CRISIS DE LOS MENORES INFRACTORES

Mario  E. Fumero

delincuencia 1Recientemente este diario público una noticia que me llamó mucho la atención por el trabajo que realizo. El 11 de enero del 2016 La Tribuna afirmó que el sistema judicial para los menores ha colapsado, porque la delincuencia juvenil se ha disparado. Decía la noticia que: Ante la problemática de unos 500 niños con medidas sustitutivas en el país, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), la comisión de la juventud y el adulto mayor del Congreso Nacional y el Ministerio Público (MP), plantearán al Consejo de la Judicatura habilitar más Juzgados, capacitar fiscales y al Gobierno mejorar los centros de internamiento”  y frente a esta realidad cabe preguntar ¿Cuales son las causas que generan este fenómeno?

Hay diversas opiniones, pero la principal de ellas es la triste y terrible realidad de que este fenómeno obedece a la crisis existente en la disfuncionabilidad de los hogares, debido a la gran cantidad de madres solteras y hogares destruidos, y además, debido a las leyes proteccionista que no producen temor frente a una acción  delictiva.

La juventud ha sido  descuidada a lo largo de los últimos 15 años. El antiguo Ihnfa (organismo protector de la niñez del Estado) nunca llevó a cabo un programa integral para proteger a los menores que estaban en riesgo social, principalmente los infractores. Los centros de rehabilitación se convirtieron en universidades del crimen, y los que ingresaron salieron peor que cuando entraron. Nunca se desarrolló una actividad rehabilitativa en ninguno de los programas del Estado para los menores infractores, más bien fueron centros degenerativos, razón por la cual, los que ingresaron en dichos centros se convirtieron  en delincuentes profesionales.

La noticia publicada  afirma que hay menores psicópatas, y no me cabe la menor duda de ello, ya que esta realidad se evidencia porque los joven inducidos a la violencia en una edad temprana, desarrollan una mente cauterizada para el crimen y se convierte en un enfermos mentales.

A la hora de tratar con los menores que delinquen, se hace necesario analizar el marco histórico de procedencia, así como ejecutar un profundo estudio psicométrico para determinar su edad mental, lo cual es más importante que su edad biológica o física.

Dentro del procedimiento judicial para los menores, es necesario trabajar con ellos para que, de forma voluntaria, reconozcan la necesidad de un cambio, y puedan optar, bajo condiciones de presión, a programas de rehabilitación privados donde se les pueda ofrecer un tratamiento integral que los capacite para convertirse en hombres de bien.

En el campo de la rehabilitación de los menores, hay mucho por hacer, porque a nivel de Estado nada se ha hecho en realidad, solo cambio de nombre y maquillaje mediático, y aunque se cuentan con los recursos para ello, tristemente el factor político y de los intereses creados, han impedido la ejecución de una política integral que beneficie a los menores en riesgo social.

Es por ello que actualmente de cada 10 personas capturadas por cometer actos violentos,  4 al son menores de 18 años, lo cual debe despertar una alerta en las autoridades para fortalecer la protección y ayuda  en aquellos menores que están en riesgo social.

Esperamos que el DINAF  pueda coordinar y valorar la situación real, tanto jurídica como familiar de los menores infractores, y se pueda  establecer una política de Estado para recuperar a muchos de estos jóvenes que sufren los avatares de una adolescencia en crisis, desposeídos de motivaciones, oportunidades y valores humanos. Recordemos que los niños y jóvenes de hoy, son el futuro de Honduras.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Delincuencia, IHNFA, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s