PRINCIPIOS BASICOS PARA EL NOVIAZGO -III-

DE ENAMORARSE A SER NOVIOS

Mario E. Fumero

Antes de comprometerse para un noviazgo, los jóvenes deben mantener una amplia relación de amistad con varios amigos/as con el  fin de poder establecer una elección no solamente atractiva, sino de identidad en el carácter y temperamento. Enamorarse de la primera persona que se conoce, sin un marco amplio de amistades, puede llevar a una relación posesiva y como consecuencia a un fracaso futuro.

DE AMIGO A ENAMORADO

Entre los amigos/as debemos ir buscando una relación de compatibilidad, para después forjar la etapa del enamoramiento. Lo físico es pasajero, lo vital es el carácter y temperamento de la pareja, los cuales deben complementarse para ser idóneo. ¿Qué significa el término “idóneo”? No es ser iguales, sino complementarios. Para entenderlo mejor lo ilustrare con el hecho de cortar cinco manzanas al medio, mezclarla y después buscare la parte que encaja en la otra, la idónea es la parte complementaria de la misma.  En la diversidad de elección se puede hacer una buena selección. Es entonces que siendo amigo y conociéndonos aparece la atracción e identidad emocional, lo que produce ese estado que llamamos “enamoramiento”, o sea, que nos atraernos y gustarnos más allá de la simple amistad. Esa atracción puede ser física o emocional, lo primero es secundario, lo vital es lo emocional (que abarca la identidad de carácter, temperamentos y pensamientos) que en el caso del cristiano, envuelve los valores de la fe, que son determinante en todo lo que hagamos en el futuro. El noviazgo debe ser menos íntimo y comprometido que el matrimonio, pero mucho más profundo que una amistad. El noviazgo no es para excitarse, manosearse o jugar al sexo, sino una etapa para conocerse a fondo, dialogar y exteriorizar sus sentimientos. Es como poner las cartas sobre la mesa antes de firmar un contrato eterno.

Un noviazgo, aunque es una relación con mira al matrimonio, no tiene necesariamente que terminar en una boda (matrimonio), ya que si no han química o identidad de pensamiento, es mejor romperlo que después de casado fracasar. Sin embargo, el noviazgo es la relación que establecen un hombre con una mujer con el fin de desarrollar la estructura que será la base para llegar al matrimonio mediante el dialogo y el trato personal. Después de la relación de “amigos enamorados”, se llega la etapa del compromiso para ir al matrimonio, a esto llamamos “noviazgo”.

Este noviazgo se hace público al hablar ambos con sus respectivos padres, así  como con los líderes o pastores de la iglesia, sabiendo todos que la pareja se están tratando para ir a firmar un pacto que debe ser indisoluble. Podemos afirmar que las relaciones de amistad y de trato que se mantienen durante cierto tiempo con aprobación de los padres y sabiéndolo todos los que le conocen, previo al matrimonio, es lo que denominamos “noviazgo”. Este se puede romper si durante el periodo el mismo aparecen incompatibilidades. Es mejor deshacer un noviazgo, que llegar a un matrimonio fracasado o divorciado.

FACTORES DE RIESGOS EN UN NOVIAZGO.

Dentro de la elección de una compañera/o existen factores de riesgos que pueden llevar al fracaso. Es importante no solo buscar la identidad de carácter y temperamento, sino observar si hay las condiciones de compatibilidad, tanto de confianza mutua, como de factores físicos. Es necesario evaluar ambas cosas. Es por ello que debemos considerar algunos aspectos:

COMPATIBILIDAD EN CONFIANZA: Debemos evitar el celo, enemigo número uno de todo matrimonio. Si no hay confianza, no habrá felicidad, porque los fantasmas de la duda y el celo acosaran la relación, y producirán contiendas y pleitos que afectaran y destruirán el amor. No importa que sean cristianos, o espirituales, si no hay una confianza mutua, y aprendemos a andar en luz, como enseña 1 Juan 1:7 fracasaremos. Durante el periodo del noviazgo deben confesarse todo sus errores pasados, principalmente en lo que respecta a su vida anterior, tanto en lo sentimental como en lo sexual. No debemos permitir que el pasado oculto opaque un futuro inmediato (Lucas 8:17).

FACTORES FÍSICOS: Es necesario que antes del matrimonio verifiquen la condición física y genética de ambos. Deben saber si hay compatibilidad sanguínea, factores de herencia y fertilidad. Además hay que verificar, si ha habido relaciones sexuales anteriores en una vida desordenada, para prevenir la posible existencia de enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA o la sífilis.

FACTOR TEMPERAMENTAL: Dentro de los factores físico y emocional, debemos considerar, de forma vital, el temperamento de la pareja. Hay temperamentos que son incompatibles, por ejemplo, una pareja en donde ambos sean coléricos o melancólicos o flemáticos, tendrán graves conflictos de relación o vivencia. Lo ideal sería que los temperamentos sean compatibles, esto es, que lo que uno tenga de más, al otro le falte. Estos factores tienen que ver con el carácter y son vitales para poder afrontar las crisis que vendrán en las relaciones del futuro, porque no hay relación humana sin conflictos.

Imagínense el caso de una pareja que los dos tengan un temperamento “colérico”, ambos al ser fuerte de carácter, se agarran a discusión y arrastrados por la cólera, se ofenderán y posiblemente se agredan mutuamente. O pude darse el caso que los dos sean desordenados, o depresivos, ¿Cómo terminara ese hogar?

Es importante para una estabilidad familiar, una identidad de temperamentos. En esta área desempeñan un papel muy importante los pastores o líderes de discipulados, así como los consejeros matrimoniales. Debemos evaluar en las parejas si hay compatibilidad de caracteres antes de bendecir una unión que puede terminar en divorcio. Es por ello que debemos, previo al matrimonio, seguir un proceso de consejería y evaluación de esa relación para no cometer errores al casarlos.

CONTINURA.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Matrimonio, Noviazgo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRINCIPIOS BASICOS PARA EL NOVIAZGO -III-

  1. Interesante enfoque sobre el noviazgo en especial, cuando nos comprometemos a la lealtad y fidelidad hoy en momentos de mucha concordia como luego, quizas, en uno o dos meses cuando veamos que somos tan diferentes. De hecho, ambos deberían respetar sus debilidades y fortalezas temperamentales especialmente y aún cuando son coléricos ambos optan por dominar al otro. Aquí en particular, ambos al decidir actuar resueltos a sobresalir en sus empresas cotidianas, al intentar dominar deben tolerarse y respetarse. Siempre es posible una buena relación entre coléricos y amarse hasta que la muerte los separe. Éxito y para adelante núnca para atrás.
    Visita http://www.tustemperamentos.blogspot.com y entérate de otros tópicos relacionados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .