¡ESE NO ES MI PROBLEMA!

problemaCuantas veces hemos dicho estas frases, ese no es mi problema,  no es mi responsabilidad, no me toca a hacerlo a mí, vivimos en una sociedad denominada “Avanzada” con los avances tecnológicos más sofisticados tanto en equipos como en sistemas que han facilitado en gran medida nuestras labores cotidianas desde las laborares de nuestro hogar como de nuestro trabajo, y esto implica que cada quien tenga sus roles o funciones bien definidas en lo que nos toca o corresponde hacer tanto en la casa como en el trabajo como en la comunidad donde vivimos.

Estamos convencidos de que somos parte del engranaje productivo de esta sociedad avanzada y tenemos muy claro lo tenemos que hacer en cuanto a los que tenemos que hacer en casa y en el trabajo, pero que pasa cuando se trata de hacer algo que consideramos eso no me compete a mi, no me toca hacerlo, ese no es mi problema.

Una pareja de jóvenes novios salen de la casa del novio a sentarse a un banca del parque esta enfrente de la casa del novio, ya sentados pasa por ahí un hombre de mal aspecto comiendo una banana y deja caer la cascara sobre el andador del parque, la novia le dice al joven, levanta esa cascara y ponla en el bote de basura que esta unos pasos, el joven le comento ese no es mi problema, sino del que limpia el parque, es problema del que recoge la basura tirada en este parque, pero en eso sale la mama del joven corriendo a la panadería del otro lado del parque y no ve la cascara y al pisarla se resbala y cae de un sentón que se lastima la cadera.

Hay cosas que aunque parecen que no son nuestra responsabilidad por que no nos toca hacerlas, desde el momento que la persona que esta encargada de hacerlo no lo hace o no esta por alguna razón para hacerlo, inmediatamente cae sobre nosotros esa responsabilidad, pues en el anécdota anterior el joven no asumió que el no levantar esa cascara podría provocar un accidente, cosa que sucedió pero además como castigo divino le sucedió a su mama.

Precisamente los tiempos de inseguridad, la falta de valores y las crisis financieras, muchas de las tragedias o las catástrofes, como el incendio de la guardería ABC, o el mismo ataque las Torres Gemelas en New York, el crecimiento de los adicciones y del narcotráfico, son resultados de tomar esta actitud, este no es mi problema, es del gobierno, es del sistema de salud, es problema de la policía, del ejercito, es problema de los legisladores.

Y por no haber asumido nuestra responsabilidad estamos viviendo las consecuencias, de la violenta sociedad en que estamos viviendo, y no hacemos la parte que nos corresponde, a veces solo nos toca denunciar pero por temor no lo hacemos.

Hasta cuando entenderemos que vivimos en sociedad y que como sociedad estamos obligados convivir en armonía, trabajando en equipo por todo el entorno o el hábitat que nos rodea, desde el medio ambiente, cuidando los arboles y las plantas dentro y fuera de nuestra casa, los animalitos domésticos  la fauna de nuestra región, loas arroyos, ríos o lagos, no son depósitos de basura.

Vivimos tan preocupados en lo que nos toca hacer para llevar el sustento a la casa, que nos olvidamos del vecino, de nuestros propios padres o madres, del niño o la anciana que esta en la calle pidiendo una moneda. La Biblia dice que aquel que le da al pobre le presta a Dios, y Él se lo pagara. Proverbios 19:17

Termino con este pasaje de la biblia Mateo 5: 39-48 que nos enseña que el extra es lo que hace a lo ordinario, en extraordinario, es el dar más de lo que tenemos que hacer, más de lo que nos corresponda, aunque no me toque o sea mi responsabilidad, y te lo pongo aquí para que no te molestes en buscarlo en la Biblia porque eso no te corresponde, me corresponde a mi ponerte el tapete sobre el piso mojado para que no te resbales. “Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.  Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Problema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.