EL PROBLEMA RELIGIOSO DEL MAL – PARTE II

¿CÓMO PUEDE UN DIOS BUENO PERMITIR EL MAL?

Rick Rood

Hemos señalado que cuando golpea el sufrimiento no es ni antinatural experimentar el dolor emocional ni poco espiritual expresarlo. Pero también señalamos que cuando golpea el sufrimiento debemos apresurarnos a reflexionar sobre el carácter de Dios y en las promesas que Él da a aquellos que están pasando por una gran prueba. Ahora queremos concentrarnos en una de las grandes verdades de la Palabra de Dios – que aun en la prueba severa Dios está obrando todas las cosas en conjunto para el bien de aquellos que lo aman (Rom. 8:28). Este no quiere sugerir que el mal es bueno de alguna forma. Pero sí significa que debemos reconocer que aun en lo que es malo Dios está obrando para lograr sus buenos propósitos en nuestras vidas.

José dio evidencia de haber aprendido esta verdad cuando después de años de sufrimiento inexplicable debido a la traición de sus hermanos pudo decirles, “Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien” (Gen. 50:20). Si bien Dios no hizo que sus hermanos lo traicionaran, no obstante pudo usar esta circunstancia para favorecer sus buenas intenciones.

Esta es la gran esperanza que tenemos en medio del sufrimiento, que en una forma más allá de nuestra comprensión, Dios puede hacer que el mal se vuelva contra sí mismo. Y es debido a esta verdad que podemos encontrar gozo aun en medio de la pena y el dolor. El apóstol Pablo se describió a sí mismo como “entristecido, mas siempre gozoso” (2 Cor. 6:10). Y se nos aconseja que nos regocijemos en la prueba, no porque la aflicción sea motivo de gozo (no lo es) sino porque en ella Dios puede encontrar una oportunidad para producir lo que es bueno.

¿Cuáles son algunos de esos buenos propósitos que promueve el sufrimiento? En primer lugar, el sufrimiento puede proveer una oportunidad para que Dios despliegue su gloria – para hacer evidente su misericordia, su fidelidad, su poder y su amor en medio de circunstancias dolorosas (Jn. 9:1-3). El sufrimiento también puede permitirnos dar prueba de la autenticidad de nuestra fe, y hasta puede servir para purificar nuestra fe (1 Pedro 1:7). Como en el caso de Job, nuestra fidelidad en la prueba muestra que lo servimos a Él no simplemente por los beneficios que ofrece, sino por el amor a Dios mismo (Job 1:9-11). Las pruebas severas también proveen una oportunidad para que los creyentes demuestren su amor unos por otros como miembros del cuerpo de Cristo que “sobrellevan los unos las cargas de los otros” (1 Cor. 12:26; Gal. 6:2). Por cierto, como ha dicho D. A. Carson, “las experiencias de sufrimiento… engendran compasión y empatía…, y nos hacen más capaces de ayudar a otros” (Carson, 122). Al ser consolados por Dios en nuestra aflicción, somos más capaces de consolar a otros (2 Cor. 1:4). El sufrimiento también juega un papel clave en desarrollar las virtudes piadosas, y en disuadirnos del pecado. Pablo reconoció que su “aguijón en la carne” sirvió para alejarlo de la jactancia y promovió una verdadera humildad y dependencia de Dios (2 Cor. 12:7). El salmista reconoció que su aflicción había acrecentado su determinación de seguir la voluntad de Dios (Sal. 119:71). Aun Jesús “por lo que padeció aprendió la obediencia (Heb. 5:8). Como hombre, Él aprendió por la experiencia el valor de someterse a la voluntad de Dios, aun cuando fuera la cosa más difícil del mundo de hacer.

Finalmente, el mal y el sufrimiento pueden despertar en nosotros un hambre mayor por el cielo y por aquel tiempo cuando los propósitos de Dios para estas experiencias puedan haberse cumplido finalmente, cuando el dolor y la pena hayan concluido (Ap. 21:4).

 

Recursos para Seguir Estudiando

Blocker, Henri. Evil and the Cross (El Mal y la Cruz). Tr. by David G. Preston. Downers Grove: InterVarsity Press, 1994.

Briggs, Lauren. What You Can Say…When You Don’t Know What to Say: Reaching Out to Those Who Hurt (Lo Que Puedes Decir… Cuando No Sabes Qué Decir: Alcanzando a los Que Están Dolidos). Eugene, OR: Harvest House Publishers, 1985.

Carson, D.A. How Long, O Lord? Reflections on Suffering and Evil (¿Cuánto Tiempo Más, Oh Señor? Reflexiones Sobre el Sufrimiento y el Mal). Grand Rapids: Baker Book House, 1990.

Craig, William Lane. No Easy Answers: Finding Hope in Doubt, Failure, and Unanswered Prayer (Sin Respuestas Fáciles: Cómo Encontrar Esperanza en la Duda, el Fracaso y la Oración No Contestada). Chicago: Moody Press, 1990.

Dobson, James. When God Doesn’t Make Sense (Cuando Lo Que Hace Dios No Tiene Sentido). Wheaton: Tyndale House Publishers, 1993.

Dunn, Ronald. When Heaven is Silent: Live by Faith, Not by Sight (Cuando El Cielo Está en Silencio: Vivir por Fe, No por Vista). Nashville: Thomas Nelson Publishers, 1994.

Feinberg, John S. The Many Faces of Evil: Theological Systems and the Problem of Evil (Los Muchos Rostros del Mal: Los Sistemas Teológicos y el Problema del Mal). Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1994.

Ferguson, Sinclair B. Deserted by God? (¿Abandonado por Dios?) Grand Rapids: Baker Book House, 1993.

Geisler, Norman L. The Roots of Evil (Las Raíces del Mal). Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1978.

Kreeft, Peter. Making Sense Out of Suffering (Cómo Encontrarle el Sentido al Sufrimiento). Ann Arbor, MI: Servant Books, 1986.

Lockyer, Herbert. Dark Threads the Weaver Needs (Las Hebras Oscuras Que Necesita el Tejedor). Grand Rapids: Fleming H. Revell, 1979.

McGrath, Alister E. Suffering & God (El Sufrimiento y Dios). Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1995.

Plantinga, Alvin C. God, Freedom, and Evil (Dios, la Libertad y el Mal). Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Co., 1974.

Copyright © 1996 Probe Ministries. Todos los derechos reservados.

Traducción:Alejandro Field


Acerca del Autor

Rick Rood es el ex director de publicaciones de Probe Ministries y ahora trabaja como capellán de hospital. Se graduó de Seattle Pacific University (B. A. History) y Dallas Theological Seminary (Th. M.). Ha realizado estudios de Ph.D. en teología en D.T.S. y ha servido como pastor, ha sido un instructor de seminario y ha trabajado por varios años en un ministerio para estudiantes internacionales. Rick y su difunta esposa, Polly, tienen dos hijos adultos.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Soberania de Dios. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL PROBLEMA RELIGIOSO DEL MAL – PARTE II

  1. Maximo Espinoza Pujay dijo:

    Se mencionan el mal y el sufrimiento, mas no se comenta el origen de ambos; si Dios actúa en ambos casos para el bien del Hombre entonces ambos deben ser enemigos de Dios y por consiguiente también del hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.