DEFINICIONES DE LO QUE ES LA CONSTITUCIÓN

constitucionMARIO E. FUMERO

          Se ha puesto de moda hablar de la constitución. Ella produce un debate nacional, y  la gran mayoría de la población ignoran lo que esta expresión significa en un sentido amplio de la palabra. Hoy quiero expresar mi opinión respecto al concepto que tengo sobre el término “constitución”.

La constitución es el fundamento que da vida a un Estado. Es el sustento de una nación. La columna vertebral que sostiene toda la sociedad, definiendo sus derechos y deberes. Es similar a una Biblia para la vivencia de una comunidad que basa su existencia a lo establecido en una carta magna que como las Sagradas Escrituras, da base a todas las normas existentes dentro de ese estado que define los limites del derecho y las libertades.

Es la que regula el comportamiento de sus gobernantes, frena los abusos de poder, limita la libertad entre personas para que no se abuse de los demás, y frena las ambiciones del poder absoluto. Es la base sobre la cual se protege la vida, la propiedad, la familia y la soberanía de una nación.

Es la constitución la ley máxima por excelencia. Ella determina los limites de las demás leyes, normas, acuerdos y reglas. Ninguna otra ley puede atentar contra la misma. Es por lo tanto la ley primaria y básica de un estado de derecho. Es la plataforma en la cual debemos caminar todos los que habitemos una nación. No es absoluta, pues sobre ella están los valores morales y espirituales. La constitución, aunque debe ser soberana, se fundamenta en los valores cristianos, si es que somos una sociedad cristiana. En caso de ser musulmanes deberíamos apoyarla en los valores del Corán, como ocurre en los países Islámicos.

El principio básico de una constitución es proteger el derecho a la vida y la libertad. Sin embargo la libertad tiene límites, para que no se convierta en libertinaje. Tus derechos no debe afectar los míos, ese es el espíritu del legislador. Toda constitución busca el bien común, la igualdad y sobre todo, frenar el abuso del poder de aquellos que gobiernan o que amparado en el dinero desean esclavizarnos. Toda constitución limita, define y establece los parámetros para que la democracia sea efectiva y saludable.

Cuando una constitución se violenta, rompe o pisotea se dice que ha sido “violada”. Violar es romper, quitar su pureza, en sentido sexual es perder la virginidad por la fuerza. Cuando una constitución se viola produce un fenómeno de hijos ilegítimos, que gobiernan despóticamente, apareciendo hombres amadores de sí mismo, más que del bien común. Una constitución se enriquece con el tiempo, nunca muere, pero si se renueva. Nada es estático, todo evoluciona. No puede fosilizarse, sino fortalecerse. Dentro de sus artículos, hay muchos que son innegociables, incambiables, inalterables, principalmente aquellos que definen valores humanos y sociales. Otros se deben adaptar al cambio de los tiempos. Cuando una constitución resiste los avatares de los tiempos, refleja que fue hecha sobre bases sólida, sobre una roca que le da fortaleza. Cuando esa constitución obedece a intereses personales, y no al bien común, es semejante a la casa edificada sobre la arena, con el tiempo la casa se cae y el estado entra en un terrible anarquismo.

Por último, toda constitución debe reconocer la soberanía de Dios, la igualdad de los seres humanos, la importancia de la libertad que respete el derecho de los demás, y  defina las bases de una democracia genuina, en donde el Estado sea garante del bien común, ofreciéndole a todos sus habitantes los elementos básicos para una vida digna y justa, sin clases privilegiadas, ni gobiernos despóticos. Sobre toda constitución está la voz de la mayoría, aunque no siempre es la voz de Dios. Este debe ser el espíritu básico de cualquier constitución. Sobre ella está la revelación divina de las Sagradas Escrituras,  con sus principios bíblicos basados en la ley del amor entre los seres humanos.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Constitución. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.