MI CUERPO, ES MÍO.

el cuerpo es mioMario E. Fumero

Bajo esta siempre afirmación: “mi cuerpo es mío y algo comer lo que quiero“, muchas mujeres reclaman su derecho al aborto, los homosexuales reclaman su derecho a actuar contra la naturaleza biológica, los drogadictos reclaman su derecho a usar drogas, lo que tienen una enfermedad terminal reclaman su derecho a que se le practique la eutanasia, y los que le gustan los tatuaje reclaman el derecho a marcar todo su cuerpo. En fin, cuando queremos justificar cualquier actitud que atente contra nuestro cuerpo, lo cual se cataloga ilegal o incorrecto, salimos con el cuento de que “el cuerpo es mío y puedo hacer con él al lo que me dé la gana”.

¿Hasta donde tenemos derecho de hacer con nuestro cuerpo lo que nos dé la gana? Éticamente existen principios jurídicos que limitan el abuso físico de las personas con acciones indebidas, las cuales atentan contra la salud física, o el bienestar común. El Estado es garante de la protección de la vida por medio de leyes que preserven la integridad física, moral e intelectual de sus ciudadanos. Pero además del aspecto jurídico y ético, existen los valores espirituales. Dios nos dio la vida, y junto a ella, un manual de instrucción para saber cómo cuidar nuestro cuerpo, que según enseña las Sagradas Escrituras es templo del Espíritu Santo (2 Corintios 6:16). Nadie tiene derecho a tomar lo que no le pertenece. La vida es un don De Dios, y como tal, el único que puede disponer de ella es aquel que la dio.

Condenamos el suicidio, en cualquier forma que se ejecute. Uno se puede quitan la vida fulminantemente, envenenándose, dándose un tiro, o tirándose de un puente o edificio. Otros se quita la vida lentamente, consumiendo sustancias dañinas a la salud aun siendo conscientes de ello. El tabaquismo, el alcoholismo, las drogas y un sin número de sustancias que podemos consumir, puede causar un suicidio lento, de lo cual si tenemos conciencia de ello, se puede catalogar delito o pecado.

Bajo la premisa, “tengo derecho a ser con cuerpo lo que quiera”, las mujeres defienden el aborto, pagando una vida inocente los errores de los adultos. También dentro de esta misma premisa los movimientos gay reclaman el derecho a igualar su conducta como una forma normal y social de ser. El Estado se ve limitado a intervenir en muchas conductas atentatorias contra la leyes físicas o naturales. Sin embargo, respecto a preservar la vida y la integridad física de las personas, casi toda la legislaciones de mundo sancionan a los que adopten tales actuaciones.

tatuajesTatuarse, prostituirse, pervertirse, alcoholizarse y declararse en huelga de hambre, no puede ser controlado por el Estado. Sin embargo lo único que puede evitar tales conductas es un simple principio, el cual la sociedad ha olvidado, y es el temor al y Dios.

Muchos jóvenes son arrastrados por modas que violentan la integridad física. Un ejemplo de ello lo tenemos en los tatuajes, con los cuales se estigmatizan, constituyéndose en una moda de la sociedad moderna. El otro hecho sobresaliente es el reclamo de los movimientos gay, que exigen una legislación que iguale su condición sexuales y las equipare con los mismos derechos de los matrimonio heterosexual. Por otro lado, los gobiernos tolerar la venta de productos, que siguiendo dañinos a la salud, se venden libremente, pese a saber el caño que causan.

Hay muchas formas de atentar contra el cuerpo, y arruinar nuestro futuro. Gracias a Dios que en los últimos años, muchos países le han declarado la guerra al tabaquismo, porque es evidente las muertes que origina su consumo. Un ejemplo de medidas radicales hacia los fumadores la tenemos en Inglaterra, en donde los seguros del Estado no cubre las enfermedades causadas por el tabaco, de manera que el que fuma, asume los riesgos de salud, evitándole al Estado los altos costos que cuesta los tratamientos de las enfermedades causadas por el tabaco.

La vida es sagrada. La salud es importante, y aunque tengamos derecho a hacer con nuestro cuerpo lo que nos dé la gana, es un deber de respetar la ley moral de Dios, entendiendo que este cuerpo en el cual habita un espíritu, nos fue dado con un propósito, para cuidarlo y usarlo para la honra del todopoderoso.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MI CUERPO, ES MÍO.

  1. Juan Carlos dijo:

    Deberían de revisar lo escrito antes de publicar, hay frases que pierden el sentido.

  2. Rolando dijo:

    (Juan) Yo me preguntaría que oculta detrás de ese montón de palabras sin sentido y te Diria un día todos (me incluyo) daremos cuenta delante de Dios de nuestras acciones, por cada palabra, por cada acción, no habrá lugar donde esconderse ni excusas que valgan, Dios es Amor pero también fuego consumidor y esta es una verdad que no todos los hombres quieren aceptar. Nos hemos apartado y vamos como ovejas al matadero, MEJOR ENTREGUEMOS NUESTROS CORAZONES A CRISTO ya que el es el único camino Juan 14:6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .