¡RECLAMAR O CLAMAR!

Autor: Sergio A. Perelli

El  escribir un artículo como este, no tiene el propósito de convencer a nadie sobre una posición personal que yo tengo sobre el uso de las dos palabras del título escogido, sino de motivar al lector a analizar el uso de los términos “reclamar” y clamar, desde una perspectiva Bíblica y no movida por el fervor o la emoción de que en realidad necesitamos impresionar a Dios cuando oramos.

Una de las premisas que me es necesario compartir, es que el mayor porcentaje de personas Cristianas que usan el verbo “reclamar” en sus plegarias, generalmente tienen una tendencia marcada a ser partidarios de la “Teología de la Prosperidad y de la Sanidad”. El Diccionario Larousse define “reclamar” como: “1. Exigir con derecho. 2. Protestar contra algo”; y otros diccionarios usan la expresión: “Pedir con derecho”.

Estimado lector, ¿Se da Usted cuenta porqué no me gusta usar la palabra “reclamar”?

¿Qué “derecho” tengo yo un ser creado, con una naturaleza depravada y finita de “exigir” o “pedir” alguna cosa a mi Padre Celestial; siendo que si no fuera por el sacrificio expiatorio de Jesús, la única cosa que me merezco es la muerte eterna?

La Nueva Concordancia Exhaustiva Strong, no tiene un solo versículo en donde aparezca el verbo “reclamar” y si hubiera encontrado alguno, me atrevo a asegurar que no hubiera sido presentado por ningún hombre de Dios en sus oraciones.

¿No le transmite este detalle algo a su cerebro? Sin embargo, en la misma concordancia encontramos 114 versículos con el verbo “CLAMAR” y 43 veces en el libro de los Salmos de los cuales el Rey David escribió casi la mitad de los 150 que encontramos en el Salterio. ¿Será que David estaría de acuerdo conmigo acerca de mi preferencia en usar “CLAMAR”, en lugar de “reclamar” en nuestras oraciones? ¡No lo sé!

El Apóstol Pablo en su Epístola a los Romanos escribió: Oh hombre, ¿quién eres tú para que alterques (replicar, contestar) con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?” (9:20, 21)”. El tema del capítulo 9 de la mencionada carta paulina, es la elección de Israel; y en el contexto Pablo nos demuestra la Soberanía de Dios sobre Su pueblo; pero en el versículo 24 nos agrega “a nosotros…los gentiles”.

Nuestro Abba es Soberano de nuestras vidas, así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia (Ibid. vs.16).  En otras palabras, Sergio no tiene ningún derecho de reclamar o exigirle nada a Dios”la oración es un privilegio que Dios ha puesto a nuestra disposición para expresarle las peticiones y no los “reclamos” de nuestro corazón; y aún si “CLAMAMOS” tampoco es una garantía que El va a responder a nuestra oración si no está de acuerdo a Su voluntad. (1 Juan 5:14). Si Usted ha entendido QUIEN ES EL ALFARERO, y quien es el vaso; posiblemente entenderá también la razón por la cual escribí este artículo.

Nota:

Artículos varios del autor en: calvarychapelamistad.org

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Clamar. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡RECLAMAR O CLAMAR!

  1. Hay que estar muy atentos para no caer en el engaño de los “evangelios faciles” Solo puedes recordar que las cosas que mas alegria te dieron tambien te costaron mucho contrario a el evangelio de la prosperidad que te hacen creer que con solo dar tu vas a recibir al monton y tu vida sera un paraiso .La verdad la vida cristiana es dura y está llena de pruebas de todo tipo,

  2. anne dijo:

    Que bendición de este artículo, por que realmente Quiénes somos nosotros para exigirle nada al Padre, ahora esta de moda el “reclamo” ..cuando Dios nos debería de reclamar o exigir con TODO EL DERECHO a nosotros más santidad , EL si tiene derecho de exigirnos a nosotros más ,pero no lo hace el nos amonesta con amor , quienes creemos q somos, si solo somos polvo!

  3. Tamara Fereda dijo:

    Excelente mi hermano Sergio. El mismo DIOS nos dice claramente: “Clama a mí y yo te responderé y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3) Creo que se está perdiendo el norte, lastimosamente, en la mayoría de las veces son los propios líderes quienes se levantan con tal arrogancia ante Dios como si olvidaran que es por pura misericordia que no hemos sido consumidos. Qué tenemos que reclamar A DIOS cuando ÉL ya entregó a su único hijo para que nosotros pudiésemos ser perdonados¡¡ Bendiciones hermano.

  4. Marelice dijo:

    Me encantó, siempre me decían en la iglesia que le reclamara a Dios por mi esposo, yo teniendo mis primeros meses en el evangelio, no me parecía correcto, quien era yo para reclamar?? Prefiero clamar para que se haga su voluntad y no la mía,les respondía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .