EMBARAZOS EN ADOLESCENTES

Juan Carlos Oyuela

Educación sexual basada en la abstinencia, escolaridad de las jóvenes y concurso de los padres. Algunos factores para reducir los embarazos en jóvenes.

embarasos de adolescentes“En Honduras una de cada cuatro adolescentes ya es madre”. Cuando leí este titular de periódico meses atrás no dejé de inquietarme. La primera reacción fue poner en duda esta afirmación. No nos distinguimos precisamente por la veracidad de las estadísticas. Después me pregunté ¿Dónde están los padres de estas jóvenes? Olvidaba que estoy en un país donde la familia está herida desde hace años. Otro dato alarmante que encontré es que seiscientas mil mujeres son cabezas de familia. En este caso cabría preguntarse ¿Qué está pasando con esos miles de hombres irresponsables? Una respuesta rápida sería recurrir al tan usado tema de la falta de valores. Si vemos con más detenimiento otros estudios, descubriremos que no necesariamente es la única respuesta.

El primer estudio consultado es un extenso documento llamado “Motherhood in Childhood: Facing the Challenge of Adolescent Pregnancy”. Corresponde al año 2013. Me llamó la atención que el (FNUAP), abanderado de la contracepción y la píldora del día siguiente, reconoce que las campañas de “sexo seguro” no han sido suficientes. Una de las conclusiones del documento no deja de ser interesante: los programas centrados solo en la contracepción no funcionan porque las jóvenes no pueden decidir. Me dio la impresión de que la preocupación de FNUAP es que los embarazos juveniles acaben en nacimientos.

Entre los múltiples factores que influyen en la maternidad de adolescentes me pareció interesante el tema de la escolaridad en las jóvenes. Si se logra aumentar los índices de asistencia escolar de las muchachas menores de catorce años los embarazos disminuyen considerablemente.

El estudio da la impresión que se trata a las jóvenes únicamente como víctimas pasivas. La educación en comportamientos sexuales saludables resultó ser una experiencia positiva en varios países. Aunque lógicamente influyen en cierta manera, es de suponer que no todos los embarazos juveniles responden a una conspiración de fuerzas sociales, escolares y familiares.

Otro documento interesante, a mi parecer un poco más equilibrado, es el informe del año 2012 de la agencia estadounidense Centres for Disease Control and Prevention (CDC).Aunque no descarta los métodos anticonceptivos, menciona como primera recomendación “la promoción continuada del retraso en el inicio de las relaciones sexuales”. Este factor me parece sumamente significativo tomando en cuenta que en ese año la tasa de embarazos juveniles en Estados Unidos obtuvo el nivel más bajo en décadas. El comportamiento y la educación en los jóvenes para decidirse por la abstinencia jugaron un factor primordial en este logro.

En la misma dirección parece apuntar el número de la revista Archives of Pediatric & Adolescent Medicine (2-02-2010) presenta un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Pensilvania. En él se refuerza la idea que los programas de educación sexual centrados en la abstinencia persuaden a muchos jóvenes para retrasar el inicio de su actividad sexual.

En este estudio, realizado durante cuatro años, se siguió estadísticamente el comportamiento sexual de 662 adolescentes afroamericanos de clase media. Por un lado se hizo énfasis en educar en la abstinencia y por otra parte en los programas “tradicionales” que promueven el “sexo seguro”. Dos años después de impartirse se encontró que la probabilidad de mantener relaciones sexuales en los adolescentes que habían participado en los programas centrados en la abstinencia era un 33% más baja que en los otros.

En unos y otros estudios, de diversas maneras, se menciona la importancia de los padres en evitar los embarazos en adolescentes. Otro documento difundido por la Heritage Foundation remarca la influencia positiva de los padres sobre el comportamiento sexual de sus hijos. Sobre todo son importantes la fortaleza de la estructura familiar, la existencia de una comunicación fluida entre padres e hijos y la claridad con que los progenitores desaprueban las conductas sexuales promiscuas.

A mi parecer en los programas basados en la distribución de anticonceptivos entre los jóvenes parten de una base equivocada. Asumen que los adolescentes son incapaces de posponer el inicio de su vida sexual activa. En este último informe menciona: “estos presupuestos no solo son erróneos sino que además no tienen en cuenta factores importantes relacionados con la reducción de la actividad sexual de los adolescentes”, entre los que se encuentra la influencia paterna y materna: “Los padres son los que más influyen en las decisiones de sus hijos sobre el sexo, pues dos tercios de todos los adolescentes comparten los valores de sus padres sobre este tema”. Sin duda la influencia paterna ofrece una fuerte protección frente a la actividad sexual precoz.

“Para aumentar la eficacia de los programas y medidas políticas dirigidas a retrasar la actividad sexual o a prevenir los embarazos y las enfermedades de transmisión sexual entre adolescentes, se debería reforzar la estructura familiar y la implicación de los padres.

Seguramente se pueden sacar muchas conclusiones más de estos documentos. Fortalecer la familia, como institución insustituible en la sociedad, debería ser uno de los primordiales. Sobre todo porque a los padres compete en primer lugar la protección y educación de nuestros jóvenes.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Embarazo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .