VIOLENCIA GENERALIZADA

Mario E. Fumero

masacre san bernardinoLa reciente masacre originada en San Bernardino California refleja la crisis de violencia, que se vive no solamente en Estados Unidos, sino todo el mundo en diferente formas. Por ejemplo en Honduras la violencia es generada por la lucha entre los narcotraficantes y las maras, que se disputan territorio y mercado  ¿Pero en los Estados Unidos cuál es la causa que genera tantas masacres? Pueden ser hechos aislados de enfermos mentales, o grupos que quieren desestabilizar el país con un terrorismo interno o exportado.
Es interesante hacer un estudio a fondo de las causas que impulsan a nuestro mundo a ser tan violento. No cabe duda que la violencia tiene una causa, y es ahí en donde sociólogos y psicólogos deben trabajar, para buscar las causas del deterioro de la salud mental de las personas para cometer actos tan brutales y buscar la forma de frenar la violencia mundial.
Hemos visto con asombro el incremento del bullying escolar, la violencia intrafamiliar, la violencia juvenil y la violencia enmarcada como actos terroristas, y no podemos obviar que la misma tiene que tener un detonante, porque toda violencia es inducida por alguna casusa. Si analizo bíblica y lógicamente la violencia llegaré a la simple conclusión de que todo lo que nosotros sembramos, eso es lo que recogimos. Esta expresión bíblica que se encuentra en Gálatas 6:7 es aplicable a cualquier situación en el diario vivir de las personas.
Hemos invadido a nuestra humanidad de escenas grotescas de violencia por medio de, películas, videojuegos, filosofías y actitudes  agresivas. El grito, la intolerancia, el odio y la injusticia ha creado una generación de personas frustradas y llena de ira. Hemos destruido y el amor, la solidaridad y la tolerancia. Esto me lleva a reflexionar sobre aquella expresión de Jesús cuando comparó los últimos tiempos de la civilización, con los tiempos previos al diluvio universal en la época de Noé, cuando dijo “que como en los días de Noé, así sería la venia del hijo del hombre” ¿Y cómo eran los días de Noé? ¿Qué nos dice la biblia sobre la realidad de esos tiempos? Para ello tenemos que ir a Génesis 6:11 en donde dice que “la tierra está llena de violencia y corrupción”. Y pregunto: “no estamos viviendo actualmente esta realidad en casi todos los países del mundo.
Hemos sembrado división, contiendas, racismo, ambiciones, Y para colmo, hemos usado los medios de comunicación para proliferar la cultura de la violencia, destruyendo el principio de la paz y de la convivencia pacífica, y por lo tanto, hemos convertido a los seres humanos en animales peores que los que viven en las selvas porque estos matan para sobrevivir, pero nosotros lo hacemos por ambición y sin sentido.

Nuestra situación es el producto del deterioro mora. Es el efecto de vivir sin valores. Simplemente nosotros cosechamos lo que hemos sembrado y esta ley está vigente, y como consecuencia de la desobediencia recibimos el efecto de nuestro pecado, porque por multiplicarse la maldad, el amor de muchos se enfriara como dice la Biblia en Mateo 2412 .

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Violencia. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a VIOLENCIA GENERALIZADA

  1. FRANK LATIMER dijo:

    La linea de salida no es nada de esto …es la persecución del pastor Olaf en Bremen …y por parte de pastores ecumenicos se le intenta parar …PARAR LOS FUNDAMENTOS DE LA SALVACIÓN ,
    PARAR LA PALABRA TAL CUAL ESTÁ ESCRITA , SE PERSIGUE LA PALABRA DESDE UNA IGLESIA RAMERA ASOCIADA AL PAPADO Y AL ESTADO EUROPEO …DIGO EUROPEO ……Y DIGO BIEN CLARO ….espabilen que va para allá y no pronto ….sino ya ….
    No le pierdan la cara al toro ….miren a la peresución de la palabra desde una iglesia ramera y ecuménica ….no es futuro …está prohibido predicar el mensaje tal cual etá en las escrituras…
    no esperen …ya es presente en Europa y USA ….¿ QUE ESPERAN ..?….
    Esa violencia externa es una cortina de humo para envolver lo que se busca ….borrar la palabra de Dios ….enterrarla ….y mezclarla con todo lo mezclable …..NO LE PIEDAN EL NORTE AL ASUNTO …………..EL OBJETIVO ES LA PALABRA Y QUIENES LA PORTAN …..NO OTRO ….
    EL CAOS SIRVE PARA QUE PAREZCA QUE TODO ES FRUTO DEL DESORDEN …NO ES ASÍ …ESTÁ TODO MUY ORDENADO Y MUY BIEN CUADRICULADO ….LA ACUSACIÓN SERÁ LA MISMA QUE SE HIZO EN EL IMPERIO ROMANO …pues es Roma quien acusará de terrorismo a quien no entre por la mezcla con la ramera global .
    Y NO ES FUTURO …YA EMPEZÓ ….Y VA PARA ALLÍ…USTEDES VERÁN COMO SE LO TOMAN ….yo solo les cuento lo que ocurre y esto solo es el anuncio …VAN EN SERIO .
    DIOS LES BENDIGA Y FORTALEZCA .

  2. Pamc Pamc dijo:

    DIOS los guarde y bendiga hermanos.

  3. MANU dijo:

    “Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción, sólo que en este momento hay quien lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio” (2 Tesalonicenses 2:7).

    La cantidad de personas que están desanimadas, frustradas y aún abatidas, es cada vez mayor. Esas personas señalan las condiciones actuales del mundo y se preguntan cuánto más empeorarán las cosas.

    Ya usted no tiene que ser un observador astuto para darse cuenta de que nuestro mundo está cambiando. No ha pasado mucho tiempo cuando la norma de medición era una comparación entre lo que era aceptable a las personas de su época y lo que era aceptable en tiempos de sus abuelos. Pero ahora nosotros solamente tenemos que comparar lo que al presente es aceptable con lo que era aceptable solamente hace unos pocos años, para ver un cambio apreciable. No solamente las cosas están cambiando, sino que el ritmo del cambio va en aumento.

    Una persona con discernimiento no puede sino ver un componente sobrenatural en todo esto. Es cierto que el corazón del ser humano es engañoso y perverso, más que todas las cosas. (Jeremías 17:9) pero en estos días la sociedad parece estar compulsivamente viendo cuánto más mal las cosas se pondrán. Alrededor de todos nosotros podemos ver la Ley de Dios siendo conspicuamente quebrantada, Su palabra siendo sofocada, y Su pueblo, tanto judíos como cristianos, siendo perseguido. Es como si nada importara lo torcidas que están las cosas mientras eso sea una cachetada al rostro de Dios, y cada vez eso se hace más popular.

    Obviamente, todo eso no podría estar sucediendo sin la participación activa del ser humano, pero cada vez me convenzo más de que hay algo adicional a eso que solamente una progresión natural de las cosas. Yo creo que existe una creciente evidencia de un poder malévolo que está acelerando esto y para mí eso significa que el tiempo que le queda al que detiene el poder secreto de la iniquidad (2 Tesalonicenses 2:7), está llegando rápidamente a su término.

    Ese día no debería tomarlo a usted por sorpresa

    Si usted se mantiene con los noticieros cristianos y aún los conservadores en lugar de depender de los medios principales, nada de lo que estoy describiendo es nuevo para usted. Ya usted se ha dado cuenta del aumento en frecuencia e intensidad de las cosas que Jesús llamó “dolores de parto” en Mateo 24:4-8. Y usted está al tanto de que el mismo tipo de cambios destructores están sucediendo en la sociedad.

    Como un ejemplo entre muchos, nuestro país USA fue fundado sobre principios de libertad religiosa, pero hoy día, de todas las religiones que se practican en los Estados Unidos, solamente a las personas cristianas no se les permite tener libertad de expresión. Ya se han aprobado leyes que restringen nuestros derechos para adherirnos a los principios bíblicos y más de estas están en camino. Estas leyes empezaron prohibiendo la oración en las escuelas, luego los municipios fueron obligados a dejar de colocar exposiciones navideñas. Estas leyes se han vuelto sistemáticamente cada vez más restrictivas hasta que ahora las personas cristianas individuales se exponen a ser enjuiciadas simplemente por vivir de acuerdo a sus creencias.

    La Biblia nos dice que debemos esperar que estas tendencias continúen. Hablando el tiempo antes del rapto, Jesús le dijo lo siguiente a la Iglesia,

    “Yo sé todo lo que haces. Delante de ti he puesto una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar. Aunque son pocas tus fuerzas, has obedecido mi palabra y no has negado mi nombre” (Apocalipsis 3:8).

    Al final de la era, el halago que Jesús tendrá para la Iglesia es que a pesar de que tiene poca fuerza, hemos guardado Su palabra y no hemos negado Su nombre. La palabra griega traducida “fuerza” también significa “poder, o capacidad.” Conforme se acerca el final de nuestro tiempo ya no tendremos mucha influencia en el mundo, pero habremos guardado Su palabra y no habremos negado Su nombre. Por hacer eso Él nos prometió dos bendiciones.

    “Yo haré que esos que en la sinagoga de Satanás dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, vayan y se arrodillen ante ti, y reconozcan que yo te he amado” (Apocalipsis 3:9).

    Un gran componente del cristianismo cree que cuando Israel rechazó al Mesías ellos renunciaron a cualquier promesa futura que Dios les había hecho, y esas promesas fueron transferidas a la Iglesia. Esta creencia también se llama “supersesionismo” o teología del reemplazo, y es la razón por la que muchas personas cristianas creen que la Iglesia ahora es el Israel espiritual, heredera del destino de Israel. Las personas supersesionistas creen que la misma existencia de Israel en nuestro tiempo es un desafío a la palabra de Dios.

    Pero Jesús dijo que esas personas son mentirosas y que Él hará que se arrodillen a nuestros pies y que admitan que Él nos ama.

    “Por cuanto has obedecido mi mandamiento de ser perseverante, yo también te protegeré de la hora de la prueba, la cual vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a cuantos habitan en la tierra” (Apocalipsis 3:10).

    El Señor también prometió que debido a que hemos obedecido Su mandamiento y hemos sido perseverantes, Él nos protegerá de la hora de la prueba que vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a todos los habitantes de la tierra.

    La hora de la prueba se refiera a los juicios de los tiempos del fin de la semana 70 de Daniel, el único tiempo desde el gran diluvio cuando el Señor sujetará el mundo entero a un juicio. Y ahora mismo es el único momento desde que Él dijo que, todas las señales que se nos han dado para alertarnos de este juicio venidero, podemos ver que ya se encuentran en algún estado de cumplimiento. La palabra griega traducida “de” en Apocalipsis 3:10 significa “fuera del tiempo, lugar, o causa” de los juicios de los últimos tiempos. Nosotros no estaremos aquí cuando sucedan ni tampoco en donde sucedan, porque nosotros no somos el motivo de que esos juicios sucedan.

    Muchas personas ven los tiempos en que vivimos como que son una situación temporal. Creen que si solamente nos humillamos y oramos, el Señor nos va a preservar a través de los mismos y luego todo volverá de nuevo a la normalidad.

    Pero la Biblia habla de un tiempo en el que ése no será el caso. Al final de la era el mundo estará siendo sujeto a una serie de juicios totalmente distintos a cualquier otro y si el Señor no retorna en el momento asignado, ningún ser humano podrá sobrevivir (Mateo 24:22). Todos los indicadores muestran que no estamos acercándonos a uno de esos períodos temporales de tiempos difíciles como estamos acostumbrados a verlos, sino que literalmente esto es el fin del mundo como lo conocemos.

    Una de las señales de que eso es cierto es que el mundo de pronto se ha vuelto más rebelde hacia Dios y el amor de las personas hacia las demás se ha enfriado. Pablo dijo, “También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos, y que habrá hombres amantes de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos, que amarán los deleites más que a Dios, que parecerán muy piadosos, pero negarán la eficacia de la piedad; evítalos” (2 Timoteo 3:1-5).

    Esto por sí solo nos dice que el mal está en aumento y que no es solamente que vamos pasar por un momento temporal difícil, sino que nos estamos dirigiendo directamente al mismo tiempo del juicio.

    Y eso significa dos cosas; 1) Las personas cristianas nacidas de nuevo cada vez se sentirán menos cómodas aquí, y 2) el momento de nuestra partida está cerca.

    Jesús dijo que Su Reino no es de este mundo (Juan 18:36) y eso significa que quienes son parte de Su Reino no son de este mundo tampoco. Pablo dijo que nuestra ciudadanía está en el cielo y que estamos ansiosamente esperando un salvador desde allí, el Señor Jesucristo (Filipenses 3:20). Cuando Jesús venga por nosotros, Él no vendrá a estar con nosotros donde nosotros estamos, Él vendrá para llevarnos a estar con Él en la casa de Su Padre en donde Él está (Juan 14:2-3).

    Yo creo que uno de los propósitos de este dominio del mal es para despojarnos de todas nuestras nociones equivocadas de que este mundo es nuestro hogar. Nunca ha sido nuestro hogar, y nunca lo será. Si ha sido un lugar confortable para nosotros, eso es solamente una medida de la Gracia de Dios. Y si cada vez se vuelve menos confortable, es una indicación de que nuestra estadía aquí está por terminar. Mientras tanto nuestra oración no debe de ser que Dios haga de este mundo un lugar más confortable para nosotros, sino que Él se apresure a llevarnos a nuestro verdadero hogar, en donde podremos disfrutar cualquier comodidad que podamos concebir, y para siempre.

    Una de las grandes promesas del Señor para nosotros es que cuando veamos todas estas señales de los juicios de los tiempos del fin que están sucediendo, que nos animemos y levantemos nuestra cabeza porque nuestra redención está cerca (Lucas 21:28). Eso significa que cada avance del mal en el mundo, hace que el día de nuestra partida esté mucho más cerca.

    No estoy diciendo con esto que debemos celebrar el dominio del mal en el mundo. Lo que estoy diciendo es que no debe de tomarnos por sorpresa que todo eso esté sucediendo (1 Tesalonicenses 5:4). Es algo que la Biblia nos ha advertido y su llegada es una señal más de que nuestro tiempo aquí está por terminar, y que pronto estaremos yéndonos a casa. “Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabra” (1 Tesalonicenses 4:18). Ya casi se escuchan los pasos del Mesías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s