EL PODER SIN PODER


Mario E. Fumero

el-poder-del-dineroNo todo el que tiene poder lo puede usarlo libremente, ya que el mismo está limitado por las leyes y la misma naturaleza. Un ejemplo se encuentra en los presidentes de los países democráticos, que aunque tienen el poder de gobernar y hacer cambios sociales, muchas veces se ven presionado o impedido de actuar para lograr los cambios que propusieron en el periodo electoral, porque no es lo mismo proponer, que ejecutar, tener poder, o poderlo usar.

El presidente Obama propuso desde su primera elección, la ley de migración, y la ley de la seguridad medica para todos los ciudadanos, y todavía, en su segundo periodo presidencial, y último, no ha logrado cristalizar su propuesta, porque la oposición del congreso, y parte de los poderes dominantes, han bloqueado su propuesta. Obama es el presidente más poderoso del mundo, pero está atado en el uso del poder en muchos aspecto en su función de mandatario. Esto obedece a que nadie puede, democráticamente hablando, puede tener un poder absoluto, cosa que desea el presidente de Venezuela cuando le pide al congreso le concedan esta facultad, lo que representa un peligro para la democracia.

Debido a factores legales, económicos o judiciales el poder se restringe, y  pese a tenerlo, muchos líderes están atados, y cuando alguien rompe estas reglas, se convierte en un dictador. Cuando los poderes se dividen, el poder absoluto no existe. Es debido a ello que muchos presidentes, cuando llegan al poder, no pueden hacer los cambios sociales que lógicamente propusieron. Esto se debe a que los gobernantes, una vez en el poder, están atados a convenios y normas internacionales, así como a la realidad financiera del país. Muchas veces estos convenios le atan las manos para producir cambios positivos en la sociedad, y es ahí en donde el fracaso obedece a factores ajenos al deseo del presidente.

Cuando los países son pobres, y desean hacer cambios profundos, tristemente sus líderes descubren que están sujetos a las decisiones de los países poderosos, los cuales condicionan su ayuda a determinar las políticas sociales o judiciales, y como el dinero lo mueve y lo compra todo, muchas veces se ven frustrados en sus aspiraciones. Así que los presidente no puede hacer lo que deben hacer, porque además de los convenios internacionales, existen grandes intereses creados que por medio del poder económico, impiden cambios sociales, y aunque le apoye una mayoría social, el capital y los poderes internacionales, siendo minoría, dominan el panorama político y dictaminan muchas decisiones jurídica contraria a los intereses y valores de la sociedad.

No podemos negar que los deseos del actual presidente por frenar la violencia  se vieron frustrados por situaciones externas. Para detener la violencia y el narcotráfico, se necesitan muchos recursos. Por otro lado, en la medida que aumente el desempleo, la pobreza y la pérdida de valores morales, cívicos y espirituales, el deterioro delincuencial se disparara, y un presidente, con un país endeudado, pobre y marginado, poco o nada puede hacer, aunque tenga en sus manos todo el poder legal existente. De Igual forma, el Congreso puede emitir leyes sociales que promuevan la salud, la educación y la seguridad, pero si no hay recursos económicos para ejecuta dichas leyes, todo queda en papel mojado. ¿Puede el presidente y el congreso dictaminar un aumento de salario que resuelva la miseria de la clase obrera, víctima de la inflación y la devaluación? ¡Sí!  pero si la empresa y el Estado no tienen como pagar ese aumento ¿Cual será el efecto? Quiebra, desempleo, mayor delincuencia. Puede el congreso duplicar el presupuesto de la nación, ¡Claro que sí! pero y si no tengo el dinero para cubrirlo, ¿cómo hare?

En fin, después de este análisis, la conclusión es sencilla, no es el que tenga el poder el que manda, sino aquel que tiene el dinero, porque con él se puede comprar todo, hasta el poder. Es por ello que el Apóstol Pablo al referirse al poder del dinero, lo considero como un poder que puede destruirlo todo, y máxime a las personas cuando exclamó en 1 Timoteo 6:10: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”.

 Email   mariofumero@hotmail.com

Web  http://www.contralaapostasia.com

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Dinero, Mario Fumero, Poder. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL PODER SIN PODER

  1. Yehobe dijo:

    Ya lo decía el patriarca de la familia Rockefeller: “Dénme el control de la moneda de una nación y no me importará quién haga sus leyes”. Más que el poder económico, ellos esclavizan a las naciones por la enorme deuda que generan al imprimir la moneda. Como la deuda es mucho más grande que la cantidad de dinero que hay en el mundo, ellos creen que las naciones deben pagarles con esclavitud. Que el Señor les reprenda.

    Bendiciones en Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.