EL LIBRE ALBEDRIO -1-

Roger Smalling, D.Min

La Perspectiva Bíblica

El libre albedrío ha sido un tema de controversia por siglos. Al respecto se han escrito muchos volúmenes y hasta hoy continúan los debates acalorados en los círculos teológicos.

Mucho calor se disipa cuando se trata de definir claramente los términos. ¿Qué es la voluntad? ¿A qué se refiere por “libre”? ¿Existe una conexión entre el libre albedrío y la responsabilidad? ¿Libre de qué? ¿Libre para qué? ¿Nos gobierna la voluntad o somos gobernados por alguna otra facultad?

Existe poca controversia con respecto a la definición de “voluntad.” Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que el albedrío es la facultad por la cual hacemos elecciones. Los desacuerdos surgen cuando se trata el significado de “libre.”

Los teólogos distinguen entre “libertad natural” y “libertad moral.”
La libertad natural se refiere a las decisiones ordinarias que involucran nuestro bienestar material y nuestras relaciones humanas. Lo que comemos en el desayuno, si continuamos leyendo esta página, con quién nos casaremos o lo que veremos en la televisión esta noche, todo cae en la categoría de “libertad natural.”

El término “libertad natural” incluye ciertas actividades religiosas. Los que no son salvos pueden memorizar textos de la Biblia , aprender himnos o hacerse miembros de una congregación. Los pecadores tienen conciencias y diariamente hacen elecciones morales positivas. Ellos pueden escoger entre decir la verdad o mentir. Ninguna rama de la teología niega la libertad natural de la voluntad o albedrío. La controversia surge cuando nos referimos a la “libertad moral.” Las siguientes preguntas enfatizan el asunto:
¿Es el hombre caído, sin la gracia soberana, capaz de someterse a Dios, confiar en Cristo y desear la santidad como su valor supremo? ¿Puede el libre albedrío del hombre caído generar la fe y el arrepentimiento?

UNA PISTA: ¿QUÉ ES UN SER HUMANO?

En Génesis 1:27 leemos: “Y creó Dios al hombre a su imagen.” La Biblia define a un ser humano como una criatura hecha a la imagen de Dios. Al revés, podemos decir que “la imagen de Dios” es un ser humano. Suponga que dos ángeles estuvieran hablando y uno de ellos preguntara cómo es Dios. El otro podría contestar: “Allí hay un ejemplo. Se llama ser humano.” El término “imagen de Dios” define nuestra esencia como seres.

Como “imágenes de Dios,” somos responsables de reflejar lo que Él es, y esto es la razón de la existencia humana. Por tanto, nuestra responsabilidad de reflejar a Dios nunca puede cambiar……no importa lo que suceda.

Dios no tiene cuerpo. Él es infinito. Por tanto, la imagen de Dios debe reflejar la naturaleza interna de Dios. ¿Es Dios absolutamente santo? Sí. ¿Tiene Dios libre albedrío? ¡Por supuesto! Él es el ser más libre del universo. ¿Puede Dios mentir? No. (Vea Tito 1:2) ¿Por qué no? Porque nada en Su santo carácter encuentra atractiva a la mentira. Él no puede DESEAR mentir.

Definición: Libre albedrío moral significa pureza absoluta y libertad del pecado debido a una naturaleza santa.

Según esto, vemos que gran traición lo es si un ser humano es otra cosa que enteramente santo. El pecado es una negación de nuestra definición como imagen de Dios y por lo tanto un supremo insulto a nuestro Creador.

La idea de libre albedrío moral como una facultad suspendida entre lo bueno y lo malo es una ficción. La neutralidad moral no existe.
Romanos 6:17-18 nos sugiere esto.

“Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 18 y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.”

EL PUNTO PRINCIPAL:
El albedrío o voluntad refleja la naturaleza verdadera de la persona. En este sentido, la voluntad no es la facultad que gobierna en el hombre. No es libre en el sentido de autonomía.

Esto explica por qué Dios dice la verdad, el diablo hace el mal y los pecadores aman el pecado. Cada uno actúa de acuerdo con su propia naturaleza. Cada uno escoge libremente según su deseo, sin compulsión, dependiendo de su verdadera naturaleza.

Segundo, la voluntad del hombre no es moralmente neutral. Si así fuera, también su carácter sería moralmente neutral. Nada en la Escritura, razón o experiencia humana, apoya esta suposición.

¿Qué es la voluntad o albedrío?

¿Le gustaría ver su libre albedrío? Párese enfrente de un espejo de cuerpo entero. Lo que se refleja es su libre albedrío. Es usted mismo. Su voluntad es la totalidad de todo lo que usted es. Su voluntad es como el espejo. Refleja lo que usted es como persona.

Esto explica el porqué la Biblia nos habla mucho acerca del corazón y tan poco acerca de la voluntad. El enfoque bíblico está en la totalidad de la naturaleza y carácter de uno, no en una sola característica como voluntad.

¿Cuáles Son Las Implicaciones Para La Humanidad Caída?

1. La Pérdida De La Libertad.

Cuando una persona se alejó de Dios, se aleja también de su libertad y su esclavitud se incrementa. Según la definición de “esclavitud,” él se vuelve incapaz de regresar a Dios; su voluntad aún existe y funciona pero resbala hacia una mayor esclavitud.

2. La Responsabilidad Del Hombre Permanece Intacta.
¿Puede Dios hacer responsable al hombre por no volver a él, aunque él no pueda hacerlo? ¿Debería Dios ordenar al hombre que haga lo correcto aun cuando él no pueda desear hacerlo?

El hombre es aún la imagen de Dios aun cuando la imagen esté estropeada. La responsabilidad del hombre se basa en el propósito para el cual fue creado, no en su capacidad moral actual.

Adicionalmente, el hombre caído retiene algún conocimiento de Dios a través de la creación y de la conciencia. Todos tienen algún grado de iluminación aunque ellos prefieren reprimirla.

El punto: la responsabilidad moral de obedecer a Dios nada tiene que ver con el libre albedrío.
La Biblia nunca sugiere que nuestra responsabilidad se basa en el libre albedrío. Nunca ningún filósofo o teólogo ha sido capaz de mostrar una conexión necesaria entre la responsabilidad y el libre albedrío. Uno podría también decir que un deudor no es responsable de su deuda si él no puede pagarla.

3. La Voluntad Está Esclavizada Y Controlada Por La Naturaleza Carnal.
La enseñanza bíblica nos indica el estado moral de la mente carnal. La mente está dominada por la razón carnal, no puede someterse a la ley de Dios, sigue los pensamientos de este mundo, es corrupta y enemiga de Dios, y está bajo el dominio de Satanás.

Los humanistas religiosos que declaran la libertad moral de la voluntad deben hacer una de dos cosas: mostrar a partir de la Biblia que la voluntad no es una función de la mente, o mostrar cómo la voluntad fue la única facultad humana que escapó de la caída.

4. Los Pecadores Son Incapaces De Generar Fe O Arrepentimiento Sin La Intervención Divina.

Esto es una consecuencia de la esclavitud a la naturaleza carnal. En otro capítulo estudiaremos cómo Dios cambia la dirección de la voluntad de un pecador sin forzarlo.

Entonces, ¿En Qué Formas Es La Voluntad Libre O No Libre?

El albedrío del hombre es libre para actuar de acuerdo a sus propios deseos sin compulsiones externas. Como veremos en otro capítulo, Dios no forza nuestra voluntad a la conversión, pero trabaja indirectamente influyendo en nuestra naturaleza.

Sin embargo, la voluntad nunca está libre de la providencia gobernante de Dios. “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos..” Hch. 17:28. Ni aun la voluntad caída podría existir sin el poder sustentador de Dios.

¿Qué Acerca De La Soberanía De Dios En Todo Esto?

Recuerde que en el Capítulo Dos hablamos de cómo Dios trabaja indirectamente. Él tiene una gran caja de herramientas. Una de estas herramientas es el libre albedrío del hombre. Dios usa las elecciones que hace el hombre, aun la caída en pecado, para cumplir Su plan en la historia. Esto involucra Su gloria absoluta y la demostración de Sus atributos, tales como la gracia, el juicio y el amor.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Libre albedrío. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL LIBRE ALBEDRIO -1-

  1. Dios nos da la libertad de que tomemos nuetras propias deciciones,sean correctas e incorrectas .en eclesiestes dice todo me es licito ,pero no todo me conviene ,tenemos la libertad de decidir antes tenemos que analizar lo mejor para nuestras vidas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s