EL REAL SENTIDO DE HACER MILAGROS

Mario E. Fumero

falsos milagrosAntes de hablar de milagros debemos definir el sentido etimológico de la palabra para poderla aplicar dentro de su contexto. El término “milagro” viene del latín “MIRACULUM” o “MIRARI” que significa “ADMIRARSE”. Dicho de otra forma, un milagro es un hecho que causa admiración o provoca sensación de los que lo presencian. El milagro desde una perspectiva teológica, es la intervención de Dios haciendo algo que mas nadie puede hacer. Es un fenómeno físico o biológico, que va mas allá del poder humano (Éxodo 7:9). Es en sí una demostración de la existencia y el poder de Dios.

Debemos diferenciar lo que es la  “sanidad divina” (1 Corintios 12:9), de un “milagro”. La sanidad divina es algo que Dios hace, pero también se podía hacer de otra forma, sin que Dios interviniera directamente, por ejemplo; una persona tiene un tumor benigno y Dios lo desaparece, pero también ese mismo tumor podía ser extirpado por un médico(Mateo 9:20). Pero cuando la enfermedad se vuelve incurable y el mal no tiene cura, no existiendo una solución científica para el enfermo, y de pronto por la fe desaparece, entonces decimos  que  “aquí hay un milagro”, como por ejemplo resucitar un muerto (Juan 11:14, 43) o transformar la materia (Juan 2:2-6).

Los milagros son el efecto de dos cosas; 1°. La necesidad humana.  2°. La fe en un Dios poderoso. Pedir o ver un milagro no es para hacer un espectáculo como ocurre hoy día, ni un montaje sin sentido, solo por capricho del predicador, sino una necesidad y un efecto del creer, y para ello no hay que montar un show. Tristemente muchos falsos profetas y apóstoles usan los “milagros” para engordar sus iglesias, obtener dinero y exaltarse, mostrando de forma prepotente su poder que da lugar a la vanagloria,  lo que firma ser con unas supuesta unción especial o sobrenatural, pero tales acciones no tienen sentido, ni son, como dice la Biblia, las señales que seguirán a los que creen (Marco 16:17). Ellos usan los “supuestos milagros” para vanagloria y por medio de los mismos explotan materialmente la fe de los incautos (Romanos 16;18).

Para que haya un milagro, tiene que haber una necesidad, de lo contrario el mismo no tiene lógica. ¿Qué sentido tiene que en un culto conviertan el agua de una botella en vino, si no hay en la boda una escasez real del mismo, como en las bodas de Canaán? ¿O qué sentido tiene hacer un “truco” milagroso para impactar a los oyentes haciendo llover oro, o flotado en el aire, o tumbando a la gente con mi chaqueta, o hacer crecer un pie y después devolverlo a su estado normal? Todo esto y mucho mas son los espectáculos que vemos en los pulpitos de muchas iglesias, con falsos apóstoles milagreros, farsantes que han tomado la piedad como fuente de ganancia (2 Timoteo 3:5) y usan el poder que dicen ser de Dios, para engañar a las personas, convirtiéndose en instrumentos de Satanás.

Usan las señales y prodigios para engañar y explotar la fe, y para ello se valen de  técnicas de manipulación psicológica y hasta de magia. Por ejemplo, tenemos el caso de un tal evangelista llamado Dionny Baez, el cual que compra en la casa de los trucos objetos que le permiten hacer magia en los pulpitos, para mostrar que él tiene el poder de Dios. Un poder manipulado de esta forma no tiene sentido, y se convierte en una burla y blasfemia al Todopoderoso. Dios solo hace milagros cuando la necesidad lo determina para que su nombre sea glorificado. Jamás Dios obra para que nosotros nos robemos su gloria (Deuteronomio 4:24). Lo que Él hace no lo hace para que tú te creas grandes, porque Él puede usar incluso a los incrédulos para sus propósitos divinos. ¿No uso al rey Artajerjes para que Nehemías edificara los muros de Jerusalén (ver libro de Nehemías cap 2)? ¿No uso Dios el asna de Balaám para impedirle al profeta hacer lo contrario que Dios le había ordenado? (Número 22:24-31) Si Dios uso el asna de Balaam, ¿por qué exaltarnos cuando Dios nos usa, y tomar los milagros como mío, para exaltarme y montar un show convirtiéndonos falsamente en un “super ungido”? Toda la gloria es del Señor y nosotros simplemente somos sus siervos.

Los milagros no se explotan, no se manipulan, no obedecen a un montaje exhibicionista de un hombre que los usa para lucirse como un enviado especial. No son parte de una liturgia, no son un constante quehacer de Dios en la Iglesia. Los milagros son el efecto de creer, vivir y andar en la voluntad del Señor. No vienen cuando yo quiero, sino cuando surge la necesidad y el Espíritu Santo lo manifiesta, porque Dios es soberano, y nadie puede decirle al soberano lo que tiene que hacer, y cuando lo tiene que hacer. Los milagros van detrás de la Palabra, de la entrega, de las circunstancias de la vida. Tienen un propósito, buscan un fin. No aparecen para alimentar las emociones, sino para acentuar la convicción.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contrlaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Falsos Ministros, Mario Fumero, Milagro. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a EL REAL SENTIDO DE HACER MILAGROS

  1. FRANK LATIMER dijo:

    muy bueno …
    y a veces no hay manera de saber porqué los hace…
    ni porqué no los hace
    DIOS ES SOBERANO.

  2. Cartur dijo:

    BIEN DICHO, HERMANO QUE DIOS LE SIGA BENDICIENDO

  3. Ileana dijo:

    Excelente artículo, lo tan criticado de la iglesia católica y de sus “santos milagrosos ” que han beatificado, ahora ocurre en la iglesia evangelica. No conocia el versículo de Tesalonisense que demuestra que satanás puede hacer “milagros” también, hay que tener cuidado.

  4. Yehobe dijo:

    Tan solo con ver los promocionales de las infames “noches de gloria” del falso profeta Cash Luna uno se da cuenta de a qué va el caso, el evento se promociona con una enorme foto de él y su esposa con el eslogan “Ven y pide tu milagro”, ¿Qué no se supone que es un evento para dar a conocer el amor de Cristo y acercar a las personas a Él?, no, la gente va con la intención solamente de obtener un milagro de Dios a través de la “unción” de este lobo rapaz (con su correspondiente “pacto” claro está), no tienen intención de arrepentirse y que su corazón sea transformado por la sangre del Cordero porque desde un incio no se les informa de que ese es el sentido, más bien se promociona la imagen de Luna tal cual como un santo milagrero y si Dios llegase a hacer milagros en esos eventos (que no dudo que lo haga) la intención del mismo sólo viene a crear un montón de falsos cristianos, tibios y que buscando lo mejor para sus vidas, sólo asisten por interés y hasta hacen la famosa “oración del pecador” sin ser convertidos y nacidos de nuevo. Luego cuando vuelven a pedir un milagro y esta vez Dios no se los concede, terminan decepcionados y abandonan enojados contra Dios y sin intención alguna de volver a escuchar el evangelio, incluso terminan convertidos sí, pero en enemigos de Cristo y de la iglesia. Y eso es en el “mejor” de los casos si podríamos llamarle así, la mayoría se hacen miembros de iglesias de falsa doctrina y con un mal testimonio alejan a muchas personas que en verdad necesitadas de Dios, no quieren saber nada del evangelio porque piensan que todos somos iguales a ellos. Eso es lo único que facilitan estos falsos profetas al atraer a la gente hacia los milagros y no hacia el Señor, de quien procede toda buena dádiva y quien merece toda Gloria y obediencia.

  5. Ileana dijo:

    Es sencillo, si alguien tiene el don de sanidad, solo tiene que visitar los hospitales y sanar a las personas. No hay necesidad de noches de gloria, ni grandes campañas, la gente cae por boba.

  6. Mario Manuel Fumero Silva dijo:

    estoy de acuerdo con lo antes expuesto y le agrego una inquietud que me gustaria compartir con mis AMADOS HERMANOS EN CRISTO, como pueden haber pasores nque gobiernan a EL ESPIRITU SANTO y le dicen a los creyentes( recibelo) y estos caen por la manipulacion psicologica q se les hace antes de empezar las predicas a travez de la musica y los aplausos que producen extaxis, EL ESPIRITU SANTO DE DIOS solo se manifiesta en quien EL DESEE y no e quien quiera, LES BENDIGO EN EL NOMBRE PODEROSO DE JESUS,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s