ARENAS MOVEDIZAS

 Por Alejandro Oviedo – Director de Caminata Bíblica Centro América

Las arenas movedizas no son invenciones de los roductores
de Tarzán o Indiana Jones, en realidad, si existen, aunque las películas han exagerado la particularidad de hundirse en ellas. Lo cierto es que las arenas movedizas pueden ser halladas en algunos lugares muy específicos, más que en el desierto, a orillas de ríos, o en las inmediaciones de lagos, o pantanos, incluso en algunas zonas costeras. Hay varios tipos de “arenas movedizas”, unas parecen lodo, otras están formadas por hojas, tierra y otros restos botánicos, también las hay de arena y tierra en un depósito de agua. Un dato interesante es que una persona adulta difícilmente puede ser “tragada” por las arenas movedizas, esto es debido a que la profundidad de éstas suele ser de pocos decímetros y su consistencia puede permitir flotar sobre ellas.

Otro dato curioso es que para moverse en las arenas movedizas, por ejemplo, a una velocidad de un centímetro por segundo, se requiere una fuerza comparable a levantar un automóvil de tamaño mediano; en ese sentido, se tiene que ejercer una fuerza de más de una tonelada. En conclusión, es muy difícil salir de un lecho de arenas movedizas por sí solo, la mejor manera es mediante un agente externo, para no morir de hambre, calor o agotamiento, e incluso ahogado al subir una marea cercana.

Yo creo que muchas parejas de casados están viviendo en un banco
de arenas movedizas. Se han ido metiendo allí voluntaria e inconscientemente, y pese a sus esfuerzos por mejorar su calidad de vida conyugal, siguen empantanados sin poder salir. Con razón, con el paso del tiempo lucen cansados el uno del otro, pues han intentado solucionar sus diferencias sin resultados satisfactorios. Más bien, las recriminaciones vienen y van debido a expectativas no resueltas. No puedo dejar de pensar en las parejas que llevan
años reprochándose esto y aquello, “no me dedicas tiempo”, “sólo te preocupas por los niños y a mí no me atiendes”, “en tu vida, tus amigos son más importantes que yo”, “¿por qué ya no me dices que me amas?”, “tu trabajo es más importante que yo”…

Los anteriores son argumentos válidos para estar atrapados en
arenas movedizas, pero ya basta de intentos fallidos, no mueran de agotamiento, por sí solos no podrán salir de esa trampa conyugal en la que se han idometiendo progresivamente.

Así como se requiere un agente externo para salir de las arenas
movedizas, de igual forma, se requiere ayuda de un tercero para salir de la pantanosa problemática que agobia a algunos matrimonios. Esto me recuerda que en tiempos de Ciro El Grande, rey de Persia (559-530 a. C.), el pueblo de Israel estaba viviendo en un lecho de arenas movedizas, vivían bajo el dominio de los babilonios, pero Dios decidió liberar a su pueblo amado de la
dominación pagana. Ciro conquistó Babilonia en el año 539 a. C, y luego mediante un decreto hizo regresar a los israelitas a Jerusalén para construir el templo de Dios (vea Esdras 1:1-4). De esta forma Dios hizo realidad las siguientes palabras “Porque yo soy el Señor,
tu Dios, quien sostiene tu mano derecha; yo soy quien te
dice: “No temas, yo te ayudaré.” Isaías 41:13. NVI.

¿Cómo se hace? No hay arena movediza de la que  Dios no pueda sacarle. Él puede extender su mano derecha para rescatar su
matrimonio, no importa la problemática que usted enfrente. Ahora mismo, decídase buscar a Dios y pídale que saque del hoyo su vida, su matrimonio o a su familia (Salmo 103:3-4). Pero búsquele con toda sinceridad, porque la Biblia dice que “El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad.” Salmo 145:18. Esta semana salga con su cónyuge y platiquen en un lugar neutral sobre sus problemas y decidan buscar ayuda en Dios, oren
pidiendo que El Señor les guíe para que por fin, resuelvan sus dificultades. Hagan una lista de las cosas que les han impedido crecer como pareja, quizás sean las mismas cuestiones que se han recriminado por años. Ponerle nombre y apellido a sus problemas ayudará a que un agente externo (consejero) les ayude con más facilidad. Acudan a una iglesia el fin de semana y hablen con uno de
sus líderes para concertar una cita de consejería. Éste puede ser el comienzo de su rescate de las arenas movedizas.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Temas de familia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ARENAS MOVEDIZAS

  1. Excelente comentario , estoy de acuerdo con su punto de vista espero sigan aportando temas como este voy a seguir pendiente de este blog saludos

  2. afredo giron dijo:

    Realmente no se como pueden dejarse engañar por este señor Alejandro Oviedo, uno mas de los predicadores que hablan pero no predican con el ejemplo, siendo un derrochador y manipular de los fondos que percibe por medio de los hermanos extranjeros, a quienes les dice que son ultilizados para “hacer el ministerio”, pero sera el ministerio de el, ya que paga alquiler de local, pero el ministerio opera en su casa, paga auto para le ministerio, pero es la letra de su carro europeo la que cancela, dice que tiene reuniones con pastores, y sale a lugares increiblementes caros con su familia a comer, mientras sus empleados, siempre tienen un mes de atraso en sus pagos, y cuando los hermanos le piden que les pague el se enoja y se va de viaje, incluso en las crisis que pasan algunos de sus empleados, si elos piden agun tipo de ayuda monetria, se les dice que el ministerio no es una fundacion beneficencia, hay pastores que han dejado de creer porque cuando sus iglesias no puede costear el precio de lso seminarios se les habla muy claro que no se les puede ayudar, ya que el tiempo del orador (don alejandro oviedo) tiene un costo y no se puede bajar de precio, es una barbaridad, Caminata Biblica es un ministerio con peso, gracias al esfuerzo del Dr, Wilkinson, pero con don alejandro, deja mucho que desear, solo es “prestigio ministerial” tal y como el lo dice, por favor, seamos cristianos que prediquemos con el ejemplo….no maquillemos las cosas, todos rendiremos cuentas..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.