PERFECTO DELANTE DE DIOS

Elsa de Morán

Era Abraham de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció el Señor y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Génesis.17.1

Perfecto: Completo, Madurez, Maduro, Recto/ recto, sincero de corazón, en palabra y conducta. ¿Qué significa tener un corazón perfecto?, significa tener un deseo profundo de
hacer lo bueno y complacer a Dios.  Dios no buscara a una persona llena de dones o talentos para usarla, o para ascenderla, lo hará con aquellos que tengan la disposición y el amor de hacer lo que ha sido llamado para hacer…he oído decir, que Dios busca gente ordinaria para hacer cosas extraordinarias….es decir gente imperfecta, con un corazón ferviente, con un anhelo profundo de querer obedecer a Dios y su palabra. David le dijo al Señor; Asimismo da a mi hijo Salomón corazón perfecto, para que guarde tus
mandamientos, tus testimonios y tus estatutos, y para que haga todas las cosas.
1Cronicas.29:19…el rey David, conocía a Dios,  y sabía que Él era el único que podía darle un corazón perfecto a su hijo…David no pidió primero por las cosas que Salomón tendría que hacer al gobernar al pueblo de Israel, sino antes que todo pedía un corazón con una
actitud correcta para su Creador…cuantas cosas extraordinarias sucederían en
nuestra vida si tan solo nos atreviéramos a pedir un corazón perfecto para
Dios… ya que con un corazón recto, integro dado por El, nuestros caminos serian
rectos, las intenciones serian las correctas…tendríamos ese deseo profundo de
hacer todo solo por El y para El…aunque cuando Salomón ya era viejo, su corazón
no fue perfecto para Dios…no porque el Señor no le hubiera dado ese corazón,
sino porque la decisión de mantenerlo en rectitud e integridad siempre será
nuestra…nunca deberemos olvidar que Dios hace su parte, y nosotros tendremos
que hacer la nuestra. Ezequiel.28.15 dice; “Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad…todo lo que Dios, creo lo creo perfecto…por ejemplo Satanás que era un querubín hermoso en los cielos, fue creado a la perfección por la mano de Dios, pero él opto por la maldad en su corazón…él opto por la rebelión
a su Creador”. Salmo.19.7 La ley del Señor es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Dios es fiel, que hace sabio al sencillo…su palabra es perfecta…es decir, sin error, completa, no le hace falta nada, ella es suficiente para convertir nuestras almas de amar el
pecado, hacia el aborrecimiento del mismo…y no solo eso, sino que nos hace
sabios, inteligentes, nos llena de conocimiento y verdad…cuanto tiempo ocupamos
en la lectura de otros libros, que no son la Biblia, o quizás en la televisión,
radio, otros…perdiéndonos la oportunidad de oro, de poder ser llenos de su
aliento, de sus pensamientos, de su voluntad…aun sabiendo que perfecto solo
nuestro Señor Jesucristo, pero debemos de saber que el propósito de Dios para
nuestras vidas es que el día que lleguemos a su presencia seamos presentados en
perfección a través de nuestro Señor Jesús…. Pablo sabía que para poder
ministrar tenía que tener una conciencia sin ofensa ante Dios y los hombres, de lo contrario Dios no podría haberlo usado con libertad. Hechos.24.16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres. Una de las formas de mantener una conciencia sensible es por medio del pronto arrepentimiento,
cuando Dios nos llama la atención y reconocemos la falta sin presentar
excusas…Pero cuando osamos razonar  y nos llenamos  de justificación delante de su
presencia, se va formando un callo en nuestra conciencia, formando así, dureza
en nuestro corazón, por lo que sentir arrepentimiento puede ser más difícil
cada vez que volvemos a pecar ….un corazón perfecto se confecciona día a día,
siempre he tenido la certeza, que al final de cada día, nuestro amado Señor, no
verá cuando fallamos, sino cuanto luchamos para mantenernos firmes alzando la
bandera de Cristo…Pablo dice en Ef.4.13.. Llevándonos a todos a profesar una
misma fe y un mismo conocimiento del Hijo de Dios. Dicho de otro modo: para que
crezcamos en madurez y perfección hasta que Cristo llene totalmente nuestra
existencia…es fácil compararse con otros que vienen atrás de nuestro
caminar…pero la palabra nos guía, nos insta a que nuestra medida, nuestra
estatura, nuestra meta es llegar a ser como nuestro perfecto Señor
Jesucristo…la medida, del varón perfecto..Unidos en la fe, y llenos del
conocimiento de Él.

Querido amigo, querida amiga, si nos comparamos con los hombres, siempre seremos imperfectos…pero si seguimos a Jesús…El nos llevará y nos llenará de la plenitud de su
perfección…anda y sé perfecto delante de mi…tú decides Semillas de Vida

elsa_moran@yahoo.com/

semillasdevidaelsalvador.@yahoo.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Santidad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a PERFECTO DELANTE DE DIOS

  1. suahel dijo:

    muy hermoso mensaje, y si, tenemos que ser cada dia mas como Jesus y menos como nosotros mismos, la idea es que El se perfeccione en nosotros para que asi tambien podamos servir a Dios en todo cuanto El nos mande. Dios les bendiga

  2. Debería haber muchos artículos que hablen sobre la Santidad.

    Los que decimos al mundo que somos cristianos sabemos que lo más importante es nuestra santidad que debe ser a Imagen y Semejanza de Cristo.

    Santos, apartados para Dios.
    Viviendo en santidad, es decir, pensando y actuando a Imagen y Semejanza de Cristo.

    Nuestro estilo de vida debe ser ejemplo de vida en Cristo para todas las personas.

    Esta es la mejor forma de predicar la Palabra de Dios al mundo: con nuestro ejemplo de vida.

  3. luis dijo:

    Primera posición de santidad: La que da Dios, al creer en Jesús y haberle recibido como Señor y Salvador. Juan 1:12,13; 1 Pedro 2:9
    Tercera posición de santidad: La que da Cristo al creyente, cuando lo hace entrar a su Reino, después de ser arrebatado. 1 Tesalonicenses 4:16,17;
    La segunda posición de santidad, la dejé para el final, para resaltar la importancia de esta. Y es la que da el Espíritu Santo.Esta es, precisamente, la santidad que nos cuesta a nosotros. Claro porque esta depende de que la pongamos por obra; su Palabra hecha vida (acción) en nosotros.
    1 Pedro 1:15; 2 Corintios 7:1. Esta es la posición de santidad que, con más énfasis, nos habla el Señor en su Palabra. Claro porque al no tenerla, ¿cómo podrán ser alcanzados los que, aún faltan, si no ven la vida de Cristo que predicamos, en nosotros? Hebreos 12:14. Amén.
    Que el Señor les Bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.