PROFUNDIZANDO EN LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO II (los Dones del Espíritu Santo)

Pedro Blanco

El apóstol Pablo compara la iglesia con un organismo vivo, el cuerpo humano. En esta comparación el apóstol nos quiere enseñar sobre el funcionamiento de la Iglesia. “Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función,  así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.”  Romanos 12:4-5. Si cogemos un Atlas de Anatomía podemos ver una figura del Sujeto Anatómico, en el podemos observar prácticamente  todos los miembros que forman parte del Cuerpo Humano.

El Apóstol Pablo nos habla de una unidad dentro de una diversidad. Cada miembro del cuerpo humano es diferente porque diferentes son las funciones que ejercen, cada uno según su configuración anatómica y todos actuando unidos para el beneficio del cuerpo en general. Pablo no pretende darnos una lección de anatomía humana quiere que aprendamos sobre la estructura de la iglesia y su funcionamiento. La iglesia a lo largo de los siglos se ha ido configurando con distintas estructuras. Al principio y durante varios siglos, la iglesia tenía una estructura familiar con comunidad de bienes, pero con el tiempo y según influencias externas fue tomando la forma de estructuras humanas. Después del siglo IV la iglesia adoptó la forma administrativa del Senado Romano, se jerarquiza y se constituyen cargos supra-eclesiásticos. Es decir autoridades  que se salían fuera de las fronteras de la propia iglesia. En la actualidad nos encontramos con la Iglesia Empresa, en la que sus miembros se unen solamente para formalizar proyectos y alcanzar objetivos.

Si volvemos a la estructura bíblica siguiendo la analogía del Cuerpo humano observamos que cada miembro del cuerpo tiene una función diferente que viene dada según su morfología. En la Iglesia Cuerpo de Cristo los miembros son los creyentes que habiendo creído en Jesucristo y recibido por la fe el Espíritu Santo, son dotados por el mismo Espíritu de unas capacidades que les hacen aptos para el servicio del resto del cuerpo. A esas capacidades bíblicamente se les conoce como los Dones del Espíritu Santo. “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.” 1ª Corintios 12:7, los dones espirituales se ejercitan para el beneficio del resto del cuerpo, cada miembro de beneficia de la función del otro no se ocultan ni se usan egoístamente, por tener uno o varios dones no podemos creernos que somos autosuficientes, “Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito; ni tampoco la cabeza a los pies: No os necesito” 1ªcorintios 12:21.

El apóstol Pablo nos exhorta a desear los dones que son mas beneficiosos par el cuerpo, “Mas desead ardientemente los mejores dones…” 1ª Corintios 12:31. 1ª Corintios 14:1 y 3 “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.”,” Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.” La Palabra de Dios impartida por la persona que tiene el don de exponerla y explicarla nos enseña, anima y consuela. Son tres funciones muy útiles para la iglesia. Sin ánimos de crear controversia, debo decir que causa cierta inquietud el hecho de que muchos creyente estén tan preocupados por un don que prácticamente no es útil para el resto de la iglesia “El que habla en lengua extraña, así mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia.” 1ªCorintios 14:4. Cuando el miembro del cuerpo es el único que se beneficia de su capacidad espiritual se desvirtúa el propósito de los dones espirituales. “Por su acción todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro.” Efesios 4:16.

La iglesia crece en el sentido numérico y espiritual (no siempre van las dos cosas unidas) cuando cada creyente ejerce el don o lo dones que Dios la ha asignado por medio del Espíritu Santo, siendo la base de ese crecimiento el amor fraternal que nos mueve a tener una actitud de servicio. El amor es la única cualidad espiritual que une verdadera mente a la iglesia, Colosenses 3:14 “”Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”. Para que el cuerpo pueda ejercer todas sus funciones es necesario que sus miembros permanezcan unidos. Si en la iglesia no hay un verdadero amor puede existir crecimiento numérico pero no espiritual.

Saludos. Si Dios quiere continuara.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Espíritu Santo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a PROFUNDIZANDO EN LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO II (los Dones del Espíritu Santo)

  1. joha dijo:

    Les recomiendo el libro La Biblia Prueba las Enseñanzas de la Iglesia católica producido por vaticanocatolico.com. Explica cómo Jesús hizo a San Pedro el primer Papa, la presencia real de Jesús en la Eucaristía, y muchos otros temas. También hay un video que se llama ¿Se va acabar el mundo? que lo encontraran interesante. >. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas. El link del video es el siguiente: El Tercer Secreto de Fátima y el Fin del Mundo

    • Sivi dijo:

      NO será como que mucho leer estos libros, llenos de mentiras, herejías y blasfemias anti-cristianas, anti-bíblicas, pregunto!!

  2. gold account dijo:

    Una segunda cosa, versículo: 18: «Mas ahora Dios ha colocado a los miembros cada uno de ellos en el cuerpo como él quiso”. ¿Quién te ha puesto a ti, amado hermano, en la iglesia en tu localidad? ¡Dios! ¿Alguien te podrá sacar de ella? ¡Dios te puso a ti y me puso a mí en la iglesia! Él nos bautizó en el cuerpo de Cristo ¿Hay alguna autoridad mayor que la de Dios? ¡Dios es la máxima autoridad en todo el universo! En el corazón de Dios estuviste tú, y Él te bautizó en el cuerpo, que es la iglesia ¡Aleluya! Dice también que Él nos colocó como Él quiso. No se trata sólo de que Él lo haya hecho, sino que Él lo hizo como Él quiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .