DISTRACCIONES DIABÓLICAS

 (Traducido por Julián Esquinas) 

GUERRA ESPIRITUAL 1No hay nada que el diablo haga tan bien como distraer a la gente de tener un encuentro con la Palabra de Dios que perfora el alma. El reiterado testimonio de la Escritura y de la historia de la Iglesia es que la despiadada serpiente del Edén sisea furiosamente cada vez que el claro y cortante mensaje del Evangelio es anunciado. Él hará cualquier cosa para hacer que la Palabra del Reino sea detenida en su libre curso y no fluya.

En la parábola del sembrador Jesucristo el Señor anunció que: “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.” (Mateo 13:19). Satanás está tan violentamente opuesto a la Palabra como pueda estarlo. Desde el principio ha tratado de llevar a la humanidad a la tentación mediante la colocación de un grandísimo signo de interrogación en el explícito mandato del Señor: “¿Conque Dios os ha dicho …? ” (Génesis 3:1).

1.- “CUANDO ALGUNO OYE LA PALABRA DEL REINO Y NO LA ENTIENDE”

Como las palabras de Jesús dejan claro, el diablo obra sobre la base de la ignorancia del hombre, para robarle así la semilla de la vida. Una cosa es escuchar la predicación de la Palabra, pero otra cosa es entenderla. Los gatos y los perros pueden escuchar buenos sermones durante todo el día, sin embargo no serán mejores a la hora de acostarse. Oyen externamente pero no captan la belleza espiritual interna de lo que se está compartiendo. Lo mismo sucede con los pecadores, dado que Belcebú tiene cautivos sus corazones, sus ojos y sus oídos caídos. Como Pablo dijo, “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (2ª Corintios 4:4).

El maligno sabe bien que no hay arma tan letal para su falso reino demoníaco como la espada del Espíritu, la Palabra de Dios. Tres rápidos espadazos de “escrito está” fueron suficientes para que Lucifer huyera con el rabo entre las piernas (Mateo 4:1-11). Incluso sus discípulos, gente común y corriente, estaban facultados para echar fuera demonios por el poder de Jesús (Lucas 10:17). En todas las circunstancias, el deseo del Espíritu Santo era enseñar a la Iglesia que la garantía de la victoria de los cristianos nunca reside dentro de sí mismos, sino únicamente en la Palabra de Dios. Esto significa que cualquier congregación que condona el embrutecimiento que produce olvidar una predicación recta desde el púlpito está jugando justo en las manos del Dr. Dragón. La Palabra debe ser predicada para que las almas sean liberadas del reino de las tinieblas. Sólo a través de oír la Palabra del Reino por la fe puede haber una verdadera comprensión.

2-. “ENTONCES, VIENE EL MALO, Y ARREBATA LO QUE FUE SEMBRADO EN SU CORAZÓN.”

La proclamación de la Palabra del Reino siempre está acompañada por la resistencia satánica (1ª Tesalonicenses 2:18). Las malvadas hordas de demonios trabajan horas extras para suavizar la severidad de la Escritura. En el Antiguo Testamento Janes y Jambres se alzaron contra Moisés en el momento que empezó a hablar en nombre de Dios. Y en el Nuevo, Elimas resistió al apóstol Pablo cuando él comenzó a ministrar la Palabra de vida a el diputado romano Sergio Paulo (Hechos 13:8). Nada capta tanto la atención de Belcebú como portavoces radicales de Dios.

El malvado viene, cuando la Palabra es anunciada en todo su esplendor, para robar el mensaje de la fe y el arrepentimiento y alejarlo de los corazones de los hombres. Es por eso que Matthew Henry designó a Satanás como “el gran ladrón de sermones”. Muchas veces me he quedado asombrado en las reuniones de la iglesia, cuando una palabra penetrante de Dios ha sido predicada, y sólo encuentro a los santos después de la reunión hablando y bromeando acerca de la misma tontería estúpida de siempre. ¿Cómo puede ser esto? ¿No han oído lo que fue dicho? Es como cuando uno se para en algún lugar alto en una montaña después de un largo día de senderismo y con una sola mirada puede observar la belleza de la creación por kilómetros y kilómetros a lo lejos. Esos momentos que te dejan sin aliento. Y luego le dices a la persona a tu lado, “¿Y qué?” Y ellos te miran como si no estuvieran contemplando nada. ¿Dónde está la maravilla, la admiración o el asombro que nos deja con la boca abierta? Cuando se predica la Palabra mucha gente oye bonitas palabras desde el púlpito, pero rápidamente es robada de sus corazones y mentes. Por esta misma razón, debemos trabajar arduamente contra el diablo y hacerle la guerra para aferrarnos a lo que nos fue predicado por gracia.

3-. “ESTE ES EL QUE FUE SEMBRADO JUNTO AL CAMINO.”

El oyente de junto al camino todavía existe hoy. Ya en el siglo XVII el gigante puritano William Gurnall se quejó de las “reuniones desenfadadas” y las “tabernas” como obstáculos para venir a escuchar la predicación de la Palabra de Dios. En la década de 1970 el muy amado Leonard Ravenhill habló en el mismo espíritu de ver películas o leer la sección de deportes del periódico. Hoy en día, los principales obstáculos son las redes sociales y los teléfonos móviles. Parece que nuestra generación ha olvidado lo que es el contacto cara a cara. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que he visto a grupos de jóvenes sentados juntos en una cafetería o en un restaurante completamente ajenos el uno del otro y ajeno a lo que está pasando a su alrededor, ya que todos están chateando con elWhatsApp.

Lo peor es cuando estas distracciones se meten en la iglesia y nos encontramos con gente chateando, mientras que el sermón está siendo predicado. También me gustaría ir un poco más allá y cuestionar otra práctica eclesiástica que en última instancia nos convierte en oyentes de junto al camino. La pasión de hoy en día por la fotografía 24/7 me ha estado molestando terriblemente desde hace algunos años. Difícilmente puede uno sentarse durante dos minutos en algunas iglesias sin que alguien comience a moverse para tomar fotos de la congregación, del predicador y del coro. Es un obstáculo. Todo esto nos distrae de centrar nuestra atención en el mensaje del hombre de Dios que está en la plataforma.

Creo que los hermanos que participaron en la Reforma Suiza estaban en lo cierto: ellos desterraron fuera del edificio de la iglesia todo lo que no se alienara con la Escritura. Por lo tanto, sus lugares de reunión eran un ejemplo de simplicidad: algunos bancos para los oyentes, un púlpito para el sermón, una mesa desde donde servir la Cena del Señor y paredes encaladas. ¿Por qué tenemos que hacer las cosas tan complicadas? Me parece a mí que muchas de las llamadas “cosas buenas” que tienen lugar en las iglesias de hoy en día sólo sirven para distraernos de la carne de la Palabra. En este sentido, son golpes maestros del diablo.

4.- LA PERSPECTIVA DEL SEMBRADOR.

Antes de concluir este breve estudio, también quiero añadir otra dimensión a la lectura tradicional de la parábola del sembrador. Muy a menudo la leemos desde la perspectiva del oyente, pero también hay que estudiarla desde el punto de vista del sembrador, es decir, el predicador.

Como predico el Evangelio, soy muy consciente de los susurros de Satanás casi cada vez que me pongo de rodillas en el suelo y cojo bolígrafo y papel para empezar a preparar un sermón. Mientras escribo escucho voces como la siguiente: “Oh, pero si dices eso, fulano y mengano se sentirán ofendidos” o “No, no menciones eso, tú sabes tan bien como yo que la predicación de tal cosa te llevará a un terreno peligroso o estarás con el agua al cuello”, etc. Se necesita una verdadera dosis del Espíritu Santo para proclamar la Palabra del Reino. Jesús es el sembrador por excelencia pero mira cómo el diablo le resistió en cada paso del camino, desde la cuna hasta la cruz. Jesús sabía por qué estaba en la tierra por lo tanto Él le devolvió el rugido a Satanás. No sólo como oyentes, sino como sembradores ¡debemos ser agresivos en la batalla de dar a conocer la Palabra del Señor! ¡Neguémonos a ser silenciados!

Conclusión

A todos vosotros por ahí, os insto a continuar sembrando la Palabra, sin importar cómo el diablo nos combata y contienda contra nosotros. Él es un sucio oponente y usará todo su poder para impedirte oír y predicar la Palabra del Reino. Así que, te pregunto en este día: ¿eres un oyente de junto al camino o eres un oyente lleno de fe? ¿Permites que el diablo te robe las semillas del Evangelio o te defiendes y le muestras que mayor es el que está en ti? ¿Has entrado en la tentación de la distracción o has luchado para disciplinar tu mente y tus oídos para ser sensibles a la Palabra de Dios? ¡Someteos a Dios! ¡Resistid al diablo! ¡Y él huirá de vosotros!

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Lucha Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DISTRACCIONES DIABÓLICAS

  1. Ariadna dijo:

    Interesante post, hace poco tuve un sueño muy extraño en el cual estoy en una iglesia con un libro en mis piernas y al levantarme ese libro no me deja y yo lo tiro al piso, pero una señora a mi lado me dice que como no lo agarre me puede pasar algo. En ese libro vi imágenes de demonios por lo que no era un libro bueno, quiero saber que podría decirme esto, como bien he leído muchas veces el diablo quiere desviarnos del camino de Dios es por esto que quiero saber que versículo o que me recomiendas para alejar este tipo de sueños y tomar las riendas del señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .