LA PARADOJA DE PERDER LA LIBERTAD.

Por: Alfonso Botero Guzmán.

carcel de lujo 1Seguramente todos aquellos que nunca hemos pisado un centro penitenciario, damos gracias a Dios y presumimos de vivir en libertad. Sin embargo, si miramos con detenimiento la vida de una persona que vive recluida en una prisión, y la comparamos con la de alguien que está libre en la calle, podemos inferir una diferencia bastante particular entre la vida del uno y del otro, que a la postre nos revelará que tan equivocados estamos ante la propia realidad que cada cual vive.

Mientras la persona que purga una condena, debe vivir en su celda o  en un espacio físico delimitado por muros o barreras, el hombre de la calle se moviliza “libremente” por donde quiera.  No obstante, he aquí  lo paradójico del asunto.

Este último, en la práctica y aunque no lo logremos percibir, hace rato perdió  su libertad, pues vive preso de un mundo que lo seduce y lo manipula. Actúa como títere de un sistema social donde el adversario es quien lo controla. Este personaje está realmente encerrado dentro de una burbuja que lo limita, lo absorbe y no le deja ver más allá de su propia celda; donde a la postre, termina por acostumbrarse y se acomoda a vivir, no solo bajo una serie de normas, leyes y reglas que le son impuestas desde que nace, sino también, bajo la batuta de una civilización modernista e impositiva, a la que debe imitar para poder encajar en ella,  de tal manera que sin proponérselo, termina siendo un prisionero más de los muchos comportamientos colectivos que tienen que ver con el libertinaje, la vanidad, el alcohol, la prostitución, el homosexualismo, las drogas, la mentira, el robo, la violencia, el egoísmo y/o la idolatría por el dinero, convirtiéndose  de esa forma, no en una persona libre como nos creemos, sino más bien en un individuo esclavizado  de un mundo decadente.

El contrasentido de esta particular situación, es que  la persona encerrada y con menos posibilidad de movilización, curiosamente tiene su mejor opción para liberarse estando en un lugar así. Esto en razón a que las condiciones de soledad y del relativo aislamiento de su entorno, forzosamente lo alejan del medio o esquema social  en el que se desarrolla normalmente la vida, y en cambio, le brinda la oportunidad de reencontrarse en lo individual, de interiorizarse  y descubrir el verdadero propósito de su vida, el cual sin duda alguna, hallará en la intimidad de su corazón. “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”, dice el apóstol Pablo.

Lo incomprensible o paradójico de este asunto, es que si no estuviesen privados de la libertad, seguirían actuando y viviendo como los millones de aquellos que andamos libremente por todo el planeta bajo una supuesta libertad civil, pero sumergidos e hipnotizados bajo el yugo de la esclavitud del pecado.

 

 

Estoy completamente seguro que cuando el apóstol Juan hace referencia a las palabras de Jesús en el capítulo 8 de su libro, cuando habló a los judíos y les dijo: “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”, lo hizo con la intención de recordarnos que  la única y más valiosa verdad que debemos saber, es que somos hijos de Dios, quien solo desea que corrijamos nuestro andar para  regresar a su casa  y de esa forma, vivir en completa y absoluta libertad por la eternidad.

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Libertad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .