ADULTERIO

La adulteraPor: Gustavo

El título de este tema sugiere que no debiera ser de interés para los Cristianos puesto que todos conocen el mandamiento de Dios que dice “No cometerás adulterio” (Éxodo 20:14) y las palabras de Jesús quien dijo: “y a cualquiera que mirare a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mateo 5:28), sin embargo aunque parezca poco creíble, Satanás a doblegado a algunos creyentes haciéndolos caer en el pecado del adulterio, pese a conocer esta prohibición.

¿Que es el adulterio?, en palabras sencillas, se refiere a la relación sexual en una pareja donde uno o ambos son casados con otra persona. En nuestros días no es raro leer o mirar entre nuestros conocidos y más aun en la TV o el cine como se ha difundido esta actitud negativa en la sociedad como algo “común y aceptable”, y aunque la estadística muestra que el varón es mas tendencioso a caer en el adulterio, para sorpresa de muchos, el adulterio ha ido en incremento entre las mujeres, y quiero referirme a mujeres casadas, ya que partiendo del hecho que la relación sexual ilícita donde uno o ambos son casados con una tercera persona, se entiende que la pareja es adúltera, y por tanto el varón como la mujer están al mismo nivel cometiendo adulterio (aun para el que es soltero). La aclaración cabe ya que hay cada vez más mujeres casadas que engañan a su cónyuge cometiendo adulterio.

Dentro de los argumentos que utilizan los adúlteros para justificar su actitud hay dos muy comunes, el primero es: “he dejado de querer a mi pareja ó, mi pareja no me ama” y el segundo es: “mi pareja no me satisface, porque no es complaciente o porque ya no me gusta”. Por supuesto hay un sin fin de argumentos más, pero estos dos se repiten constantemente. También sucede con mucha frecuencia que los adúlteros se “enamoran” uno del otro, esto cuando el pecado se comete con la misma persona, ya que hay quienes adulteran con diferentes personas. Recuerdo el caso de una creyente que me decía estar muy consciente de su pecado, sin embargo no podía volverse atrás ya que amaba a su amante, en este caso ambos eran casados y sus respectivos cónyuges ignoraban que estaban siendo engañados.

¿Por qué se da el adulterio?, la primera causa es definitivamente falta de amor hacia el cónyuge, sin embargo hay quienes aseguran amar a su pareja sin embargo la engañan porque su relación se ha vuelto rutinaria, les falta comunicación y se sienten faltos de comprensión y amor. Por otro lado hay quienes permiten que pensamientos insanos y fantasiosos hagan nido en sus mentes imaginándose en los brazos del hombre o mujer más hermoso(a) y atractivo(a) de la tierra (según corresponda), lo que provoca que se formen expectativas muy altas que jamás encontrara en su pareja y buscan satisfacer esa fantasía en alguien más.

Aunque nada justifica el adulterio delante de Dios, si debemos estar muy conscientes que la falta de atención, respeto y de amor hacia nuestra pareja, así como la indiferencia o falta de atención a la relación sexual puede orillar al adulterio. He conocido casos donde varones cristianos se sienten rechazados por sus mujeres quienes piensan que la unión sexual no es bien vista delante de Dios o las hay, quienes sencillamente no sienten el deseo sexual con la misma intensidad a al mismo tiempo que ellos y prefieren postergar la relación, con lo que ellos se sienten rechazados y piensan que no se les quiere.

Hace tiempo escribí un tema titulado “sexualidad” que presenta en forma breve la característica fisiológica sexual que hace que el hombre sea más impulsivo que la mujer en este aspecto, sin que esto signifique que la mujer no sienta los mismos deseos por el varón, de ahí que es importante conocer la naturaleza sexual de nuestros cuerpos, e incrementar la comunicación franca y abierta entre los cónyuges.

La Biblia en I Corintios 7:2-5 enseña que la mujer pertenece al varón y el varón a la mujer, e instruye en el sentido de satisfacerse mutuamente en el terreno sexual, el apóstol Pablo exhorta diciendo: “más vale casarse que estarse quemando” (I Corintios 7:9), una clara alusión a la necesidad sexual, por tanto al establecerse un matrimonio, se contraen obligaciones de este tipo que si bien es cierto no es lo más importante en la relación de pareja, si reviste de suma importancia en el buen desarrollo de su vida en común.

Algo que debe ser tomado en cuenta por quienes aun no se han casado, es que nunca la motivación sexual debe ser lo que le obligue a unirse en matrimonio, el factor más importante es el amor, ya que éste lo supera todo. Existen muchos fracasos matrimoniales cuya motivación inicial fue el sexo, tristemente en el corto tiempo se dan cuenta que no es el valor más importante y dado que el ello fundamentaron su unión, tienden al fracaso rotundo.

Quien vive en adulterio debe saber que está ofendiendo a Dios, en principio esta mancillando el templo del Espíritu Santo que es su propio cuerpo (leer I Corintios 6:15-20), debe saber también que es un pecado deliberado para quienes el autor de Hebreos dice “terrible cosa es caer en manos del Dios vivo” (Hebreos 10:31), Dios no pasará por alto este pecado, por tanto, es tiempo de arrepentirse y volverse atrás y ser restaurado, recurrir a Cristo nuestro abogado (I Juan 2:1), poner en sus manos nuestros caminos para que Dios enderece nuestra vereda (Proverbios 3:6).

Para evitar caer en adulterio, el Pastor Hernán Ramirez en apego a la Escritura sugiere lo siguiente:

1.- Basado en Proverbios 5:18b y I de Corintios 7, desarrollar el amor verdadero dentro del Matrimonio a través de:

a.- Amar a la pareja y ser fiel.
b.- Cultivar la unión matrimonial.
c.- Cumplir cada uno el deber conyugal que le corresponde.

2.- Recordar que Dios nos dio el mandato y la capacidad de dominar los deseos impuros en Colosenses 3:5-10

3.- Recordar que cualquiera que vive una vida impura, está excluido del Reino de Dios de acuerdo con I de Corintios 6:9-10

4.- Tener presente que nuestro cuerpo es para servir a Dios según I de Corintios 6:13

5.- Considerar que nuestra unión con Cristo incluye nuestro propio cuerpo según se lee en I de Corintios 6:15-17

6.- Dios demanda pureza en nuestra vida y esto incluye el matrimonio y la familia pues “bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios” (Mateo 5:8).

Bendiciones.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Adulterio. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ADULTERIO

  1. david dijo:

    Es muy entendible y claro el mandamiento. Si no hay un simple beso ,permanentemente que es demostración de amor que difícil es mantener la fidelidad y con mucha pena llegar a estar dispuesto a recibir el castigo de Dios.

  2. eddy dijo:

    muy buen articulo hermano fumero me gustaria que enviara a mi correo sobre la sexualidad en el matrimonio de antemano se lo agradeceria desde Venezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.