LOS PRINCIPIOS DEL DISCIPULADO CRISTIANO

ID Y HACED DISCIPULOS..

MATERIAL DE ESTUDIO DE BRIGADAS DE AMOR CRISTIANO Revisado por Mario E. Fumero

LA GRAN COMISIÓN

Jesús, durante su ministerio terrenal, “concentró su atención en hacer discípulos” . Esta fue su prioridad, y para hacerlos mas perfectos eligió a 12 que convivieron con él por tres años, día y noche, con el fin de enseñarle un estilo de vida, más que una teoría ortodoxa, y tratar de fórmale un carácter de acuerdo a su propia conducta.

Después de su muerte y resurrección, antes de ascender a los cielos, Jesús les dijo a los suyos en Mateo 28:18-20:  “… Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.   Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Ellos podían entender lo que Él quería decirles, porque únicamente les estaba pidiendo que continuaran lo que Él había practicado con ellos. Los verdaderos discípulos no solamente crecerían a semejanza de su Maestro, sino que, por su Espíritu y a su tiempo, ellos reproducirían su vida en otros. Dios escogió a algunas personas para pastorear una congregación, o a predicar el evangelio a las multitudes mediante el evangelismo de masas, o a enseñar en seminarios bíblicos, etc.; pero todos los convertidos hemos sido llamados a cumplir la Gran Comisión, es decir, a hacer discípulos.

La Gran Comisión no es un don especial, o un privilegio reservado a unos cuantos. Es un mandamiento dirigido a todos los que creen y siguen a Jesús. La comisión de Cristo a su iglesia no fue la de ganar “adeptos” o “simpatizantes”, ni entretenerlos con un espectáculo musical o artístico, sino la de hacer discípulos entre todas las naciones. Debemos de proclamar el evangelio a los que forman nuestro círculo inmediato, pero nuestra responsabilidad no termina ahí, sino que debemos enseñarles con nuestro ejemplo a ser fieles discipuladores. Puesto que se trata de transmitir a otros lo que el mismo Jesús les había transmitido, lo lógico es que se hiciese siguiendo el mismo método que utilizó Jesús con ellos; es decir, ejercer un discipulado personal. Jesús únicamente les estaba pidiendo que continuasen lo que había practicado con ellos.

 

El discipulado es el mejor instrumento para evitar la desnutrición, la debilidad y la muerte de los nuevos creyentes, de los cuales nosotros somos responsables

EL DISCIPULADO 

En el pasaje de la Gran Comisión (Mateo 28:18-20) hay dos conceptos muy importantes que debemos resaltar que son: “enseñar” y “guardar”.

La enseñanza cristiana no consiste solamente en transmitir conocimiento de las verdades y los mandamientos de Dios. Lo que se enseña es un modo de vida, lo que se transmite no es sólo conocimiento, sino un carácter, una forma de ser.

Cuando las verdades y los mandamientos de Dios no sólo se aprenden, sino que se guardan y se viven, lo que queda, lo que perdura, no es sólo conocimiento, sino un carácter, un modo de vida, una manera determinada de vivir, en definitiva, una manera de ser. La enseñanza que solo imparte conocimiento, incide en el saber. La enseñanza cristiana auténtica, no solo en el saber sino también en el ser.

Ellos, los nuevos creyentes, aprenderán a guardar los mandamientos de Dios viendo como nosotros los guardamos. El ejemplo es la herramienta más didáctica para influir en el “ser”. Es convertir la ortodoxia en ortopraxis, o sea convertir el dicho en hecho.

De acuerdo a todo lo anteriormente expuesto, ya podemos responder a la pregunta:  ¿Qué es el discipulado? Y la respuesta seria; El discipulado cristiano es una relación personal, de maestro a alumno, basada en el modelo de Cristo y sus discípulos, en la cual el maestro enseña la verdad revelada y reproduce en el alumno la calidad de vida (el carácter) que él tiene en Cristo, de tal forma que el alumno se capacita para enseñar y adiestrar  a otros (reproducción).” Pero definamos que es el carácter, según el diccionario Carácter es : conjunto de cualidades propias de una persona o de una colectividad que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás)

Discípulo es el que obedece a Cristo y aprende a ser como Él, para reproducir esa vida en otros. El término discípulo viene del vocablo griego“maqhthj (“mazetés” o “mathetés”), que se traduce por “discípulo” es: “… uno que aprende instrucción de otro. Se usaba en el mundo secular griego para el aprendizaje de un artesano”. literalmente, un aprendiz, … de la raíz “maqV(“maz” o “math”), indicativa de pensamiento acompañado de esfuerzo, y que denota a uno que sigue la enseñanza de un maestro (didaskaloV; didaskalos). … Un discípulo no es meramente uno que aprende, sino un partidario; de ahí que se les  mencione como imitadores de su maestro.” (W. E. Vine; Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento). La identificación entre “cristiano” y “discípulo” es tan intensa en la Biblia que … “antes de decirles a los seguidores de Jesús “cristianos”, se les llamaba “discípulos” Hechos  11:26. “… y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía” Esto envuelve las implicaciones que el discipulado producía en su estilo de vida.”  Ser discípulo no es optativo. Es un mandato de Cristo. Quien dice que es cristiano, pero no vive como discípulo, se está engañando.

EL COSTE DEL DISCIPULADO

Todo cristiano es llamado a ser discípulo de Jesús y esto significa que seguirá a Jesús y pondrá las palabras de Jesús como lo primero en su vida, no importa lo que le cueste a sí mismo, y por lo tanto requiere dos elementos importante: Obediencia en la Palabra y Sujeción en el quehacer, pero de acuerdo a la Palabra y no al capricho humano.

De modo que un discípulo cristiano es una persona que está determinada a seguir a Jesucristo, con el deseo de aprender de él y vivir según su ejemplo o modelo. El discipulado es un asunto muy serio. Es algo costoso; así es como Jesucristo lo veía. ¡No empezó ofreciendo a sus discípulos un mar de rosas! Un discipulado sin costo no es un discipulado verdadero. Los cristianos son llamados a negarse a sí mismos y tomar su cruz diariamente para poder seguir a Cristo Jesús (Lucas 14:27).

  • Bibliografía utilizada
  • 1º “Id y haced discípulos”. Keith Phillips. Ed. Vida. 1982. Abreviadamente, [K.Ph.].  Introducción (páginas 5 a 7) a cargo de Robert. E. Coleman.
  • 2º “La paternidad espiritual”. Mario Fumero. Ed. Unilit. 1996. Abreviadamente [M.F.].
  • 3º “Ministerio discipular transformador”. Luis Aranguren – Fabián D. Ruiz. Ed. Life Way International 2002. Abreviadamente [L.A.].
  • 4º “Los fundamentos de la vida cristiana”. Bob Gordon – David Fardouly. Ed. Carisma 1994  Abreviadamente [B.G.].
  • 5º “El Cayado del Pastor”. Ralph Mahoney y varios autores. World MAP.
  • 6º “Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento”. W. E. Vine.
  • 7º Las citas bíblicas corresponden a la versión Reina-Valera (1960)

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Discipulado. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS PRINCIPIOS DEL DISCIPULADO CRISTIANO

  1. Nahuel Pereyra dijo:

    Gracias realmente fue de mucha ayuda… trabajo con adolescentes que han recibido a Cristo y ahora es tiempo del discipulado… Bendiciones para su ministerio…

    Nahuel, Córdoba, Argentina

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s