¿POR QUÉ HAY CORRUPTOS EN HONDURAS?

Mario E. Fumero

Es triste la suerte del pobre y noble pueblo hondureño, y de aquellos países en donde debido a la pobreza y a la politiquería barata, se prolifera el virus de la corrupción. Honduras, es un país bello, rico en recursos, pero pobre en calidad humana. Tristemente en estos momentos figura en el mundo como el número uno en violencia, y el número dos en los niveles de corrupción. Esta imagen fatídica se esparce como mala yerba por todo el mundo, dándole al noble pueblo hondureño una imagen desagradable. Pero ¿Son los corruptos una mayoría? ¡No!, estos delincuentes solapados, con cuello blanco, son minoría, porque la mayoría del pueblo, que son los pobres, y viven en zonas rurales, y son nobles, honestos y sufridos. Como siempre, por causa de una minoría negativa, se guzga a toda una nación, porque los buenos somos más.

Sin embargo, esto de la corrupción no es un fenómeno actual, sino que es el efecto lento de un proceso de deterioro de valores morales, espirituales y sociales que a lo largo de 30 años han minado y empobrecido a la nación. Todos sabemos quiénes son los corruptos, y si hay corruptos, es porque existen corruptores. En la fiscalía y en los juzgados hay miles de expedientes guardados que desenmascaran a los que usando el poder político y el engaño, han llevado al país a esta triste situación. La causa que desencadena esta enfermedad de corrupción radica en la “ambición”, que produce el deseo de tener a toda costa, vendiendo principios y aceptando sobornos u ofertas indecentes. Esta ambición desencadena la “codicia”, y como efecto de ello, las personas ponen su confianza en el poder económico a costa de los valores espirituales. Es por ello que aparece la explotación, el robo, la mentira, el soborno y chantaje, acompañado de las falsas promesas y la adulteración de lo producido y vendido. No importa la salud y el bienestar de lo demás, lo que vale es el tener buenos dividendos, aunque con ello lleve a mis semejantes a la muerte o miseria.

El apóstol Santiago nos muestra el efecto destructivo de la codicia,  que lleva  la corrupción, cuando escribe: “¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís”  (Santiago 4:1-2).  Y a que se refiera al decir que “no tenéis lo que deseáis”, se refiere a la paz interior, al saber que somos felices no por los bienes que tenemos, sino por el amor con que vivimos. Tristemente la violencia existente es el engendro de la codicia despedida, es otra forma de corrupción infiltrada en la sociedad. Todo obedece a una sola causa, se ha perdido el temor a Dios, y como consecuencia de ello, hemos perdido el amor al prójimo, acentuándose el egoísmo y buscando en el tener, la felicidad, que solo se encuentra en el amar y darse a los demás.

Este fenómeno de ambición, que lleva a la corrupción, tristemente se predica en muchos pulpitos evangélicos, siendo alimentada por la diabólica “teología de la prosperidad”, que promueve la ambición y la codicia, y que alienta el materialismo brutal,  conduciendo a muchos ministros evangélicos a actos inmorales en el nombre del Señor Jesucristo. Y como muestra le contare el caso de un pastor que vendió el edificio de la supuesta iglesia (el cual tenía la propiedad a su nombre) con miembros y todo a otro pastor. Así que tan corrupto es el pastor que vende su Iglesia con los miembros como borregos, como el pastor que comete la osadía de comprar ambas cosas.

¿Qué podemos esperar de la sociedad cuando los que predican la moral, también se corrompen? Mientras no haya temor al engaño y a la mentira. Mientras queramos obtener bienes de forma rápida y sin esfuerzo. Mientras no reconozcamos a Dios como principio de la sabiduría, difícilmente podremos sanear a la nación de la corrupción, que es hija de la codicia y engendra el engaño y la maldad, llevándonos a la miseria y extrema pobreza. Dios tenga misericordia de Honduras.

 Email   mariofumero@hotmail.com

Web   www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Corrupción. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿POR QUÉ HAY CORRUPTOS EN HONDURAS?

  1. luis dijo:

    Exelente punto de vista deveriamos formar un grupo de voluntarios para ponerle un alto a la corrupcion ya basta de tanto abuso, nadie ase nada por que a todos nos tienen ocupados con el trabajo, la tv, la radio, y redes sociales, solo ablamos y ablamos y no actuamos ya basta!!

  2. M:09 dijo:

    Cierto, los corruptos no son la mayoría, pero son los que tienen el poder mediatico con el que controlan ,manipulan, engañan y dominan el pensamiento y las acciones de los hondureños. Honduras necesita despertar de la opresión en que la tienen sometida los que se han autodeclarado dueños de ella. Es urgente enseñar la historia de Honduras y reflexionar y enmendar errores. “Y conocereis la verdad y la verdad os hará libres¨.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .