10 COSAS QUE “EXODUS: GODS AND KINGS” CAMBIÓ DEL RELATO DEL ÉXODO (Y HABLEMOS DE DIOS)

Exodo  peliculaPor Ixander Berríos | Prensa Cristiana
-Han pasado 60 años desde que salió la película bíblica más exitosa (por sus galardones en los Oscar), Ten Commnadments (1956), basada en la vida de Moisés, y 16 años desde “Prince of Egypt“, la única animada de Moisés con éxito. La relato de Moisés es conocida por millones como una de las historias más maravillosas, y para los ateos la más ficticia, de toda la Biblia, a parte de la de Jesús. Por ende, cualquier adaptación a cualquier manifestación artística debe ser igualmente sorpredente.
Pero…”Exodus: Gods and Kings”, dirigida por Ridley Scott, fue una película más personal que histórica. Al final de la película, todos vimos que decía: “Para mi hermano, Tony Scott”. Si no reconocen ese nombre, él fue un director de varias películas en los años 80 y 90, y que también se suicidó en el 2012 por razones que aun no se saben.
Sí, vimos unas impresionantes plagas, la sequía del Mar Rojo, una escenografía casi real, y una composición musical majestuosa, pero estas cosas no fueron el foco central de la película. El mismo poster de promoción nos da un indicio del tema central de la película. “Once brothers, now enemies” (Antes hermanos, ahora enemigos). Aunque en realidad no eran hermanos de sangre, el vínculo de amor de hermanos se creó porque se criaron juntos. Toda la película trata de la relación entre Moisés y su hermanastro Ramsés, reflejando que calo profundo el suicidio de Tony Scott en el director Ridley. Las dagas que su padre, faraón Seti, les dió con el nombre del otro hermano fue el simbolismo de hermandad más latente en toda la película.
¿QUÉ TAL LA PELÍCULA?
Volviendo a la película como tal, “Exodus” tiene mucha más fidelidad al texto bíblico que “Noah” (Noé) y hasta “Son of God” (Hijo de Dios). Aunque no se presenta en escena el nacimiento de Moisés, sí se menciona, y se menciona fielmente, continúa en el palacio del faraón donde Moisés se cria, descubre que es Hebreo, libera al pueblo hebreo de Egipto y los encamina a la tierra prometida. La cronología general de la historia es bastante veráz a lo que el libro de Éxodo relata. Las particularidades son las que cambian. Aparece la zarza ardiendo, el encuentro con su esposa Séfora, las plagas, la Pascua, y la división del Mar Rojo – pero no como esperas verlo.
La película con sus leves cambios hacen que uno (re)lea la historia bíblica y conozca más sobre este ícono personaje. Pero a pesar de los cambios y omisiones, nos hace hablar de Moisés con más frecuencia. Si no me crees, ve a ver la película con amigos o familia, y verás como todos saldrán hablando de cuán infiel es el director, cuán extensa es la película, cuán impresionante es. Originalmente la película completa duraba 4 horas, y se veía bien así, según dijo el director Ridley Scott en una entrevista, pero mercado es mercado y fue cortada a dos horas y media. Por ende, tal vez, y solo tal vez, muchas de las omisiones estén en esos cortes.
El triángulo amoroso que hay entre Moisés, Ramsés y Dios es palpable, debido a la evolución del carácter de los personajes y el empuje para lograr el poder. Las actuaciones de ambos actores principales, Christian Bale (Moisés) y Joel Edgerton (Faraón Ramsés) fueron majestuosas (aunque la voz de Bale me daba un déjà vu a “The Dark Knight“). Un error craso fue que Moisés estaba muy sano y suelto en su lengua, y nunca tartamudeó como dice la Biblia. Era fiero, fuerte y lozano, nunca con miedo por hablar hacia el faraón, que en la Biblia requirió la ayuda de su hermano de sangre Aarón, lo cual no ocurrió en la película. Además, Moisés aparecía como un guerrero, y la Biblia ni sostiene y refuta esto. Durante toda la película, Ramsés tenía su corazón de piedra, pero aunque no se le atribuía a Dios, fue mejor así. Él proyectó lo que todo gobernante o presidente le ocurre al llegar al poder: corrupción.
Una de las escenas más emocionalmente potente fue la casi ejecución de brazo de María en la mesa del faraón al ser cuestionada si era la hermana de Moisés y si ambos eran hebreos. Aquí se ve el estrecho vínculo de hermanos porque Ramsés lo podía matar, pero no quería aceptar que era hebreo. Eventualmente no lo mata sino que es exiliado (y no huye como dice la Biblia) tras la muerte de soldados egipcios. Y aunque la madre de Ramsés, Tuya, envía asesinos a matarlos, [pobres], Moisés los derrota en dos segundos.
Pero lo más que me chocó como latino, es la blancura de los personajes principales. Christian Bale como Moisés, tez blanca; Joel Edgerton como Ramses II, tez blanca; Sigourney Weaver como la reina Tuya, tez blanca; y Aaron Paul como Josué, tez blanca. ¡Hasta el rostro de la Esfinge de Gaza parecía más europea que egipcia!
UN MOISÉS DIFERENTE
Por primera vez en mi vida, pensé que Moisés tenía problemas emocionales. Se proyectó un Moisés con luchas internas fuertes donde constantemente luchaba contra Dios. En la Biblia, Moisés es medio testarudo y también le discute a Dios por no ser capaz de hacer la encomienda. Pero en la película, no lo verás como quieres verlo.
La Biblia habla muy poco sobre como Moisés supo que era hebreo. Simplemente lo supo y comienza el Éxodo con sus plagas. En “Exodus”, le dan un sentido más psicológico al encuentro de él mismo, a la busqueda de identidad y confianza, paralelo con la relación de Ramsés.
HABLEMOS DE DIOS
Algo interesante y agradable para mí fue la explicación científica para las plagas, que no le quitan la maravilla, la grandeza y el poder de Dios. Al darle coherencia, uno como ser humano limitado puede entender mejor el poder grandioso de Dios.

Pero Dios, ese grande y temible, sublime y poderoso, es reducido y degradado a la forma de un niño. Un niño de unos 11 o 12 años de edad es Dios, es el ” Yo Soy”. Jamás en la historia del cine bíblico, comedia, o cualquier género se había visto a Dios en forma de niño. Prefiero a Morgan Freeman.
Pero sí se entiende la idea que quiere llevar Scott. Los niños son inocentes por ende los hace santos al punto de no distinguir lo bueno y lo malo, aunque Dios sí lo distingue. Quisieron reducir a Dios a uno tierno y manejable.
Pero aunque era un niño con cara de bebé, no dejó de ser un poco asustadizo. Parecía que siempre estaba enojado y eran un niño (Dios) cruel y travieso. Moisés en busca de unas ovejas, se cae por un derrumbe y es golpeado en su cabeza. Enterrado en el lodo, se encuentra con Dios, mientras ardía la zarza. Moisés le dice: “Creo que me rompí mi pierna”. Ese niño Dios le contesta: “Más que eso”.
Ese niño enojado, interpretado por Isaac Andrews, tiene una actitud chocante a tal nivel que le dice a Moisés que quiere ver sufrir a Egipto por el daño que le han hecho a los hebreos. Séfora, esposa de Moisés, también dice algo que podemos hasta llorar: “¿Qué clase de Dios le dice a un hombre que deje su familia?” Low blow. Y aunque en Éxodo 4:14 dice que Jehová Dios sí se enojó contra Moisés, no fue por otra cosa sino por lo cabeziduro que fue Moisés.
Tal vez la idea del niño fue tomada e interpretada de una forma diferente de Éxodo 14:19. Menciona que el ángel de Dios iba con el pueblo. Esa idea vaga de que los ángeles son tan santos que deben ser niños parece haber sido tallado profundo en Scott. He aquí el niño.
No es hasta llegar a las orillas del Mar Rojo que Moisés encuentra la fe. “Me han honrado con su confianza. Ahora yo los honro con mi fe. ¡Dios está con nosotros!”. Y el Mar Rojo se secó. La corriente se movía a un lado como si fuera un drenaje y cuando ya el pueblo había pasado, tornados aparecieron y un tsunami mató al ejército egipcio, pero milagrosamente dejó vivo a Moisés y Ramsés. Coincidencia no fue. La Biblia dice que Ramsés muere con su ejército, pero Scott quiso dejarlo vivo.
Hablando del Mar Rojo, se supone que una columna de nube y fuego estuviera con el pueblo de Israel al cruzar. Si esperabas una columna de arquitectura romana o griega, lo siento, pero Scott le dió un toque natural. Sí estuvo la columna de nube, pero como tornado. Sí estuvo la columna de fuego, pero como un bola o meteoro que cayó la noche antes de cruzar el Mar Rojo.
Aparte de eso, la familia de Moisés, por ejemplo María, su hermana, no salió junto al pueblo sino que se había ido muchísimo antes de las plagas.
¿DÓNDE ESTÁN?
El largometraje se destacó por omitir varias cosas que son importantísimas en el relato bíblico.
1) Moisés no era tartamudo
2) La madre de Moisés no crió a su hijo sino que fue María, su hermana.
3) La forma en que Moisés mató al egipcio fue tan diferente al de la Biblia. En la Biblia solo aparece que vio que el egipcio castigaba a un hebreo y Moisés lo mata enterrándolo en la arena. “Exodus” aparece matando a dos soldados egipcios porque lo confundieron con un hebreo.
4) Séfora fue entregada a Moisés por su padre por defenderlas en el pozo, según la Biblia. La película se va lejos del contexto histórico, machista y sexista de la época y simplemente se enamoran y se casan. Cabe decir que se notó que cortaron muchas escenas, por ende nunca se vió esa entrega.
5) Alguien que me diga si el niño Dios dijo: “No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que estás, tierra santa es”. No. Nada.
6) Aarón no jugó ningún papel importante. Creo que solo dijo dos líneas en toda la película.
7) Si Aarón a penas estuvo en escena, escasamente o nunca se vio la vara de Aarón, y mucho menos su florecimiento.
8) Y si la vara no estuvo, obviamente nunca se vio esa vara convertirse en serpiente delante de Faraón y volver a ser una vara. Nunca se vio la mano de Moisés leprosa y volverse sana.
9) La plaga de piojos fue olvidada por completo.
10) Josué se mostraba un poco desquiciado y rebelde.
En resumen, el filme es uno muy personal para Scott, con su alcance creativo en una narrativa que es personal para los cristianos. Y aunque la omisiones fueron muchas, de seguro ayudó al director a tener una guía espiritual con la película. Porque leyó la Biblia para dirigirla.
“Exodus: Gods and Kings” no es una película ni bíblica ni mucho menos cristiana. Es una película inspirida en un relato bíblico. Es una película artística. Por ende tienen licencia para rellenar los espacios vacíos que nos da la Biblia. Pero eso debería de hacerse con moderación porque siempre se esperar fidelidad a la Palabra. Pero el punto es que Dios es el Grande y hace maravillas a favor de su pueblo y nos liberta como libertó al pueblo hebreo. ¡Somos libres!
Si desea utilizar esta crítica, por favor dé crédito a su autor y a Prensa Cristiana
ETIQUETAS: critica exodus: gods and kings pelicula

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Éxodo, Pelicula. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 10 COSAS QUE “EXODUS: GODS AND KINGS” CAMBIÓ DEL RELATO DEL ÉXODO (Y HABLEMOS DE DIOS)

  1. Daniel dijo:

    Esta película, al igual que “Noe” e “Hijo de Dios”, es un desastre; distorsiona totalmente el mensaje bíblico, y llega hasta la irreverencia contra Dios. El asunto es que no debemos quedarnos con lo anecdotico de haber visto estas malas películas SUPUESTAMENTE bíblicas; como creyentes tenemos que tomar conciencia que el enemigo esta intentando atacar a las Sagradas Escrituras, como lo ha hecho siempre, para confundir y perder a millones de almas.
    Hermanos ¿podemos creer acaso que todo esto es casual…? ¿podemos considerar, ingenuamente, que se trata simplemente de la libre expresión de unos guionistas…? ¿podemos tomar con naturalidad, que en menos de un año, se hayan lanzado tres superproducciones, con presupuestos multimillonarios, en donde se distorsiona alevosamente la Palabra de Dios…?
    Cristo viene pronto, y el diablo esta haciendo su trabajo con mas empeño que nunca. A nosotros nos toca predicar su Palabra (2 Tim 4:1,2).
    Bendiciones.

  2. (Moisés era un hombre muy humilde, más que cualquier otro hombre sobre la faz de la tierra.) Números 12:3
    Muchos de nosotros crecimos con películas clásicas como los Diez mandamientos protagonizada por el actor Charlton Heston, asi como otras de su estilo y tal vez soñaba (ingenuamente) con volver a ver una película de ese tipo de la edad de oro del cine, en donde aún se mantenía un mínimo de respeto con el contenido de la Escritura y donde se exalte a Dios en verdad.
    El año 2014 fue un año muy activo en lo que se refiere a la producción cinematográfica sobre temas religiosos afines al Cristianismo.
    Películas como Noé, Dios no está muerto, el remanente y por estos días éxodo: dioses y reyes han atraído a miles de creyentes a las salas de cine en busca de un oasis de sano entretenimiento en medio de tanta corrupción moral y decadencia existente en estos tiempos (tal vez muchos de ellos tienen el mismo anhelo que yo).
    Precisamente este fin de semana, aprovechando el cumpleaños de mi esposa, la visita de mi hijo a la casa de los abuelos, alentado por un comentario de una reconocida revista cristiana de mi país, decidí invitar a mi esposa a una tarde de cine a ver una película, que por los comentarios que había oído y al tráiler, prometía mucho: éxodo: dioses y reyes.
    Sin embargo a medida que avanzaba la proyección y a pesar del gran despliegue de efectos especiales (que debo reconocer es impactante) nos íbamos, desencantando y un sentimiento de tristeza, decepción y rabia se iba apoderando de nosotros, a tal punto que no soportamos y tuvimos que salirnos a mitad de la proyección de la película.
    Es lamentable como un relato tan rico y apasionante como lo es el éxodo del pueblo Hebreo y la historia de uno de los Padres de la fe como lo es moisés haya sido tan manoseado, solo con el fin de hacerlo más comercial y afectar menos la “sensibilidad de los no creyentes”.
    El faraón de esta película es mostrado como un hombre débil de carácter, manipulado por su madre y (“bueno” en el fondo) porque ama a su hijo pequeño.
    Caricaturizan el homosexualismo y lo hacen ver como algo jocoso, cuando el gobernador de phiton dialoga con moisés y le hace insinuaciones sexuales.
    El moisés reflejado en la película es otro Moisés, un Moisés soberbio, altivo, que se niega a humillarse una y otra vez, que confía en el poder se su espada y que una y otra vez se encara y vocifera contra Dios, cuestionando cada una de las plagas enviadas y las órdenes recibidas, un héroe tipo “william wallace”.
    Pero aún más irritante y molesto es el dios de la película, un dios que en NADA refleja al Dios bíblico, un Dios que fue despojado de su carácter Santo y más caricaturizado como un niño de 10 años, malcriado, berrinchudo y caprichoso.
    Moraleja: Definitivamente, en vez de ser una película “inspirada” en un hecho bíblico, es una caricatura de la sociedad actual y adicionalmente concluimos que las opciones de entretenimiento sano para las familias cada vez son más escasas y que el buen cine de otros tiempos es solo un recuerdo.

  3. Miky dijo:

    Toda la película en cuestión,así como NOE, moderna y otras que probablemente vendrán se pueden resumir en una palabra: HEREJIA

  4. lucho dijo:

    Sin palabras la pelicula al igual q noah son basura que tratan de negar el poder de Dios sus escritores y directores obviamente tratan de NEGAR la presencia y supremacia de Dios que triste,…. Dios tenga misericordia….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.