¿LEY, OBRA, FE O GRACIA?

Mario E. Fumero

Los teólogos cristianos se han enfrascado a través de los siglos en una estéril discusión teológica por definir cuál de estos cuatro elementos es el más importante: la ley, las obras, la fe o la gracia.

Estas cuatro palabras, que parecen un rompecabezas, han dado origen a una serie de doctrinas confusas, donde siempre ha estado envuelta una apología interminable, y a veces caótica, respecto a la salvación. ¿Somos salvos por la fe, por obra o por gracia?  ¿Se puede ser salvo por las obras de la ley, o tan solo por la gracia salvadora del Hijo de Dios? ¿Es la salvación un don permanente o se pierde? La respuesta dependerá de la forma en que se coloque cada ficha.

DEFINIENDO LOS CUATROS ELEMENTOS CONFUSOS

Antes de ver como armamos el rompecabezas con estas cuatro palabras clave de la religión cristiana y judía, analizaremos cada una de ellas, como fichas dentro de un juego, para ver si podemos ordenar el rompecabezas:

LEY

La ley nace cuando el pecado aparece. La ley aparece para poner orden en el desorden. Si no hubiera habido pecado no habría habido ley (Romanos 5:20). Es la forma mediante la cual identificamos nuestras faltas. Además, la ley tiene un efecto indicativo y formativo. Es semejante a un espejo (Santiago 2:23-24). Dentro de sí encierra el castigo (Romanos 3:20, 4:15). Según los judíos la ley está en la Torá, y según enseñan los maestros rabinos son 613 los preceptos que hay que guardar para ser salvo, así que por “la ley ninguno se justifica para con Dios, queda manifiesto: Que el justo por la fe vivirá” Gálatas 3:11. ¿Qué significa estar bajo la ley? “Estar bajo la ley quiere decir que Dios requiere que el hombre trabaje para Él. Qué es entonces estar bajo la gracia? Significa que Dios trabaja para el hombre[1].

 OBRA

Las obras son aquellas acciones que ejecutamos. Pueden ser buenas o malas. El hecho de hacer buenas obras no es suficiente para tener vida eterna, pues según enseña el Talmud, un judío puede hacer buenas obras y no guardar la ley, en tal caso se condena. Para los humanistas las obras nos pueden justificar, y para algunos cristianos las obras nos hacen acreedores del perdón. La Biblia enseña que nadie se justifica por las obras, sean humanistas o sean legalistas. “No por obras, para que nadie se gloríe”(Efesios 2:9). “No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo”;(Tito 3:5). Sin embargo Santiago afirma que la fe sin obra es muerta (Santiago 2:17-20). Es pues la obra una evidencia de la fe, pues cuando se vive de acuerdo a la Palabra se obra conforme a ella, pero este obrar no es suficiente, porque otros que no tienen la palabra también pueden hacer buenas obras. Los primitivos cristianos estaban convencidos que las obras que salvan son aquellas hechas por la sangre de Cristo[2].

 GRACIA

La palabra “Gracia” significa <regalo>, algo que se te da sin merecerlo. Es la forma de recibir un bien sublime, que no podemos pagarlo con nada. Es un favor inmerecido. Si analizamos el N.T. encontramos que la Salvación que Jesús nos ofrece es por gracia: Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Efesios 2:8). “Antes por la gracia del Señor Jesús creemos que seremos salvos, como también ellos” (Hechos 15:11.). Y es que en realidad el Señor pagó el precio de nuestra salvación, es por eso que decimos que la gracia del Señor nos salvó (1 Pedro 1: 18-19)[3].           

FE

La Biblia define la fe como “la certeza de las cosas que se esperan, y la convicción de las cosas que no se ven” (Hb 11:1). Es la capacidad de ver más allá de la materia, lo humano y lo limitado. La fe es tan importante que “sin fe es imposible agradar a Dios”(Hb 11:6). El Apóstol Pablo revela que la salvación es un acto de pura fe, que somos justificados por la fe para tener paz con Dios (Romanos 1:17 y 5:1) y este es el argumento que se esgrime en el libro de los Romanos[4].

Ahí tenemos las cuatros fichas conflictivas en el quehacer de las iglesias cristianas, y pregunto: ¿Cómo debemos conjugar estas cuatros verdades presentes en las Sagradas Escrituras? La solución dependerá de la forma en que coloque las fichas. Para los judíos, y todos aquellos que promuevan la ley, como fundamento de la vida cristiana, el orden de las fichas es así:

 FE + OBRA = GRACIA

LA FE NO TIENE VALOR PARA SALVAR.

Para los humanistas, y algunos cristianos con doctrina Católica Romana y calvinistas, las obras y la gracia se convierten en el medio de salvación y las fichas se pondrían así:

OBRA  PRODUCE  GRACIA  QUE ES  FE

Pero las enseñanzas Bíblicas establecen la forma correcta en que debemos colocar dichas fichas, para que la Palabra encaje en mensaje de Jesucristo. Y debería ser así:

FE produce GRACIA  da OBRA que es LEY

Y LLEVA A  LA SALVACIÓN.

Cuando ponemos la fe en el Hijo de Dios, las demás cosas aparecen como complemento. Es como dice el Diccionario Bíblico: “Así, la fe engloba la creencia, pero llega más lejos que ella, dándose de una manera vital a su objeto. El hombre natural puede creer un cúmulo de verdades.«Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan»” (Santiago 2:19). Pero el creer personalmente, con una involucración personal, esto es, la fe, que da gozo y paz[5].

El problema que se ha generado con estas cuatros palabras a lo largo de la historia se ha debido a que al alterar el orden, se alteran los factores. Es la fe la que nos lleva a Jesús. La fe nace por el escuchar la Palabra de Dios (Romanos 10:4). Una vez que entra en el corazón nos redarguye de pecado, para producir tristeza que genera arrepentimiento (2 Corintios 7:10) ¿Por qué la Palabra al entrar nos entristece? Porque nos confronta con el pecado. Es entonces, cuando reconozco mi falta, que el Espíritu Santo puede hacer la obra, para liberarnos del pecado, de manera que ya no tenemos licencia para pecar[6]. Esto se llama redargüir, que es equivalente a convencer de pecado (2 Timoteo 4:2). Esa acción de “sentirme mal por lo que he hecho” es lo que definimos por arrepentimiento, lo cual conlleva una confesión para perdón, como dice Romanos 10:10: “Porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se hace confesión para salvación”.

Cuando nos arrepentimos aceptamos la muerte sustitutiva de Jesús en la Cruz del Calvario. A partir de ahí experimentamos la gracia del Señor que nos hace sentir seguros de nuestra salvación. Una vez salvos obramos conforme a la Nueva Criatura como dice la Palabra: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” 2 Corintios 5:17. Cuando esto ocurre ya nada más vale, toda la ley se concentra en la obra del Espíritu en nosotros: “Porque ni la circuncisión ni la incircuncisión valen nada, sino la nueva criatura (Gálatas 6:15). La fe nos lleva a crucificar las obras de la carne y a adoptar una nueva manera de vivir. Obramos según la fe, ya que puede haber obras sin fe, pero será imposible que haya fe sin obras. Una vez que observamos la gracia, la Nueva Vida en Cristo se genera en nosotros, el amor de Dios nos lleva por inercia a cumplir la ley, por-que aquel que ama cumple la ley (Romanos 6:14, 13:10).

No es un manto que nos cubra, ni el observar una liturgia, sea judía o cristiana la que nos santifica. No es guardar la ley, los días o los sábados, sino tener a Jesús vivo y presente en nuestro corazón, haciendo todos los días nuestra vida santa. No es renunciando a vestir, comer, pasear, (Colosenses 2:20-22) encerrándome en un convento, siguiendo preceptos de hombres, para escapar del pecado. Es saber vivir en medio de los pecadores sin contaminarme, como le pidió Jesús a su Padre: “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” (Juan 17:15). Es ser natural pero transformado. Es ser espontáneo pero ferviente. Es ser sincero, y no aparentar lo que en realidad no soy. Es reconocer que somos justificados por la obra de Cristo (Gálatas 2:16, 3:24)[7].

Cuando desequilibramos estos cuatros elementos, entramos a una vida a la deriva, naufragamos sin rumbo, como nubes sin agua, llevados de acá para allá, por los vientos de muchas filosofías huecas (Judas 12, 2 Pedro 2:1-3) que nos llevan a dogmas y doctrinas de hombre, apartándonos de la gracia para hacernos es-clavos de la ley. Quiero aclarar que no estoy rechazando la ley, simplemente que una ley sin espíritu es como un automóvil sin gasolina. La fe y la gracia nos llevan al amor. El que vive en el amor guarda toda la ley, porque es el amor el espíritu de la ley (1 Juan 4:7-11) y “toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Gálatas 5:14, ver también Mateo 12:31)[8].


BIBLIOGRAFIA

  • [1]– Del libro “La Vida Cristiana Victoriosa” Watchman Nee. Editorial Vida, 1986, página 40-
  • [2]– Bernabé escribió: “Para eso el Señor entregó su cuerpo a la corrupción, para que seamos santificados por el perdón de los pecados, por medio de su sangre” Cartas de Bernabé capítulo 5.
  • [3]– “Doctrina de la Gracia” Francisco Lacueva Vol V.  Editorial Clie, Barcelona, 1975.
  • [4]– “Teología Sistemática” Charles Hodge, VOL II. Editorial Clie, Barcelona, 1991.
  • [5]– “Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado” Vila/Escuain. Editorial Clie, 1985. Página 383.
  • [6]– “Licencia para Pecar”  Dr. Jorge Treviño, Editorial MBR, México, 1999.
  • [7]– “Teología Sistemática” Charles Hodge, VOL II. Editorial Clie, Barcelona, 1991. Página 325
  • [8]“The Varieties of Belief”, P. Helm, Londres, 1973.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Fe, Ley, Obra. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a ¿LEY, OBRA, FE O GRACIA?

  1. Lo que me gusta de este articulo es esto:
    Cuando reconozco mi falta, que el Espíritu Santo puede hacer la obra, para liberarnos del pecado, de manera que ya no tenemos licencia para pecar. Esto se llama redargüir, que es equivalente a convencer de pecado “sentirme mal por lo que he hecho” es lo que definimos por arrepentimiento. lo cual nos lleva a confesion para perdon…

    Recordemos que la unica manera de acceder a este perdon es confesar nuestros pecados:
    Salmos 32:5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad.
    Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;
    Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

    El mensaje final es el que todos deveriamos escuchar:
    Equilibrio ningun extremo es bueno, no se debe ser muy religioso ni muy tolerante, se debe de ver todo con un equilibrio sano que solo en Dios podemos encontrar…

    Dios nos continue bendiciendo…

  2. walter tapia dijo:

    me gusta el comentario del hermano enoc acerca del equilibrio sin ir a los extremos:creer que todo es gracia sin obrar no da fruto;pero tambien desvivirse por hacer tantas obras que al final termina anulando la gracia no da fruto;en cuanto al articulo me gusto mucho,sin embargo al comenzar hay una pregunta acerca de si la salvacion se pierde;este a sido un tema controversial por siglos en la iglesia de cristo.particularmente tomando varios versiculos de la Biblia,en especial romanos 11:22 habla claramente que el Señor nos puede cortar,tambien en la parabola de las diez virgenes,que se encuentra en mateo 25,las Diez eran virgenes osea novias que estaban esperando al esposo. novias=iglesia, esposo=cristo;5 eran sensatas, 5 no se prepararon;tambien se encuentra en las cartas de pablo a los filipenses,y tambien en mateo 24 que salio de la boca de Jesus,que solo seria salvo el que persevere hasta el fin; condicion=perseverar;tambien el pasaje donde el Señor Jesucristo habla acerca de los que se van a justificar diciendo que hicieron milagros,echaron fuera demonios,etc;y podriamos continuar. solo decir lo que dijo pablo:prosigo a la meta. Dios les bendiga.

  3. Rodolfo Plata dijo:

    BREVE CRÍTICA AL PROFETISMO JUDÍO DEL ANTIGUO TESTAMENTO: La relación entre la fe y la razón expuesta parabolicamente por Cristo al ciego de nacimiento (Juan IX, 39), nos enseña la necesidad del raciocinio para hacer juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad mediante el discernimiento de los textos bíblicos. Lo cual nos exige criticar el profetismo judío o revelación para indagar la verdad que hay en los textos bíblicos. Enmarcado la crítica al profetismo judío en el fenómeno espiritual de la trasformación humana, abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana conceptualizadas por los filósofos griegos y sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.), y utilizando los principios universales del saber filosófico y espiritual como tabla rasa a fin de deslindar y hacer objetivo “que es” o “no es” del mundo del espíritu. Método o criterio que nos ayuda a discernir objetivamente __la verdad o el error en los textos bíblicos analizando los diferentes aspectos y características que integran la triada preteológica: (la fenomenología, la explicación y la aplicación, del encuentro cercano escritos en los textos bíblicos). Vg: la conducta de los profetas mayores (Abraham y Moisés), no es la conducta de los místicos; la directriz del pensamiento de Abraham, es el deseo intenso de llegar a tener: una descendencia numerosísima y llegar a ser un país rico como el de Ur, deseo intenso y obsesivo que es opuesto al despego de las cosas materiales que orienta a los místicos; es por ello, que la respuestas del dios de Abraham son alucinaciones contestatarias de los deseos del patriarca, y no tienen nada que ver con el mundo del espíritu. La directriz del pensamiento de Moisés, es la existencia de Israel entre la naciones a fin de llegar a ser la principal de todas, que es opuesta a la directriz de vida eterna o existencia después de la vida que orienta el pensamiento místico (Vg: la moradas celestiales, la salvación o perdición eterna a causa del bien o mal de nuestras obras en el juicio final de nuestra vida terrenal, abordadas por Cristo); el encuentro cercano descrito por Moisés en la zarza ardiente describe el fuego fatuo, el pie del rayo que pasa por el altar erigido por Moisés en el Monte Horeb, describe un fenómeno meteorológico, el pacto del Sinaí o mito fundacional de Israel como nación entre las naciones por voluntad divina a fin de santificar sus ancestros, su pueblo, su territorio, Jerusalén, el templo y la Torah; descripciones que no corresponden al encuentro cercano expresado por Cristo al experimentar la común unión: “El Padre y Yo, somos una misma cosa”, la cual coincide con la descrita por los místicos iluminados. Las leyes de la guerra dictadas por Moisés en el Deuteronomio causales del despojo, exterminio y sometimiento de las doce tribus cananeas, y del actual genocidio del pueblo palestino, hacen evidente la ideología racista, criminal y genocida serial que sigue el pueblo judío desde tiempos bíblicos hasta hoy en día, conducta opuesta a la doctrina de la no violencia enseñada por Cristo __ Discernimiento que nos aporta las suficientes pruebas objetivas de juicio que nos dan la certeza que el profetismo judío o revelación bíblica, es un semillero del mal OPUESTO A LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, ya que en lugar de sanar y prevenir las enfermedades del alma para desarrollarnos espiritualmente, enerva a sus seguidores provocándoles: alucinaciones, cretinismo, delirios, histeria y paranoia; propiciando la bibliolatría, el fanatismo, la intolerancia, el puritanismo hipócrita, el sectarismo, e impidiendo su desarrollo espiritual. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

  4. 6l3 leyes que hay o habia que guardar para ser salvo!!!? y de donde sacaron ese disparate? que yo sepa los madamientos que Dios escribio solo son Diez, sencillitos y claros. he aqui un ejemplo;

    1mer. mandamiento; Exodo 20:3,17
    prohibe tener dioses falzos. es esto para la humanidad, o solo para los judios?

    2do mandamiento.
    prohibe adorar imagenes. es esto para la humanidad o solo para los judios?

    3er mandamiento.
    prohibe la blasfemia. es esto para la humanidad, o solo para los judios?

    4to mandamiento.
    manda a santificar el Sabado 7mo dia. es esto para la humanidad o solo para los judios?

    5to mandamiento.
    manda a honrrar a los padres. es esto para la humanidad, o solo para los judios?

    6to mandamiento.
    prohibe el asesinato. es para la humanidad, o solo para el judio?

    7mo mandamiento.
    prohibe el adulterio. es para la humanidad o solo para el judio?

    8vo mandamiento.
    prohibe hurtar o robar. es para la humanidad, o solo para el judio?

    9no mandamiento.
    prohibe la mentira. es para la humanidad, o solo para el judio?

    10mo mandamiento.
    prohibe la codicia. es para la humanidad o solo para el judio?

    por favor “cristianos” sean honestos y habran los ojos. la gracia no les da permiso de pisotear la santa ley de Dios.

    la cristiandad se aferra a la gracia, y tira a la basura la santa ley. y cuando oran profanamente dicen; Dios mio concedeme tu Gracia pero no quiero tu santa ley.

    escrito esta; …Concedeme con GRACIA tu LEY Salmos 119:29

  5. mario funero;
    usted dice;
    ( que significa estar bajo la ley? estar bajo la ley quiere decir que Dios quiere que el hombre trabaje para El.)!!!

    usted dice;
    ( que es entonces estar bajo la Gracia? significa que Dios trabaja para el hombre.)!!!

    pregunta;
    de donde saco usted esa idea, doctrina, ensenansa o como se le pueda llamar, exijo capitulos, versiculos, renglon tras renglon, linea sobre linea.

    Escrito esta;
    Hijo mio no te olvides de mi LEY y tu corazon guarde mis mandamientos, porque largura de dias y paz te anadiran. Proverbios. 3:1,2.

    pregunta;
    te suena este versiculo, que la santa ley es un yugo de servidumbre?.

  6. walter tapia dijo:

    borraron algunos comentarios mios donde yo le respondo al comentario de andres villarreal;en todo caso la palabra del señor no miente:galatas 3:10 todos los que dependen de las obras de la ley estan bajo maldicion.incluido el joven rico del relato de Jesus,ya que el rompio el gran mandamiento amando mas las riquezas que a Dios. amado Andres,ya no estamos bajo ayo,encerrados,ya que cristo vino a libertarnos.yo no voy a retroceder simplemente por que a ud. se le ocurra volver,o como dijo pablo:galatas insensatos.donde esta el templo para el sacrificio?,donde esta el cordero para el holocausto?;acaso no somos nosotros templos del Dios viviente?,acaso no es cristo el cordero de Dios?. si tratas de justificarte por tus obras y la ley,me temo que no entendistes el evangelio,ya que Cristo hizo lo que ningun ser humano podra hacer jamas:cumplir sin fallar.ni david,ni moises,ni pablo,ni pedro, nadie pudo.Dios te bendiga.

  7. Saludos en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo

    Veo y leo que aun Dios continúa hablando en parábolas y por eso tanta confusión.

    Para lograr desentrañar esta aparente contradicción entre lo escrito por Pablo y lo asegurado por Santiago, debería escudriñar y considerar que UNAS SON LAS OBRAS DE LA LEY (a las que se refiere Pablo) y OTRAS SON LAS OBRAS DE LA FE (a las que se refiere Santiago)

    LA LEY “TIENE SUS PROPIAS OBRAS”
    Y esto es comprensible en las siguientes escrituras.

    ROMANOS 10:5 Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: EL HOMBRE QUE HAGA ESTAS COSAS, VIVIRÁ POR ELLAS.

    GÁLATAS 3:10 Porque todos los que dependen de las OBRAS DE LA LEY están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel no permaneciere EN TODAS LAS COSAS ESCRITAS en el libro de la ley, PARA HACERLAS.

    GÁLATAS 3:11 Y que POR LA LEY NINGUNO SEJUSTIOFICA PARA CON DIOS, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;
    .
    GÁLATAS 3:12 y LA LEY NO ES DE FE, sino que dice: EL QUE HICIERE ESTAS COSAS VIVIRÁ POR ELLAS.

    LA FE “TIENE LAS SUYAS (sus propias obras)”

    De ahí que “LA CONFUSIÓN” se presenta por NO DIFERENCIAR ENTRE LAS OBRAS DE LA LEY y LAS OBRAS DE LA FE y colocarlas en el mismo PLATO.

    Cuando hagan la diferencia entre estas obras, “SE HARÁ LA LUZ”.

    La Paz de nuestro Señor Jesucristo
    http://www.lapalabraeslaverdad.mforos.com

  8. Quirino dijo:

    Ya no estamos bajo la ley estamos bajo la gracia muertos al pecados (Romanos 6:1-15, el fin de la ley es Cristo al morir dejó abolida la ley y al resucitar resucitamos también al nuevo pacto desde hace 2000 años..(Hebreos 2:14).

  9. Quirino dijo:

    al saber que estamos muertos al pecado automáticamente somos perfectos y se vive en gracia por la fe en el todo poderoso el dilema esta en que todas las religiones sectas etc del mundo convina los dos pactos ley y gracia ya no estamos bajo la ley estamos bajo la gracia y bendecidos con toda bendición…Efesios 1:3-7

  10. Omar dijo:

    Hermano andres V. Deberia contestar a este comentario como ud sabe hacerlo de cualquier modo yo le dire a este Hombre de nombre Quirino que debe de despertar de su letargo para que pueda entender que perfecto solo es Dios que despierte y busque ayuda para que alguien le ensenie como interpretar las escrituras sobre todo las profecias pera que no se confunda mas de lo que ya esta, aun san pablo se cuidaba de no ser reprobado precisamente por su inperfeccion humana lo que este hombre acaba de escribir es una falacia el sentirnos perfectos es sin duda obra de satanas por que el albergar ese sentimiento solo nos da la seguridad de que no necesitamos observar la ley de Dios par ser salvos, que barbaridad seguramente para el no es pecado matar robar mentir seguramente ud Sr Quirino es un santo viviendo en este mundo ya deberia irse al cielo no se que hace aqui entre los pecadores aqui solo corre el peligro de pecar vayase por favor nomas no le diga a los catolicos a donde va porque pueden hacer una imagen de ud para encargarle un milagrito o a lo mejor le piden ese favor personalmente antes que ud deje este mundo porque de seguro lo ban a beatificar, de cualquier forma fue un placer haber intercambiado comentarios con un su majestad la perfeccion,que emocion.

  11. Omar dijo:

    Cuando el apostol pablo dijo que ya no estabamos bajo la ley se referia a la ley de ritos y sacrificios que solo apuntaban al verdadero sacrificio que cristo hizo en la cruz, en todo caso jesucristo fue el fin de esa ley de la que usted habla, y si hablamos de la ley de los diez mandamientos entonces el fin o finalidad de esa ley si es jesucristo por que fue por medio de esa ley que pudimos conocer el pecado y al mismo tiempo su fin fue llevarnos a jesucristo, Sr Quirino aprenda a interpretar la palabra de Dios correctamente la ley de los diez mandamientos no puede ser abolida porque es eterna como el que la promulgo y es esta ley de la que jesucristo nos aseguro diciendo que primero pasarian el cielo y al tierra antes que una jota o un tilde de esta ley fuera cambiado sr Quirino no se necesita ser un erudito para entender esto, busque ayuda por que le aseguro que la necesita urgente mente, porque si nos dejamos llevar por la manera que ud interpreta esto entonces pablo contradijo a jesucristo y si fue asi entonces pablo no escribio bajo la inspiracion de espiritu santo estonces si estamos en problemas.

  12. Ruben dijo:

    ¿ABOLIÓ YESHUA LA TORAH?
    ¿ABOLIÓ YESHUA LA TORAH?

    Siempre que oigo a “creyentes” decir que la torah ya no esta vigente, me pregunto ¿Elohim hizo algo imperfecto? Y me respondo, ¡No! Es imposible que el Todopoderoso haga cosas imperfectas. Lo que él tiene son planes y propósitos y en base aquellos es que el ha modificado pactos, por amor a los suyos para poder salvarlos. No obstante hay gran parte de personas en la religión cristiana que dice que ¡¡Ya no estamos bajo la Torah!! Como quien dice los mandamientos ahí escritos ya no debemos guardarlos. ¿Es cierto esto? ¿Será que todos los mandamientos y preceptos de la Torah, están totalmente anulados?. Yeshua vino a cambiar y a modificar mandamientos, se dice dentro de la doctrina que postula que la torah no esta en vigencia, ¿Pero cual es la verdad pura y escueta de la Biblia? Es lo que con la ayuda de Elohim veremos en este estudió.

    Yeshua no cambio los mandamientos…

    Yeshua no vino a implantar una nueva religión, sino más bien, a darnos el verdadero camino al Padre (Juan 14:6), el cual ya habían extraviado muchos Israelitas. Por esto es que es imposible que el Mesías, el ungido de Elohim, el que sirve al creador de la Torah, haya venido a enseñar lo contrario a su Padre. En Mateo 5:17 al 20 leemos palabras claves del Mesías Yeshua:
    “No penséis que he venido para abrogar la ley (torah) o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley (torah), hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo 5:17-20)
    Como podemos ver este pasaje es sumamente claro, en el encontramos la respuesta a la pregunta principal de este articulo. Yeshua mismo reconocer no tener en mente ABOLIR la torah, sino mas bien llevarla su cumplir. Ahora bien para entender mucho mejor, ¿Qué es “abolir”? El diccionario RAE nos da el real significado de esta palabra:
    “Abolir: Derogar, dejar sin vigencia una ley, precepto, costumbre, etc.” (RAE).
    Como puede usted ver, “abolir” es dejar sin vigencia o derogar tal como lo dice la RAE. Por otra parte para un mayor entendimiento, debemos saber cual es el verbo griego que se usa para la palabra “abolir”, en griego es “katalúo” que es; “abrogar, alojar, derribar, deshacer, destruir, desvanecer, posar”. Al tener esta información, nos volvemos a preguntar ¿Cómo es que dicen algunos que la Torah ya no esta vigente? No cabe esa interpretación de las escrituras, cuando es el mismo Yeshua quien dice, que no vino dejar sin vigencia la torah, no vino derogar, ni a destruir, ni derribar, ni deshacer, etc., sino que a cumplirla la torah ¿Podría ser esa una interpretación correcta? Por supuesto que no.
    Ahora bien, si el Mesías Yeshua no vino a dejar sin vigencia, sino que a “cumplir” como dice la RV, debemos saber cual es el significado de la palabra “cumplir”, el verbo griego para dicha palabra es “pleróo” que tiene como connotaciones: “perfecto, rellenar, suplir, terminar, lleno, llena, atestar, al cabo, completar, completo, completa, cumplidamente, cumplir” ¿Qué nos quiere decir esto? Que el Mesías no traía una nueva Torah, ni mucho menos una nueva religión, ni venia solo a cumplir, a manera de obedecerla solamente, sino mas bien a completar, dando el correcto sentido de esta no olvidemos que él era la “palabra” o la “torah” hecha carne (Juan 1:14), por lo cual nos trajo la correcta luz en relación a estas, y con aquella luz mostró el propósito real de la Torah, dar el conocimiento del pecado en su totalidad. (Romanos. 4:15).
    En relación al pasaje de Mateo 5:17, las distintas versiones bíblicas nos dan una luz mucho más amplia veamos:
    (BL95) No crean que he venido a suprimir la Ley o los Profetas. He venido, no para deshacer cosa alguna, sino para llevarla a la forma perfecta.
    (BLS) “No crean que vine a quitar la ley ni a decir que la enseñanza de los profetas ya no vale. Al contrario: vine a darles su verdadero valor.
    (DHH) “No crean ustedes que yo he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor.
    Si lo nota, estas versiones entre otras, concuerdan en que Yeshua jamás vino a dejar sin vigencia a la Torah sino que a darle su real sentido y valor, ese era el de que los hombres comiencen a obedecer a Elohim en el ruaj (espíritu) observando la torah él escribiría en nuestros corazones. (Jeremías. 31:33) (Hebreos 8: 8-13).
    El Mesías hablo de mandamientos y que el que los enseñaba y hacia ese seria llamado grande en el reino de los cielos. (Mateo. 5:18-19). Estos mandamientos no están escritos en ningún otro lugar que no sea en la Torah de Elohim. Por lo tanto la invitación de Yeshua, no es a solo “amar a Elohim y al prójimo” (Marcos. 12:30.) (Deuteronomio. 6:3-4) mandamientos que resumen la Torah, y que además se encuentran en ella, sino que a demostrar ese amor en detalle, guardando todos los mandamientos de Elohim, veamos:
    “Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Yeshua le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Elohim. Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. (Mar. 10:17-19)
    Por cierto estos mismos mandamientos que Yeshua refiere al Joven rico, se encuentran registrados en la Torah. (Éxodo. 20:1-17) El Mesías nos enseño a aguardar los mandamientos, estos no eran suyos propios sino los que su Padre desde antes ya había estipulado.
    “Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras? (Juan 5:46-47)
    Evidentemente que si no creemos a lo que Moisés escribió ordenado por Elohim, menos creeremos que los mandamientos de Yeshua son los mismos del Sinaí. Aquí la gran importancia de saber que los mandamientos de Yeshua, son los de su Padre, pues el hijo nada hace sin que su Padre se lo ordene. (Juan 5:19).
    “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho” (Juan 12:49-50)
    “El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió” (Juan14:24)
    ¿Lo puede ver? Yeshua jamás hablo por su propia cuenta y todo lo que el hablo lo dijo tal cual como el Padre se lo ha ordeno, ¿Qué significa esto? Que los mandamientos que Yeshua mando guardar no son mandamientos de su ocurrencia, sino que son los de su Padre, los cuales están en la torah, Yeshua no fundo una religión con nuevos mandamientos sino más bien nos trajo la luz correcta sobre los mandamientos de su Padre. Veamos:
    “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15)
    “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él” (Juan 14:21)
    “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” (Juan 15:10)

    No mataras…

    Ahora bien, ¿Qué es lo que ocurre cuando el Mesías comienza a enseñar diciendo “Pero yo os digo”? Algunos dicen que es porque el Mesías esta dejando sin vigencia algunos mandamientos de la torah. Sin embargo esa es una pésima y contradictoria interpretación ¿Cómo Yeshua iba a estar contradiciendo los mandamientos de su Padre y Elohim que lo envió? Para poder comprender bien las palabras del Rabí, debemos fijarnos en contexto y en el modo introductorio que él usa para comenzar a tratar temas relacionados con la torah. Note que en el pasaje de Mateo 5:20 Yeshua dice: “Si vuestra JUSTICIA, no fuere mayor que la de los fariseos” Es decir el asunto del cual tratara mas adelante es el de la “Justicia” la cual cada hijo de Elohim comenzara y deberá practicar en el nuevo régimen que es en el ruaj (espíritu) de Elohim. (Rom. 8:4). No es que Yeshua este anulando el mandamiento, sino que lo esta llevando a su máxima expresión espiritual, evidentemente es que si andamos en el espíritu (Rom: 8:4), no maldeciremos a nuestro hermano, por lo tanto menos podremos asesinar. Esto en relación a lo siguiente:
    “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. (Mateo. 5:21-22)
    El pasaje al cual Yeshua hace alusión es el siguiente:
    “No matarás” (Exodo. 20:13)
    Ahora bien, recuerde como es que Yeshua comenzó este sermón diciendo: “Si vuestra Justicia no fuere mayor que la de los fariseos” Es decir el punto aquí radica en la justicia del individuo, todos los que somos hijos de Elohim guiados por su espíritu (ruaj), nuestra justicia debe ser mayor que la de solamente “NO ASESINAR”, si no que debe llegar al punto de no enojarnos con nuestro hermano y tratarlo de Necio o fatuo. Esa es la JUSTICIA de la cual Yeshua viene enseñando, no que el haya abolido el mandamiento, sino que ahora por medio del nuevo régimen en el ruaj la Justicia alcanza un grado mucho mas alto.

    No cometerás adulterio…

    Versos más adelante en el pasaje de Mateo 5:27, el Maestro nos dice:
    “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mateo. 5:27-28)
    El pasaje al cual Yeshua hace referencia es el siguiente:
    “No cometerás adulterio” (Éxodo. 20:14)
    Aquí nuevamente Yeshua viene hablando de una mejor JUSTICIA (Mat. 5:20), él No vino a dejar este mandamiento caducado, sino a mostrarnos el real espíritu de la torah que es la verdadera justicia del mandamiento, ¿De que serviría no llegar al acto mismo del adulterio, cuando en el corazón hay codicias carnales y deseos de infidelidad? Por lo tanto Yeshua enseña la correcta interpretación del mandamiento descrito en la torah “No adulteraras”. (Exo.20:14) el cual para ser correctamente cumplido, debe haber en él ser humano la capacidad que solo da el espíritu (ruaj) para obedecer la torah escrita en nuestros corazones y así cumplir esa real justicia que demanda el mandamiento (Heb. 8:8-17). Nuevamente confirmamos que Yeshua no enseño que la torah estaba sin vigencia.

    El divorcio…

    Seguidamente Yeshua sigue con su discurso acerca de los mandamientos y de la real JUSTICIA que debe practicar todo hijo de Elohim que quiere entrada en el reino de los cielos, ahora nos habla sobre el real sentido del divorcio:

    “También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, déle carta de divorcio. Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio” (Mateo. 5:31-32)
    El pasaje al cual Yeshua hace referencia es el siguiente:
    “Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Yahweh, y no has de pervertir la tierra que Yahweh tu Elohim te da por heredad” (Deuteronomio. 24:1-4)
    Aquí uno de los temas mas polémicos, que los inexpertos tuercen negando la vigencia de la torah y enseñando que Yeshua contradijo tales mandamientos. Pero sin embargo como lo hemos dicho desde un comienzo, el Mesías viene enseñándonos de la real Justicia de hacer la voluntad de Elohim, no como los fariseos que buscan excusas en los mandamientos para hacer el mal, sino que con el espíritu santo (ruaj kadosh) que mora en nosotros Yeshua nos manda hacer una justicia acorde con la pureza del mandamiento ordenado por YHWH. Yeshua por ningún motivo contradice el mandamiento de carácter permisivo que esta descrito en la torah. Si no mas bien identifica la real voluntad de YHWH en el. Pues no olvidemos que este es un mandamiento que es de carácter permisivo, pues por la dureza del corazón del hombre es que es permitida la carta de divorcio, pero no es la perfecta voluntad de Elohim la separación de un matrimonio. ¿Qué es lo que hace Yeshua? Darle un sentido de justicia real al mandamiento permisivo, por eso la expresión: “a no ser por causa de fornicación” Aquí Yeshua no esta prohibiendo el divorcio, sino que le esta dando la correcta interpretación de pureza y justicia al mandamiento, que repito es de carácter CIVIL Y PERMISIVO. Es decir que el divorcio puede ser posible solo si existiera impureza e infidelidad, aunque Yeshua reconoce. “en el principio no fue así”, la voluntad de Elohim era que los matrimonios estuvieran siempre juntos.
    “Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Elohim juntó, no lo separe el hombre. Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera” (Mat. 19:3-9)
    En otras palabras lo que YHWH hace como un legislador no tan solo de asuntos espirituales sino que también de problemas civiles, pues no olvidemos que sus leyes son hechas para una nación y para un pueblo de seres humanos, considerando el bajo estado moral y la incapacidad para una mejor justicia de los hombres sin el espíritu (ruaj), es que Elohim permitió repudiar los hombres a las mujeres o mas bien el divorcio. No como aprobando tal situación, sino como una medida para prevenir males peores. Pues como dijo Yeshua: “Desde el principio no fue así” a fin de impresionar a sus oyentes con el carácter temporal y puramente civil de este “relajamiento” aparente en los mandamientos. Sin embargo repetimos que Yeshua trajo el sentido correcto de interpretación del pasaje de la torah. El texto griego dice: “Desde el principio no ha sido así”.
    Son claves las palabras del pasaje de Deuteronomio 24:1, donde dice “por haber hallado cosa indecente” Esa expresión bajo la interpretación de Yeshua es igual a: “a no ser por causa de fornicación”. Es decir que el Maestro no estaría contradiciendo el mandamiento, sino que llevándolo al nivel de pureza e integridad que este merece. Los judíos despreciando la perfecta voluntad de Elohim, no solo torcieron el plan de Elohim acerca de que el hombre y la mujer continuaran toda la vida juntos, sino que además, por causa de la poca integridad y la gran soberbia de sus corazones habían desvirtuado totalmente el mandamiento permisivo y le restaron integridad divorciándose por motivos totalmente inmaduros. Es por esto que Yeshua viene enseñando no de ABOLIR la torah, si no de interpretarla con la JUSTICIA real que demanda el mandamiento. No olvidemos las palabras claves introductorias al mensaje “si vuestra JUSTICIA no fuere mayor que la de los escribas y Fariseos no entrareis en el reino de los cielos”
    No juraras falsamente…
    En Mateo 5:33 leemos un pasaje por demás difícil de interpretar, que da razón a los que ignorantemente enseñan que Yeshua enseño contra la torah, en tal pasaje pareciere haber una invitación de Yeshua totalmente contraria a la Torah, sin embargo no es así, veamos:
    “Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos. Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Elohim; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede” (Mateo 5:33-35) (RV).
    Mientras Yeshua terminaba su relato sobre el divorcio, comenzaba a enseñar sobre el “jurar”. Curiosamente las versiones bíblicas han omitido una palabra que es clave en la interpretación de este pasaje, pues no es lo mismo leer: “No juréis en ninguna manera” a leer “no juréis falsamente en ninguna manera” ¿Lo nota? La palabra “falsamente” que es la que corresponde a dicho mandamiento, a sido omitida por la mayoría de las versiones bíblicas, sin embargo la versión hebrea de Mateo Sen Tov dice; “falsamente”. El pasaje de la torah al cual Yeshua hace relación es el siguiente:
    “Y no juraréis falsamente por mi nombre, profanando así el nombre de tu Elohim. Yo Yahweh” (Levitico 19:12).
    “Cuando haces voto a Yahweh tu Elohim, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Yahweh tu Elohim de ti, y sería pecado en ti. Más cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado. Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Yahweh tu Elohim, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca. (Deuteronomio. 23:21-23)
    Si Yeshua trataba explicar acerca de este mandamiento entonces es evidente que el se refería a no jurar en falsamente, toda vez que el mismo dice al comenzar el sermón: “No venir abolir la torah” y además en sus enseñanzas decir “no hablar por su propia cuenta” Por lo tanto no podría el Mesías estar enseñando contra lo que su Padre YHWH había desde hace tiempos estipulado como un mandamiento bueno y puro (Rom 7:12). De hecho el jurar es un mandamiento para el pueblo de Israel, lo que prohíbe la torah es jurar falsamente:
    “Y jurares: Vive Yahweh, en verdad, en juicio y en justicia, entonces las naciones serán benditas en él, y en él se gloriarán” (Jeremías 4:2)
    “Y si con diligencia aprenden los caminos de mi pueblo, para jurar en mi nombre diciendo: ¡Vive Yahweh! Así como ellos enseñaron a mi pueblo a jurar por Baal, serán restablecidos en medio de mi pueblo.” (Jeremías. 12:16)
    La versión Hebrea de Mateo Sen Tov dice:
    “Además habéis oído que fue dicho por los antepasados: no jurarás en falso en mi nombre’, sino cumplirás a Elohim tus juramentos. Pero yo os digo que no juréis por nada falsamente, ni por el cielo, porque es el trono de Elohim; ni por la tierra porque es el estrado de sus pies; o por Jerusalén porque es su ciudad, ni por tu cabeza porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro sí, sí y vuestro no, no. Cualquiera que añada a esto es malo.” (Sentov).
    Alguno preguntara, si Yeshua no esta contradiciendo el mandamiento, ¿Por qué la aclaración? Los judíos habían tomado la mala costumbre de jurar por cualquier cosa que no fuere, el nombre del altísimo, el cielo, la tierra, de esa manera era habitual el jurar por cosas que se creían no tener sentido. Sin embargo Yeshua dando una vez mas el sentido de JUSTICIA al mandamiento, con la expresión: “Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello” Da entender que lo verdaderamente importante es no jurar nunca falsamente no importando por que se jurara, por eso el termina diciendo, vuestro si, sea si, y vuestro no sea no. Esto fue entendido por la primera congregación y enseñado por los apóstoles:
    “Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación” (Santiago 5:12)
    Evidentemente, Santiago también se refiere al no jurar en falso, el emisario repite de esa manera la enseñanza de Yeshua. Por otra parte, si “jurar” fuera un pecado, o si hubiese sido esa la intención del Mesías, hacernos saber que jurar es pecado, jamás el Padre habría jurado (Hebreos 13:6) ni los malak, (ángeles) jurarían.
    “Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más” (Apocalipsis. 10:5-6).

    El ojo por ojo y diente por diente…

    El estatuto del “ojo por ojo” también conocido como la ley del Talión es la que ahora cabe analizar en este estudio. Yeshua comienza enseñando en relación a esto, diciendo en Mateo 5:38:
    “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses” (Mateo 5:38-42)
    Las palabras a las cuales Yeshua hace referencia se encuentra registradas en la Torah en los siguientes libros, donde se dice lo siguiente:
    “Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe. (Exodo. 21:23-25).
    “Y el que causare lesión en su prójimo, según hizo, así le sea hecho: rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente; según la lesión que haya hecho a otro, tal se hará a él” (Levitico 24:19-20).
    “Cuando se levantare testigo falso contra alguno, para testificar contra él, entonces los dos litigantes se presentarán delante de Yahweh, y delante de los sacerdotes y de los jueces que hubiere en aquellos días. Y los jueces inquirirán bien; y si aquel testigo resultare falso, y hubiere acusado falsamente a su hermano, entonces haréis a él como él pensó hacer a su hermano; y quitarás el mal de en medio de ti. Y los que quedaren oirán y temerán, y no volverán a hacer más una maldad semejante en medio de ti. Y no le compadecerás; vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie” (Deuteronomio. 19:16-21)
    Desde una perspectiva equivoca e influenciada por el antisemitismo, es decir el rechazo a todo lo que es de origen judío, es fácil desvirtuar las palabras del Mesías Yeshua y creer que él esta cambiando la Torah y contradiciendo el mandamiento preescrito en ella. El caso del “ojo por ojo” es similar al del divorcio, se trata de una ley que viene a impedir un abuso de venganza, fue creada con el fin de determinar castigos justos bajo la medida de una instancia civil. Es decir tal cual era el daño ocasionado, tal cual debía ser restituido el individuo dañado por el causante. Esto permitía que no hubieran excesos al momento de cobrar una deuda pendiente, e incluso permitía que no hubieran derramamientos de sangre ni perdidas de vidas injustificadas. Todo esto ocurría bajo el contexto de “nación”, la cual necesitaba ordenanzas civiles, para solucionar problemas de carácter civil. Al igual que en todas las naciones del mundo, donde hay tribunales preestablecidos que velan por la justicia, y la equidad, este mandamiento, viene regular una conducta e impedir acciones desmedidas, y preventivo de conductas aun peores, PERO DE NINGUNA MANERA VIENE A FOMENTAR LA VENGANZA. Además este tipo de reglas venían a impedir que la nación se contaminara de personas que no quisieren hacer los mandamientos de Elohim. Aquello lo notamos en el pasaje de Deuteronomio 19:16 al 21 donde el Altísimo usa la expresión: “y quitaras el mal de ti”, dando a entender que la cualidad permisiva del “ojo por ojo”, es de carácter temporal, y el castigo del “vida por vida”, servia como ejemplo para que en el pueblo no existieran injusticias.
    Cabe señalar que esta ley de la represalia, tenía el propósito de quitar la venganza de las manos de los particulares, y entregarla a los magistrados, sin embargo fue abusada de una manera opuesta, y mirada como una garantía para tomar la venganza en las propias manos, lo cual era contrario a las propias indicaciones de la Torah, veamos:
    “No digas: Yo me vengaré; Espera a Yahweh, y él te salvará” (Proverbios 20:22)
    “No digas: Como me hizo, así le haré; Daré el pago al hombre según su obra” (Proverbios 24:29)
    Yeshua por lo tanto no venia enseñando algo nuevo a lo que la Torah ya indicaba, evidentemente estábamos frente a un precepto permisivo y de carácter civil, que no era la perfecta voluntad de Elohim. No obstante en el nuevo régimen, si bien no se abolido la ley de carácter permisivo, Yeshua nos habla de una justicia aun mayor para entrar en el reino de los cielos, donde si vivimos en el espíritu santo (ruaj kadosh), ya no será necesario el “ojo por ojo”, sino mas bien, la misericordia, ya que la justicia mayor que llevamos en el interior, a causa de que la Torah esta escrita en el corazón del hombre, será mucho mas fácil el perdón al que nos causo el agravio, que actuar guiados por la carne y cobrar una venganza desmedida.

    El amor a los enemigos…

    Luego de hablar sobre la llamada “ley del talion” Yeshua comienza a enseñar sobre el amor a los enemigos, al parecer Yeshua estaría enseñando lo contrario a la torah, pues las expresiones: “Oisteis que fue dicho”, “Pero yo os digo”, son pésimamente interpretadas por quienes buscan una excusa en Yeshua para respaldar la doctrina de que los mandamientos de la torah ya no están vigentes. Pero veamos, que es lo que el Mesías señalo:
    “Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced” (Mateo 5:43-44)
    El “amor” no es una practica que comienza con Yeshua, como algunos dicen, que este es un mandamiento nuevo, sino que el precepto de amar, es desde mucho antes, pues comenzó como ordenanza, cuando el Padre Elohim señalo, el amor al prójimo y al extranjero. Antes de que no hubiese precepto sobre “amar” al prójimo y a Elohim, ya había amor en los hijos de Elohim, tales son los casos de hombres de Yahweh que amaron a Elohim y a sus semejantes, tenemos los ejemplos de: Noe, Abel, Abraham y muchos mas, que sin precepto escrito en piedra, pero si viviendo en el ruaj de Elohim, anduvieron en los estatutos del Altísimo. Por lo tanto, el “amor” es un principio que nace desde el mismo Génesis.
    Ahora bien, veamos como es que el mandamientos de “amar”, es un precepto que esta desde mucho antes de Yeshua, en la torah:
    “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Yahweh” (Levíticos 19:18)
    “que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido. Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto” (Deuteronomio 10:18-19)
    No obstante, muchos al leer el pasaje de Mateo 5:43 creen que en la Torah se enseña a odiar al enemigo, y que por lo tanto Yeshua estaría enseñando lo contrario a lo que supuestamente dice o enseña la Torah. ¿Qué es lo que realmente sucede aquí? Ante todo debo aclarar que en la Torah no se invita a odiar o aborrecer a los enemigos, sino que amar al prójimo, y prójimo es todo ser de la especie humana incluso los enemigos. Lo que en la torah se enseña, es por sobre todo el principio del amor, esto no significa, aprobar conductas que van contra los mandamientos de Elohim, sino que amor, es amar en la verdad. Sin embargo, pareciere haber una contradicción. Tal es el caso de Salmos 139:21, donde pareciere que el Salmista nos hace una invitacion a odiar a los enemigos, sin embargo, el lenguaje poético expresado allí, invita no a procurar el mal de los enemigos, odiándolos con todo el ser, sino mas bien a desaprobarlos por cuantos son enemigos del Creador. Pues justificadamente los enemigos del Creador son nuestros enemigos, eso no significa que no podamos tener de ellos misericordia, pero con temor. En la escritura, en muchas ocasiones se nos invita a odiar o aborrecer las obras de los enemigos del creador, pero no a odiar a quienes hacen esas obras, pues el mandamiento es “Amaras a tu prójimo”, y como el amor de Elohim es puro, es evidente que no puede ser un amor carnal contaminado por emociones, sino que con la verdad de Elohim. Notemos que el amor de Elohim fue tal para su pueblo, que el no quería que se contaminaran con otras naciones, por eso el les mando a exterminarlas, y ha que una vez vencidas estas, su pueblo no tuviera conexión de ningún tipo con estos pueblos paganos, pues por sus costumbres eran enemigos del creador. Ese ejemplo es muestra del verdadero amor de Elohim, el cual, para que su pueblo no se contaminara, permitió exterminar a esas naciones. ¿Sorprendente no? No obstante, si un extranjero, arrepentido quería servir a Elohim, las puertas estaban abiertas para él. Eso demuestra una vez mas, que el amor del Padre siempre a sido el mismo, para todos aquellos, judíos y gentiles, los que con fe sincera y corazón arrepentido se acercan a él.
    Por tanto el “odio” a los enemigos, que se nos hace alusión en las escrituras, es a las obras de los enemigos, no a los mismos. El aborrecer las obras de los enemigos, pero a la vez, amar sus almas, nos puede llevar, incluso al punto de amar al enemigo de una manera distinta a la habitual, pero bíblicamente eficaz, acción la cual, si el Altísimo quisiere, les hará reflexionar y volverse a él. Por ejemplo, el Aposto Judas enseño a aborrecer la ropa contaminada usada por ellos. (Judas 1:23), aquello es muestra de amor, para que una vez vistos en la indignidad que produce el mal, les remueva su interior, por si se arrepintieren.
    En definitiva repito, la torah no enseña a odiar, sino el amor:
    “Si encontrares el buey de tu enemigo o su asno extraviado, vuelve a llevárselo. Si vieres el asno del que te aborrece caído debajo de su carga, ¿le dejarás sin ayuda? Antes bien le ayudarás a levantarlo” (Exodo 23:4-5)
    “Si el que te aborrece tuviere hambre, dale de comer pan, Y si tuviere sed, dale de beber agua” (Proverbios 25:21)
    Por ultimo cabe decir, que las palabras del Mesías Yeshua, en la expresión: “Oisteis que fue dicho, aborrecerás a tu enemigo”, hacen referencia a una falsa doctrina enseñada por rabinos y judíos de la época, los cuales por deducción creían que si el mandamientos era: “amar al prójimo” la contraparte seria: “aborrecer a los enemigos”, debido a esta falsa enseñanza, que no esta en la torah, pero que era enseñada por el sistema religioso de la época, es que Yeshua dice: “Pero yo os digo”, es decir, en esta ocasión el si estaría contradiciendo a los religiosos de la época, pero a la vez enseñando lo que la misma Torah ya enseñaba, el amor al prójimo incluso al enemigo.

    Ni una jota, ni una tilde…

    Estas palabras de Yeshua: “Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley (torah), hasta que todo se haya cumplido” Expresan la total vigencia de los mandamientos del Altísimo, elevados a la justicia necesaria para ser dignos del reino de los cielos (Mateo 5:20). Hasta que este cielo y esta tierra exista, habrá Torah, instrucción para el pueblo, ordenanza para la asamblea de Yeshua, para que nos vaya bien. (Deuteronomio 6:3), para una norma de vida acorde con el ministerio recibido de mano del Mesías Yeshua, pero no, para la salvación, la cual es solo por la gracia de Yeshua, no por obras. (Efesios 2:5).
    La expresión: “Ni una jota” se refiere a la letra mas pequeña del alfabeto hebreo, esto tiene pura relación con la importancia de guardar y tomar en cuenta hasta el mas mínimo de los mandamiento de la Torah, al igual que la expresión: “Ni una tilde” que es el guión que sirve para diferenciar una letra hebrea de otra. Si Yeshua dice que estos detalles son eternos, ¿Cuánto mas los mandamientos claramente expresados y vigentes en la torah?. Pues si hacemos todas estas cosas, alcanzaremos a lograr lo que Yeshua termino enseñando, en esta lección sobre la Torah: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mateo 5:48).

  13. Gilmer Estuardo dijo:

    Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
    Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;
    para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Romanos 8:2-3-4
    En el versículo 2 se distingue claramente que Cristo es la Ley del Espíritu y de la Vida, mientras que la ley del pecado y de la muerte es la pretensión del ser humano de alcanzar justificación de sus pecados por medio de las obras.

  14. arturo dijo:

    SOMOS PERFECTOS ESPIRITUALMENTE POR LA SANTIDAD PERFECTA INPUTADA DE CRISTO PERO NO SOMOS IMPECABLES PUES SEGUIMOS SIENDO PECADORES POR LA FALTA DE SANTIDAD IMPARTIDA DEL E.S. LA CUAL ES NUESTRA RESPONSABILIDAD BUSCAR DIA TRAS DIA ATRA VEZ DEL ESTUDIO CONCIENSUDO DE LA SANTA PALABRA Y LA ORACION SIN CESAR; SIN DEJAR FUERA EL AYUNO.

  15. ervin dijo:

    Gracias a Dios por su bendita palabra el senor jesus nos dejo dos mandamientos en los cuales se resumen toda la ley amar a Dios creerle y obedecerle y el segundo amaras a tu projimo como a ri mismo,¿ como puedo amar a mi projimo si Dios no esta en mi? Dice el apostol pablo que si diera mi cuerpo para ser quemado en una oguera y no tengo amor de nada me sirve la ley se cumple amando

  16. OLIVIA VIVAS dijo:

    SOLO SE QUE ISRAEL ES EL UNICO PUEBLO QUE HA SOBREVIVIDO A TANTA MALDAD, INJUSTICIAS , INVASIONES , HOLOCAUSTOS, NINGUN IMPERIO CON TODO Y SUS ARANDELAS LO HA LOGRADO, O SINO DONDE QUEDO GRECIA , ROMA , ALEJANDRO MAGNO Y OROS TANTOS, QUE NO QUEDAN SINO RUINAS,PERO EL ELEGIDO SIGUE DE PIE Y CADA VEZ MAS BENDECIDO,,,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.