La Santidad y la Disciplina

SANTIDAD 1“Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Hebreos 12:10, 14

Tal vez ninguna otra parte de la Palabra de Dios arroja tanta luz sobre el sufrimiento como la carta a los Hebreos. Y lo hace enseñando que el sufrimiento de Cristo perfecciono su humanidad. El sufrimiento lo capacito para su ministerio como el compasivo sumo sacerdote. Demostró que Él, que cumplió la voluntad de Dios mediante sufrida obediencia, era digno de ejecutar esa  voluntad divina en gloria.

29<img alt=”29″ src=”http://soldados.unidosporlaverdad.org/wp-content/uploads/2013/11/29.jpg” width=”162″ height=”270″ />Lo que Cristo fue y lo que ganó, fue todo para nosotros. El poder perfeccionador que el sufrimiento demostró tener en la vida de Cristo, el poder que Él mismo le confirió santificándose  a sí mismo mediante el sufrimiento, es el poder de la nueva vida que proviene de Él hacia nosotros. A la luz de su ejemplo podemos ver que el sufrimiento es para el hijo de Dios la semejanza del amor del Padre y el canal de su más rica bendición. Para una fe tal, el sufrimiento se ve entonces como una necesidad divina, como “una leve tribulación momentánea que produce…un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 Corintios 4: 17).

De todas las preciosas palabras que las santas Escrituras  tienen para el afligido, difícilmente hay otra que nos lleve más directamente  y con mayor  profundidad a la plenitud de la bendición que el sufrimiento debe producir. Ella es su santidad. Somos hechos partícipes de su propia santidad. En vista de todo lo que hay en nosotros que está en discrepancia con la voluntad de Dios, y que debe ser descubierto y quebrantado antes de que comprendamos lo que es  rendir nuestra voluntad al Señor; al compartir el compañerismo en el sufrimiento, lo cual nos lleva a apreciar en plenitud lo que Jesús cargó e hizo por nosotros; en vista, también, de que nos sentimos personalmente satisfechos con el amor de Dios como nuestra porción suficiente, la disciplina y el sufrimiento son elementos indispensables en la obra de Dios para santificarnos. Si el hijo de Dios tuvo necesidad de ellos, sin duda alguna lo mismo se aplica también a nuestras vidas.

Cuando quiera que Dios nos visita con la disciplina o el sufrimiento, el primer objetivo que tiene en mente es pedir y obrar en nosotros una unión con su propia y bendita voluntad, para que así estemos unidos también consigo mismo  y con su amor. Él llega un punto determinado en donde su voluntad se cruza con nuestros más caros deseos, y pide el sometimiento de nuestra voluntad a la suya. Bendita es el alma que al ser probada aprueba  la buena y perfecta voluntad de Dios.

Santísimo Señor, cómo te alabo por el hecho de que no hay una aflicción perdida, ningún dolor o cuidado, ninguna tentación o prueba, sino que tu amor hace que todas ellas ayuden en la santificación de mi vida. Que yo vea todas las dificultades que tengo en mi vida en tu luz. Amén.

-Andrew Murray, La Santidad Tesoro devocional para 30 días – Lance Wubbels

_________________________________________________________

<img alt=”” src=”http://www.raptureready.com/resource/murray/murray2.jpg” width=”153″ height=”169″ />Andrew Murray (1828 – 1927) nació en Sudáfrica y fue enviado a estudiar a Inglaterra a la edad de 10 años. Cuando regresó a Sudáfrica como pastor y evangelista, lideró un avivamiento que conmovió a todo el país. Toda su vida de trabajo y esfuerzo para profundizar la vida espiritual de los creyentes en Cristo influenció a la Iglesia en todo el mundo y ha continuado mediante el legado de profundos escritos. La sólida teología bíblica de Murray y su fervor espiritual lo convirtieron en la fuerza que impulsó el gran movimiento del Espíritu Santo en su época.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Santidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.