LA ESTAFA DEL `CÓDIGO REAL´ (II)

LA FE IRREAL DEL `CÓDIGO REAL´

César Vidal Manzanares

En la primera entrega de esta serie tuvimos ocasión de ver cómo la versión del Nuevo Testamento que se titula “El Condigo Real” ha falseado de manera totalmente injustificada las referencias a la deidad de Cristo que aparecen con profusión en los escritos apostólicos. En esta entrega vamos a detenernos en la manera en que pervierte el Evangelio de la gracia de Dios.

La enseñanza de la Biblia sobre la salvación es de una claridad meridiana. La salvación no deriva de los méritos u obras humanas; no es ganada por el hombre gracias a su esfuerzo, sino que es un regalo de Dios, un don inmerecido obtenido por Cristo al morir en nuestro lugar en la cruz y por ello sólo puede aceptarse o rechazarse. El receptáculo para la aceptación no es otro que la fe.
Así, resumiendo un tema extenso, la Biblia enseña que la salvación es “por gracia a través de la fe, no por obras para que nadie se glorie” (Efesios 2, 8-9); que “por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él” (Romanos 2, 20); que “aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo” (Romanos 3, 21); que “el hombre es justificado sin las obras de la ley” (Romanos 3, 28); que la salvación “es por fe, para que sea por gracia” (Romanos 4, 16); que “por la ley ninguno se justifica ante Dios” (Gálatas 3, 11) o que “si por medio de la ley se obtuviese la justicia, entonces Cristo murió en vano” (Gálatas 2, 21). Es difícil ciertamente dar con una doctrina que esté manifestada con más claridad en la Biblia que la de la salvación por gracia a través de la fe en el sacrificio expiatorio de Cristo.
Pues bien, ese Evangelio de la gracia es opacado en el denominado Código Real para apoyar la tesis de una salvación por las obras de la ley. Para ello se recurre al falseamiento del propio texto sagrado. Veamos algunos ejemplos: “… el hombre es justificado por fe obediente que no tiene nada que ver con la observancia legalista de la ley” (Romanos 3, 28). En nota a pie de página el texto intenta además defender semejante aberración indicando que “los que obedecen la Torah son los que tienen la promesa de recibir como regalo, la justicia divina”. Difícil resulta torcer más el texto de Pablo.

  • “Y es evidente que por este legalismo que resulta de torcer la ley divina, nadie es declarado justo delante de YHWH porque está escrito: “El que vive en obediencia a la ley, recibirá el regalo de la vida que viene por su fe obediente a lo que YHWH ha prometido” (Gálatas 3, 11). De nuevo, el texto no puede ir más contra lo enseñado por Pablo. Si el apóstol señala que nadie se justifica por la ley sino por la fe, el Código Real intenta introducir la idea de que nadie se justifica por el legalismo, pero sí recibe la salvación por obediencia a la ley, es decir, exactamente lo contrario de lo enseñado en el Nuevo Testamento.
  • Otro ejemplo de esta depravación lo tenemos en Gálatas 2, 21 donde la afirmación rotunda de que la salvación no es por la ley se ve sustituida por el siguiente galimatías: “No desecho este regalo de YHWH, porque si por el legalismo que resulta en una interpretación equivocada de la ley divina fuese la justicia entonces por demás murió Mashiaj”.

Podríamos multiplicar los ejemplos, pero la enseñanza que pretende esparcir el Código Real no puede ser más clara. En contra de la doctrina bíblica de la salvación por gracia a través de la fe en el sacrificio de Cristo, el Código Real sostiene la tesis de que es la obediencia a la ley la que permite que Dios nos justifique. Cuando el texto de la Biblia muestra que por la obediencia a la ley no puede nadie ser justificado, el traductor del Código real sustituye con el mayor descaro el término ley (nomos) por circunlocuciones como “legalismo”, “interpretación equivocada de la ley divina”, etc.
Causa pasmo que un hombre se atreva a sustituir lo que enseñan las Escrituras por su propia interpretación torcida de las mismas. Causa pasmo, pero eso mismo es lo que lleva a cabo el Código Real y por ello le resulta de clara aplicación lo que Pablo escribió a los Gálatas: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1, 8-9).
Continuará  (mas adelante)

Referencia:
http://www.protestantedigital.com/ES/Blogs/articulo/595/La-fe-irreal-del-codigo-real

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Judaismo, Mesianismo Cristiano. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LA ESTAFA DEL `CÓDIGO REAL´ (II)

  1. Evidentemente ud. desconoce el verdadero concepto de lo que significa “fe”, su concepto es el mismo que tiene cualquier mundano que no conoce La Escritura, y no es su culpa, porque así lo formaron (o podría decir malformaron o torcieron en su forma de pensar?), pero no se preocupe ese proceso lo pasamos todos los que nacimos en hogar de religión católica y luego pasamos a la religión evangélica, y digo religión porque en eso se han convertido no de ahora sino hace muchas centurias. La fe bíblicamente hablando o sea en el contexto Escritural (desde Génesis hasta Apocalipsis) significa creer para obedecer, porque sin obras la fe es muerta (Santiago 2:14,17), así que no se trata solamente de creer, porque este nivel de fe la tiene hasta el ateo, ya que él cree que no existe el creador, la fe bíblica tiene que ver con creer para obedecer.

    Así que la perspectiva del código real no es equivocada en esas partes de La Escritura no es equivocada y está correcta en la partes donde habla de la “ley”, ya que no se refiere a la Ley de Dios, sino a la interpretación legalista, humana y fuera de contexto de lo que ella significaba realmente. La traducción Reina Valera es la que tiene muchos errores de traducción. Que yo sepa ni nuestro Salvador, ni sus discípulos usaron la versión Reina Valera y sus equivalentes para enseñar, usaron el mal llamado Antiguo Testamento y digo mal llamado, porque nuestro Creador no es uno de testamentos, sino de Pactos y que yo sepa Él no está muerto sino vivo y es fiel a sus pactos.

    Particularmente no uso esa versión, pero no significa que reconozca que su perspectiva es correcta al menos en esas partes que citas.

    Saludos

  2. Muy buenas, mis queridos hermanos, antes que todo perdonen por escribir largo. Lo más importante dentro de todo lo que se esta dando en estos últimos tiempos, es no perder el camino correcto, lastimosamente la palabra religión que en su sentido original significa re ligar o volver a unir es utilizada como una ofensa para describir a un grupo de persona que sigue una creencia o una doctrina. La verdad que la primera forma en que Dios volvió a tratar con la humanidad fue a través de la religión y esta plasmada a través de la ley, de ritos y ordenanzas, que al igual que hoy fueron desvirtuadas, mal interpretadas. El primer pacto era solo el inicio de la restauración completa del propósito divino desde antes de la fundación del mundo; es por eso que si queremos tener una interpretación correcta de las escrituras debemos contemplar desde la eternidad hasta la eternidad, sumergirse solamente en los eventos temporales deja a un lado la naturaleza de Dios y deja afuera su plan perfecto. El Apostol Pablo habla de la Fe del hijo de Dios, mire bien que no dice la fe como un mero hecho o actividad, si no que especifica la fe del Hijo de Dios. La Fe es definida como la certeza de lo que se espera la convicción de lo que no se ve, si alguien tiene fe puede esperar algo con certeza y convicción, pero esta fe, debe tener un fundamento que te lleve a la Fe que nos hace alcanzar lo de Dios. Si usted le pregunta a cualquier persona de x doctrina le dirá que tiene fe y eso es correcto, pero, cómo sabemos si tenemos la Fe del Hijo de Dios, porque tenemos la certeza de que nos ama y que se entrego por nosotros, si cuando se entrego por nosotros el mundo estaba lleno de pecado y perdido, sin ninguna oportunidad de salvación, aún teniendo la ley y aún viviendo en ella perfectamente como lo hizo el Apóstol Pablo, no había manera de obtener la vida eterna; entiende que no hay forma de ser salvos, de volver al Padre; si entendemos esto podemos saber claramente que tenemos la Fe del Hijo de Dios. Cuando dios hizo a Adán el no necesito la Fe, ya que todo lo tenía, no utilizo la Fe para ser sano, ni para comer, ni para beber, ni para obtener un trabajo, mucho menos para ser salvo, pues Adán veía, Adán estaba cerca de Dios, El le hablaba directamente; al perder esta relación la humanidad entera perdió esa relación y ese contacto directo. Entonces ahora todo cambió, el que desee tener una relación con Dios tendrá que ser por Fe, por eso dice el profeta “más el Justo por la Fe vivirá”. Qué perdió la humanidad por el pecado, perdió la vida del espíritu y para recibirla tiene que ser por la Fe de que Jesucristo puede volverla a la vida, la humanidad perdió el cuerpo y este fue condenado, bueno para volver a tener un cuerpo la humanidad debe tener Fe, de que habrá una resurrección porque Cristo mostró en si mismo que él venció la muerte y vive por los siglos de los siglos. Para cumplir la ley usted no necesita Fe, usted necesita temor, necesita actitudes que pueden ser enseñadas, los terroristas musulmanes dispuestos a morir por lo que creen, ellos pueden decir que tienen fe y que estarán en el paraíso una ves que se suiciden, pero para tener la Fe del Hijo de Dios usted necesita creer, necesita nacer de nuevo, solo así podrá ver nuevamente. El justo por la Fe vivirá dice la palabra y aún cuando el Señor regrese hallará Fe?. Aunque la ley no hubiese sido legalizada y desvirtuada, tampoco tiene poder para salvar ni vivificar, la ley fue adaptada a la humanidad del hombre pues el primer hombre creado fue alma viviente, no espíritu vivificante, de hecho toda la humanidad aunque estuviera sin pecado no tiene la capacidad de vivificar ni tiene vida en si mismo. Por eso es que la ley es ineficiente, esta operación de vivificar de dar vida esta bajo la unicidad de Dios, el es el único que puede saber cuando y cómo lo hace, esto se lo dijo Jesús a Nicodemo ” los nacidos del agua y del espíritu son como el viento que nadie sabe de donde viene ni a donde va”. Eso quiere decir que solo Dios puede operar en nosotros por medio de su Espíritu la Fe del hijo de Dios. Ahora bien la Fe del hijo de Dios nos lleva hacia el Padre, al llevarnos a Él, nos lleva a obras que el preparo de antemano para que anduviésemos en ella, es así que la obediencia viene a ser el medio en donde el que cree camina, anda y vive, pues todo aquel que tiene la Fe del Hijo de Dios, anda como el anduvo, pues el es el camino, la verdad y la vida y el Profeta Isaías dice ” y habrá allí calzada y camino y no será camino de pecadores…. y aunque seamos torpes no nos extraviaremos de el….”. Nosotros tenemos el Espíritu del Señor como garantía de que Dios nos volverá a Él. Estamos vivos, no necesitamos rituales que nos religuen con Dios, pertenecemos a su cuerpo, estamos en Él, no fuera, todo esto es por Fe, porque lo creemos, aunque no sentimos nada y lo único que sentimos es por medio del cuerpo que no nos permite estar presente del Señor, este cuerpo mortal que lleva la condena de corrupción por el pecado, cuando perdió su vestidura espiritual que lo hacia apto para estar en lugares espirituales y celestiales, al igual que una persona que perdiera completamente toda la epidermis queda incapacitada para estar en el medio ambiente y muere irremediablemente y al morir nuestra alma no tiene forma de percibir ni andar en lo natural, así este cuerpo perdió su cobertura espiritual incapacitándolo para percibir y andar en los lugares espirituales; pero una vez recibamos el cuerpo nuevo y glorificado estaremos delante de él para siempre, esta es la Fe del Hijo de Dios, que se entrego por nosotros y que estando muerto creyó al Padre de que lo volvería, creyó y no dudo de que la muerte sería avergonzada, creyó que Satanás fue destruido, no dudo que jamás vería corrupción y que el pecado no lo dañaría ni lo separaría del Padre esto como fundamento nos sostiene que todo lo temporal y todas las cosas pasarán pero un día nos regocijaremos en su presencia completamente. No debemos como creyentes perder esta esperanza, esta es la buena nueva la noticia, agradable, el que lee entienda, esto fue lo que Cristo vino a cumplir, el propósito eterno de Dios, de habitar con seres creados a su imagen, que le amen. Adán no supo lo que es la Fe todo lo veía ahora nuestra comunión es por Fe, sin ver. No importa cuanto deseen desvirtuar la palabra del Señor, hay un poder sobrenatural del Espíritu al que cree con corazón perfecto y Dios guardará su palabra en los corazones de los entendidos, Dios cumplirá su propósito sin importar que los sabios se hagan aún mas necios, Dios tomara el corazón de los pequeñitos y grabara con sangre en sus entendimiento esta verdad, de que Cristo Jesús o Jeshua el Mashiaj, como quieran decirle es uno y él vendrá por su cuerpo por su Iglesia, y todo lo que esta escrito se cumplirá y que nosotros los que una vez anduvimos sin ley, fuimos ley a nosotros mismos teniendo una ley mayor “…LA LEY DEL ESPÍRITU DE VIDA EN CRISTO”. No importa cuantas versiones de Biblias el enemigo trate de desvirtuar esta verdad no se recibe si no por el Espíritu, no importa cuantas falsas herejías traten de dañar, la verdad es Cristo Jesús, y ella es la única que liberta. La prueba es que los primeros creyentes no tenían Biblia, tenían al Espíritu Santo de Dios. Un camino siempre tiene una guía y aunque el entendimiento de muchos creyentes este entenebrecido si miras más arriba hay una luz que brilla sin parar no se detiene ni se obscurece es la luz de Cristo, es su obra consumada y es su posición en gloria, ese es el camino, si buscas ese camino hallarás la verdad, los detalles, dogmas y paradigmas humanos no lo pueden empañar, ni adulterar porque el sigue sentado a la diestra del Padre. Ahora permanecen la esperanza, la Fe y el amor; cuando estemos con Él, no necesitaremos esperanza, cuando le veamos no necesitaremos Fe, solo el amor permanecerá, solo eso. Las predicaciones de la Super fe, del Dominionismo, la prosperidad y todo lo que quieran enseñar solo es un foco de 100 watts frente a la luz del sol de Justicia. Por la Fe del Hijo de Dios entendemos que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía, la ley se ve, pero ella misma fue hecha de lo que no se ve. La ley dada por Dios a los hombres NO ES LA LEY DE DIOS, es la ley de Moisés, Dios no peca, Dios es Santo y si dio esta ley fue solo para sujetar al hombre y que este entendiera su condición de pecado y pudiera arrepentirse. La Ley de Dios es VIDA y no muerte y la ley le dice al hombre que por ella anda “ESTAS MUERTO”. Dios necesita entender que no debe matar, ni adulterar, ni adorar a otros dioses; esta es la condición del hombre pecador. La Ley de Dios es perfecta, Santa, irreprensible y todo hombre que por ella viva es bienaventurado. El Apóstol Pablo recibió claramente esta revelación, y busco una ley mayor, la ley del espíritu de vida, la cual hace perfecto al hombre, esta ley que tiene obras de antemano preparadas para que el que se acerca a ella reciba vida eterna y paz; lea la Biblia en cualquiera versión y podrán hacer ver que Jesús no es Dios o cómo quieran que parezca, pero deben saber que al hacerlo inmediatamente pierden la oportunidad de ser vivificados pues toda la raza humana solo puede llegar hasta alma viviente, incapaz de dar vida, receptor de vida. TENDRÁ QUE TENER LA FE DEL HIJO DE DIOS, Y RECONOCER QUE ES EL DIOS ENCARNADO, EL VERBO HECHO CARNE, EL EMANUEL, PARA RECIBIR LA VIDA . SI CREES QUE JESÚS NO ES DIOS Y QUE SOLO FUE UN PROFETA SEGUIRÁS MUERTO Y MORIRÁS ETERNAMENTE Y TIENES RAZON DE ESTAR MUERTO Y CONFIAR EN LAS BUENAS OBRAS PORQUE LO MAS QUE UN HOMBRE PUEDE HACER ES APROBAR LAS BUENAS CONDUCTAS QUE PUEDE VER. PORQUE LAS OBRAS QUE DIOS HA PREPARADO NO SON PRECISAMENTE LAS OBRAS POR LA LEY, SON OBRAS QUE PROVIENEN DE SU LEY LA LEY DEL ESPÍRITU DE VIDA .

  3. oscar martinez dijo:

    Si lo que dices es cierto no debemos hacer nada de lo que dice la ley o sea que no esta ahora vigente la ley del diezmo ya que fue dada al pueblo de isrrael y solo los levitas podían tomarlos y es una ley mosaica y como quedan entonces los diez mandamientos del padre, acaso no son ley?

  4. Ana dijo:

    Bendiciones a todos en lo que a mi respecta, el Código Real ha venido aclarar muchas cosas que no entendía. Por lo tanto si es de ayuda, para el entendimiento de la Palabra de Dios, es aceptada. Porque no nos están alejando del Reino Celestial, sino todo lo contrario nos acerca a El. Lo he leído, y puedo ver el texto y contexto de lo que explica es muy claro, y entendible.
    Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .