EL MUNDO PAGANO Y LA CASTIDAD” (ESTUDIO)

La castidad y el pudor, e incluso la virginidad, fueron valores en alguna medida conocidos por el mundo pagano antiguo. Esta moderación honesta, obligada no pocas veces por la necesidad, fue vivida sobre todo entre los pobres. Pero entre los ricos, y también entre los pobres, aunque en otra medida, reinaron ampliamente la lujuria y el impudor, de tal modo que sobre estos pecados había una conciencia moral sumamente oscurecida. Más aún, en no pocas ocasiones había que decir, como dice San Pablo, que sobre estas cuestiones apenas había conciencia de pecado.

En la enseñanza del Apóstol, efectivamente, esta ceguera moral de la lujuria y el impudor afectaba a los paganos precisamente porque «alardeando de sabios, se hicieron necios, y trocaron la gloria del Dios incorruptible por la semejanza de la imagen del hombre corruptible». Por eso precisamente se vieron hundidos en las miserias de la fornicación y de la impudicia, «porque adoraron y dieron culto a la criatura en lugar del Creador, que es bendito por los siglos» (+Rm 1, 22-25):

«Por eso Dios los entregó a los deseos de su corazón, a la impureza, con que deshonran sus propios cuerpos… Por eso los entregó Dios a las pasiones vergonzosas, pues las mujeres mudaron el uso natural en uso contra naturaleza; e igualmente los varones, dejando el uso natural de la mujer, se abrasaron en la concupiscencia de unos por otros, los varones de los varones, cometiendo torpezas y recibiendo en sí mismos el pago debido a su extravío. Y por eso, porque no procuraron conocer a Dios, Dios los entregó a su perverso sentir, que los lleva a cometer torpezas, y a llenarse de toda injusticia, malicia, avaricia, maldad [etc.]. Todos éstos, conociendo la sentencia de Dios, que quienes tales cosas hacen son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que aplauden a quienes las hacen» (Rm 1,24-32). Muestra, pues, el Apóstol en ese escrito el nexo profundo que existe entre la irreligiosidad y la lujuria, que es una forma de idolatría. La plena revelación de la castidad no se da sino en Jesucristo, en quien se produce la plena revelación de Dios. Es comprensible, pues, que los paganos, desconociendo a Dios, vivan en la idolatría, y den así culto a la criatura humana, que es «la imagen de Dios», idolatrando concretamente la belleza corporal y la actividad sexual.

Todo esto significa que los cristianos, también en estas cuestiones referidas al impudor y la lujuria, deben morir completamente a la mentalidad y a las costumbres del hombre pagano, carnal, viejo, cegado por su estupidez espiritual, y deben renacer al espíritu nuevo y santo que trae Cristo, el nuevo Adán, origen de una nueva humanidad: «Haced morir en vuestros miembros todo lo que es terrenal, la lujuria, la impureza, la pasión desordenada, los malos deseos y también la avaricia, que es una especie de idolatría. Estas cosas provocan la ira de Dios, y en ellas también vosotros andabais antes, cuando vivíais en ellas» (Col 3,5-7).

El cristianismo, es evidente, en los primeros siglos de su vida, tuvo que afirmar la perfecta castidad y el perfecto pudor en un mundo judío y en un mundo grecoromano que en gran medida ignoraban y rechazaban ese espíritu nuevo. Me referiré ahora concretamente a la situación del mundo romano decadente de aquella época (+Carcopino). El adulterio era entre los ciudadanos romanos muy frecuente y estaba completamente trivializado. Y no sólo los hombres se concedían la triste libertad de adulterar, sino también las mujeres, como aquella que le decía a su esposo: «tú haz lo que quieras, pero déjame también a mí que haga lo que yo quiera. Ya puedes protestar y clamar al cielo y a la tierra, que nada vas a conseguir. Yo también soy un ser humano (homo sum!)» (Juvenal VI,282-284).

Las infidelidades conyugales -al menos en las clases ricas y medias altas- eran tan numerosas que apenas ocasionaban escándalo. La existencias de numerosos esclavos y esclavas, libertos y libertas, la facilidad para el concubinato voluntario o impuesto, colaboraban sin duda a esta situación perversa. El libertinaje era especialmente frecuente en las libertas, antiguas esclavas, que en su nueva situación estaban ávidas de riqueza y de elevación social. Adiestradas a veces por sociedades mercantiles, conseguían grandes ganancias con sus encantos. Y las esposas tenían que llegar a un buen entendimiento con estas corruptoras de sus maridos y de sus hijos, tomándolas con frecuencia más como colaboradoras y modelos, que como rivales.

No faltan maridos que comercian con la belleza de sus esposas, y vienen a ser tantos que la ley Julia ha de dedicar al sórdido asunto un apartado titulado De lenocinio maritii. En Roma, en los tiempos heroicos de la República, el marido no podía exigir el divorcio sin un motivo válido, reconocido en consejo familiar. Pero con la degradación moral siempre creciente, ya para el siglo II «es cosa corriente el divorcio por el consentimiento mutuo de los cónyuges o por la voluntad de uno solo de ellos» (Carcopino 119). Hay una verdadera epidemia de separaciones conyugales, que se extiende a todo el Imperio, y que llega a poner en grave peligro la natalidad. La lex de ordinibus maritandis dictada por Augusto consigue evitar que en el matrimonio, tanto el marido como la mujer, estén siempre abiertos a nuevos enlaces.

Los maridos pudientes fácilmente cambian su esposa vieja por una joven. «Basta que aparezcan tres arrugas en el rostro de Bibula para que Sertorius, su marido, se vaya a la búsqueda de otros amores, y para que un liberto de la casa le diga: “recoja sus cosas y lárguese”» (Juvenal VI, 142ss). Pero las esposas tampoco se quedan atrás en esto: «se divorcian para casarse y se casan para divorciarse (exeunt matrimonii causa, nubunt repudii)» (Séneca, De benef. III,16,2). Éstas, que se casan y divorcian tantas veces, en realidad viven en un continuo adulterio legal (quæ nubit totiens, non nubit: adultera lege est) (Marcial, VI, 7,5).

El teatro clásico romano quedó ya muy atrás, y ahora las comedias de violencia y sexo, estimulando las más bajas pasiones del público, consiguen los mayores éxitos. Los mimus es un género teatral en el que los mimos representan en toda su crudeza los aspectos más groseros de la vida real. No representan la realidad normal de la vida social, sino que eligen lo más atroz e impúdico (a diurna imitatione vilium rerum et levium personarum) (Evanthius, +Carcopino 265). Puede verse en escena cómo se mata realmente al malo de la comedia, y para ello se toma a un condenado a muerte. En escena se representan en vivo toda clase de obscenidades, y con frecuencia las actrices aparecen desnudas, sea porque representan historias mitológicas o sea porque actúan en comedias cuyo guión así lo exige (ut mimæ nudarentur) (Valerio Máximo II, 10,8).

Violencia y sexo invaden el teatro y la literatura. «Por sorprendente que parezca la coincidencia, son éstos los mismos ingredientes que hace dieciocho siglos componían los mimos romanos» (Carcopino 266). En realidad se da la coincidencia, pero no la sorpresa, pues es lógico que el mundo que da la espalda a Dios y a su Cristo recaiga en los vicios paganos, y en éstos mismos vicios caiga aún más bajo. A todas estas malas costumbres de Roma han de añadirse todavía la afición creciente a los gimnasios, tal como éstos venían de Grecia (gymnásion, derivado de gymnós, desnudo); la brutalidad del anfiteatro y del circo; las cenas inacabables, con intermedios de cantos y danzas lascivas, que fácilmente terminan en groseras orgías… Y las termas, de las que trataré en seguida más detenidamente. Por otra parte, conviene recordar que «los días de fiesta obligatoria en la Roma imperial sumaban más de la mitad del año. La cifra de 182 días, que hemos contado, es solo un mínimo muchas veces sobrepasado» (Carcopino 237).

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Castidad, Mundo pagano. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EL MUNDO PAGANO Y LA CASTIDAD” (ESTUDIO)

  1. Raul Fierro dijo:

    ¿SABES LO QUE LA PALABRA PUDOR SIGNIFICA?

    Estimados discípulos de Cristo, la paz:

    En un principio, muchas veces quedé desconcertado y perplejo al leer a algunos supuestos “cristianos”, dar cátedra sobre materias en las cuales, gentes versadas callan.

    Lo increíble es que estos maestrillos de pacotilla, aun no dominan el silabario, mucho menos lo que la palabra compostura y pudor significa.

    Ahora, por el ejercicio en el discernimiento del bien y el mal, comprendo que tenemos una fiera lucha en tres frentes … el pecado, la carne, y las huestes de maldad que buscan nuestra destrucción.

    El sabio Salomón nos da algunas directrices para que entremos en juicio:

    PROVERBIOS 1

    2 Para entender sabiduría y doctrina,
    Para conocer razones prudentes,
    3 Para recibir el consejo de prudencia,
    Justicia, juicio y equidad;
    4 Para dar sagacidad a los simples,
    Y a los jóvenes inteligencia y cordura.
    5 Oirá el sabio, y aumentará el saber,
    Y el entendido adquirirá consejo,

    6 Para entender proverbio y declaración,
    Palabras de sabios, y sus dichos profundos.

    7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
    Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza

    Así es que, si no eres un insensato, pone atención, para que aprendas lo que pudor significa:

    El pudor es un mecanismo instintivo, propio de los humanos, que protege con la vergüenza la intimidad sexual. Evita todo tipo de excesos y peligros morales en materia sexual, y que lo reglamenta la santidad, la castidad y la pureza.

    Es un muro protector que ayuda a evitar excesos y peligros morales de todo tipo en materia sexual. Aunque el pudor es instintivo, también es necesario aprenderlo ya desde pequeños, para que se sepa apreciar y guiar correctamente.

    El pudor protege la propia intimidad. No es casto ni puro el que trata de ignorar lo sexual, sino el que comprende su propósito en los designios de Dios.

    El pudor es propio de la persona humana. Los animales no tienen pudor. Por eso hacen en público sus funciones más íntimas.

    “Las formas que reviste el pudor varían de una cultura a otra. Sin embargo, en todas partes, la intuición constituye una dignidad espiritual que hace digno al hombre.

    Nace con el despertar de la conciencia personal. Educar en el pudor a niños y adolescentes es despertar en ellos el respeto de y por la persona humana”

    El pudor no indica miedo irracional a exponer el cuerpo. Supone mas bien respeto a lo más personal del hombre.

    El pudor se expresa en: la casa, el vestido y el lenguaje.

    1.- La casa es un lugar íntimo.

    Hay tiempos para compartir con otros, pero, también hay tiempos para que la familia esté reunida a solas para compartir desde el corazón con la confianza que no es propia tener con todo el mundo.

    2.- El vestido.

    Se cubren las partes más íntimas, que no se comparten con cualquiera.

    Quien ama respeta y busca que se respete la intimidad, muestra compostura, prudencia y juicio. De ahí el celo que muestra el marido o el novio por la decencia en el vestir de su esposa o de su novia.

    Pudor no es miedo al cuerpo desnudo, sino respeto a su gran dignidad. El pudor libra, para no ser dominado por la lujuria y protege también de otros desordenes morales. El protegerse de la mirada intrusa, salvaguarda el sexo del uso posesivo de los demás. No permite ser reducido a un objeto. Palpar algo es, en cierta medida, un acto de posesión. Ver es como tocar a distancia.

    Ofrecer a la mirada ajena las partes íntimas del cuerpo supone dejarse poseer en lo que uno tiene más íntimo. Toda exhibición sugiere un acto de entrega. Hacerlo en público se asemeja a la prostitución … si quieres entenderlo, pues hoy el libertinaje de los que reclaman derechos, enceguece y aparta del camino de cordura.

    3.- El lenguaje.

    El pudor no te permite expresarte para hacer “de conocimiento público” tus estados afectivos ni sus debilidades ante los demás y la tentación. Evita aquellos aspectos de vulgaridad, chabacanería y desorden que acompañan a ciertas expresiones sexuales.

    Pablo a los Corintios:

    12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.

    14 Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder.
    15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. 16 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.

    18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
    19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

    Esto por el momento.

    Dios aumente a su pueblo.

    • LA CASTIDAD ESPIRITUAL ES ESE AMOR AGAPE A YAHWE //EL SER HUMANO LA PERDIO EN GENESIS AL HACER CASO ALA PALABRA DEL MAL//EN JESUS EL LA RESCATA //LA CASTIDA CORPORAL ES UN don DE DIOS DADO AL SER HUMANO ///DE LOGRARLO CUANDO EL HABITA EN NOSOTROS TODO EL BIEN QUE HAGAMOS ES YAHWE QUE A VENCIDO NO ES NUESTRO

    • Victor dijo:

      Que buen mensaje, bien explicado: Bendiciones ¡hasta pronto!

    • Dios les bendiga,Creo q llamar ha alguien maestro de pactilla es despreciar y rechazar lo que alguien sin mucho conocimiento secular enseña, no todos los q hemos llegado a Cristo en su mayoria no son profesionales y menos gente muy culta, En su mayoria esb gente pobre q no tuvo ni para ir a una escuela, Jesucristo no vino por lor intelectuales de los tiempos si no ha salvar a los que en El creen. (Juan 3:16) En esto se cumple la palabra, “Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio” (Lucas 7:22) “En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica”. (1 Corintios 8:1) Y vea lo q sigue diciendo el Señor. “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.
      Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;
      para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.”(1 Corintios 1:27-31) Pablo el maestro a los gentiles dice algo mas cuando nos habla de nuestros deberes como cristianos. ” Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.” (Filipenses 2:3-4)
      La salvacion no se adquiere por el alto grado de instrucion que un individuo pueda adquirir a traves de una preparacion terrenal, La salvacion se octiene por medio de la fe. (Efesios 2:8) Llmar a un hermano maestro de pacotilla es un desprecio y es creerse superior y que el hermanol es inferior a quien i lo llama de pacotilla. yo creo que cuando alguien enseña con una conciencia limpia busca la direccion del Espiritu Santo, y si El Espiritu Santo lo dirige, entonces habra una palabra de Dios que edifique al pueblo de Dios, y ahi se cumple con el proposito de los ministerios que tienen como responsabilidad edificar a los santo para la obra del ministerio. “con el fin de perfeccionar a los santos en la obra del ministerio, para edificación del cuerpo del Cristo”; (Efesios 4:1) Dios les continue bendiciendo y recordemos.
      Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
      no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
      Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús. (Filipenses 2:3-5)

  2. Maritza dijo:

    Esto esta muy bueno para aprender y tener mas conocimiento en la palabra de Jesucristo.

  3. DIOS padre!!,nos instruye como un padre que muestra su amor a su hijo que ama y desea su bien su prosperidad espiritual y todos los aspectos de nuestra vida ,los cuales nosotros siendo dosiles en obedecer ,sus consejos,mandatos y su sabiduria que nos guia en medio de tanta oscuridad y trampas que el mundo ,satanas, y nuestra propia carne!,nos acechan, seducen ,nos quieren influenciar a caer!, nuestro padre celestial es bueno y nos guarda con su palabra la biblia!,,nos alumbra para no caer, nos da lafuerza que ocupamos para no ser vencidos por el pecado sino ser mas que vencedores por medio de jesucristo!!, que esta en su palabra bendita! alfa y omega! , nos instruye!!, nos entrena!, para estar fuertes y lusidos ante las tentasiones y propios deseos de la carne y satanas quien no da tregua a querer nuestro mal porque odia todo lo que el padre celestial ama!!, y lo quiere retorser ,desfigurar, manchar ,como es el aspecto de este topico que se se esta tratando en este foro cristiano contra la apostasia!,que es la moralidad sexual,el pudor ,la santidad de nuestros miembros ,cuerpo ,pensamientos !,yo reconosco que somos debiles ,somos polvo ante muchos enemigos de nuestra alma mente y ser completo!!pero si somos dosiles y buscamos al padre celestial en todo momento aunque sintamos que vamos a ceder ante alguna tentacion, y nuestra naturaleza pecaminosa ,la carne! mi señor jesucristo a prometido que estara con nosotros asta el fin de este mundo por medio del espiritu santo que nos ayuda y nos fortalese para ser mas que vencedores! y no luchemos con nuestra fuerza! sino con la potensia de su fuerza y poder glorioso!! que liberta ,destruye las cadenas protege nuestros corazones ,pensamientos y voluntad! de la lujuria ,malos pensamientos ,inmoralidad sexual!, solo tenemos que rendirnos ante su majestad Y ser sinceros y transparentes con el! y buscarle con humildad reconosiendo nuestros pecados si los emos cometido y apartarnos !, y tener esa bella comunion con este hermoso y sublime padre celestial! quien lo es todo es vida y vida en abundansia! y la paz que sobre pasa todo entendimiento! nos rodea y nos da guarda! y el gozo de la salvacion esta dandonos la furza para seguir adelante dia a dia!, la comunion intima con nuestro padre celestial es la clave! para mantener la pureza y santidad que anhelamos y segir firmes y adelante como soldados de la fe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .