LA CAÍDA DE ADÁN

Paul Washer.
Según Sus propios propósitos y beneplácito, Dios creó a Adán y Eva y les mandó que no comiesen del árbol de la ciencia del bien y del mal. La obediencia resultaría en una vida de compañerismo con Dios y una continuación de su reinado exaltado sobre la creación. La desobediencia resultaría en la muerte espiritual y física con todas las maldades que la acompañarían. Adán y Eva fueron tentados y desobedecieron el mandamiento. Como resultado de su desobediencia, su compañerismo con Dios fue roto y cayeron de su estado original de justicia y santidad.

Estas consecuencias devastadoras de la desobediencia de Adán no solo le afectaron, sino que resultaron en la caída de toda la raza humana. Aunque las Escrituras no contestan todas nuestras preguntas con respecto a esta doctrina, ellas afirman claramente que el pecado y culpa de Adán han sido imputados o acreditados a todos sus descendientes, y que todos los hombres sin excepción entran en este mundo llevando la naturaleza caída de Adán y manifestando la hostilidad de Adán hacia Dios.

LA CAÍDA DE ADÁN

Después que Dios creó a Adán a Su imagen, Él le mandó: “Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás” Una fuerte advertencia siguió esa prohibición: “Porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:17). La obediencia de Adán resultaría en un estado continuo de bendición ante Dios. Su desobediencia resultaría en muerte.

1. En Génesis 2:16-17 se encuentra el mandamiento y advertencia que fueron dados a Adán. Lee el texto hasta que te hayas familiarizado con su contenido y luego contesta las siguientes preguntas:

  1. Según el versículo 16, ¿Qué privilegio le concedió Dios a Adán? ¿Cómo demuestra este privilegio que Dios se preocupaba por Adán y no se descuidó de sus necesidades?
  2. b.      Según el versículo 17, ¿Qué prohibición le dio Dios a Adán? c. Según el versículo 17, ¿Cuál sería la pena por desobedecer la prohibición de Dios?

2. En Génesis 3:1-6, se encuentra el relato bíblico de como Adán y Eva fueron tentados a desobedecer el mandamiento de Dios. Lee el texto hasta que te hayas familiarizado con su contenido, y luego contesta las siguientes preguntas:

  1. En el versículo 1, las Escrituras declaran que una serpiente literal tentó a Eva. Según Apocalipsis 12:9 y 20:2, ¿Quién estaba obrando en, y a través de la serpiente?
  2. Según los versículos 4-5, ¿Qué le prometió Satanás a Eva?
  3. Según el versículo 6, ¿Cómo respondieron Eva y Adán a la tentación de Satanás a través de la serpiente?

3. En Génesis 3:7-10, se encuentran los resultados inmediatos de la desobediencia de Adán y Eva. Considera el texto y luego escribe tus pensamientos. ¿Cuáles fueron los resultados de su desobediencia?

a. Versículo 7

b. Versículo 8-10 Nota: (a) Con un solo acto de desobediencia Adán y Eva cayeron de su estado original de santidad y justicia a un estado de corrupción moral. Su corazón y mente perdieron su pureza original, y llegaron a estar avergonzados y manchados. Los delantales que hicieron de las hojas de higuera fue un intento débil e inútil de esconder su pecado y corrupción. (b) El pecado siempre resulta en temor y separación de Dios. El hombre pecador corre de la santa presencia de Dios y teme Su justo juicio.

4. Habiendo considerado los resultados inmediatos de la desobediencia de Adán, ahora consideraremos los juicios divinos que cayeron sobre la serpiente, Eva y Adán. Lee Génesis 3:15-24 y describe estos juicios que nos han afectado a todos: a. El Juicio Divino sobre la Serpiente (v.14): b. El Juicio Divino sobre la Mujer (v.16):

Nota: La frase, “Tu deseo será para tu marido” posiblemente denota lo siguiente:

(1) La relación de la mujer con su esposo sería marcada por un fuerte anhelo y la falta de satisfacción;

(2) La mujer que buscó independencia del hombre ahora tendría un anhelo excesivo por el hombre.

(3) La relación entre el hombre y la mujer sería marcada por conflicto. La mujer intentaría dominar a su esposo, y su esposo ejercer autoridad sobre ella.

c. El Juicio Divino sobre el Hombre (v.17-19): 5. Incluido en el juicio divino sobre la serpiente en Génesis 3: 15, se encuentra una de las promesas más grandes de la salvación en toda la Biblia (v.15). Esta promesa ha sido llamada el protevangelium [latina: proto = primero + evangelium = evangelio]. Escribe tus comentarios sobre este texto. Nota: Jesucristo es la simiente de la mujer Maria. En la cruz, Satanás hirió el calcañar de Jesús (i.e. Cristo fue herido, pero no mortalmente – Él resucitó de los muertos). En la misma cruz, Cristo hirió a Satanás en la cabeza (i.e. Satanás fue herido mortalmente – él fue eternamente derrotado).

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Paul David Washer, Pecado. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CAÍDA DE ADÁN

  1. Jose dijo:

    En todo caso le serpiente le pudo haber dicho a la mujer “come”, Eva al negarse y explicarle la causa la serpiente le contestaria “No te lo ha prohibio a ti, se lo ha dicho al hombre”, por lo que Eva sin culpa bien comio y dio del fruto al hombre, entonces Dios al preguntarle al hombre¿porque has tomado del Arbol que te he prohibido? Adan debio contestar “No lo tome del Arbol, lo tome de la mano de la mujer, si acaso proviene del Arbol eso es asunto secundario”, asi que Dios al aceptar la veracidad de la respuesta simplemente tomaria sus cosas y se iria a dormir la siesta. Aun con todo Adan y Eva fueron echados del Paraiso y a la tierra que les toco labrar con sus hijos hasta alla fue Dios a buscarles cuando ya no tenia ningun derecho sobre ellos tan solo a provocar discordia entre los hijos como ramera enardecida causando la muerte de uno de ellos y destruyendo asi la paz en una familia que se esforzaba por ser feliz. Nota: Dos cosas. Uno:El hombre comio del fruto que le ofrecio la mujer y la mujer estaba exenta de compromiso. Dos: Dios perdia todo derecho y reponsabilidad ante Adan y Eva al arrojarles del Paraiso por lo que no tenia porque acosarles. Eso es lo que me da a entender el libre albedrio, considero que la serpiente causo desgracias entre nuestros primeros padres y Dios entre nuestros primero hermanos. En mi caso de ser juez dictaria inocencia para el hombre con su mujer y castigo para los otros implicados en este Paradicidio.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .