sanidad del cuerpo, favoreciendo a ciertos intereses.

No estoy en contra que un siervo de Dios, un pastor o cualquier ministerio del cuerpo use este medio cuando así lo sienta o la necesidad lo exija, pero explotarlo por radio o televisión, pidiendo ofrendas a cambio de “paños ungidos”, es un peligro que nos lleva a errores e idolatría y a la vez crea dependencia por correr para la sanidad, cuando lo bíblico es ir a la Iglesia o llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por los enfermos, como manda la Palabra. (Stg. 5:13-14).    Estamos cayendo en la doctrina del agua bendita para bendecir las cosas y las casas de los malos espíritus, lo único diferente a la Iglesia Católica es que ellos usan agua, que es mas barato, y nosotros usamos aceite. Pronto escucharemos anuncios de este tipo -Llévese esta imagen del evangelista ungida a su casa y recibirá bendición y protección de los pillos-. -Compre y co1oque esta imagen o cruz y recibirá las peticiones de su corazón-, etc. pues por ese camino vamos, aunque parezca un cuento, y todo esto ocurre dentro del pueblo evangélico y pentecostal, en donde se esta explotando la fe, la sanidad y los dones del Espíritu en una forma terrible.

Por otro lado está la exa1tación del hombre como SIERVO, en torno al cua1 se forman cu1tos, leyendas y alabanzas que le roban la Gloria al Señor. Se le piden autógrafos, se vende su foto y se le recibe con pompas, guardaespaldas y patrullas. Tienen sus representantes que hacen los arreglos de su presentación pública, y sus nombres son tan grandes en la propaganda que apenas se ve el de Cristo. Sus fotos y hazañas milagrosas cubren la hoja en la cual se hace alarde de su gran poder con títulos que le proclaman “el gran siervo de Dios, etc. cosas que nacen de su propio corazón.

Quiero aclarar que no todos son iguales pues hay excepciones de siervos de Dios, que actúan sinceramente y a veces inconcientemente con buena intención incurren en uno que otro error, pero repito, no lo hacen con la idea de la exaltación personal aunque así parezca.

El problema de la divinización del hombre que arrastra tras sí a la multitud incauta, que dejan sus iglesias para correr a sus campañas; es el peor de todos los problemas en las grandes ciudades de los Estado Unidos. Es por ello que vemos la falta de doctrina aun en la misma iglesia; porque corren ante cualquier muestra de señales y sanidades que cualquiera haga en la calle y claro está, una Iglesia normal que tiene los dones y ministerios latentes, no correría detrás de nadie para buscar sanidad o bendiciones; porque habrían dentro del cuerpo estos dones manifestados aun por medio de cualquier hermano sencillo aunque no fuese ministro o predicador, pues los dones del Espíritu son para cualquier miembro del cuerpo que los busque y los viva. No quiero negar con esto la existencia de evangelistas que van a las calles y plazas a predican como lo hizo Felipe. Lo que pasa en nuestros medios es que en las campañas de evangelismo los que mas buscan oración y asisten, son los miembros cristianos, porque para estos se enfocan las mismas.

Estos problemas de idolatría en la iglesia se deben al descuido tremendo que hay en la doctrina y autoridad del pastor y junto con ello a una falta de vida PROFUNDA EN EL ESPÍRITU.

Si no re-orientamos a nuestras Iglesias hacia la verdad Apostólica de los dones y sujeción, corremos el riesgo de ver levantarse un día de estos un verdadero “falso profeta” que con señales y prodigios se lleve al pueblo incauto a practicas diabólicas como ocurrió en Puerto Rico hace varios años atrás con el surgimiento de la profeta MITA, que no quiso sujetar su Espíritu de profeta cuando la iglesia la quiso poner en orden llevándose consigo a un grupo de seguidores.

CUIDADO PASTORES, porque este es el lado mas peligroso en el momento actual dentro de las Iglesias pentecostales. Y para que no les extrañe esto les citare el hecho de cierto evangelista que usando técnicas de “rosacruces”, produjo un trance de aparente manifestación espiritual de adivinación y bendición en el cual hasta los pastores fueron envueltos, descubriéndose todo después. Otra vez, escuche un comentario, de cierto mal llamado “evangelista” que decía que “a muchas iglesias independientes se las metía en el bolsillo con un poco de sugestión; dos patadas y algunos gritos diciendo “por ahí viene el Espíritu”.

Probemos los espíritus y profundicémonos en la doctrina de los apóstoles y pasemos todas las cosas por el laboratorio de la Palabra y la prueba del Esp1ritu y si algo viene de Dios para edificación y bendición a su pueblo recibidle, pero pensad bien todo, antes de dar un paso. Recordemos la advertencia de Pablo cuando dijo “MAS SI UN ANGEL DEL CIELO ANUNCIARE OTRO EVANGELIO DIFERENTE DEL QUE OS HEMOS ANUNCIADO, SEA ANATEMA ( Ga. 1:8).

4.- LA INFLUENCIA DE LA LIBERACION MUNDANA

Vivimos en una época en donde la proclama de liberación es algo tan común que por ello vivimos bajo una sociedad desastrosa. Se ha puesto la liberación sobre la autoridad y en consecuencia los hogares y las familias actualmente se vienen abajo. La mujer tiene la misma posición que el hombre, no en cuanto a su función solamente sino en cuanto a la autoridad. Es por ello que ambos trabajan y cada cual vive su propia vida; no habiendo cabeza en la familia y si la hay, de acuerdo a la liberación es una familia con dos cabezas, pues el hombre y la mujer están al mismo nivel.

La Biblia establece que no hay acepción de personas en lo que respecta a su dadiva, o sea la salvación y los dones espirituales. Que en cuanto a la relación entre hermanos, en la comunión, debe haber igua1dad, que significa en el concepto bíblico “Justicia”. Sin embargo, es absurdo creer que no existe autoridad en el orden de la familia, ya que Dios lo estableció cuando creo al hombre y a la mujer como base de una familia y de una sociedad estableciendo así la sujeción en dependencia. El Antiguo Testamento establece que el padre de familia es la autoridad de la casa, que cuanto mas anciano fuese un hombre, mas respeto y autoridad tiene (sistema patriarcal). El Dios que estableció la igualdad en justicia, también hizo la autoridad para convivencia.

La Iglesia recibió una doctrina que determina el orden de autoridad tanto en la familia cristiana como en la comunión de los santos; si embargo, algunos “reformadores” quieren introducir dentro del seno de la iglesia, ideas de liberalismo femenino que contradicen abiertamente la doctrina de los apóstoles. Tanta libertad se ha predicado en el mundo actualmente que estamos viviendo un completo anarquismo social. Los padres no se sujetan a las leyes, los hijos no se sujetan a sus padres, las esposas no se sujetan a sus maridos, etc., y esta condición social ya esta dentro aun de la misma ig1esia, llegando a su máxima expresión con la idea de que en las iglesias se deben hacer a las mujeres “REVERENDAS” y que estas ocupen la misma posición que los hombres en todos los aspectos. Esta enfermedad que nació en las iglesias tradicionales, ya está; desde hace tiempo, en las iglesias pentecostales norteamericanas, en las iglesias hispanas y se ha extendido a todos los grupos y aun a la América Latina, en donde no ha resultado fácil por el tipo de cu1tura y estructura familiar.

No estoy contra 1a función de la mujer dentro de la iglesia, pues en la Biblia aparecieron mujeres de Dios que tuvieron papeles tremendos en el plan del Señor, en ciertos momentos específicos de la historia, tales como Débora, Ana, Ruth, Ester, etc. Sin embargo, el hecho de que Dios se valiese y se va1ga de la mujer para sus planes, jamás derriba el orden divino establecido por Dios desde la creación, solo que las circunstancias históricas y los planes divinos así lo ordenan. La Biblia es clara y establece el orden de autoridad en la Iglesia y el hogar. Cristo es la cabeza de la Iglesia, así como el marido es la cabeza de la mujer, por lo tanto, como la Iglesia se sujeta a Cristo, las mujeres se sujetan a sus maridos aun dentro de la Iglesia. (Ef. 5:21-31). Los que quieren poner a la mujer al mismo nivel que el hombre dentro del ministerio de la Iglesia, promulgan una doctrina o costumbre que no es respaldada por la Biblia.

Estoy seguro que si se nombrara un comité de mujeres liberadas dentro de la Iglesia, para revisar la Biblia, estas harían una versión femenina del Nuevo Testamento, eliminando del canon todas las epístolas de Pablo para así no tener quien les quite la autoridad.

No existe base bíblica alguna, para situar a la mujer al mismo nivel que el hombre en el ministerio de la Iglesia, más bien es todo 1º contrario, hay mas base bíblica que le impide a la mujer tomar parte en el culto de la Iglesia; pero, esto fue en sí un extremo aplicado a las desordenadas en Corinto. Imaginemos a una mujer REVERENDA en un concilio. Por lógica podría llegar a ser presbítera o ejecutiva, así que sentaría a los hombres ministros para enseñarles dirigirlos; lo mismo que pasó en Corintio en donde estas se impusieron por arriba de los hombres, razón por la cual Pablo les ordena que callen en la congregación y estén sujetas como manda la ley (1ª Co. 14:34-35). (Recuerden que en las epístolas a los Corintios se enfocan desordenes de varios tipos los cuales Pablo trata de solucionar. Sin embargo, la mujer tiene su función en el seno de la Iglesia, aunque Pablo fue tajante en su exhortación a las mujeres “desordenadas “ creo firmemente que lo que se buscaba con la epístola no era sentar para siempre a la mujer, como hacen algunas iglesias; sino establecer el orden de Dios.

Todos los extremos son peligrosos y el de no dar parte a la mujer en nada en un culto o en el trabajo de la iglesia también esta mal. En el libro de los Hechos se nos habla de Dorcas como una ejemplar discípula (Hch. 9:36-39) y se menciona a mujeres que tenían dones de profecía en la iglesia (Hch. 21:9). También se enseña que entre los diáconos en la iglesia, podrían haber mujeres ya que al explicar Pablo la función de estos, menciona a la mujer (1ª Tim. 3:8-13), como parte del grupo; pero al enfocar los requisitos del obispo, pastor y ministro de la congregación no da en ningún momento a entender la posibilidad remota de que este puesto pueda ser ocupado por una mujer, lo cual pertenece al hombre no por razones de privilegios sino por autoridad y orden. Podríamos aceptar aun que en el cuerpo del gobierno local de la Iglesia existieran ancianas que ayudasen al Pastor porque la Biblia menciona la iglesia en casa de una anciana.

Creo que este asunto del ministerio de la mujer en la iglesia está bien claro, ella puede ejercer todos los privilegios que el marido o pastor le confieran, si permanece en la palabra y la doctrina de los Apóstoles.

Tenemos el ejemplo de misioneras, como la hermana Omega Vega que fue al Perú y estableció varias Iglesias, dedicando toda su vida al ministerio de la Palabra, fue usada y bendecida y respetada por los ministros de aquel país donde dedicó (al escribir esto todavía esta en Perú) su vida, pero ella nunca trató de ser mas de lo que Dios mismo quería que fuese, y reconoció su lugar dentro del cuerpo. Recuerdo, cuando estuve con e1la; estaba edificando un templo y tenía una obra muy linda en Lautaro, ella tuvo la ayuda de los ministros que impartieron los sacramentos y, al terminar la obra la entrego a un obrero nacional, porque decía ella “así debe ser”.

Creo que la mujer desempeña su gran pape1 en la iglesia sin que tenga que sentarse al mismo nivel que el hombre, o bautice, o case o de Santa Cena; además creo que si hay hombres que lo puedan hacer es ilógico y antibíblico que la mujer lo haga, sin embargo, pueden haber circunstancias que así lo permitan (si no hubieran hombres con ministerio o en emergencia) pudiendo en tal caso ministrar la mujer estas cosas sin que tenga que ser ordenada o llamada REVERENDA para toda la vida, igualándose en todo momento al hombre.

El aceptar públicamente MINISTRAS ORDENADAS con todos los derechos del hombre no es sino la entrada a aprobar dentro del seno de la iglesia otras tantas herejías mas que vienen detrás de esta como el recasamiento de divorciados en el ministerio, el derecho de los homosexuales a tener sus iglesias y pastores del mismo tipo, el aborto crimina1, el cambio de sexo en pastores, etc.

Dar entrada y legalización a lo no bíblico significa abrir la puerta a otras tantas ideas de LIBERACION que dominan en nuestros tiempos y que son símbolos de la apostasía de los últimos tiempos.

En conclusión considero que una mujer puede ocupar cualquier puesto en la iglesia, siempre y cuando esté bajo la autoridad de su marido o de un hombre en la Palabra. Que una mujer puede inclusive ser pastora si su marido o los líderes así lo deseen, que el hombre puede darle a la mujer su papel dentro de los ministerios sin que esta jamás llegue a ser más que el hombre o igua1 que él en cuanto a la autoridad de la Palabra.

La ley de Dios establece el orden de la mujer, la cual tendrá en orden su casa, criará sus hijos y ayudará a su marido sin descuidar lo anterior. Si fuese soltera o viuda, que se someta a los ministerios de la Iglesia y a lo establecido por Dios en su palabra y así crezca en el seno de la Iglesia; no con jactancia, sino con humildad para que halle gracia delante de Dios y obtenga bendición, dones y capacidades. Pablo no solo trató e1 asunto de la mujer y su sujeción en la Iglesia, sino que también Pedro habló de ello en sus epístolas (1ª Pd. 3:1-7). Repito que respeto y estimo a la mujer como misionera, maestra, líder, consejera, diaconisa, etc., con tal que ella a su vez reconozca su posición y no quiera ser un como un “hombre” cuando en realidad es una mujer.

Cuando llegue el tiempo de que este espíritu de liberación femenina domina a la Iglesia, adiós sujeción bíblica, adiós cabeza, adiós Autoridad,… entonces estaremos a un paso de aprobar tantas cosas más que entraran al cuerpo dañando la doctrina hasta que la iglesia evangélica esté situada junto a la gran ramera.

Tenemos un ejemplo de evolución liberacionista, las iglesias Episcopales de California U. S. A. Empezaron aceptando a las mujeres como reverendas, después aprobaron que podía haber iglesias y pastores homosexuales, aprueban y patrocinan el aborto criminal y mañana… ¿que mas? Si seguimos el camino de ellos pronto tendremos una iglesia “liberada de principios y poseída de demonios” porque “Un poco de levadura, leuda toda la masa (Ga. 5:9).

5- LA IGLESIA TEATRO O LA BENDICION ELECTRONICA

El crecimiento y la prosperidad tienden a que la Iglesia, como los pueblos, se apoye en los recursos humanos, talento y fuerza técnica para su expresión y poderío. Vivimos en una época de tecnología que nos lleva por un lado al entretenimiento y la ociosidad y por el otro lado a una vida mecanizada, y todos, queramos o no, estamos dentro de este cause o engranaje. No puedo decir que el usar los talentos técnicos y musicales de los cristianos sea malo pues en Honduras los tenemos y lo usamos para la Gloria de Dios. Tampoco condeno el uso de equipos electrónicos como medio de transmitir la música y el mensaje a una multitud, pero si veo el peligro de que hagamos del cántico, los cantantes y los equipos una formula de espectáculo para entretener a los cristianos por lo que convertiríamos la iglesia en un teatro y la música en una falsa bendición.

Ya dijimos que todo talento debe someterse a la disciplina de la PALABRA y el crecimiento. Por otro lado, debemos evitar que en nuestro afán de modernizar el mensaje cantado lleguemos a introducir dentro de la congregación los mismos ritmos del diablo que solo exaltan la carne y despierta las emociones. Hace tiempo ya, una Iglesia Católica de Lima, Perú; introdujo una misa con música de Rock para atraer a los jóvenes, también en sabe que una Iglesia Episcopal de Texas introdujo en un culto un grupo de músicos y bailarines quienes durante el devocional bailaban llegando al calmo de hacerlo en trajes de Adan y Eva (desnudos).

La perdida de la vergüenza y el pudor entre muchos mal llamados cristianos no tiene nombre, se ha perdido la santidad y en vez de apartarse de iniquidad, como lo ordena 1a Biblia (2ª Tim. 2:19), mas bien buscan y meten la iniquidad dentro de la misma iglesia. La Biblia es clara y explicita en diferenciar el verdadero cristiano, revestido de la nueva criatura y que busca las cosas de arriba, del falso cristiano que vive con su nombre viejo, que es viciado conforme a este siglo.

Pero hermano Fumero. Ud. exagera; ¿eso nunca ocurrirá en las Iglesias Pentecostales o que son fundamentales? Hermano, eso es imposible que nos ocurra pues es incompatible con la doctrina y el Espíritu. Querido; no te alarmes si llegases a verla en nuestras iglesias, porque para mi esto era absurdo hasta que visite New York y escuché ciertas grabaciones y algunas conversaciones de líderes que me contaban los cultos que han tenido usando ritmos del mundo, o sea conjuntos que diciendo ser cristianos, introducen en la iglesia la misma música que antes tocaban en el mundo para fiestas bailables, lo único que la letra es cristiana.

Hay muchas cosas raras y extralimitadas, a cada rato conciertos van conciertos vienen, en donde se cobra la entrada y se presentan programas musicales que durante muchas horas tienen a los cristianos entretenidos, mientras que por la calle el diablo hace estragos y miles se pierden sin Cristo. Esos hermanos no tienen tiempo para ir a los cultos de oración, o visitar o evangelizar; pero sí tienen tiempo de estar horas completas en un programa de estos, pero cuando escuchan un sermón salen y entran sin respeto y reverencia. Modas, trajes, peinados ostentosos; en fin, un show fabuloso, muy parecido al de los casinos o clubes nocturnos y todo esto dentro de la misma iglesia, entreteniendo a los cristianos.

No creo en el fanatismo ni en ningún extremo, en Honduras tenemos un grupo musical. No hay nada malo en dedicar los instrumentos musicales y talentos al Señor, esa es la meta de todo cristiano, para hacerlo no para vivir de eso solamente o entretener a los creyentes o exhibir y competir unos con otros para demostrar quien es el mejor. No debemos usar ni imitar el sistema del ritmo mundano y sus show para satisfacer a un puñado de cristianos que no funcionan como parte de un cuerpo que crece y se mu1tiplica. Todo es licito, pero no todo conviene; es ahí en donde está el peligro y el mal, la exageración.

Nosotros tratamos de usar los talentos musicales más que nada para la evangelización del mundo perdido, para entrar a las escuelas e introducir en algunos círculos del mundo, el mensaje de Jesucristo a los inconversos. Creo que en estos u1timos tiempos no hay tiempo para perderlo, entreteniendo cristianos que lo necesitan en ayuno y oración para salir a las casas y calles, a hablar de Cristo. Necesitamos que los cultos sean manifestaciones del Espíritu que edifiquen la iglesia para su proyección misionera y evangelizadora porque ese es el fin de toda iglesia, conjunto y grupo.

Es triste ver como en muchos cultos empiezan desde las siete de la noche a cantar y recibir cantantes y a veces son las once de la noche y no han terminado, sin que haya predicación. He visto como los sonidos fuertes y el ritmo emocionan a los hermanos que reaccionan aparentemente en bendición; la cual solo dura durante el programa y después se acabo.

He visto como los equipos electrónicos producen bendición. ¿Y como es esto posible? Pues veamos ; se canta un coro rápido con volúmenes altísimos en tremendos equipos, de los cuales salen fuertes vibraciones sonoras producidas por las guitarras y las baterías las cuales hacen temblar hasta el piso y los objetos cercanos. Estas vibraciones entran por el oído al sistema nervioso el cual a su vez estimula ciertas glándulas que nos emocionan y así “todo el mundo siente bendición por vibración” pero al terminar la música y el coro, se acabo todo; volviendo a la normalidad.

Estuve estudiando en un artículo científico; los experimentos que hizo un psiquiatra con animales, en relación a los efectos que produce la música con sus ritmos y las vibraciones, según la intensidad, en el sistema nervioso y emotivo. Este psiquiatra descubrió que durante el periodo del experimento con diferentes tipos de música y niveles de sonidos los animales reaccionaban en forma diferente y rara según el ritmo.

En esa forma la psiquiatría moderna afirma que la música tiene efectos sedantes o estimulantes en el ser humano; pudiendo regularse las reacciones mentales por medio de tratamientos musicales. Esta técnica se empezó a usar en muchos centros siquiátricas y mentales de los Estados Unidos. Se comprobó con seres humanos, perturbados por  tremenda agresividad y violencia que al aplicarles música lenta, como las sinfonías de Bethoven, directamente en sus oídos y centro nervioso sufrían una fantástica relajación y disminución de la agresividad o vio1encia. Por otro lado, se tomo enfermos retraídos, tímidos y que parecían insensibles a la realidad, inyectándoseles con intensidad progresiva música acelerada y de onda, provocándoles una aceleración en el pulso y excitación en el sistema nervioso que culminaba con reacciones convulsivas e histéricas en muchos casos. Esto demuestra la posibilidad de que la música crea sensaciones de bendición bajo estímulos de ondas fuertes en cristianos carnales. Esa es la razón que explica el hecho de que muchos cristianos que no andan bien con el Señor, salten, dancen y muestren una bendición del Espíritu durante el cántico de un coro, pero al pasar este, adiós bendición; enseguida vuelven a la normalidad.

También encontramos el caso de hermanos que no pueden cantar ni sentir bendición si no hay guitarras o equipo de sonido; limitando la adoración a estas cosas. Es más, a veces es tan fuerte el sonido de los instrumentos que no se escucha nada de la letra del coro, quedando perdido el mensaje del himno. Estos extremos y abusos están llevando a muchas congregaciones a una condición de superficialidad espíritua1 que expone a las vidas a caer en otras cosas peores. Cuando llenamos los templos con programas y no por experiencia, no estamos aplicando la enseñanza de los Apóstoles y esto lo podemos comprobar fácilmente, proclame una campaña de oración y adoración entre los hermanos, haber cuantos vienen todos los días, si se llena es porque están bien en la doctrina apostólica. Después proclame una campaña con instrumentos y visitas. Evalué ambas actividades y sabrá hacia donde soplan los vientos del Espíritu.

Cuando convertimos los himnos de adoración en medio de artes o show, estamos entrando en una etapa de profesionalismo que mate la realidad del Espíritu en la adoración. Cuando movemos a los hermanos con ritmos modernos en los cultos, estamos alentando el carnalismo y exponiendo a la congregación a una vida fatua por donde puede colarse el diablo.

Cuando restringimos la bendición al usar de sonidos electrónicos ensordecedores, estamos llegando a una falsa manifestación del Espíritu. Cuando la iglesia depende de todas estas cosas para mantenerse avivada o encendida, cuando ellas se hacen indispensables y vitales para el culto, hemos caído por decirlo así en una costumbre fa1sa que nos arrastra a otras cosas peores y créanme ya muchas iglesias han caído en esta trampa del diablo sin darse cuenta. He escuchado a hermanos decir “No podemos cantar porque no tenemos músicos”. “Desde que se fue el músico los cultos están apagados. Debemos comprender que cantamos para el Señor, es parte de nuestra adoración y tal canto tiene que venir del corazón y no de la guitarra o teclado, o batería. Cuando Jesús terminaba su última cena con los apóstoles, dice 1a Biblia, cantó un himno. Allí no habían instrumentos, ni multitudes, pero lo hicieron con el propósito de adorar, alabar al Señor (Mat. 14:26).

Existen congregaciones que para evitar caer en esta dependencia externa, en la adoración, que las vuelve vacías y carnales, han introducido resoluciones que prohíben el uso de instrumentos en los cultos durante el devocional. Yo no creo en ningún extremo, por lo tanto, es factible usarlo todo dentro del orden y 1a sabiduría del Espíritu. Una vez en Honduras descubrimos que en los cultos de oración se dependía mucho de los instrumentos para empezar a cantar; al notar esta dependencia a las cosas en la adoración dispusimos suspender por un tiempo el uso de la guitarra y así entramos en una sencillez de adoración y alabanza que edificó la Iglesia y la fortaleció; después levantamos la prohibición y adorábamos a1 Señor en ambas formas. No rechazo nada, ni músicos, ni equipos, ni conjuntos porque la Biblia enseña que “LO QUE RESPIRA ALABE A JEHOVA”, pero condeno y rechazo cualquier abuso o extralimitación en estas cosas, las cuales pueden traernos una tremenda dependencia.

En conclusión, creo que debemos analizar cada punto aquí expuesto. Debemos ceñirnos más a la realidad de la DOCTRINA DE LOS APOSTOLES y desechar el abuso o extralimitación en cosas que no nacen de la doctrina apostólica. No somos extremistas, veamos las cosas a través de cual sea la VOLUNTAD DEL SEÑOR PARA SU IGLESIA. Porque todo nos es licito, pero no todo conviene, así que pidamos a Dios sabiduría para poder escudriñarlo todo y retener lo bueno (1ª Tes. 5:21). Hay un enemigo que nos observa y conoce nuestro lado débil, andemos listos para evitar que se cuele y nos destruya, apartándonos sutilmente de la VERDAD Y REALIDAD DEL ESPÍRITU.

QUE DIOS NOS AYUDE. AMEN

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Apostasia. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a UNA IGLESIA QUE VA A LA APOSTASIA

  1. Alvaro Hernandez dijo:

    hola, hermano Mario, he estado leendo sus escritos, como tambien compartiendolos con algunos hermanos y amigos.
    en los cuales encuentro, en muchas ocaciones acertadas de acuerdo a la Santa Palabra de Dios.
    como: es el caso con lo arriba escrito sobre copiar o mejor dicho hacer amistad con el mundo, del cual Dios nos advierte y nos hace saber que el practicar la amistad con el mundo nos convierte en enemigo de El. (Sant. 4:4)
    pero ahora es muy comun escuchar al predicador moderno, que si los del mundo lo tienen porque un hijo del Dios Altisimo no lo pueda tener, hace algun tiempo atras escuche de un predicador de que si un capo (narcotraficante) tenia jet personal que impide que un siervo de Dios no lo tenga, y esto me remonta en el tiempo de mi Señor Jesus. como tambien muchos atras, ya existian los soberbios caballos y como los del mundo lo usaban, porque mi Señor, no los uso siendo Hijo del Dios Altisimo, y luego el hermano Pablo como otros sievos usaron los medios mas humildes, como economicos de la epoca y en muchos casos a pie, habiendo tambien buenos carruajes halados por hermosos y briosos caballos que nos quiso decir pablo cuando nos dice sean imitadoders de mi como yo de Mi Señor Jesus (1 Cor. 11:1; Fil. 3:17) y asi cuando queremos copiarle al mundo, sus medios que este utiliza para lograr cierto proposito y no importando, el medio que este sea mientras funcione, lo hacemos y punto, aunque vaya en contra de la voluntad de Dios. ( filosofia Pragmatica o mejor, el fin justifica los medios) y esto esta llevando a la apostacia. ya no vivamos como el mundo ni copiando al mundo(Rom. 12:1,2) y mucho menos hacer amistad con el mundo. que ofrece el mundo: (Gal. 5:19-21; Rom. 1:28-32)
    hermano Mario dice que no encuentra base biblica sobre ubicar a la mujer en un mismo nivel del hombre en la congregacion en el cual de hecho no lo hay mas esto no quita merito a la mujer de poder servirle a Dios de la forma adecuada de la que El manda (Tito 2:3-5) toda mujer que teme a Dios sera alabada (Prov. 31:30b) osea que le obedece. en su Palabra Dios. da instrucciones precisas como debe la mujer honrar a Dios(1 Tim. 2:9-15; 1 Ped. 3:1-6) la obediencia de la mujer en la congregacion segun la palabra de Dios(1 Cor. 14:33-38) ahora su conclusion es la que me dice que si su esposo la autoriza a ejercer cualquier tipo de funcion en la congregacion puede hacerla siempre y cuando el esposo este en un nivel superior o tambien sea aprovada, cuando se ponen de acuerdo entre los lideres. entonces esta se convierte en una iglesia apostata, porque es la doctrina de hombre y no la de Dios.

  2. Ludovico Ayala dijo:

    Escuchaba y veía su programa atravez de la tv en el puerto de Tela, aunque vivo en Tg. fue muy pero muy interesante lo que el Rev. Fumero decia y lo que decia fue muy ratificante ya que al escuchar sus palabras fue como una confirmación del SEÑOR a muchas cosas que recibí de EL tiempo atras, y muchas de ellas referente a la situación actual de mucho pueblo del SEÑOR que es llevado cautivo por falta de conocimiento o hacen meradería de el.

    Gracias Rv. Fumero

  3. suahel dijo:

    Dios le bendiga amigo y hermano, desde hace poco he estado siguiendo su trabajo por internet y me parece myu bueno. Soy musico y es impresionante como la musica que se toca hoy en nuestras congregaciones va en decadencia. Si tiene algun material sobre la musica en Las iglesias, le agradeceria que me enviara algo para seguir estudiando y asi dar estudos sobre ese ma que cada dia esta arropando a la iglesia como lo es a musica mal preparada para Dios. Gracias, Dios le bendiga.

    RESPUESTA
    BUSQUE EN LA SECCION DE LIBROS UNO LLAMADO ¿ES SATANICO EL ROCK? Y LEA E3L LIBRO E3L DRAGOMN DE TRES CABEZA PUESTO EN ESTA WEB.

  4. Gonzalo Oviedo dijo:

    Muchas saludes hno. Mario fumero, me llamo Gonzalo Oviedo
    soy director de la Misión sueco-hondureña en La Lima, cortés hace muchos años lo conocí a usted y estoy muy contento de sus escritos y nuestros pastores se lo agradecen mucho, hay tantas doctrinas hereticas que estan dañando la buena imagen de las iglesias pentecostales clasicas, como el G12, el movimiento profetico y todo lo que usted expone en sus libros. siga adelante, nosotros lo apoyamos en oración, esta obra que usted hace es del Señor habemos miles de cristianos esperando que Dios levante más hombres y mujeres valientes, hay muchos teologos que sabiendo la verdad se callan por miedo a perder sus privilegios.

    Bendiciones.

  5. janeth dijo:

    me parecio muy interesante ya que a veces por lo cotidiano, vamos colocando toda nuestra confianza en personas y dejamos de escuchar a Dios y es tanta la confianza que todo lo que van introducciendo en la iglesia nos parece que esta bien, pero gracias al espiritu santo que nos da el discernimiento siempre nos muestra la verdad y nos muestra de que manera estamos desagradando a Dios, El prometio que nos salvaria y El no es Dios que se arrepinte o miente, entonces mientras estemos bajo su amparo, nada ni nadie nos apartara de El. gracias por su aporte que Dios lo proteja, lo guarde y lo bendiga.

  6. Jorge tapia dijo:

    hermano estas palabras estan totalmente corrrectas,gracias a Dios porque yo creia que solo yo pensaba asi,un saludo y gracias por este estudio que es bueno hojala los pentecostales que hacen estas cosas puedan abrir los ojos y no dejarse llevar de orgullo y poder reconoserlo a tiempo………………

  7. Jorge tapia dijo:

    gracias a Dios por este mensaje,te lo agradeco porque esta totalmente explicito y tiene demasiadas cosas que ver con el evangelico en este tiempo,que el señor Jesus te bendiga amigo…………………….

  8. milena dijo:

    Muchas gracias, por el mensaje en este medio, me dio mucho por que aprender, es muy explicito con el mensaje, aun en estor tiempos muy malos para la vida espiritual de muchos hermanos en cristo, que no se someten a lo que dice la biblia sino que van conforme al deseo de sus corazones, no lo conosco, pase por este block, buscando un mensaje de edificacion para mi alma, espero conocerlo algun dia, Dios lo bendiga.

  9. Sabio dijo:

    Hola;
    Se le ha olvidado de hablar de la doctrina democratica que se ha metido en las iglesias con sus huecas ideologias puramente satanicas. Vivimos en paises democraticos, ultrademocraticos o hiper-democraticos. Democracia significa “poder del pueblo”. Esto es claramente una declaracion y definicion contra el PODER DE DIOS. Todos los systemas si los tomamos en ese sentido han sido democraticos…que rechazan la autoridad de Dios y establecen la autoridad puramente humana. En las iglesias muchos actuan con una mente democratica tomando desiciones a traves de votos democraticos sin consultar a Dios y su palabra. Muchos cristianos obedecen leyes democraticas corruptas como por ejemplo en la educacion: Sabemos que el travestismo es abominable pero la mayoria de los padres que se dicen “cristianos” masculinizan sus hijas permitiendo que se presenten a los cursos de educacion fisica en las escuelas,haciendo que estas vistan y practiquen actividades masculinas que los mundanos de otros tiempos no se atrevian a practicar porque sabian que era inmoral. Muchos cristianos estan metidos en actividades politicas sin discernir que estan pecando.

    La falsa doctrina de la democracia es algo que hay que denunciar…obiamente esta falsa doctrina mezcla verdades con mentiras….tengamos cuidado.

    Tambien estan otro tipo de predicadores muy peligros que confunden mas los creyentes.
    Han salido los maestros que denuncian falsos maestros pero ellos mismos tambien son falsos. Falsos maestros que denuncian otros falsos maestros para aparentar ser legitimos. Estos falsos maestros hablan muchas verdades contra otros falsos maestros pero mirando bien a la “lupa” depronto uno descubre que ellos tambien son inmorales y herejes. CUIDADO!! No se deje enganar por las apariencias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s