¿YO TE BENDIGO?

yo te bendigoHablemos un poco sobre la expresión: ”Te bendigo”, y de la misma palabra ”Bendecir”. No es raro hoy en día escuchar a personas cristianas diciendo a otras: ‘‘Te bendigo”; pero veamos lo que implica esta expresión. Según la Real Academia Española, algunos de los significados de la palabra ”bendecir” son los siguientes:

Alabar, engrandecer, ensalzar.

Dicho de la Providencia: Colmar de bienes a alguien, hacerlo prosperar.

Invocar en favor de alguien o de algo la bendición divina.

La primera definición de arriba es la que se aplica a Dios respecto a nosotros. La segunda hace referencia a las bendiciones que Dios nos da. La tercera se refiere a cuando colocamos el Nombre de YHVH sobre alguien, diciéndole: ”Que YHVH te bendiga”, o simplemente: ”Que Dios te bendiga”. Por otra parte, la palabra ”bendecir” viene del latín ”benedicere”, que significa: ”Decir bien”. De la misma manera la palabra” maldecir” viene del latín ”maldecire”, que significa: ”Decir mal”. De modo que cuando decimos algo bueno a alguien, lo bendecimos; y cuando decimos algo malo a alguien, lo maldecimos.

¿En qué sentido podemos bendecir a Dios? En el sentido de que podemos alabarlo, engrandecerlo y ensalzarlo. Y esto podemos hacerlo mediante palabras y mediante hechos. La palabra griega para ”bendecir” es ”euloguéo” (εὐλογέω), que en español se refiere a un elogio, y también significa: ”Decir bien”. Y la palabra hebrea para ”bendecir” es ”barak”(בָּרַךְ), y uno de sus significados es ”loar”. De manera que cuando elogiamos a Dios, lo bendecimos; tal como está escrito: ”Bendeciré (ELOGIARÉ) a YHVH en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca”(Salmo 34:1). Pero podemos bendecir a nuestro Dios, no sólo de palabras, sino también haciendo obras beneficiosas, no directamente a Él, porque Él no tiene necesidad de que nosotros le proveamos de algo para prosperarlo, sino más bien a nuestros prójimos, para que el Nombre de Dios sea ensalzado y engrandecido. Tal como lo dice Mateo 5:16”Así alumbre la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas obras, y glorifiquen (BENDIGAN, ENGRANDEZCAN, MAGNIFIQUEN) a su Padre que está en los cielos”.

¿En qué sentido podemos bendecir a nuestros hermanos y a las demás personas? No es lo mismo decir: ”Te bendigo”, que decir: ”Dios te bendiga”; porque con esa segunda expresión el que bendice no es aquella persona, sino Dios. ¿Y qué quiere decir que Dios nos bendice? Pues quiere decir que Dios HARÁ ALGO lo cual mejorará de alguna manera nuestra situación económica, material, mental o espiritual. Decir ”te bendigo” sólo por decirlo, sin hacer nada, no beneficia en nada, por lo tanto no es una bendición, puesto que una bendición es la obra o el producto que traerá bienestar a tu vida. Cuando una persona te dice: ”Te bendigo”, queda implícito que esa persona tiene que hacer algo para mejorar tu estado general; y si no hace nada, entonces no es una bendición. Pero cuando Dios bendice, lo hace prosperándonos y dándonos bienestar.

UNA EXTRAÑA COSTUMBRE QUE DEBE PREOCUPARNOS.

En los últimos años, amplios sectores de la comunidad evangélica vive pasando de una novedad sensacional a la siguiente. Entre esas modas recientes está la costumbre de decir “Yo te bendigo” en vez del tradicional “Dios te bendiga”. Aunque eso ya es muy común, y no dudo de la sinceridad y buena voluntad de las personas que me lo dicen, tengo que confesar que me entran dudas cada vez que alguien proclama esa solemne bendición sobre mi existencia. Me pregunto exactamente qué puede significar, o qué estará pensando esa persona. ¿Será simplemente una versión evangélica de “Buena Suerte”? Para ser sincero, esa invocación solemne no parece haber traído ningún beneficio concreto en mi vida (que de por sí es maravillosamente bendecida por Dios). Me cuesta tomar con seriedad una bendición puramente verbal y formal, por un desconocido o una desconocida que pronto se olvidará de mí y desaparecerá de mi vida, como yo de la vida suya.

Me confunde aun más el otro lado de este nuevo fenómeno, y es que el flamante “Yo te bendigo en el nombre del Señor” ha desplazado casi totalmente la invocación de la bendición Divina. Ya se oye muy poco “Dios te bendiga”, y algunos hasta lo entienden como una falta de fe, una timidez en asumir la autoridad que Dios ha puesto en las manos nuestras y por ende ya no en las manos de él.

Parece que esta “renovación” nace de una enseñanza que nos trajo el famoso pastor coreano, Yonggi Cho. Yo mismo escuché su sermón cuando explicó que si Cristo nos ha entregado las llaves del cielo a nosotros, entonces ya no las tiene él. ¿Podría haber algo más obvio que eso? Después de su sermón, el reverendo asiático dividió a todos los presentes para ejercer el poder de las llaves sobre sus respectivos territorios y proclamar bendición sobre sus provincias. Después, unos pastores alquilaron una avioneta para echar aceite, en el nombre del Señor, sobre las ciudades y campos, montañas y valles, de todo el país. La fuerza mística de la “bendición” taumatúrgica, reforzada por la fuerza mística del aceite bendecido, debía asegurar avivamiento y una notable transformación.

Aunque la nueva doctrina de Yonggi Cho es lógicamente irrefutable, no es bíblica y de hecho es peligrosa para la Iglesia. Lo que Cristo comparte con nosotros, no lo pierde él. El sigue siendo Señor de la iglesia y de la historia; las llaves todavía están en sus manos. Inferencias doctrinales, aun cuando son lógicamente válidas, pueden llevarnos a herejías. Muchas enseñanzas de los Testigos de Jehová y los Mormones son rigurosamente lógicas, pero gravísimos errores doctrinales. No toda inferencia lógica del texto es fiel al sentido de él y al mensaje que el Espíritu Santo inspiró”.

A menudo me pregunto, “¿En qué cree este hermano que él (o ella) me puede bendecir? ¿Qué autoridad cree tener para declararme bendecido?”. Creo que no exagero al ver aquí un vestigio del catolicismo tradicional, entre las muchas cosas poco bíblicas del catolicismo que los evangélicos hoy vamos incorporando en nuestra práctica religiosa en vez de otras cosas buenas de ellos. Cuando alguien me pronuncia una bendición de ésas, me digo, “Sólo falta que me bendijera el santo padre en Roma”. ¿Pero creemos los evangélicos en la fuerza espiritual de “una bendición papal”. Personalmente, y con todo respeto, no creo que el Papa ni nadie más me puede declarar bendecido; eso sólo Dios puede hacer. Lo que pasa es que entre los evangélicos, no creemos en el Papa pero muchos queremos ser pequeños “papitos” y repartir bendiciones papales.

Me parece que el fenómeno bajo consideración es síntoma de un problema más general. El “cristianismo lite” de nuestra época ha acentuado al extremo el individualismo y  el egocentrismo, y en muchos casos el egoísmo, que son típicos de nuestra sociedad moderna. Hoy los líderes de la iglesia se aferran a sus títulos, y en muchos casos lucran con el evangelio. A menudo hay un culto a la personalidad del líder y admiramos más al ser humano por quien Dios actúa que a Dios mismo. Y en la mayoría de estos casos, son los mismos apóstoles, profetas, evangelistas, sanadores y conferencista que cultivan celosamente este culto a su propia personalidad.

En esa subcultura personalista los creyentes comunes y corrientes merecen también su cuota de auto-gratificación numinosa, su propia tajada de poder espiritual. No quiero juzgar mal, pero sospecho que el poder pronunciar bendiciones bajo su propia autoridad, con un “Yo te bendigo”, da cierta satisfacción personal a estos hermanos y hermanas “bendecidores”, que un humilde “Dios te bendiga” no ofrecería. Aunque no sean apóstoles ni profetas, ni predican ni cantan ni curan, por lo menos pueden andar repartiendo solemnes bendiciones a diestra y siniestra..

El culto a la personalidad, esta religión de gratificación egoísta que permea nuestra comunidad evangélica hoy, es muy cuestionable bíblicamente. En el Nuevo Testamento, por ejemplo, un “don de sanidad” es el acto de Dios de dar salud a un enfermo, no alguna fuerza supernatural de curación que poseyera algún ser humano. Hoy día, si Dios en su gracia sana a un enfermo, mañana el milagro aparece en televisión y el sanador es famoso. Parecido pasa con evangelistas, conferencistas y salmistas. La gloria y la honra van al agente humano y no al Actor divino que sanó y que bendijo. Me parece que algo parecido pasa con la nueva moda de “Yo te bendigo, hermano”.

Es muy aleccionador el ejemplo de Pedro y Juan en los Hechos 4. Después de la curación del cojo, con el hombre sanado agarrado de sus brazos, los apóstoles rechazan todo mérito por lo que había ocurrido. “Varones israelitas, ¿por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?” (Hch 3:12). ¡No dirigen sus miradas hacia nosotros, decían Pedro y Juan; queremos desaparecer para que sólo se contemple el rostro de Cristo! Hoy día parece lo contrario, que algunos sanadores dicen en efecto, “Miren estas manos; estas manos tienen poder para sanar”.

En otro sentido, es cierto que todos debemos ser de bendición unos a otros. En su sentido bíblico, “bendición” significa vida, salud, bienestar (Dt 30:19-20). Las lluvias y los pozos, los buenos partos y buena lactancia (Gén 49:25) son bendiciones que sólo Dios puede dar, pero nosotros podemos colaborar con Dios en realizarlas. Dios prometió bendecir a Abraham para que él fuera de bendición a todas las familias de la tierra. Esa promesa introduce el tema central del libro de Génesis: ¿cómo ser de bendición a los demás? Abraham bendijo a Lot, y hasta a los reyes de Sodoma y Gomorra, no por pronunciar fórmulas sobre ellos sino por defender su bienestar integral. Igual con Isaac, Jacob y especialmente José. José cumplió a cabalidad la promesa a Abraham, reorganizando la economía de Egipto para defender la vida, no sólo de Egipto ni sólo de los hebreos, sino de todas las naciones vecinas.

Amado hermano, amada hermana, si quieres bendecir al pobre, dale algo que le puede ayudar en su necesidad. Si quieres bendecir al enfermo, no añada a su sufrimiento con frases piadosas o fórmulas vacías, sino tomarle la mano y orar por su salud, su paz y su bienestar integral. Si quieres bendecir a un matrimonio en crisis, o con hijos drogadictos, acompáñalos en su dolor y lucha y busca maneras de ayudarlos. Si quieres bendecirme a mí, regálame tu sonrisa cálida y tu amor sincero, y ora por mí y mi familia, con un buen “Dios te bendiga, amado hermano y a vuestra familia”.

¡Eso sí es una excelente manera de bendecirnos unos a otros!

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Bendición. Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a ¿YO TE BENDIGO?

  1. Darío dijo:

    Romanos 12:14 …Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis. BENDECID> EULOGEO….Hablar bien de…bendecir, invocar una bendicion sobre alguien, prosperar.
    Bendecir a los que nos persiguen es hablar bien de ellos, ayudarlos a entender, prosperar sus mentes y corazones con el ejemplo de amor y conocimiento de la Palabra de Dios.
    No conozco al que escribió el artículo, pero LO BENDIGO! TE BENDIGO!

    • Elizabeth dijo:

      Entiendo que cuando se dice bendecid, no es una bendicion que nosotros provoquemos, sino una bendicion que viene de parte de Dios. Como dice nuestro hermano en este articulo, solo Dios tiene el poder para bendecir y nosotros podemos ser medios literalmente hablando para bendecir a otros con nuestros actos! Dios TE Bendiga!!

    • omar vargas dijo:

      Bueno, tu lo dijiste Dario, hablar bien de ellos, de los que nos persiguen, un cristiano no te persigue, la definicion correcta es hablar lo contrario, no podrias aplicarlo a la iglesia, porque debemos hablar el mismo idioma. La modernidad sigue haciendo mucho daño. Anhelo Que mi Sr Te Bendiga siempre !

    • Es ilógico, que los satanistas puedan maldecir una pueblo y una nación, y nosotros los sirvos del Dios altísimo no podamos bendecir nuestra nacion y nuestro pueblo!

    • heyderrod dijo:

      Es ilógico que los siervos de satan puedan usar su boca para proclamar maldición sobre una nación o un pueblo, y nosotros los sirvos del Dios altísimo no podamos bendecir a nuestro pueblo y nación.

      • Gloria Leon Laffitte dijo:

        Me ha encanrado. Llevo mucho tiempo con este pesar. He edtado buscando en la Biblua. Donde dice en Hebreos que como es sabido el Mayor bendice al menor. Y Como Jacob bendijo a sus hijos y nietos y asi. Me alegra que mis dudas esten claras. Muy buenas reflexiones. Dios te Bendiga!

  2. ¿De qué me sirve decirle a un hambriento: “Yo te bendigo”, si no le doy pan? ¿De qué me sirve decirle a la viuda: Yo te bendigo, si no le proveo sustento? ¿De qué me sirve decirle al hermano: Yo te bendigo, si después no me preocupo por sus necesidades espirituales y físicas? Creo que, como tu bien dices, el “Yo te bendigo” es una muestra más de nuestra egolatría, que nos está llevando poco a poco de regreso a Roma. Ahora falta que alguno imponga la moda del: “Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti” …y estaremos completos. Un saludo, excelente artículo.

  3. Darío dijo:

    Este es un lugar para comentarios que tengan algo que ver con el articulo…no entiendo porque ocupan lugar con videos intrascendentes, aburridos y necios…

  4. Wilfredo y Maria dijo:

    Saludos. He tenido malísimas experiencias por el solo hecho de la mala utilización del saludo Dios te bendiga. Solamente por el hecho de que toda mi vida escucho este saludo como una expresion utilizada solo para los que se reúnen en un templo. Si no visitas una iglesia ya dejan de saludarte. Considero este acto hipócrita. En reuniones familiares ocurre mucho como se saluda a aquellos que visitan la iglesia evangelica mientras los demás familiares no son saludados. Por educación y amor hacia todos no importando si pertenece o no a la religion uno debe tener la buena intención y desearle bendiciones . Basta de hipocresas de decir lo que no se siente. Me paso. Visitaba la iglesia y deje de visitarla porque no tengo carro para llegar y al ausentarme y sin motivos mirándome a la cara se sentían molestos y dejaron de decirme Dios te bendiga.

    • Ana dijo:

      Lamento de todo corazon que hayan tenido una tan mala experiencia. Les pido de favor que no pongan su mirada en los hombres. Los hombres fallamos, no somos perfectos como quizas a muchos les gustaria vernos. El hombre no murio por nosotros en la cruz del calvario. Fue Jesus quien sufrio penalidades por cada uno de nosotros, la humanidad. Juan 3:16 por ese amor tan inmenso que solo El nos puede dar. Visiten otra iglesia o mejor aun, perdonen y hablen con el pastor de la iglesia y dejenle saber lo que sucedio. Quizas ni el se dio cuenta de lo que ocurrio. Y si no, visiten otra iglesia. Corran por su vida. Cristo esta a las puertas. Pronto sonara la trompeta y Jesus vendra como ladron en la noche. Mientras hay vida, hay esperanza. Todavia la puerta esta abierta. Dios les bendiga rica y abundantemente.

  5. Raquel menjivar dijo:

    Me gusta mucho este artículo esta bien me gustaría compartirlo con muchas personas q les gusta repartir bendición a todo mundo y ni leen la biblia ami me gusta saber q es lo q voy a decit

  6. José Hidalgo dijo:

    Muchísimas gracias por le excelente explicación , hoy en día muchos cristianos caemos también en la monotonía y mal hábito de repetir frases sin ni siquiera escudriñar La Palabra 🙏

  7. Luis Harry Forero Rodeiguez dijo:

    Mire hermano, por su comentario, no dudo que lo hace, Bíblicamente, y con la san intención de librar al pueblo del Señor Soberano, de practicas apostatas, pero me parece que usted, está dando un juicio, que descalifica Bíblicamente, al que utiliza el termino”yo te Bendigo”, Mi amado hermano, nosotros no debemos, pisar terrenos que no nos corresponden, son lo de la conciencia de nuestros hermanos, al utilizar este termino, “yo le Bendigo”. Por el contrario el tema de reflexión, es pretender tomar el lugar de Nuestro, Señor, Dios y Padre, al decir estas palabras, “yo te Bendigo”, ya que sabemos por las sagradas escrituras que todo lo Bueno y Perfecto, proviene solo de El, a El sea La Gloria hoy y Siempre. Amen. Pero conforme a este Principio de Soberania y Eterno Poder, no hay nada de malo en Decir a nuestros hermanos “yo te Bendigo”, pues este es el deseo puro de todo verdadero hermano, si yo le digo a mi esposa, te alabo, por lo linda que has sido con migo, y nuestros hijos todos estos años, no la estoy Idolatrando, estoy dando a ella el honor que merece, pero nunca el lugar de nuestro Señor Y Dios, si al salir mis hijos, a estudiar yo les digo “te Bendigo hijo”, les estoy deseando todo lo bueno que hay en mi, y si en mi corazón y mi vida habita, plenamente, el Creador, yo no estoy dando mi Bendición, estoy extendiendo la bendicion , que nuestro Señor Dios y Padre a depositado, en cada uno de sus hijos. nuestro Señor encomendó a los discipulos, la tarea de sanar, en efecto, ellos sanaron, pero, teniendo claridad meridiana, que todo cuanto había en ellos, era Don de, Nuestro Señor Dios y Padre. Creo yo a a término personal, que hay muchos que se creem , mas de lo que en realidad son y mu has veces se hacen enemigos de la Cruz de Cristo, pero eso no significa, que todos los dicen o hacen algo, son de x o y manera, en pocas palabras no son todos los que están, ni están todos los que son. El que es de Dios las obras de Dios Hace, el que no es de Dios, no las hace por que ni le ve ni le conoce. Mas bien cuando usted o yo decimos”Dios te bendiga” realmente, es lo que deseamos para el otro, o cuando usted o yo decimos, “te Bendigo” lo hacemos a término personal.

    QUE NUESTRO SEÑOR DIOS Y PADRE TE BENDIGA, EN CRISTO JESUS SEÑOR NUESTRO, EN LA COMUNION DEL ESPIRITU SANTO. Y YO COMO SU HIJO Y SIERVO POR SU GRACIA TE BENDIGO.
    Amen. Amen. Amen.

  8. Rita del carmen avendaño Diaz dijo:

    Gracias amados. Por tan hermoso comentario.

    Mi comentario: amado ciento Gran fastidio . Dolor celos. De ver como el hombre llamado baron de Dios. Ciervo de Dios. Trata de hacerse Dios. Robando la Gloria a Dios. Por medio de una expresion de amor no mal interpretada. Sino mal dicha.me dijusto al escuchar un predicador donde esta y habita el espiritu de Dios. Que es quien no lleva a toda saviduria. Desir yo te bendigo. La iGlecia se esta desviando de la verdad.deseo ayudar a esos que todavia no ven. Ayudenme por amor a Dios . A aserles ver su error.famor diganme como aserlo.no tengo mucha fluidez de exprecion .por tal pido la ayuda divina. Y la de personas como yo.para aserlo . DIOS les colme de bendiciones amados hermanos. Amen

  9. Jennifer dijo:

    Excelente articulo hermano, hacía tiempo venia esto maquinando en mi cabeza, del porque y con que autoridad bendice un hombre a otro hombre ” Te Bendigo” Por favor solo DIOS puede hacerlo y creo que esta explicación esta mas que clara, el que aun no entendió vuelva y lea!!, Dios les bendiga grandemente, Cristo Viene Pronto!!

  10. jhon dijo:

    Excelente su explicación. Que Dios le bendiga grandemente.

  11. Gonzalo Oviedo dijo:

    La reflexión es del Dr. Juan stan, un teólogo muy conocido y reside en Costa Rica. Es una muy buena aportación para el pueblo evangélico que con mucha frecuencia cae en las garras de los falsos, que solo andan detrás de la moneda perdida , no de la oveja descarriada.

  12. Javier Reyes dijo:

    Hermano que Dios le bendiga.
    Ya son pocos los verdaderos hijos de Dios que toman en cuenta estas frases que son errores que debemos eliminar en el Nombre de Jesús.
    Que Dios le bendiga a usted, a su familia y su ministerio que sea la provisión de Dios.
    Mi nombre es Javier .

  13. Marilisa Forcella dijo:

    Muy buena enseñanza!! Entre a google buscando precisamente si es correcto decir “te bendigo”, aunque ya habia discernido que no lo es pero, suu enseñanza me lo ha dejado mas claro aun!!
    Que Dios lo bendiga y le de cada vez mas sabiduria!!

    • lennys fermin dijo:

      el termino te bendigo por supuesto que es valido mi hermana Dios nos manda bendecir cuando alguien le dice te bendigo la esta enviando a prosperar que es lo que precisamente nos pide Dios. Es cuestión de revelación por mucho tiempo nos han negado la bendición diciéndonos: “Dios te bendiga” esto puede semejarse a “que te perdone Dios” negando la bendición de una persona a otra porque la palabra también nos dice que Dios nos bendijo desde antes de la fundación del mundo es decir ya la bendición de Dios la tenemos pero tenemos nosotros los hijos de Dios bendecir. así que no dude bendiga en el nombre de Jesús porque usted va en su nombre

  14. ALEJANDRO dijo:

    Mateo 10:1

    Elección de los doce apóstoles

    10 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

    HE LEIDO TODOS LOS COMENTARIOS Y LA PRIMERA OPINION QUE PONE EL ARTICULISTA. PERO EN RAZONDO ESTE VERSICULO: JESUS DIO AUTORIDAD O FACULTAD SOBRE ESPIRITUS INMUNDOS, PARA SANAR TODA EN ENFERMEDAD.
    ESTAS FACULTADES NO SON BENDICIONES?
    ENTONCES TENEMOS LA FACULTAD DE BENDECIR.

  15. Omar dijo:

    Entonces hermano que hay de las bendiciones que los padres hicieron hacia sus hijos como por ejemplo en Génesis 48 ?
    Es decir, mi oración de corazón hacia alguien deseandole bien no tiene validez a menos que le dé en especie algo? Eso le entiendo a usted.

  16. Francis Alexex Mora Fuentes dijo:

    DOY GRACIAS A DIOS POR ESTÉ ESCRITO, LLEVO DÍA TRATANDO DE ACLARAR A MUCHOS HERMANOS, LA PALABRA ” YO TE BENDIGO” QUE YA ES VIRAL.
    ME GUSTARÍA QUE LA PUBLICARAN EN FACEBOOK O EN MI GRUPO DE FACEBOOK “AVIVAFACEBOOK”.
    Y DESEARIA RECIBIR MAS ESTUDIOS DE USTEDES.
    PASTOR: FRANCIS ALEXEX MORA FUENTES

  17. lennys fermin dijo:

    hecho fuera todo espíritu de confusión en el nombre de Jesús cualquiera que lee esto quedaría confundido. amigo lea mas de la palabra de Dios Jeremías 1:10 nos dice que Dios nos ha puesto sobre naciones y sobre reinos para desarraigar, destruir, desmenuzar pero también para plantar y edificar es decir por supuesto que nos ha dado autoridad y claro que nos ha dado las llaves de la vida y de la muerte y eso representa el poder que tenemos en la boca, por eso debemos bendecir y no maldecir, el problema lo tiene usted que no cree en la bendición que le este dando la persona porque no es necesario que usted vea a la persona diario para que pueda creerle al fin y al cabo quien bendice es Dios pero utiliza a alguien porque sino para que estamos qui en la tierra?

  18. Alicia dijo:

    Me ayudo mucho este articulo.
    Dios les bendiga !

  19. Samuel dijo:

    Amen hermano que DIOS LO BENDIGA muy linda enseñanza

  20. Leo moreta dijo:

    Excelente explicación Dios te bendiga siempre

  21. fred dijo:

    Mateo 5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, BENDECID A LOS QUE OS MALDICEN, haced bien a los que os aborrecen, y ORAD POR LOS QUE OS ULTRAJAN Y OS PERSIGUEN; Romanos 12:14 BENDECID A LOS QUE OS PERSIGUEN; BENDECID, Y NO MALDIGÁIS. Comentario: El mandamiento de JESUS es claro “ bendigan a los que los maldicen”, nos dice que bendigamos a los que nos maldicen por lo que se infiere que bendecir a quien nos bendice esta sobreentendido ya que bendecir a nuestro prójimo y a nuestro enemigo esta de acuerdo con el amor de DIOS ya que hace salir su sol sobre buenos y malos y hace caer su lluvia sobre justos e injustos. ¿Cómo podemos bendecir a quien nos maldice? De nuestro corazón y de nuestra boca cuando oramos al ALTISIMO perdonando con toda sinceridad las ofensas del que nos maldijo, pidiéndole a DIOS por el bienestar espiritual del ofensor y de su familia y que conozcan los caminos de DIOS a través de su palabra, etc., y en hecho darle de comer si tiene hambre y darle de beber si tiene sed Si es la voluntad de DIOS hacer esto con nuestros enemigos ¿ No bendeciremos a nuestros hermanos en la fe, a nuestros familiares, a nuestros vecinos, a compañeros de trabajo, etc?!!!!!!

  22. Orlando Payano dijo:

    DIOS TE bendiga, buenas noche desde República Dominicana, Orlando Payano, corroboró en todos lo que usted explicó en su aclarando. Gracias hermano y siga contribuyendo con la sana dotrina.

  23. ALCIDES ALBARRAN dijo:

    ME AGRADO LA EXPLICACIÓN, MUY BUENA. EL SEÑOR (DIOS) LO CONTINUÉ BENDICIENDO.

  24. ENRIQUE HENRIQUEZ dijo:

    La bendición proviene de Dios que hizo los cielos y la tierra. Al creador de todo cuanto hay y que por su inexplicable amor infinito envió a su HIJO unigenito para salvarnos a todos nosotros y darnos vida en abundancia otorgando gracia segun el Don de Cristo a cada uno de nosotros. No hay dudas de que la Bendición proviene de Dios así está escrito bajo la promesa a Abraham…. »Haré de ti una nación grande, y te bendeciré;
    haré famoso tu nombre, y serás una bendición.
    3 Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan;
    ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!» (Génesis 12: 2-3) NVI Esta muy claro que quien bendice es JEHOVA, Abraham se constituye en una bendición por extensión de la Bendición de Dios que cae sobre él. “—-TE BENDECIRE …….Y SERAS UNA BENDICION” Cada uno de nosotros podemos ser bendición para los demás si hacemos la voluntad de Dios y como instrumentos suyos somos una bendición para quienes nos conocen, oyen y ven nuestras buenas acciones, que definen a un embajador de Jesucristo, quien es bendecido por DIOS y es al mismo tiempo una bendición para los demás pues la gracia de Cristo en él resalta para bien. Entonces que debe hacer una persona bendecida por Dios mantener su perfil de reconocimiento las 24 horas de que sí es una bendición porque Dios lo Bendijo, y que el bendecido sabiendo ésto debe invocar siempre a aquel que lo bendijo primeramente para ser una bendición a otros pues el tema aquí no se trata de solo hablar bien o bendecir por bendecir a otros sino que es la forma en que se imparte o pretende impartir una bendición que va más alla de un mero hablar para que le vaya bien a otra persona, por eso el Dios te Bendiga siempre será lo más apropiado, Tu puedes ser un canal, un instrumento de bendición si te paras a predicarle a muchedumbres y éstos aceptan a Cristo de corazón, sí, realmente eres una bendición en la extensión de la misma pero quien bendice en ponerte en ese lugar en esa hora y brindar beneficios espirituales es DIOS y su nombre es JEHOVA.
    Si nos concentramos en la mera palabra bendecir creo que no entenderiamos el significado profundo de la bendición en terminos espirituales no en los terminos del puro conocimiento del mundo. Y si alguien quiere envanecerse entonces que se crea el YO TE BENDIGO solito, y debemos orar por esa persona; para finalizar quiero dejarles este versiculo:

    1 Corintios 4:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    6 Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros.

    Puedes practicar el YO TE BENDIGO directamente a Dios aplicando el salmo 103:2 “Bendice alma mia a Jehova.”

    DIOS BENDIGA AL ESCRIBIENTE DE ESTE ARTICULO ASI COMO A SU FAMILIA Y QUE CONTINUE SIENDO UN SIERVO ESFORZADO QUE ES DE BENDICIÓN PARA MUCHOS!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .