“LA SANA DOCTRINA Y LAS DOCTRINAS DE DEMONIOS”

Mario E. Fumero

 mario_fumeroINTRODUCCIÓN

En el mes de julio del 2008 fui de vacaciones a estar con mi esposa en Fuengirola, España, ya que durante la jubilación decidimos compartir nuestra vida y ministerio entre dos lugares, Honduras y España. En esta ocasión fuimos a la “Iglesia Kairos” en Mijas, que pastorea el hermano Daniel Contreras, y durante el culto ,y mientras escuchaba al pastor Daniel con un mensaje bíblico profundo, Dios me habló fuertemente y me dejó sentir que debía escribir un libro que expresara mis creencias doctrinales, así como las influencias extrañas en la Iglesia moderna.

El mensaje sólido de Daniel, por un lado, y una leve luz  interior por otro, hizo que en mi corazón naciera la idea de conjuga dos textos bíblicos para expresar lo que es mi fundamento de fe, la cual muchos defendemos con anhelo y ahínco, pues debemos ser celoso del fundamento que genera nuestras creencias y estilo de vida. Rápidamente busque dos textos bíblicos, y en ellos encontré el titulo de este libro. En uno se habla de la “Sana doctrina”, mediante lo cual Pablo exhorta a su hijo Tito a predicarla en medio de la crisis gnóstica de su época (Tito 2:1) y después vamos a,  1 Timoteo 4:1 donde el Apóstol advierte el florecimiento de las “doctrinas de demonios” como señal de apostasía en los últimos tiempos.

Tomando estos dos parámetros, me dispongo a analizar, a base de citas bíblicas, los elementos de ambas realidades para entender lo que es de Dios, y lo que es del diablo, porque no todo lo que brilla es oro. Quizás nunca antes en la historia de la humanidad se ha hecho tan necesario el razonar a fondo la diferencias entre lo genuino, a lo ficticio, entre lo falso  verdadero, entre lo que es doctrina bíblica y doctrina de demonios.

No podemos llamar doctrinas las nuevas revelaciones humanas, ni tampoco podemos hacer doctrina de las especulaciones que sobre pasajes bíblicos oscuros hacen algunos falsos teólogos y profetas, tampoco podemos llamarle doctrina a la exposición de los temas escatológicos que no envuelven  textos claros, como el hecho de fijar fechas para la venida de Cristo o del fin del mundo, ni mucho menos las tesis que como ministros muchas veces trazamos para convertir ciertas practicas humanas, mercantiles o de énfasis seudo psicológicas en fundamento de fe.

Despojar lo humano lo bíblico de no es tarea fácil, máxime en un mundo en donde la mentira, cuando mas grande es, mas creíble se vuelve. No es fácil ser profeta en estos tiempos, y cuando hablo de profeta, no me refiero a aquel que trae una nueva revelación, sino aquellos que como en el Antiguo Testamento, amonestaban en la ley de Dios al pueblo judío cuando imitando a los pueblos paganos, se apartaban de la doctrina de Moisés e introducían las costumbres paganas admitiéndole las conse-cuencias de la rebeldía y el olvido de la verdad revelada, que era la ley de Moisés.

Los profetas que llevaban al pueblo a la verdad de Dios no eran muy queridos, porque no daban un mensaje falso que escondieran el pecado de su pueblo o alimentase la ambición humana, dando falsas esperanzas, sino al contrario, eran atalayas[1], aquellos que vislumbraban desde una torre, a lo lejos, al enemigo que venia a contaminar al pueblo y daban la voz de alerta, por eso Jesús los presento como mártires de su mismo pueblo (Mateo 23:37-39) y en el libro de los Hebreos los describe muy bien al afirmar: “Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron ape-dreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra (Versos 26-38). Todo aquel que defienda la verdad rebelada (las Sagradas Escrituras) y condene el pecado y las costumbres de mundo en la iglesia es un profeta, porque profeta no es traer una nueva visión, sino el mantener viva la verdad de Dios en medio de la mentira del diablo.

En estos tiempos pletóricos de herejías y mercantilismo religioso, el ser profeta tiene serias consecuencia, porque el poder satánico de la apostasía ha reducido los espacios para poder denunciar lo inmundo y corrupto dentro de la iglesia, y claro ésta, mantener una posición firme en la doctrina en medio de la crisis de valores que vivimos, nos trae consecuencias, que van desde el marginamiento, señalamiento, ostracismo y perse-cución, pero como dice San Pedro “Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” 1 Pedro 3:15.

Espero que serie de escritos sea de bendición para aquellos que amen y busque la verdad.

CONTINUARA


[1]Atalaya: es un tipo de fortificación utilizada en muchas partes del mundo. Difiere de una torre normal en que su uso primario es militar y en que por lo general es una estructura aislada. Su objetivo principal es proporcionar un lugar alto y seguro desde el cual poder hacer observaciones militares. En algunos casos, torres de uso no militar, como pagodas religiosas, pueden ser utilizadas como atalayas. Enciclopedia Enciclopedia Wikipedia

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Doctrina, Doctrinas de Demonios. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a “LA SANA DOCTRINA Y LAS DOCTRINAS DE DEMONIOS”

  1. ileana dijo:

    Doy gracias a Dios por su vida hermano Mario, y sobretodo por haber encontrado en Brigadas de Amor Cristiano, una iglesia que conserva la sana doctrina. Dios le siga usando para su honra y gloria.

  2. nona dijo:

    Hermano Mario donde conseguimos su ultimo libro?
    Bendiciones

  3. Jose Aguilera dijo:

    Dios bendiga su vida y la de su familia hermano Fumero, en verdad que necesitamos recordar lo que es la sana doctrina instruida a traves del Apostol Pablo mediante sus cartas, doy gracias a Dios por usarlo a usted para ese fin.

  4. Irasema Garcia dijo:

    Bendiciones Pastor
    Este libro ya esta a la venta?

  5. Necesitamos mas profetas de la verdad, no como los de ahora. Dios lo bendiga y aunque aquí no se le reconozca su labor, Dios, nuestro Padre no olvida de vuestra Obra.

  6. Oswgar dijo:

    La sana doctrina es respetar la ley de Dios comenzando con los diez mandamientos, Jesucristo afirmo que con uno que no respetes seras hecho culpable de todos esta es la sana doctrina, desde el momento que niegas uno de los diez ya no estas precticando la sana doctrina tan simple como eso entonces tu doctrina se convierte en doctrina de demonios

  7. Hno. Gabriel dijo:

    Ojalá que esos tipos de mensjes,sigan saliendo a la luz,en medio de un mundo lleno de oscuridad, a causa de tanta religión y depravación moral y espiritual.Auque no a todos les agrada ,pero lo importante es agradar a DIOS ,quien es bendito por todos los siglos , Amén.
    Que DIOS los bendiga y sigan adelante.

  8. Msrvin Morazan dijo:

    Esta excelente esa vision y enfoque para diferenciar ya que muchos no saben disernir, gracias y sigamos adelante hay muchos niños espirituales siendo engañados y tambien adultos en edad y sobre todo a la nuevas generaciones que no conocen la Senda Antigua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.