LOS PERROS ESTARAN AFUERA –XI- (FINAL)

     COMENTARIOS FINALES

“Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” (2 Timoteo 2:8-12)

Cuando viajamos a través del tiempo no podemos percibir que estamos en movimiento. Es parecido a cuando viajamos en un avión que no nos damos cuenta que viajamos a velocidades promedio de hasta 400 millas por hora. Las cosas pasan frente a nosotros y como que no las vemos o no queremos verlas para no enfrentarlas. Han transcurrido más de cuatro mil (4,500) años desde que Dios comenzó a encaminar al hombre hacia Sí. Comenzó con Abraham, Isaac y Jacob, luego organizó a Israel y le dio la Ley por medio de Moisés. Lo dirigió por medio de jueces y profetas hasta que estableció al rey David (luego del Saúl). En David se confirmó la profecía que Jacob hiciera sobre su hijo Judá, de que de su linaje se levantaría el “Mesías” Rey de Israel. Luego el pecado apartó al pueblo de la bendición de Dios. Comenzando con las diez (10) tribus del norte y luego Judá y Efraín, se apartaron de Dios siguiendo sus tradiciones y de ser una gran nación pasaron a ser cautivos en Asiria y Babilonia. Pero Dios no se olvida de las promesas hechas a Abraham, Isaac y Jacob y libera nuevamente a su pueblo y lo restablece en Jerusalén, aunque ya no como nación soberana sino como súbditos de otros pueblos. Los judíos como súbditos de otras naciones, ahora esperaban al libertador, al hijo de David, al Mesías.

Lamentablemente los líderes religiosos habían desarrollado miopía espiritual y no podían ver más allá de lo que ellos querían ver. Jesucristo llegó para libertar a los cautivos y dar vista a los ciegos. Tristemente, el pueblo esperaba alguien que los libertara de los romanos y los líderes religiosos solo deseaban mantener sus posiciones de alta estima social y de liderato. Por dichas razones no pudieron ver al Dios vivo que estuvo entre ellos. Como el que viaja en un avión, no se percataron que se cumplían las profecías y ellos eran protagonistas.

En el día de Pentecostés, en Jerusalén de Judea, el Espíritu Santo tomo las riendas de la iglesia del Señor. Espíritu de Dios dirigía la iglesia a través de hombres fieles a Cristo Jesús, como lo fueron sus apóstoles y discípulos. La iglesia fue perseguida por los religiosos del momento. Luego, a pesar de muchas pruebas y persecuciones, los discípulos de los apóstoles mantuvieron las sanas enseñanzas que recibieron de los apóstoles de Jesucristo. Al morir los discípulos de los apóstoles y con la institucionalización de la iglesia, constituyéndose el cristianismo como religión oficial de Roma, surgieron cambios en la iglesia que resultaron en la usurpación de la dirección de la iglesia por hombres con intenciones avaras e intereses de poder. Como le ocurrió a los judíos anteriormente, los dirigentes de la iglesia fueron cegados por su deseo de poder y dejaron de seguir a Jesucristo para seguir a hombres que establecieron (como antes hicieron los judíos) sus dogmas y tradiciones y las sobrepusieron a la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Persiguieron ymataron a los que no creían igual a ellos, alejándose del mandato de Cristo Jesús que nos dijo debíamos amar a nuestros enemigos. Hoy en día, hay algunos que se están extraviando del buen camino que nos enseña Jesucristo por medio de su Palabra. Como dice Pablo: “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6:8-10). ¡Qué palabras tan claras y precisas y cómo es que muchos las ignoran, otros las esquivan y otros las contradicen! En la segunda oración dicen estos versos que: “los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición”. O sea, que la predisposición de nuestro corazón por las riquezas nos lleva a caer en las tentaciones y ataduras (lazos) y la codicia nos contamina y nos hunde hasta la perdición; en otras palabras nos aparta del Señor. En estos tiempos en que vivimos hay multitud de iglesias y ministerios que no tocan estos versos del capítulo 6 de 1 Timoteo, ni con una vara larga.

Por el contrario, contradicen esta Palabra distorsionando otras escrituras para contaminar a los oyentes con sus codicias y deseos mundanos. De la misma forma que Coré y sus asociados contradijeron a Moisés, estos maestros modernos contradicen las palabras de Jesucristo. El verso también dice: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero”. Estas palabras son sabias como toda la Palabra de Dios. Si meditamos en los males del mundo y sus raíces, notaremos que el amor al dinero, al poder y a la fama ha traído como consecuencia las más grandes injusticias y males. Todas las guerras han sido consecuencia del intento de algunos de adquirir poder y controlar los recursos económicos. La ambición por tener y amontonar fortunas crea el desbalance en la distribución de las riquezas, haciendo a algunos multimillonarios y a otros indigentes. Algunos responden a las injusticias de los ricos y los gobiernos con una actitud de rebeldía que muchas veces se desborda por medio de la delincuencia.

Los extremos siempre son peligrosos. Las riquezas extremas e injustas empujan a muchos a entrar en los negocios delictivos, como el narcotráfico, los secuestros y otros delitos. No estamos justificando a los mismos, pues son crímenes horribles y detestables, pero el mismo sistema de los gobiernos propicia el ambiente para que se desarrollen estas personas. El amor al dinero no permite que muchos millonarios y ricos se desprendan de algo para salvar la vida a cientos de niños que están muriendo de hambre mientras yo escribo estas líneas. La Biblia nos enseña que Jesucristo se negó así mismo y no espera menos de sus seguidores (“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” Mateo 16:24). Pero lamentablemente esto no es lo que estamos viendo. Muchos de los ministros (no todos), que deben ser ejemplo, son los primeros en codiciar, amontonar y buscar lucro material en casi todas sus actividades. Buscan la fama y la popularidad, buscan su propia gloria y no la del Señor. Hasta en los nombres de los ministerios tienen que sobre salir ellos. Qué pena que les haya acontecido como a Balaam que se lanzó por lucro al error (Judas :11). De los versos del capítulo 6 de 1 Timoteo que estamos analizando el verso 10 dice: “el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe”. La consecuencia de la codicia y amor al dinero es que nos vamos a apartar de la verdadera fe en Cristo Jesús.

 Esto está ocurriendo en este tiempo peligroso, pues como profetizó Jesucristo, muchos falsos profetas y falsos cristos se han levantado atrayendo multitudes que son seducidas conforme a sus concupiscencias. Otra forma que Satanás ha usado, en estos últimos tiempos, para apartar a las almas de la fe en Cristo Jesús es la falsa adoración. El énfasis en las emociones y los temas y letras distraen el alma, desviándola de lo espiritual y llevándola a lo carnal y emocional. El comportamiento y vida de algunos pseudo-adoradores ha influenciado a grandes sectores del mundo cristiano, desviando a muchos hacia la falsa adoración (la adoración que no es en espíritu y en verdad). Muchos de los antes mencionados tienen prácticas que rayan en lo profano. Pablo exhorta a Timoteo a evitar prácticas de carácter profano. Tanto en 1 Timoteo 6:20 (“Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas,…“) como en 2 Timoteo 2:16 (“Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad..”), Pablo exhorta a Timoteo y a todo ministro a evitar palabras profanas y vanas. El indica en estas cartas, como dice el 2 Timoteo 2:16, que esta práctica conduce a la impiedad, error y a desviarse de la fe. Entendemos que esto también aplica a la falsa adoración. Los verdaderos adoradores adoran a Dios a través de Jesucristo. Ellos lo adoran a través del único Sacerdote según el orden de Melquisedec. Ellos entran en la presencia de Dios a través del velo que se rasgocuando Jesús se ofreció a Sí mismo como el único sacrificio aceptable a Dios, en la cruz del Calvario.

Los falsos adoradores (“los perros”) adoran a Dios a través de los rituales de su religión que han sido establecidos por el hombre. Ellos no van a Dios por los méritos de Jesucristo, sino a través de sus propios esfuerzos y méritos, despreciando de esta forma el sacrificio de Cristo Jesús y la gracia de Dios que se nos ofrece por causa del mismo. Sigamos a Jesucristo en su andar como hombre. El nos dejó el mejor ejemplo de cómo honrar al Padre. No nos dejemos arrastrar por el error de los inicuos que menosprecian la Palabra profética más segura y las enseñazas de Jesucristo.

No sigamos a hombres que no dan frutos dignos de arrepentimiento y que sólo piensan en lo terrenal. Hagamos como Abraham que no se conformó con la Canaán terrenal, sino que vio en sueños y visiones la Celestial y en ella puso su corazón. Padre Santo, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, te ruego que este escrito sea usado por Tu Santo Espíritu para despertar a muchos que están hipnotizados siguiendo a espíritus engañadores y doctrinas de demonios. Que tus hijos y escogidos, que por el engaño se han alejado de Tu Senda, puedan ser libres y regresar a la comunión con tu Divina Majestad. Y que solo Tú, mi Dios, seas glorificado por siempre y para siempre, AMEN.

 Notas:

1. El Reino del Norte estuvo compuesto por diez de las doce tribus de Israel que incluyo a las siguientes: Efraín, Rubén, Simeón, Levi, Isacar, Zabulón, Dan, Neftalí, Gad y Aser.

2. http://es.wikipedia.org/wiki/Inquisici%C3%B3n

3. “Ad-hoc” = Se usa pues para referirse a algo que es adecuado sólo para un determinado fin.

4. Escatología – es un término usado para designar la enseñanza de la Escritura concerniente a la consumación final de todas las cosas. Se asume a través de toda la Escritura que la historia es la escena de la actividad redentora de Dios, y por lo tanto se está moviendo hacia un nuevo orden en que el pecado y el mal serán destruidos y Dios llegará a ser todo en todo.

5. Post-milenial – es la posición escatológica que sostiene que el reino de Dios está siendo extendido en el presente por todo el mundo por medio de la predicación del evangelio y por la obra salvadora del Espíritu Santo en los corazones de los individuos. Además enseña que, finalmente, todo el mundo será cristianizado y que Cristo regresara solo luego de un largo periodo de justicia y paz conocido como el milenio.

6. Anuncio o propaganda para promover la actividad. En Puerto Rico se les llama cruza-calle pues los mismos son instalados cruzando la vía pública.

De tener alguna reacción o comentarios sobre este escrito nos gustaría recibirlos. Por favor envíelos a la siguiente dirección:

Publicaciones La Voz del Señor

3572 Paseo Conde, 3ra. Sec.

Levittown, Toa Baja PR 00949.   Publicaciones La Voz del Señor

Publications Council. Ministerio Evangelística La Voz del Señor, Inc.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en LOS PERROS ESTARAN AFUERA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.