RECUERDOS DE UN AMIGO QUE SE FUE: GEN. ALVARO ROMERO

Gen. Alvaro Romero

Mario E. Fumero

Debido a mi trabajo con jóvenes enredados en el mundo de las drogas y maras conocí al general Álvaro Romero antes de ser ministro de seguridad en el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya. Su amabilidad y amista se convirtió en un asadero para obtener apoyo a mi trabajo. Cuando le nombraron ministro de seguridad me llamo y me pidió su apoyo para ayudar a resolver el problema de las maras y nos visito en varias ocasiones al Proyecto Victoria.

Mutuamente nos ayudamos. Yo le pedía apoyo en algunos casos puntuales y él me consultaba asuntos relacionado con el problema de las drogas y maras en la juventud. En varias ocasiones comimos junto en su despacho, oramos y abordamos temas relacionado con la rehabilitación del menor infractor y de los que estando en maras y drogas querían salir. Me planteo la lucha por sanear el cuerpo policial y siempre estuvo presto a apoyarnos.

            Recuerdo en una ocasión se nos rompió la máquina de cortar césped y le pedí su ayuda. No tardo en enviarme una cortadora de césped de buena marca para resolver ese problema. Era un hombre accesible, amable y sobre todo, con un corazón humano muy grande. Aprendí a estimarle y apoyarme en su persona en momentos difíciles dentro del trabajo en el programa de rehabilitación.

            La realidad es que la gente tiende a cambiar cuando tiene el poder, pero él fue mejor conmigo siendo ministro, que antes de serlo. Una vez que dejó el Ministerio de Seguridad, su amistad continuo más fuertemente, pues en varias ocasiones me visito el Proyecto Victoria en la finca Peniel  llevando comida para que comiéramos junto, y no solo llevaba para mí, sino también para los muchachos. Muchas veces llegó a compartir conmigo a la finca, mostrando interés por nuestro trabajo, y dándome consejos para resolver las crisis que teníamos en lo económico, y es más, varias veces me hizo llegar su ayuda personal para el programa. Era uno de esos hombres que no le dice a su mano izquierda, lo que hace la derecha.

            Durante su enfermedad lo visite y le hablaba por teléfono. Siempre estaba optimista, positivo, pese a los problemas de salud que confrontaba. Hace 15 días, antes de su partida, hablamos y me dijo que en cuanto se mejorara, vendría para que comiéramos junto. Sin embargo, el Señor determinó recogerlo en su presencia el 3 de febrero del presente año en horas de la madrugada. No soy propenso a escribir sobre personas, pero Álvaro Romero fue un fiel amigo antes de ser ministro, cuando fue ministro y después de dejar de ser ministro. Su optimismo, amabilidad, sinceridad impactaron mi vida, y es por ello que escribo esta nota para expresarle a sus familiares y amigos las cualidades de un hombre que  sin prejuicio y con sinceridad fue un apoyo para mí en los momentos difíciles de mi trabajo, y jamás me evadió, se escondió o dejó de mostrar su sonrisa y expresión “mi amigo Fumero”, como me decía cada vez que le hablaba. Dios le dé fortaleza a sus familiares, y yo tendré el recuerdo de un gran hombre que cruzo por mi vida, como muchos otros, extendiéndome su mano sincera y como dijo José Martí “cultivo una rosa blanca para el amigo sincero”.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a RECUERDOS DE UN AMIGO QUE SE FUE: GEN. ALVARO ROMERO

  1. jorge bonerge dijo:

    yo en lo personal tengo un gran recuerdo de el,fue un buen ministro de seguridad,no le gustaba la pleitecia,no le gustaba que lo adularan,por eso a muchos no les parecio su forma de ser,era muy inteligente y muy callado pero era una gran persona ojala haya tenido al señor JESUS en su corazon al momento de su muerte para que lo volvamos a ver.

  2. jorge bonerge dijo:

    por lo que leo pocos amigos tenia el general ,porque no veo mas comentarios o es una FALSA PERCEPCION LA MIA ,una frace muy celebre que uso cuando fue ministro de seguridad,bueno lo bueno es que los buenos son pocos.

  3. Nilda Pavon de Reyes dijo:

    Senti una gran tristeza cuando vi en las noticias la muerte del General Alvaro Romero, con quien trabaje hace muchos años en la Escuela de Aplicacion para Oficiales que quedaba en el Parque Valle, tengo el mejor recuerdo de él como un hombre humilde y muy sincero, y mi mayor deseo es que haya recibido a Cristo en su corazón porque si asi fue esta disfrutando en la presencia del señor con un cuerpo sano y glorificado. Mi oracion es que su esposa (Doña Ritza) y sus hijos reciban el consuelo y fortaleza que solo nuestro Señor Jesús puede darnos en momentos asi.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s