MENSAJE A LOS EVANGÉLICOS DE CHILE DE PARTE DEL PRESIDENTE DE LA NACIÓN

A los fieles de las Iglesias Evangélica y Protestante de Chile:

presidente de chileCon motivo de celebrarse el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes de Chile, quiero enviar un caluroso saludo a los compatriotas que abrazan dicha fe y expresarles mis sentimientos de honda gratitud y aprecio por la invaluable labor que realizan para hacer de Chile un país más humano, justo y fraterno.

No existe un rincón de nuestra Patria ni ámbito de la vida nacional que no se vea bendecido con el trabajo, muchas veces silencioso, pero siempre fecundo y alegre, de los pastores y fieles evangélicos. Dicho trabajo se expresa de muchas maneras: dando asistencia espiritual a quienes la requieren, dirigiendo organizaciones de beneficencia en favor de los más desposeídos, acompañando a presos y enfermos en hospitales y cárceles, formando integralmente a niños y jóvenes, realizando programas de prevención y rehabilitación de drogas y alcohol en barrios y poblaciones, entre muchas otras, la mayoría de las cuales son financiadas con los aportes generosos de sus propios fieles.

La sociedad chilena reconoce de forma amplia que las iglesias evangélicas y protestantes cumplen un papel insustituible en ella, promoviendo una sana convivencia entre todos los chilenos y defendiendo valores fundamentales como la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural, la familia, la solidaridad, la reconciliación, la justicia y la paz.

La importancia capital de aquellos valores, verdaderos elementos fundantes de nuestra sociedad, nos llevan a reafirmar nuestro compromiso con ellos, los cuales se ven complementados por la libertad de conciencia, de culto y la igualdad religiosa. Todos esos valores viven en el alma de los chilenos.

Nuestro Gobierno quiere encarnar esa realidad, y por ello no ha estado ajeno a aquel sentimiento, sino por el contrario, nos hemos hecho parte del mismo, al respetarlos y promoverlos ampliamente. En tal sentido, he sido tajante en señalar, en reiteradas oportunidades, que el valor de la vida es primordial en la sociedad. Aquello se manifiesta con mayor potencia cuando se habla de la vida del que está por nacer, la cual es indisponible en todo momento, pues es un don de Dios.

Pero eso no es todo. Nuestros compromisos también se extienden a potenciar a la familia, reforzando su rol dentro de la sociedad, el cual es fundamental para el desarrollo de la misma. Es por esa razón que nuestro Gobierno ha venido desarrollando una agenda en pro de la familia, la que se orienta a fomentar la natalidad, darle un mayor reconocimiento, en cuanto se permita a las madres conciliar su rol como tales y su desarrollo profesional. Asimismo,  hemos querido apoyar a las familias con hijos. Los objetivos antes descritos han sido el norte de los programas de apoyo a la fertilización asistida, el nuevo post natal de 6 meses, el aumento de la cobertura de la educación pre escolar, así como el ingreso ético familiar y el aumento de la subvención escolar.

Nuestro compromiso es sincero. Creemos en la importancia que tiene el pueblo evangélico para Chile y por ello nuestro trabajo se ha desplegado a lo largo de todo el territorio nacional para eliminar muchas discriminaciones que lo afectan. Por lo mismo, hemos fomentado la creación de capellanías en nuestras Fuerzas Armadas y de Orden; hemos conformado  mesas de trabajo con sus representantes en todas las regiones de Chile; creamos un sistema de credenciales para ministros de culto, que, en definitiva, facilitará el ingreso a hospitales, colaborando de esta manera con la imprescindible labor que realizan con los enfermos; hemos facilitado sus labores en las escuelas municipales, cárceles y hospitales públicos, y actualizamos las preguntas del censo para conocer mejor su realidad y necesidades.

Como se aprecia, no hemos descansado y no queremos hacerlo hasta cumplir íntegramente los 30 compromisos que asumimos, pues es necesario seguir avanzando hacia una efectiva libertad religiosa e igualdad de cultos en nuestro país.

Termino estas palabras reiterando nuestras felicitaciones y gratitud al pueblo evangélico y protestante e instándolos a que sigan adelante, con la misma fe, decisión y coraje mostrados desde los albores del nacimiento de nuestra Patria, de manera de construir juntos ese Chile desarrollado, sin pobreza y con verdaderas oportunidades de desarrollo material y espiritual para todos sus hijos que siempre hemos soñado.

Afectuosamente,

Sebastián Piñera Echenique

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Chile. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.