¿DEBEMOS JUZGAR A LOS QUE SON DE LA CASA?

Mario  E. Fumero

juzgAR 2En un reciente artículo que publique sobre la corrupción eclesial, algunos pastores y amigos, así como lectores de esta página, me juzgaron como muy duró y que con tales comentarios dañaba a la iglesia. No niego que a veces soy duró, y generalizo, cosa que no es correcta, porque los corruptos dentro de la iglesia son una minoría, pero tristemente tienen poder, recursos y sus vidas son tan publicas que nos afectan a todos, pues causan escándalo y “hay de aquel que cause escándalo” (Lucas 17:1-2). Reconozco que no es justo meterlos a todos en un mismo saco, pero debemos entender que como cristianos, no somos llamados a juzgar al mundo ahora, porque eso lo hará el Señor, pero sí es una obligación comenzar a juzgar primero a los que son dentro de nuestra propia casa.

Es lógico que si el vecino tiene un hijo malcriado, yo no soy nadie para entrar en su vida y hogar para  señalarlo y disciplinarlo. Sin embargo, dentro de mi casa, entre mis hermanos y parientes, tengo todo el derecho de juzgar y ejercer la autoridad que como familia tengo, para señalar lo malo y corregirlo. De ello nos habla el apóstol Pablo en 1 corintios 6:1-11 y en una parte expone: ” ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia? ” 6:3-4.  Claramente establece el derecho de juzgar lo que es correcto dentro de la iglesia de acuerdo a los postulados de las enseñanzas Cristocentricas, y la doctrina.

Sé que con el cuento de “no juzgar” se nos demanda silencio ante lo que claramente es atentatorio a los fundamentos de la fe.  Pablo y todos los apóstoles en sus epístolas señala de forma continua las actuaciones indignas de los que llamándose siervos de Dios, viven lujuriosamente, y no sirven al evangelio, sino a sus propios vientres, y nos ordena juzgar a los que con sus malos ejemplos causan división y escándalos en la Iglesia (Romanos 16:17-18).

Para contrarrestar el juzgar a los que andan mal, algunos usan textos fuera de contexto, como por ejemplo el  “No juzguéis para que no seáis juzgado” (Lucas 6:37), y apelan a aquel Salmo que dice que “No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas” (Salmo 115:5). Pero en este Salmo se refiere al accionar de los reyes de Israel, que frente a las denuncias de los profetas por su pecado, los reprimían y mandaban a matar(Mateo 23:37-39).

Para contrarrestar esta corriente del silencio al mal de los malos obreros, Jesús ordenó que debemos juzgar, pero con justo juicio (Juan 7:24), y esto sencillamente se lograr por medio del análisis de los frutos (Mateo 7:26-17) y el discernimiento de Espíritu. Es fácil saber cuando un fruto es malo, tanto por la apariencia externa, como por su sabor interno, al probarlo. Si una naranja es acida, todas las demás del árbol lo serán, de tal forma que cuando dejamos dominar un corrupto, todos los que le rodean se corromperán. Recordemos el hecho de que San Pablo juzgo a un hermano que andaba mal en la iglesia, y no  solo eso, sino que se lo entrego a Satanás (1 Corintios 5:3-4).

Es un deber señalar a los que no vivan conforme a la Palabra, y andan desordenadamente. Nos lo dice 2 Tesalonicenses 3: ” Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence”, y si la actitud de un cristiano trae división y falsas doctrinas a la iglesia, causando división, el apóstol ordena tajantemente que debemos “evitar las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho. Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio”  Tito 3:9-11. Por otro lado apóstol Pedro advierte las característica de los falsos maestros señalando a los corruptos y contumaces en la iglesia (2 Pedro 2:1-3).

Los buenos somos más, pero con el silencio, dejamos las puertas abiertas para que dominen los corruptos, por lo tanto, seamos profetas y señalemos lo malo con respecto, pero firmeza.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

.

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Juzgar, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿DEBEMOS JUZGAR A LOS QUE SON DE LA CASA?

  1. raulfierro dijo:

    Juzgad con justo juicio

    MATEO 7

    1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

    Este pasaje ha sido muy malinterpretado, porque es sacado de su contexto.

    Algo de gran importancia: Ninguna persona que no use de diligencia conoce la verdad. El mundo está lleno de flojos espirituales, y lo que es es mas patético … gente que habla de Dios, pero lee el horóscopo, gente que habla un montón de frases pseudo espirituales, pero que no resisten el serio análisis, porque despeñan al barranco del error a crédulos y necios. El crédulo es uno que cree cualquier cosa, y el necio es uno que cree que va bien, pero va muy mal, uno que puede ser rico en muchas cosas, pero pobre para con Dios.

    El hecho de que una persona se esfuerce, estudie, tenga una profesión y gane dinero, no lo hace mejor delante de Dios, pero a diferencia del holgazán, tiene donde vivir y no carece de lo necesario. Ahora, la importancia delante de Dios, es que dentro de poco moriremos … TODOS … entonces la mayoría va a entender la importancia de haberse esforzado, de haber escuchado a profetas y maestros que Dios ha enviado de generación en generación, pero entonces será tarde. Veamos la continuación del versículo inicial:

    3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? 4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? 5 ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

    Todos los seres humanos han sido dotados del don natural de emitir juicios internos en la mente y llevarlos al corazón. Estos son nuestros fueros íntimos. Esto es un mecanismo de defensa natural que nos habla a la conciencia. Es vital mantener este mecanismo funcionando en nosotros como cristianos, porque cuando el Maestro dijo: “no juzguéis”, NUNCA se refirió a que nos impidamos razonar, discernir las circunstancias del caminar. El apóstol Juan nos dio esta advertencia:

    1 JUAN 4

    1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

    El Señor mismo advirtió:

    MATEO 24:5-6

    Mirad que nadie os engañe; 6 porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y engañarán a muchos.

    Pero hay cristianos cuyos sentidos naturales como lo son la capacidad de crítica y razocinio, han sido atrofiados y saboteados, en primer lugar por la flojera espiritual, por su displicencia o necia indiferencia ante su Creador, y por sus maestros religiosos, pues estos saben bien que al instalar en sus mentes los “programas” de temores de “juzgar” las ansias de mucho provecho económico, o de poder moral, o aún sexual, o de cualquier otra índole, sacarán de ello el provecho económico y poder que buscan, pues ellos necesitan no ser cuestionados, para que nadie les estorbe a continuar perseverando en sus torcidos actos.

    Cuando digo sexual, y pongan atención … la inmundicia sexual va siempre íntimamente ligada con el amor al dinero. Este afán de sacar provecho económico de los hermanos, especialmente en las sectas evangélicas, muchas veces viene tan bien disfrazado, que son pocos los que están en condiciones de discernirlo, pues viven en el jardín de la flojera espiritual.

    De allí el afán de ciertos pastores por inculcar en los creyentes esos temores supersticiosos de no “tocar a sus ungidos” aunque las cosas anden mal ya de largo. Estos personajes son miniaturas del Papa en Roma y todo su séquito, así también como la mayoría de las sectas evangélicas, las cuales se han corrompido como todas las cosas en este tiempo malo.

    Muchos se transforman en crédulos por cobardía, por esa falta de columna vertebral en sus vidas, por la falta de posición frente a la vida.

    Las Escrituras hablan de este pecado casi desconocido porque no se encuentra entre los 10 mandamientos de manera explícita, pero que está llevando a muchos creyentes a la perdición. Este es el pecado de la cobardía.

    Solo por llevar este ejemplo a un extremo, recordemos a los miembros de dos sectas destructivas, la de David Koresh, y la de Jim Jones. Si ellos hubiesen tenido la valentía de cuestionar, de formarse juicios internos, de declarar, de juzgar y aun de exhibir los errores de sus líderes como David Koresh, o Jim Jones, NUNCA se hubiesen prestado a sus caprichos y al suicidio. Si ellos realmente hubieran estado CREYENDO al Señor, y no a los falsos profetas, habrían estado protegidos, pues Cristo dijo, que los que CREEN en SU nombre, beberán cosa mortífera y NO les hará daño, demos gloria a Dios siempre.

    De allí la importancia de no impedir nuestros sentidos, de no estorbar la admonición del Espíritu Santo, no solo por parte de quienes tienen de líderes a hombres tan obvios en su maldad que les exprimen sus bolsillos, porque estos, así como en el caso de la secta de davidianos, el error y el mal fue tomando cuerpo en forma paulatina. Nadie se dio cuenta de su existencia hasta que no hicieron sus barbaridades.

    Hoy, tú mismo, tú misma … usted mism@ puede estar en una secta disfrazada de iglesia cristiana. Si la mentira fuera fácil de descubrir, cualquiera se apartaría de ella. Por eso hay que ser valientes ante cualquier acto equivocado que tuerza la enseñanza, porque el reino de los cielos se hace fuerza, y solo los valientes lo arrebatan, porque se necesita valentía para no dejarse intimidar de estos sujetos engañadores de las almas. Se necesita valentía para reconocer que a veces nos hemos equivocado poniendo nuestra confianza en el hombre, se necesita valentía para enfrentar el vituperio por decir la verdad ante ellos, se necesita valentía para aceptar aun el ser desechados y puestos aparte porque nos consideraran hombres y mujeres rebeldes y nos apunten con el dedo, se necesita valentía aun para soportar la expulsión de las sinagogas si es necesario.

    Dios les aumente

    http://perspectivacristiana.mforos.com/1972917/10359148-no-juzgueis-para-que-no-seais-juzgados/

  2. Cristina pinel dijo:

    PASTOR FUMERO USTED ESTA EN LO CORRECTO , ES MEJOR QUE UNOS POCOS LO CRITIQUEN QUE DIOS LO JUZGUE A USTED POR NO DECIR LA VERDAD, LO FELICITO.

  3. wamvar dijo:

    Pastor fumero cuando los lobos se dan a conocer, hay que denunciarlos con nombre y apellido, no se convierta en complice de los ladrones, solo soporte las criticas de los que no estan de acuerdo, que mientras no lo quemen no sentira nada, acuerdese: Heb 12:4 Porque todavía, en vuestra lucha contra el pecado, no habéis resistido hasta el punto de derramar sangre; y cuando el momento llegue de derramarla, gosese que su galardon lo esta esperando.

  4. Alejandro Engler dijo:

    A todo lo tan bien expresado y fundamentado biblicamente en el articulo, solo me permito agregar Efesios 5:11

  5. Isr dijo:

    Cuando algún miembro de una congregación, expresa (con base bíblica) que no está de acuerdo con determinada practica (diezmo) que los pastores han tomado, basado en los estatus (sostienes-defiende que como son estatus (nadie los va a cambiar afirman) son casi iguales o de igual autoridad que la Biblia misma) de la determinado ministerio, dichos estatus que llevan mas de 30 años de estar en vigencia, tildan al miembro de desobediente, rebelde, que está contra el pastor, etc. Haciéndolo a un lado al miembro, no dándole privilegios delante de la congregación. Pero el miembro se mantiene en su posición, sigue congregándose, dando ofrenda según como Dios le haya bendecido, pero no dando el diezmo que va directamente al bolsillo del pastor, quien no reporta a la Congregación local, la cantidad de dinero que recibe por este concepto mensualmente.

  6. Hugo lara meneses dijo:

    Aunque han pasado ya casi dos años que escrvio una critica el señor wamvar, hoy 6 de febrero de 2017,quiero desirle a este señor que su apresiacion carese de respeto a un hombre que es muy valiente,en publicar sus escritos.claro cuando jesus jusgaba a los fariseos no les desia por su nombre,y esto mo se podia entender como si jesus fuera conplise con los fariseos es que la prudencia,es hermana de la sabiduria.a lo mejor este señor es de los que les gusta ver rodar cabezas, sin pensar que en la realidad el tambien sabe wuienes son los lobos y no los publico en este medio haciendose complice,no juzgue segun apariencia jusge con juicio justo, porwue con la vara wue mide al hermano funero lo mediran, a nuestro hermano en cristo pastor funero siga dejandose usar por el ESPIRITU SANTO y siga publicando y atacando la apostasia, que tarde wue tenprano DIOS traera juicio a todos los explotadores de la fe ,a esos masones que entierran biblias en los simientos de sus”iglesias” qye no es otra cosa que una abominacion frente al creador (jesus es el señor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.