EL MINISTERIO DE LA MUJER SEGÚN LA BIBLIA

C. Salazar

mujer predicandoEs difícil reconocer el ministerio de la mujer. Porque ciertamente hay mujeres de Dios, que ejercen un liderazgo mucho más fuerte que el esposo, o bien solamente ellas tienen ese liderazgo. En la actualidad tenemos mujeres de Dios que enseñan de una manera clara y con poder la palabra de Dios.

La cita a la cual se hace referencia sobre la consulta es : 1 Timoteo 2:11 – 12: La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio,

Ahora bien quiero llevarlos un poco más allá. Veamos el papel de la mujer en el Antiguo testamento. En todo el Antiguo Testamento se muestra una activa participación de la mujer. La reproducción de la población se definía como la tarea prioritaria de la mujer. La mujer Israelita tenía otra función importante; realizaba trabajos domésticos, cuidaba de su familia, atendía trabajos del campo y animales domésticos, preparaba alimentos y trabajaba con lana e hilo para sus tejidos. Confeccionaba ropa y de utensilios para uso doméstico. Proverbios 31:10–31 le llama virtuosa, y hace la pregunta ¿Quién la hallara?

Pero dentro de sus muchas tareas, otro papel importante que jugaba era el de maestra y orientadora de sus hijos (Proverbios 1.8) Ella se encargaba de conservar y enseñar la fe en Jehová y trasmitir las creencias y costumbres a las nuevas generaciones. Veamos la posición de la mujer en el Antiguo Testamento.

Ester: Del linaje de Benjamín, fue reina del Imperio Persa. Ester fue elegida para ser esposa del Rey Asuero. El Antiguo Testamento contiene este hermoso Libro llamado Ester.

Devora: Fue Profetisa y Juez de Israel. Ella figura entre los jueces de Israel. Fue Devora quien dio el mensaje de Dios a Barac. Barac organizo el ejército de Israel para pelear contra Sísara capitán del ejército cananeo.

Rut: Conocida como la Moabita. También figura un libro que lleva su nombre en el Antiguo Testamento. Cuando Noemí vuelve sola a su tierra, despide a sus nueras, la Biblia nos relata que Rut le insistío en acompañarle. Sus palabras: «Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios», confirmaron la decisión de Rut de seguir a Noemí. Rut forma parte de la genealogía de Jesús.

La sumisión de las mujeres en la sociedad israelita: La ley no les otorgaba derechos como personas civiles. Al morir el padre de familia las propiedades quedaban para los hijos varones (Números 27:1–11) El derecho al divorcio se otorga solo al hombre (Deuteronomio 24:1)

Con estas limitaciones se anularon las posibilidades para que la mujer, optara por un cargo público y tener voz en las decisiones y asuntos sacerdotales y de gobierno del pueblo de Israel.

LA MUJER EN EL NUEVO TESTAMENTO

Jesús vino a honrar y restaurar a la mujer como tal. Fueron las mujeres las que acompañaron, apoyaron y sirvieron en el ministerio de Jesús. Ellas permanecieron fieles hasta su crucifixión y muerte, las primeras que vieron la tumba vacía, las primeras en recibir el aviso de la resurrección de Cristo y las primeras en ver al Cristo Resucitado, también fueron ellas las primeras en dar aviso a los discípulos de la resurrección del Señor.

En el periodo de persecución de la iglesia primitiva Pablo encarcelaba y mataba a los cristianos, dentro de ellos iban muchas mujeres, que murieron fieles a Dios (Hechos 8:3) Fueron muchas las mujeres que colaboraron con Pablo en su apostolado. Y fueron ellas las que contribuyeron grandemente en la expansión del evangelio en la iglesia primitiva.

En el cuadro de los héroes de la Fe: aparecen 2 mujeres, ¿Por qué el Espíritu Santo permitió dejarlas como ejemplo? Hebreos 11 menciona a:

Sara, verso 11 (recibió fuerza para concebir)

Rahab, verso 31 (por su fe no pereció con los desobedientes)

Las mujeres, verso 35 (recibieron a sus muertos resucitados)

El Nuevo Testamento nos habla de mujeres que ministraban en la era de la Iglesia. Tabita (Dorcas) es llamada discípulo y tenía un ministerio de ayudar (Hechos 9:36). Felipe tenía cuatro hijas vírgenes que profetizaban (Hechos 21:8,9). En Romanos 16, Pablo saludó a muchas personas en el ministerio, y un número grande de ellas eran mujeres. Febe, líder en la iglesia de Cencrea, fue altamente recomendada por Pablo a la iglesia de Roma (Romanos 16:1,2).

Ahora bien con respecto a lo que dice Pablo en 1ª. Timoteo 2:11-15: “no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”. Por las citas vistas con anterioridad, es evidente que Pablo reconocía el ministerio de la mujer. Sin embargo había ciertos problemas que eran muy obvios respecto a las mujeres de Éfeso. Tenían la costumbre de ponerse ropa indecente y adornos ostentosos (1 Timoteo 2:9). Pablo escribió: las viudas más jóvenes “aprenden a ser ociosas… y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran” (1 Timoteo 5:13). En su segunda carta a Timoteo, Pablo le advertía contra las personas, que manipulaban a las “mujeres débiles” “que se dejan llevar de toda clase de pasiones” 2 Timoteo 3:6. Si leemos el pasaje entero de 1 Timoteo 2:9-15 es muy probable que Pablo estaba aconsejando a Timoteo, a cómo tratar con las enseñanzas y prácticas erróneas que involucraban a las mujeres de la iglesia en Éfeso. Era evidente que tal situación, ya estaba saliéndose del control y por eso le escribe a Timoteo, al respecto: “no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre”. Pero sabemos por otros pasajes, de las mismas cartas de Pablo, que tal exclusión no era normal en el ministerio de Pablo.

Los pasajes que insinúan que la mayoría de los líderes eran varones no deben ser interpretados para significar que las mujeres no pueden ser líderes. Lo que si se debe de notar y tomarse muy en cuenta es que; Pablo exhorta a la mujer a mantener una actitud de sujeción y obediencia a su autoridad conyugal y ministerial. 1ª corintios 11:3 y 14:34; Efesios 5:22; Colosenses 3:18; 1a Timoteo 2.:11,12; Tito 2:5; 1ª Pedro 3:1. No debe sobre pasar el límite de autoridad, porque ella está bajo autoridad de su esposo o de un pastor y aunque tenga un ministerio muy grande debe aprender en humildad, como todo siervo o ministro fiel y sabio.

  1. Salazar

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Ministerio de la mujer. Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a EL MINISTERIO DE LA MUJER SEGÚN LA BIBLIA

  1. raulfierro dijo:

    Dios pone frontera a la mujer, pero no solo a la mujer, también al hombre y a los hijos, solo QUE ALGUNOS NO LO SABEN … por lo que deben leer e INFORMARSE.

    Hay una razón por la cual es necesario que la mujer tenga una frontera, lo mismo que el hombre, pero esto no es fácil explicarlo a quienes han perdido el sentido común, pues se ha de ver en su contexto, y cada uno en su rol natural, leamos:

    El Patriarcalismo.

    Desde la mitad del siglo pasado, ciertas organizaciones y partidos políticos que dicen “defender” derechos humanos, impulsaron la desestabilización del sistema que sostuvo los pilares de la sociedad humana durante todos los siglos, la familia, la moral y la fe en Dios, el Patriarcalismo.

    Pero no solo estas organizaciones y partidos políticos, también sus opositores que dicen defender la “libertad”, la llamada derecha y el sistema capitalista, pues TODO el sistema terrenal, está bajo el despiadado imperio del monetarismo y la mentira.

    Para entender cabalmente el sentido original y verdadero del Patriarcalismo, debemos saber que los Patriarcas eran HOMBRES Y MUJERES EJEMPLARES, de los cuales el mundo no era digno.

    Detrás de sus detractores, la calumnia del humanismo y sus bastardos, el comunismo y el femenismo, está la artera estrategia del mismo Diablo, que por intermedio de aquellos que solo piensan en lo terrenal, entre los cuales los falsos profetas ocupan el primer puesto, raptan de su contexto los textos bíblicos, inventando y mintiendo, diriguiendo su discurso a ignorantes, gentes livianas de pensamiento, cuyas vidas giran solo en torno a lo material, cuyo dios es el vientre.

    Los resultados del bombardeo incesante de las bases del Patriarcalismo, ha desembocado en la legalización a nivel mundial del desafuero, y los resultados están a la vista, entre los cuales podemos nombrar:

    la proliferación del DIVORCIO, LAS LIBERALES FORMAS MODERNAS DE CONVIVENCIA DE LA PAREJA HUMANA, EL ABORTO, EL HOMOSEXUALISMO, LAS DROGAS, que han producido un relajo y un desate de las pasiones humanas.

    Esto ha traido consigo la actitud cada vez mas despiadada del ser humano, en todos los campos, también en la destrucción del medio ambiente, los bosques y selvas, los mares y oceanos, así como el aire y la capa de ozono, fenómenos que están llevando al planeta al borde del abismo.

    Para un mundo corrupto y licencioso, degenerado, lleno de injusticia y mentira, dónde muchos hombres han abandonado el uso natural de la mujer, encendiéndose en lascivias y desatando sus bajas pasiones, hombres con hombres, las mujeres no han actuado distinto. Ambos necesitan del orden de Dios, del Patriarcalismo.

    Quiero hacerte solo un comentario. El Señor Jesucristo dijo que que “árbol” se conoce por su fruto, ¿no? … y bien, DIME:

    ¿CUALES SON LOS FRUTOS DE LA ABOLICIÓN DEL PATRIARCALISMO? …

    Lo que pocos saben, es que el sistema patriarcal es el sistema mismo de Dios. Para entenderlo debo recordar que los Patriarcas eran HOMBRES Y MUJERES EJEMPLARES, de los cuales el mundo no era digno.

    ¿CONOCES LOS MANDAMIENTOS DE DIOS? …

    La mentira en contra del Patriarcalismo, el sistema de Dios, es hacer creer que el Patriarcalismo es injusto, PERO, en Dios no hay injusticia, de manera que cuando hablas lo que no sabes, o lo que te han contado, o lo que te parece, por LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN QUE HAY EN ESTE MUNDO, calumnias su sistema, estás calumniando a Dios.

    Y es cierto que Dios pone frontera a la mujer, pero no solo a la mujer, también al hombre y a los hijos, solo QUE TU NO LO SABES … por lo que debes leer e INFORMARTE.

    Hay una razón por la cual es necesario que la mujer tenga una frontera, lo mismo que el hombre, pero esto no es fácil explicarlo a quienes han perdido el sentido común, pues se ha de ver en su contexto, y cada uno en su rol natural.

    EL TRASPASO DE ESTE ORDEN … al traspaso del patriarcalismo, le ha sucedido la destrucción de la familia y de la moral … ESA ES LA VERDAD, y cualquiera que use de sensatez y de cordura, entenderá que el mandamiento de Dios, así como la creación y su ordenamiento, son perfectos.

    Dios te aumente

    http://perspectivacristiana.mforos.com/1982256/10779091-el-patriarcalismo/

  2. Walter dijo:

    Y es triste ver como muchos Hombres en la Iglesia siguen siendo tercos en imponer Mujeres “Pastoras”. o son cabezones o no tienen pantalones para decir la verdad por temor quizás a sus esposas o que algunos se vayan de la Iglesia. el Hombre es cabeza de la Mujer y no existe ningún versículo en el Nuevo Testamento que nombre a alguna Mujer Pastora o Apóstola o que tenga alguna Iglesia o que los verdaderos Apóstoles la hayan ungido como Pastora. es el mismo argumento que usan los Católicos para poner a María por encima de Cristo. una Mujer por encima del Hombre. y eso señores se llama REBELDIA Y CAMBIAR EL ORDEN ESTABLECIDO EN LA BIBLIA.

  3. MARINA dijo:

    El patriarcado es un invento humano antiguo, RAZONES 1- para tener sexo con varias mujeres 2.- para casarse con mujeres mas jovenes que los varones 3.- para tener concubinas 4. para tener sexo con prostitutas sin que fuera mal visto. 5.- para tener a las esposas e hijas en esclavitud total. 6- para golpear y violentar a la esposa y a las hijas cuando se le de la gana al PATER FAMILIA. 7- para justificar la poligamia- DIOS NO ESTA DE ACUERDO CON EL PATRIARCADO. Que el marido se haya ENSEÑOREADO de la mujer es causa del pecado del eden, no es la voluntad ni santa ni perfecta de Dios. DIOS CREO A AMBOS SEXOS IGUALES PARA SEÑOREAR LA TIERRA GENESIS 1: 28 ” Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” EL PECADO DAÑO LAS RELACIONES ENTRE DIOS Y EL SER HUMANO Y TAMBIEN ENTRE LOS SEXOS, EN CRISTO SE PUEDE RECUPERAR EL ESTATUS QUE DIOS QUIERE PARA AMBOS. GENESIS 3: 28 “No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.”

  4. Victoria Piñon dijo:

    El patriarcado es Bíblico, es una base fundamental para el funcionamiento de la sociedad, viene de parte de DIOS, genera y establece orden, nos da Identidad, el sentido de cómo funcionan las cosas y un rol que desempeñar, está presente antes de la caída, en la caída, cuando se dio la Promesa del Mesías (Nuestro SEÑOR JESUCRISTO), en el cumplimiento de esa Promesa cuando el ángel se le apareció a Maria, mientras CRISTO Estuvo en la tierra, cuando se fue a los cielos y Prometió volver, en el Pentecostés, mientras se formaba y crecía la Iglesia, y todavía en este pasado siglo, hasta hace poco… La sociedad se ha ido degenerando, el pecado ha ido agarrando fuerza a nivel cultural, los Principios Establecidos por DIOS los tuercen, van cambiando nuestra forma de evaluar las cosas, satanas produce abusos y distorsiones tan viles para justificar el matriarcado, el feminismo, el abuso de autoridad, el machismo, el egoísmo, las violaciones, los feminicidios , homicidios, suicidios… no vienen de parte de DIOS sino de satanas así como todas las cosas corrompidas que hace para justificar la distorsión del diseño original de Lo Establecido por DIOS, de cada quién depende el camino que decide tomar, de qué manera va a vivir, bajo que patrones de pensamiento y en base a qué, a mi sentido de Justicia? a lo que yo creo? a Lo que todos dicen, la sociedad, los medios de comunicación, el cine,la música?
    … o voy a buscarme un tiempo para hablar con DIOS, y pedirle que me Ayude, que me Guíe en este asunto y cualquier otro que me pueda desviar de Lo que ÉL Hace, Dice y Enseña en SU PALABRA y de Lo que Quiere de mí, de SU Pueblo en estos tiempos de rebeldía, herejia y apostasia, esperemos que DIOS Nos Lleve a toda verdad y nos Guarde y nos Libre de toda mentira (por sutil que esta sea) … y que en Aquel día… en Las Bodas Del Cordero, seamos EN y por SU Gracia parte, partícipes y participantes de ellas como SU Esposa Amada, [SU IG]
    Bendiciones, El tiempo se acaba, que EL SEÑOR Nos Guarde y nos mantenga Unidos contra la apostasia!

    • Zetraeh dijo:

      No concuerdo contigo, el patriarcado no es biblico, sino la triste consecuencia del pecado de genesis 3. La orden de señorio y dominio sobre todo lo creado fue dada tanto a Adan como Eva, Genesis 1: 28 “Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.”. EL PECADO DISTORCIONO TODO Y LOGRO QUE EL VARON EJERZA DOMINIO Y SE SEÑOREE SOBRE LA MUJER ( CREANDO EL MACHISMO, LOS PATRIOARCADOS, EL PATER FAMILIA DE LOS ROMANOS ETC) y aun mas, la violencia, el maltrato, los feminicidios. Tampoco es biblico el feminismo, MACHISMOS Y FEMINISMOS SON DISTORCIONES AL ORDEN DE DIOS, DE IGUALDAD EN CRISTO JESUS. Que el marido tenga que cuidar de la esposa ( O SER CABEZA DEL HOGAR) NO DA LUGAR ESO A UN PATRIARCADO. esta clase de orden genera descontento y disconfromidad ( la mujer que se quiere vliberar y el avron que quiere oprimir y mandonar) porque las personas no ocupan el lugar que tienen que ocupar en los planes de Dios…y para el somos todos iguales GALATAS 3: 28 No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús. POR ENDE O ESTAMOS EN EL EDEN O EL PECADO Y SUS CONSECUENCIAS O EN CRISTO JESUS DONDE SOMOS NUEVAS CRIATURAS CERADAS A SU IMAGEN.

      • raulfierro dijo:

        Si usted, Zetraeh, escribe con faltas de ortografía … qué le hace pensar que tiene razón ??? … usted vive en la tierra llena de pecado, y el Patriarcalismo es el orden de Dios para ponerle frontera al pecado. Dios tiene un oprden, donde el hombre es cabeza de la mujer, y esto no lo podrá entender a menos que nazca de nuevo. Como le dijo Jesús a Nicodemo:

        3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

      • Zetraeh dijo:

        Mil disculpas por la faltas de ortografia, diria mas errores de tipeo…SER CABEZA DE LA MUJER NO ES SER JEFE,, LA PALABRA CABEZA EN GRIEGO ES KEFALE, Y SIGNIFICA FUENTE ORIGEN O PROCEDENCIA. EL APOSTOL PABLO ESTABA ENSEÑANDO LAS PROCEDENCIAS DE CADA UNO..DEL VARON Y QUE LA MUJER PROCEDE DEL VARON Y TODO PROCEDE DE DIOS… Hay que leer en contexto las escrituras y tener una somera idea de LO QUE SIGNIFICAN LOS TEXTOS EN LOS ORIGINALES….EL PATRIARCADO ES UN ABUSO AL ORDEN DE DIOS, Y QUIZAS A USTED LE FALTE REEVALUAR SUS CONOCMINETOS BIBLICOS…O EN SU DEFECTO NACER DE NUVEO COMO DICE JUAN CAPITULO 3…LO SABRA USTED …SALUD

    • Zetraeh dijo:

      PORUQE EL PATRIARCADO NO ES BIBLICO, ESPERO TE SIRVA
      kefalé. Sin embargo, en hebreo, al igual que en el español, “cabeza” también puede significar líder o gobernante. En los casos donde rosh significa líder, en la mayoría de los casos, los traductores no usaron la palabra kefalé en su traducción, sino que usaron la palabra griega archon (que si significa gobernante o líder). Parecería que la mayoría de los traductores de la Septuaginta sabían que kefalé no significa usualmente líder, gobernante o autoridad[3].

      Además, la palabra hebrea rosh, al igual que las palabras en griego y español para “cabeza”, también puede significar “origen”. Kenneth Bailey escribe:

      El año nuevo judío es celebrado como Rosh Hashanah, “la cabeza del año”. El primer día del año no tiene “autoridad sobre” el resto del año. Más bien, el año “fluye desde” ese primer día. En el Antiguo Testamento “El temor del Señor es la cabeza (rosh) de la sabiduría” (Sal. 111:10). Las traducciones al español usualmente dicen “El temor del Señor es el principio de la sabiduría”[4].

      Desafortunadamente, muchos cristianos simplemente han asumido que “cabeza” significa “autoridad” en 1 Corintios 11:3 y Efesios 5:23, y muchas iglesias continúan enseñando esta interpretación incorrecta.

      ¿Liderazgo o Cuidado Amoroso en el Matrimonio?

      Pablo es el único escritor bíblico en decir que la kefalé (cabeza) de la mujer es el hombre. Él lo dice en dos ocasiones: una en 1 Corintios 11:3 y otra en Efesios 5:23.

      1 Corintios 11:3 no trata acerca de la relación matrimonial. La mayoría de las traducciones al español usan la palabra “hombre” y “mujer”, en vez de “esposo” y “esposa” para reflejar esta opinión[5]. 1 Corintios 11:3 tampoco se trata de cadenas de mando[6]. El uso de kefalé en este versículo tiene el significado de “fuente”, un hecho que varios padres de la iglesia pueden atestiguar[7].

      Esto deja un solo versículo. Efesios 5:23 es acerca del matrimonio. Me asombra que la Iglesia haya desarrollado una fuerte y difundida doctrina de “primacía masculina” basada en solo este versículo de la Biblia. (Presten atención a que en ninguna parte de la Escritura se nos enseña que el hombre es la cabeza de la casa[8])

      En Efesios 5:23 Pablo escribe:

      “Porque el esposo es la kefalé de la esposa así cómo Cristo es la kefalé de la iglesia, su cuerpo…”

      En el pasaje donde este versículo aparece (Efe. 5:21-33), el señorío y la autoridad de Jesucristo no son mencionadas, ni tampoco se mención alguna clase de “autoridad del esposo”. Pablo no les dice a los esposos que sean los líderes, o que estén a cargo, en realidad, Pablo insta a los esposos a amar y cuidar abnegadamente a sus esposas. Amor y cuidado, es el contexto de Efesios 5:25-33, no liderazgo. Los esposos deben amar y cuidar a sus esposos tal como Jesús ama y cuida a la iglesia. Parecería que, así como Cristo es el sustentados y fuente (kefalé) de nutrición para la iglesia, el esposo debe ser el sustentador y fuente (kefalé) de nutrición para su esposa.

      ¿Autoridad o asociación en Efesios 5?

      El concepto de kefalé posee la connotación de pertenencia, asociación y conexión. Una cabeza no es nada sin el cuerpo, y viceversa. Además, la cabeza y el cuerpo tienen una afinidad y son parte de la misma unidad (cf. Col. 2:19). Como una ilustración, Suzanne McCarthy indica que podemos decir que un hombre es el amo de un perro, pero no podemos decir que un hombre es la cabeza de un perro. El hombre no es del mismo género o especia que el perro. Decir que un hombre es la cabeza de un perro, simplemente no es correcto porque los hombres y los perros son diferentes. El esposo y la mujer, sin embargo, no solo son de la misma especie, sino que sin esencialmente iguales. La afinidad e igualdad significan que el esposo puede ser el kefalé de la esposa en el sentido metafórico griego de la palabra. Este sentido de la palabra hubiera sido entendido por la audiencia greco-romana de Pablo en Éfeso.

      Muchos filósofos y escritores griegos, como Plutarco, enseñaron que los esposos son los líderes y gobernantes de sus esposas. En contraste, ningún autor bíblico, incluyendo a Pablo, ha afirmado que el esposo debe ser el líder, gobernante o autoridad sobre la esposa[9]. En vez de usar alguna de las muchas palabras griegas que pueden significar gobernante, líder o autoridad[10], Pablo usó la palabra kelafé para resaltar la conectividad entre el esposo y la esposa[11]. Pablo quería que los esposos conectaran y se asociaran con sus esposas. De la misma manera, Pablo instruyó a las esposas que sean cooperativas, ayudadoras y leales, es decir, sumisas, a sus propios esposos[12]. Pablo escribió que los esposos y las esposas debían estar unidos, juntos, una carne. Unidad, afinidad, fidelidad e igualdad son los ideales en el matrimonio cristiano. Estas cualidades estaban ausentes en muchos matrimonios en la sociedad greco-romana, así que Pablo vio que era necesario escribir acerca de los ideales cristianos del matrimonio en sus epístolas.

      ¿La supremacía o fuente en la creación?

      Muchas cristianos argumentan que los hombres (y esposos) tienen primacía o supremacía sobre las mujeres (y esposas) porque el primer hombre fue la kefalé, la fuente o principio, de la primera mujer (cf. 1 Cor. 11:3)[13]. Sin embargo, es importante recordar que el primer hombre estaba completamente pasivo cuando la primera mujer fue creada. De hecho, el primer hombre estaba en un sueño profundo y probablemente no tenía ninguna idea de que Dios estaba removiendo una parte de él para formar a la primera mujeres a partir de ella.

      Le damos a Jesús el honor y la alabanza por ser el creador, el sustentador y la fuente del universo. El hombre, sin embargo, no puede tomar ningún crédito o privilegios extras por la creación de la mujer o por ser primero. La primera mujer, así como el primer hombre, fue creada y hecha por Dios mediante Jesús. Dios es nuestra fuente suprema (1 Co. 11:12). Además, tanto el hombre como la mujer fueron hechos a la imagen de Dios y ambos fueron hechos para gobernar la creación de Dios.

      El registro de Génesis 2 no revela ninguna pista de privilegio masculino, primacía, o autoridad por virtud de que el hombre fuera creado primero (a pesar de que se afirma lo contrario). Sin embargo, el hombre fue creado primero y este hecho necesitaba ser explicado a los gentiles recién convertidos, muchos de los cuales pueden haber mantenido mitos paganos acerca de la creación de varios hombre, mujeres y dioses. Una doctrina equivocada de los orígenes de la humanidad tiene el potencial de llevar a otros a otras creencias, prácticas y conductas equivocadas[14].

      ¿Patriarcado o Mutualidad en el Matrimonio?

      Muchos cristianos erróneamente creen que la palabra kefalé transmite el significado de autoridad, y ellos interpretan Efesios 5:23 y 1 Corintios 11:3 para decir que los esposos deben tener autoridad sobre las esposas. Algunos se explayan en su interpretación y entendimiento de kefalé aún más y afirman que los esposos y padres son las autoridades espirituales en el hogar, y que las esposas y madres no tienen autoridad espiritual propia. Pablo nunca da pistas de esta doctrina. La única vez que la palabra para autoridad (exousia) es usada en el Nuevo Testamento en el contexto del matrimonio es en 1 Corintios 7:4 donde se dice “La esposa no tiene autoridad (o libertad) sobre su propio cuerpo sino su esposo. De la misma manera, el esposo no tiene autoridad (o libertad) sobre su propio cuerpo sino su esposa”. En el versículo siguiente Pablo añade “No se nieguen el uno al otro excepto por consentimiento mutuo y por un tiempo…” Yo tomo 1 Corintios 7:4 como que un hombre o mujer casado no puede elegir convertirse en célibe sin el permiso de su pareja (tal como algunos cristianos efesios parecían estar haciendo), o tener relaciones sexuales con quienes deseen, dado que el cónyuge tenía el derecho exclusivo –exousia- de tener relaciones sexuales son su propio cónyuge.

      1 Corintios 7:4-5 muestra que, en vez de que el esposo sea la autoridad o quien toma las decisiones, Pablo esperaba que los esposos y esposas tomaran decisiones mediante el consentimiento mutuo. La noción de que el esposo debe ser el árbitro y tomar las decisiones finales, o tener la palabra final sobre un asunto, es ficticia y simplemente no tiene base bíblica.

      Nunca he podido entender porque los complementaristas creen que en el matrimonio, cuando hay solo dos personas –el esposo y la esposa- debe haber un líder. Organizaciones más grandes si necesitan líderes para funcionar efectivamente, pero una pareja, donde el esposo y la esposa son varadamente iguales, no necesita una persona que siempre sea el líder y otras personas que siempre sea la seguidora. Además, parece inefectivo (e innecesario) cargar al esposo/padre con la responsabilidad principal de la vida familiar cuando él tiene una esposa capaz con quien él puede juntamente compartir el liderazgo y la responsabilidad.

      Conclusión

      “Primacía” es un término que no aparece en la Biblia, pero aun así la idea de una “primacía masculina” (i.e. autoridad masculina) ha sido parte del dogma de la Iglesia por siglos. Esto se debe a que muchos han interpretado la Escritura mientras son influencias por la cultura patriarcal prevaleciente. Dios ha tolerado el patriarcado en el pasado, y él continúa tolerándolo, pero la verdadera igualdad y mutualidad son los ideales bíblicos que la gente del Reino de los Cielos debería buscar. La “primacía masculina” no refleja el mensaje del evangelio de libertad e igualdad para todas las personas.

      En vez de enseñar el concepto de “primacía masculina”, tal como muchos lo han entendido. Pablo y otros autores del Nuevo Testamento sembraron las semillas de ideas para un Cristianismo sin castas donde todas las personas, independientemente de la etnia, el género o estatus socioeconómico, son considerados como iguales, y ninguna persona, simplemente basándose en la raza, género o nivel económico puede ser discriminada o recibir privilegios (Gal. 3:28). Trágicamente, la Iglesia ha sido vendada por la cultura del patriarcado y el privilegio masculino, y ha estado terriblemente lenta para darse cuenta que la idea del evangelio es la verdadera igualdad. Es tiempo para que la Iglesia se quité las vendas y mire nuevamente a lo que Jesús, Pablo y otros enseñaron acerca de los hombres y mujeres y el matrimonio en el Nuevo Testamento.

      ——————————————————————————–

      Referencias

      [1] Otros versículos que muestran a Jesús como el principio, origen, Fuente o instigador de la creación:

      “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Juan 1:3)

      “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.” (Juan 1:10)

      “en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos 1:2)

      [2] Nuestro conocimiento del griego helenístico ha mejorado dramáticamente con el descubrimiento de grandes cantidades de papiros antiguos a fines del siglo XIX y comienzos del XX (y más continúan siendo descubiertos). Estos papiros nos han ayudado a comprender mejor los significados y usos de muchas palabras griegas antiguas, incluyendo la palabra kefalé.

      [3] Aunque rosh es usada unas 155 veces como “jefe” de una tribu en el Antiguo Testamento hebreo, donde sea que este uso es traducido en la Septuaginta (LXX), en el griego es archon o archegos (gobernante) en vez de kefalé (con solo 4 excepciones). Dado que los traductores han traducido típicamente rosh como “jefe” o “gobernante” con una palabra que no es kefalé, en el uso secular del griego carece de este significa, es probable que el uso de Pablo de kefalé conlleve otro significado en vez de “jefe” o “gobernante” (Ralph F. Wilson). Andrew Perriman identifica 11 casos en la Septuaginta donde rosh, a primera vista, puede parecer que significa líder o gobernante, y es traducida como kefalé.

      Gordon D. Fee escribe:

      “De hecho el significado metafórico de kefalé (“cabeza”) con el significado de “jefe” o “persona del rango más elevado” es raro en la literatura griega, tanto que incluso aunque la palabra hebrea rosh a menudo conlleva este sentido, los traductores griegos de la XII, que comúnmente usaban kefalé para traducir rosh, casi nunca lo hicieron cuando tiene el sentido de “gobernante”… La comprensión de Pablo de la metáfora, y casi seguramente la que los corintios hubieran entendido, es “cabeza” como “fuente”, especialmente “fuente” de vida. Fee, The First Epistle to the Corinthians (Eerdmans, 1987) 502-503.

      [4] Kenneth E. Bailey, Paul Through Mediterranean Eyes: Cultural Studies in 1 Corinthians (Downers Grove: InterVarsity Press, 2011) 302.

      [5] La palabra griega aner significa “hombre” o “esposo”. El contexto determina si aner debería ser traducido como

      “hombre o esposo”. La mayoría de las traducciones usan la palabra “hombre” en 1 Corintios 11 porque este pasaje

      no está hablando acerca del matrimonio, sino acerca del comportamiento apropiado en la adoración, lo cual

      incluye distinciones de género. La mayoría de las traducciones usan la palabra “esposo” en Efesios 5:22 porque

      Pablo claramente está hablando de matrimonio allí.

      [6] 1 Corintios 11:3 significa:

      “Pero quiero que se den cuenta que la cabeza [i.e. origen o fuente] de todo hombre es Cristo, y que la cabeza [origen o fuente] de la mujer es el hombre, y la cabeza [origen o fuente] de Cristo [o del mesianismo de Jesús] es Dios [o la Deidad Tri-una].

      Kenneth Bailey comenta sobre 11:3 y escribe:

      “El origen de cada hombre es Cristo (i.e. Cristo es el agente de Dios en la creación. En 1 Corintios 8:6 Pablo afirma que Jesucristo es aquel “mediante quien son todas las cosas”)

      “El origen de la mujer es el hombre” (i.e., Génesis 2:21-23). La mujer [ishah] es “tomada del hombre [ish]”

      “El origen de Cristo es Dios” (i.e., el Cristo es “el Mesías” y el origen del Mesías es Dios). En el lenguaje de los siglos siguientes, “El Hijo procede del Padre”. Cristo proviene de Dios…

      Bailey, Through Mediterranean Eyes, 302.

      [7] Varios prominentes teólogos primitivos, incluyendo a Atanasio y Cirilo de Alejandría atestiguan que “fuente” es el principal significado de Kefalé en 1 Corintios 11:3.

      Atanasio (296-373), Obispo de Alejandría, declara en De Synodis Anathema:

      “Porque la cabeza, que es la fuente, de todas las cosas es el Dios, pero Dios es la cabeza, que es la fuente, de Cristo.”

      Cirilo (376-444), Arzobispo de Alejandría, en De Recta Fide ad Pulcheriam et Eudociam escribió:

      “Por lo tanto Él (Adán) de nuestra raza se convirtió en la cabeza, que es la fuente, y era de la tierra y los terráqueos. Dado que Cristo fue nombrado el segundo Adán, él ha estado ubicado como la cabeza, es decir la fuente, de aquellos que mediante Él han sido formados de nuevo para la inmortalidad mediante la santificación en el Espíritu. Por lo tanto, él mismo, nuestra fuente, es decir la cabeza, ha aparecido como ser humano. Él, aunque Dios por naturaleza, tiene una cabeza generadora, el Padre celestial, y él mismo, aunque Dios de acuerdo a su naturaleza, siendo la Palabra, fue engendrado de Él. Debido a que cabeza significa fuente, él estableció la verdad para aquellos que están vacilando en sus mentes que el hombre es la cabeza de la mujer, porque ella fue tomada de él. Por lo tanto, aunque Dios de acuerdo a su naturaleza, el único Cristo e Hijo y Señor tiene como su cabeza al Padre celestial, habiéndose él mimos convertido en nuestra cabeza debido a que es de la misma naturaleza de acuerdo a la carne.

      Incluso el complementarista jerárquico Wayne Grudem, que declara que kefalé implica autoridad, concede que:

      Hay algunos textos que indican que la cabeza física era considera como la fuente de energía y vida para el cuerpo, y, por lo tanto, existe la posibilidad que la palabra kefale pueda haber llegado a ser usada como un metáfora para “fuente” o “fuente de vida”..

      “The meaning of Kephalē (Head): A Response to Recent Studies” in Rediscovering Biblical Manhood and Woman hood: A Response to Biblical Feminism (Wheaton, Il: Crossways, 1994) 467.

      [8] En realidad, muchos hombres complementaristas (que creen que Dios les ha ordenado que sean los líderes de sus hogares y esposas) no lideran ni administran su casa y vida familiar; ellos dejan mucho de la administración del hogar y de la familia a sus esposas. (Ver 1 Tim. 5:14 donde, en el griego, Pablo usa la palabra oikodespotein en referencia a jóvenes esposas cristianas en Éfeso. Oikodespotein literalmente significa “ser el amo de la casa”).

      [9] La palabra para “gobernar” es usada dos veces en la Biblia para esposos y esposas. En Génesis 3:16 se dice que una de las consecuencias del pecado era que el esposo dominaría a la esposa, pero esto está lejos del ideal de Dios. En Ester 1:20-22 el rey persa Jerjes decretó que los esposos debían dominar a sus esposas. Los cristianos, sin embargo, no deberían basar sus enseñanzas de las maldiciones y consecuencias de la Caída, ni de los decretos de reyes paganos.

      [10] En I Believe in Male Headship, Gilbert Bilezikian escribe:

      “Hay un montón de referencias en los documentos del Nuevo Testamento a líderes de todos los aspectos de la vida: líderes religiosos, líderes de comunidades, líderes militares, líderes del gobierno, líderes patriarcales y líderes eclesiásticos. Ninguno de ellos es designado como “cabeza”. Se usa una profusión de títulos, pero “cabeza” está conspicuamente ausente de la lista. La explicación más obvia para esta singularidad es que “cabeza” no significa líder en el Nuevo Testamento.

      [11] Pablo también usa la palabra kefalé (cabeza) para mostrar que la iglesia, el cuerpo, está asociado profundamente y tenía una afinidad con Jesucristo, la cabeza.

      [12] Pablo quería que todos los cristianos, incluyendo esposos y esposas, sean mutualmente sumisos entre sí (cf. Efe. 5:21). La sumisión mutua es lo que Pablo estaba apuntando en su enseñanza sobre el matrimonio en Efesios 5, pero él transmitió su significado en maneras que los hombres y mujeres de ese tiempo podían entender. A las mujeres se les dijo que sean sumisas, así que Pablo (y Pedro) escribieron claramente acerca de esto. Pablo (y Pedro) usaron palabras diferentes cuando se les pidió sumisión de los esposos.

      [13] Algunos argumentan que el hombre, o esposo, puede tener más prominencia que la mujer debido a la fuente o principio de algo usualmente viene primero y esta posición a menudo tiene más prominencia que otras posiciones. Sin embargo, es difícil ver cómo “prominencia” encaja con los ideales cristianos de humildad, abnegación, servicio y el concepto de “el primero será el último”.

      [14] Habían muchos mitos circulando en el mundo greco-romano acerca de la creación de hombres y mujeres particulares, y la creación de hombres y mujeres en general. La teogonía de Hesiodo, que era popular entre la población pagana, declara que el origen de la mujer era independiente del hombre. A diferencia de los relatos del Génesis, este mito negaba que los hombres y mujeres fueran compatibles e iguales. Un mito griego muy diferente era que la diosa Atenea había nacido milagrosamente de la cabeza (kefalé) de Zeus. Este mito, y algunos otros como estos, mostraban que los griegos veían la cabeza como siendo alguna clase de fuente de vida. Otros mitos, circulados por los gnósticos, y que parecían haber estado causando problemas en la iglesia de Éfeso, decían que Eva fue creada primero y que Adán fue el engañado.

      En vez de una variedad de mitos paganos acerca de diferentes maneras en que diferentes hombres fueron creados o generados, Pablo escribe que la fuente de todo hombre es Jesucristo. Y, en vez de una variedad de mitos paganos acerca de las diferentes maneras que diferentes mujeres fueron creadas o generadas, Pablo indica que la fuente de la [primera] mujeres fue el hombre (1 Co. 11:3). La implicación de esto es que todos los hombres y las mujeres tienen una profunda afinidad

      Efesios 5:22-24, el hombre ¿Cabeza de la mujer?

      El problema

      Una interpretación común de Efesios 5:22-24 es que, por mandato divino, “el hombre es cabeza de la mujer y del hogar”. Y que, por tanto, la mujer debe estar sujeta a él.

      Con ello se ha consolidado una cultura patriarcal – autoritaria: la esposa y los hijos le deben obediencia al esposo-padre, así como los fieles deben sujetarse al pastor, así como los ciudadanos deben obedecer y honrar a las autoridades civiles.

      Aquí sostenemos que esta interpretación patriarcal de Efesios 5:22-24 no es bíblica por dos razones: a) porque no hace justicia a todo el mensaje bíblico de equidad entre hombre y mujer, y b) porque hace una interpretación descontextualizada de este pasaje tergiversando su sentido original.

      El mensaje bíblico: Equidad hombre-mujer

      Una sana regla de interpretación afirma que el mensaje de un texto en particular debe guardar armonía con el mensaje de toda la Biblia. Se debe interpretar Efesios 5:22-24 a la luz de toda la enseñanza de la Palabra de Dios. ¿Cuál es la enseñanza bíblica sobre la relación hombre-mujer?

      El propósito original de Dios en la creación fue la equidad entre el hombre y la mujer (Gn 1:27-28). En este pasaje no se habla de la “diferencia de roles” entre esposo y esposa. Por el contrario, se afirma que tanto el hombre como la mujer son encargados de las tareas domésticas y de reproducción (“fructificad y multiplicaos”), y el hombre como la mujer son encargados de las tareas productivas (“llenad la tierra y sojuzgadla …”).

      Esta relación de equidad/complementariedad hombre/mujer es la imagen de la relación de equidad/complementariedad del Dios Trino (hagamos al hombre: varón-mujer, a nuestra imagen).

      La palabra “ayuda” que se usa en Gn. 2:18 en la creación de la mujer es “ezer”. Quiere decir “el o la que salva”, “el o la que auxilia/socorre”. Se emplea 20 veces en el A. Testamento. En la mayoría de ellas describe a Dios socorriendo al hombre (Ex. 18:4, Dt. 33:7, 26, 29, Sal 33:20). En ninguna ocasión se emplea la palabra “ezer” asociada a la “subordinación” de la mujer hacia el hombre.

      La relación jerárquica de subordinación de la mujer hacia el hombre no fue el propósito de Dios en la creación. Es el producto del pecado (Gn. 3:16). El patriarcado es una estructura de pecado.

      Desde la caída, el propósito redentor de Dios es restaurar la equidad hombre-mujer según el modelo original de la creación (Gá. 3:26-28).

      En el Antiguo Testamento, Dios: Proveyó leyes de protección de la mujer de las terribles consecuencias del sistema patriarcal (Dt. 24:1-4; 25:5-6); respaldó las decisiones de mujeres que tomaron autoridad en sus hogares, aún contradiciendo la voluntad de sus esposos (1 Sm. 25:1-38); levantó mujeres profetas que juzgaron a reyes (2 Re. 22:14-20), que fueron líderes en el nivel político y civil (Jue. 4:4-6), y que comenzaron reformas sociales orientadas a la liberación en pro de la igualdad socio económica (Neh. 5:1-12); afirmó a través de los profetas que la inequidad socio económica (pobres, humildes), de género (viudas), generacional (huérfanos) e intercultural (extranjeros) es contraria a su voluntad (Is. 1:17-18, 23; 10:1-2; Jr. 7:5-7; 22:3; Ez. 22:7; Zac. 7:10; Mal. 3:5).

      Jesús asume una actitud contraria a las relaciones patriarcales de su tiempo, a la luz de los valores del Reino de Dios: Critica el rol dominante del padre en el hogar patriarcal (Mt. 23:9). Pide a sus discípulos que dejen las relaciones patriarcales de inequidad (Mc. 10:29), y que reconstruyan relaciones familiares sin la figura autoritaria del “padre-señor” (Mc. 10:30); las mujeres en el movimiento de Jesús asumen los mismos roles que los hombres (lo que era prohibido en el contexto patriarcal de entonces). Se sientan a aprender a los pies del Maestro (Lc. 10:38-42). Son líderes con el mismo estatus “que los doce” apóstoles (Lc. 8:1-3). Son evangelistas (Jn. 4:28-29). Son las primeras entre los gentiles en creer en el Señor (Mr. 7:25-30); mientras los hombres huyen ante el arresto de Jesús, ellas permanecen fieles durante su crucifixión (Jn. 19:25); las mujeres son las primeras en ver y anunciar la resurrección de Jesús (Jn. 20:11-18).

      En la Iglesia Primitiva se hace realidad el proyecto de Dios: restaurar las relaciones de equidad entre hombres y mujeres según el propósito original de la creación. Reciben los mismos dones y ministerios que los hombres. El Espíritu Santo no hace “distinción de género” (1 Co. 12:4-7). Hay mujeres profetas (Hch. 21:8-9), maestras (Hch. 18:24-26), pastoras (Ro. 16:1) y apóstoles (Ro. 16:7). Pablo habla de las mujeres como sus compañeras de milicia, con el mismo rango de autoridad que él (Ro. 16:3-4).

      Por eso el apóstol Pablo puede decir que en la comunidad del Reino se superan las relaciones patriarcales entre hombres y mujeres, para que lleguemos a ser “uno en Cristo” (Gá. 3:26-28).

      El propósito de Dios de restaurar las relaciones de equidad hombre-mujer, sin jerarquías, se completa en la consumación del Reino (Ap. 21:1-4). En la eternidad sólo hay una autoridad: el Dios Trino, en una relación de amor. Todos los demás somos iguales.

      En resumen, la Biblia (desde el Génesis hasta el Apocalipsis) enfatiza menos en los roles diferenciados del hombre y de la mujer en el hogar (como lo hace la teología patriarcal), y más en las relaciones de equidad. No legitima la “autoridad” del hombre sobre la mujer; sino que proclama claramente las relaciones de igualdad en amor. Es en este contexto y en función de este mensaje claro y global de la Biblia, que hay que interpretar Efesios 5:22-24.

      Hacia una interpretación contextualizada de Efesios 5:22-24

      El gran tema de Efesios es la unidad en la diversidad operada por Dios a través de la muerte y resurrección de Jesucristo: Unidad de todo el cosmos. Capítulo 1 (1:9-10, 20-23); unidad entre judíos y gentiles. Capítulos 2 y 3 (2:14-16); unidad en la Iglesia. 4:1– 5:21 (4:4-6); unidad en la familia 5:21 – 6:9 (5:21); unidad contra las fuerzas del mal 6:10-20.

      El primer principio para mantener la unidad en la familia (así como en la Iglesia) es someterse unos a otros en el temor de Dios (5:21). No es la sujeción vertical y jerárquica de unos a otros, sino de todos entre sí (Ver 1 Co. 7:4).

      Cuando en 5:23 se habla del marido como “cabeza” de la mujer, se emplea el término “kefalé” que significa “fuente”. Así como “cabecera de río” o “cabecera de valle”. En ningún escrito griego del siglo I, ni dentro ni fuera del Nuevo Testamento, se emplea kefalé en el sentido de “autoridad”. En Efesios 5:23 se habla que hay un vínculo muy fuerte de unión entre el hombre y la mujer, porque, en la creación, Dios usó al hombre como fuente de vida de la mujer (Gn. 2:22), así como en la redención Cristo es fuente de vida de la Iglesia. La enseñanza de Efesios 5:23 no es la “autoridad” del marido sobre su esposa; sino la unión entre ambos.

      Cuando en 5:22 se habla de las esposas “sujetas” a sus maridos, se utiliza la forma pasiva del verbo (jupatasso) que implica “seguir voluntariamente el ejemplo del otro”, antes que la forma activa del mismo (jupakúo) que implica subordinarse.

      Por tanto, en Efesios 5:21-33 se enseña que la forma de mantener la unidad en la familia es la mutua sujeción. Se insta a las esposas a seguir voluntariamente el ejemplo de sus esposos en virtud de que Dios usó al hombre como fuente de vida de la mujer en la creación. Se enseña al esposo a amar y entregarse a sí mismo por su esposa. En ninguna parte de este pasaje se enseña que el hombre es autoridad sobre la mujer.

      Conclusiones

      Necesitamos restablecer la total y completa equidad hombre-mujer según el propósito original de Dios en la creación, no es una “propaganda feminista”. Es un mandato de la Palabra de Dios. La Biblia no hace énfasis en los roles diferenciados del hombre y de la mujer en el hogar. No habla que el hombre tenga autoridad especial sobre su esposa. Todo lo contrario, enfatiza en la necesidad de equidad/igualdad entre ambos porque esta fue la voluntad de Dios antes de la entrada del pecado.

      Hoy es un imperativo central lograr la equidad de género (en la familia, en la Iglesia y en la sociedad) como requisito: a) para el desarrollo integral de los pueblos, b) para una democracia real y pluralista, c) para impactar con los valores del Reino de Dios a nuestras sociedades. Sostener en este contexto que el hombre es cabeza/autoridad sobre la mujer, es apartarse de la enseñanza bíblica. Es dejar de ser sal y luz del mundo.

      En la actualidad, las iglesias evangélicas deben escoger entre ser fieles a la Palabra de Dios e involucrarse activamente en lograr la equidad de género como parte central de nuestra misión evangelizadora, o asumir una postura conservadora que busca mantener las estructuras patriarcales en la familia a raíz de una interpretación descontextualizada y equivocada de Efesios 5: 22-24.

  5. raulfierro dijo:

    Zetraeh … sigue escribiendo con faltas de ortografía … osea sigue en el error y en la liviandad de tratar las cosas del Señor a la rápida. Ponga atención:

    … ha surgido en estas últimas décadas un fenómeno increíble de parte de pseudo maestros, o bien de “maestrillos” que copian los errores de los falsos profetas de este tiempo … el citar el hebreo, griego y arameo, no para completar el conocimiento, sino a fin de darse ínfulas, pero que rayan en el ridículo … ejemplo:

    Pedro dice “después que hayas padecido un poco de tiempo.” El original griego para ‘padecido’ es «pásjo» que significa “experimentar dolor y sufrimiento.”

    … cuando leí esta explicación no pude contener la risa, je je je … que pensará esta persona … ¿debe traducirnos lo que significa la palabra padecer ??? … :-] … y usted cree que el español no es suficiente para que entendamos lo que ser cabeza significa ??? … je je je

    http://perspectivacristiana.mforos.com/1969642/10116147-el-griego-el-arameo-y-el-hebreo/

    • Zetraeh dijo:

      GUARDA CON EL PROFESOR DE LENGUA Y LITERATURA JAJJA.
      Seguro la biblia se escribio en español NO EN HEBREO Y GRIEGO, bien haria en estudiar un poquito y salir de la reina valera 1960. POR SUPUESTO QUE NO ES SUFICIENTE EL ESPAÑOL PARA ESTUDIAR LAS ESCRITURTAS COMO CORRESPONDE., eso es para mediocres espirituales….CABEZA NO ES CABEZA DE AUTORIDAD EN LOS ORIGINALE NI EN EL CONTEXTO Y PUNTO…NO ES LO QUE PABLO QUERIA ENSEÑAR, ASI QUE SAQUESE LA JINETA DE MACHISTA Y EMPIECE A VER LA BIBLIA COMO DIOS LA ESCRIBIO….
      CABEZA ES FUENTE ORIGEN O PROCEDENCIA….SI PABNLO HUBIERA QUEIRDO ESCRIBIR CABEZA DE AUTORIDAD HUBIERA ESCRITO LA PALABRA GRIEGA “ARCHON” QUE SIGNIFICA AUTORIDAD….APRENDA—

  6. Zetraeh dijo:

    UN POCO DE ESTUDIO DE QUE SIGNIFICA SER CABEZA DE LA MUJER…CON EXEGISIS BIBLICA
    kefalé. Sin embargo, en hebreo, al igual que en el español, “cabeza” también puede significar líder o gobernante. En los casos donde rosh significa líder, en la mayoría de los casos, los traductores no usaron la palabra kefalé en su traducción, sino que usaron la palabra griega archon (que si significa gobernante o líder). Parecería que la mayoría de los traductores de la Septuaginta sabían que kefalé no significa usualmente líder, gobernante o autoridad[3].

    Además, la palabra hebrea rosh, al igual que las palabras en griego y español para “cabeza”, también puede significar “origen”. Kenneth Bailey escribe:

    El año nuevo judío es celebrado como Rosh Hashanah, “la cabeza del año”. El primer día del año no tiene “autoridad sobre” el resto del año. Más bien, el año “fluye desde” ese primer día. En el Antiguo Testamento “El temor del Señor es la cabeza (rosh) de la sabiduría” (Sal. 111:10). Las traducciones al español usualmente dicen “El temor del Señor es el principio de la sabiduría”[4].

    Desafortunadamente, muchos cristianos simplemente han asumido que “cabeza” significa “autoridad” en 1 Corintios 11:3 y Efesios 5:23, y muchas iglesias continúan enseñando esta interpretación incorrecta.

    ¿Liderazgo o Cuidado Amoroso en el Matrimonio?

    Pablo es el único escritor bíblico en decir que la kefalé (cabeza) de la mujer es el hombre. Él lo dice en dos ocasiones: una en 1 Corintios 11:3 y otra en Efesios 5:23.

    1 Corintios 11:3 no trata acerca de la relación matrimonial. La mayoría de las traducciones al español usan la palabra “hombre” y “mujer”, en vez de “esposo” y “esposa” para reflejar esta opinión[5]. 1 Corintios 11:3 tampoco se trata de cadenas de mando[6]. El uso de kefalé en este versículo tiene el significado de “fuente”, un hecho que varios padres de la iglesia pueden atestiguar[7].

    Esto deja un solo versículo. Efesios 5:23 es acerca del matrimonio. Me asombra que la Iglesia haya desarrollado una fuerte y difundida doctrina de “primacía masculina” basada en solo este versículo de la Biblia. (Presten atención a que en ninguna parte de la Escritura se nos enseña que el hombre es la cabeza de la casa[8])

    En Efesios 5:23 Pablo escribe:

    “Porque el esposo es la kefalé de la esposa así cómo Cristo es la kefalé de la iglesia, su cuerpo…”

    En el pasaje donde este versículo aparece (Efe. 5:21-33), el señorío y la autoridad de Jesucristo no son mencionadas, ni tampoco se mención alguna clase de “autoridad del esposo”. Pablo no les dice a los esposos que sean los líderes, o que estén a cargo, en realidad, Pablo insta a los esposos a amar y cuidar abnegadamente a sus esposas. Amor y cuidado, es el contexto de Efesios 5:25-33, no liderazgo. Los esposos deben amar y cuidar a sus esposos tal como Jesús ama y cuida a la iglesia. Parecería que, así como Cristo es el sustentados y fuente (kefalé) de nutrición para la iglesia, el esposo debe ser el sustentador y fuente (kefalé) de nutrición para su esposa.

    ¿Autoridad o asociación en Efesios 5?

    El concepto de kefalé posee la connotación de pertenencia, asociación y conexión. Una cabeza no es nada sin el cuerpo, y viceversa. Además, la cabeza y el cuerpo tienen una afinidad y son parte de la misma unidad (cf. Col. 2:19). Como una ilustración, Suzanne McCarthy indica que podemos decir que un hombre es el amo de un perro, pero no podemos decir que un hombre es la cabeza de un perro. El hombre no es del mismo género o especia que el perro. Decir que un hombre es la cabeza de un perro, simplemente no es correcto porque los hombres y los perros son diferentes. El esposo y la mujer, sin embargo, no solo son de la misma especie, sino que sin esencialmente iguales. La afinidad e igualdad significan que el esposo puede ser el kefalé de la esposa en el sentido metafórico griego de la palabra. Este sentido de la palabra hubiera sido entendido por la audiencia greco-romana de Pablo en Éfeso.

    Muchos filósofos y escritores griegos, como Plutarco, enseñaron que los esposos son los líderes y gobernantes de sus esposas. En contraste, ningún autor bíblico, incluyendo a Pablo, ha afirmado que el esposo debe ser el líder, gobernante o autoridad sobre la esposa[9]. En vez de usar alguna de las muchas palabras griegas que pueden significar gobernante, líder o autoridad[10], Pablo usó la palabra kelafé para resaltar la conectividad entre el esposo y la esposa[11]. Pablo quería que los esposos conectaran y se asociaran con sus esposas. De la misma manera, Pablo instruyó a las esposas que sean cooperativas, ayudadoras y leales, es decir, sumisas, a sus propios esposos[12]. Pablo escribió que los esposos y las esposas debían estar unidos, juntos, una carne. Unidad, afinidad, fidelidad e igualdad son los ideales en el matrimonio cristiano. Estas cualidades estaban ausentes en muchos matrimonios en la sociedad greco-romana, así que Pablo vio que era necesario escribir acerca de los ideales cristianos del matrimonio en sus epístolas.

    ¿La supremacía o fuente en la creación?

    Muchas cristianos argumentan que los hombres (y esposos) tienen primacía o supremacía sobre las mujeres (y esposas) porque el primer hombre fue la kefalé, la fuente o principio, de la primera mujer (cf. 1 Cor. 11:3)[13]. Sin embargo, es importante recordar que el primer hombre estaba completamente pasivo cuando la primera mujer fue creada. De hecho, el primer hombre estaba en un sueño profundo y probablemente no tenía ninguna idea de que Dios estaba removiendo una parte de él para formar a la primera mujeres a partir de ella.

    Le damos a Jesús el honor y la alabanza por ser el creador, el sustentador y la fuente del universo. El hombre, sin embargo, no puede tomar ningún crédito o privilegios extras por la creación de la mujer o por ser primero. La primera mujer, así como el primer hombre, fue creada y hecha por Dios mediante Jesús. Dios es nuestra fuente suprema (1 Co. 11:12). Además, tanto el hombre como la mujer fueron hechos a la imagen de Dios y ambos fueron hechos para gobernar la creación de Dios.

    El registro de Génesis 2 no revela ninguna pista de privilegio masculino, primacía, o autoridad por virtud de que el hombre fuera creado primero (a pesar de que se afirma lo contrario). Sin embargo, el hombre fue creado primero y este hecho necesitaba ser explicado a los gentiles recién convertidos, muchos de los cuales pueden haber mantenido mitos paganos acerca de la creación de varios hombre, mujeres y dioses. Una doctrina equivocada de los orígenes de la humanidad tiene el potencial de llevar a otros a otras creencias, prácticas y conductas equivocadas[14].

    ¿Patriarcado o Mutualidad en el Matrimonio?

    Muchos cristianos erróneamente creen que la palabra kefalé transmite el significado de autoridad, y ellos interpretan Efesios 5:23 y 1 Corintios 11:3 para decir que los esposos deben tener autoridad sobre las esposas. Algunos se explayan en su interpretación y entendimiento de kefalé aún más y afirman que los esposos y padres son las autoridades espirituales en el hogar, y que las esposas y madres no tienen autoridad espiritual propia. Pablo nunca da pistas de esta doctrina. La única vez que la palabra para autoridad (exousia) es usada en el Nuevo Testamento en el contexto del matrimonio es en 1 Corintios 7:4 donde se dice “La esposa no tiene autoridad (o libertad) sobre su propio cuerpo sino su esposo. De la misma manera, el esposo no tiene autoridad (o libertad) sobre su propio cuerpo sino su esposa”. En el versículo siguiente Pablo añade “No se nieguen el uno al otro excepto por consentimiento mutuo y por un tiempo…” Yo tomo 1 Corintios 7:4 como que un hombre o mujer casado no puede elegir convertirse en célibe sin el permiso de su pareja (tal como algunos cristianos efesios parecían estar haciendo), o tener relaciones sexuales con quienes deseen, dado que el cónyuge tenía el derecho exclusivo –exousia- de tener relaciones sexuales son su propio cónyuge.

    1 Corintios 7:4-5 muestra que, en vez de que el esposo sea la autoridad o quien toma las decisiones, Pablo esperaba que los esposos y esposas tomaran decisiones mediante el consentimiento mutuo. La noción de que el esposo debe ser el árbitro y tomar las decisiones finales, o tener la palabra final sobre un asunto, es ficticia y simplemente no tiene base bíblica.

    Nunca he podido entender porque los complementaristas creen que en el matrimonio, cuando hay solo dos personas –el esposo y la esposa- debe haber un líder. Organizaciones más grandes si necesitan líderes para funcionar efectivamente, pero una pareja, donde el esposo y la esposa son varadamente iguales, no necesita una persona que siempre sea el líder y otras personas que siempre sea la seguidora. Además, parece inefectivo (e innecesario) cargar al esposo/padre con la responsabilidad principal de la vida familiar cuando él tiene una esposa capaz con quien él puede juntamente compartir el liderazgo y la responsabilidad.

    Conclusión

    “Primacía” es un término que no aparece en la Biblia, pero aun así la idea de una “primacía masculina” (i.e. autoridad masculina) ha sido parte del dogma de la Iglesia por siglos. Esto se debe a que muchos han interpretado la Escritura mientras son influencias por la cultura patriarcal prevaleciente. Dios ha tolerado el patriarcado en el pasado, y él continúa tolerándolo, pero la verdadera igualdad y mutualidad son los ideales bíblicos que la gente del Reino de los Cielos debería buscar. La “primacía masculina” no refleja el mensaje del evangelio de libertad e igualdad para todas las personas.

    En vez de enseñar el concepto de “primacía masculina”, tal como muchos lo han entendido. Pablo y otros autores del Nuevo Testamento sembraron las semillas de ideas para un Cristianismo sin castas donde todas las personas, independientemente de la etnia, el género o estatus socioeconómico, son considerados como iguales, y ninguna persona, simplemente basándose en la raza, género o nivel económico puede ser discriminada o recibir privilegios (Gal. 3:28). Trágicamente, la Iglesia ha sido vendada por la cultura del patriarcado y el privilegio masculino, y ha estado terriblemente lenta para darse cuenta que la idea del evangelio es la verdadera igualdad. Es tiempo para que la Iglesia se quité las vendas y mire nuevamente a lo que Jesús, Pablo y otros enseñaron acerca de los hombres y mujeres y el matrimonio en el Nuevo Testamento.

    ——————————————————————————–

    Referencias

    [1] Otros versículos que muestran a Jesús como el principio, origen, Fuente o instigador de la creación:

    “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Juan 1:3)

    “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.” (Juan 1:10)

    “en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos 1:2)

    [2] Nuestro conocimiento del griego helenístico ha mejorado dramáticamente con el descubrimiento de grandes cantidades de papiros antiguos a fines del siglo XIX y comienzos del XX (y más continúan siendo descubiertos). Estos papiros nos han ayudado a comprender mejor los significados y usos de muchas palabras griegas antiguas, incluyendo la palabra kefalé.

    [3] Aunque rosh es usada unas 155 veces como “jefe” de una tribu en el Antiguo Testamento hebreo, donde sea que este uso es traducido en la Septuaginta (LXX), en el griego es archon o archegos (gobernante) en vez de kefalé (con solo 4 excepciones). Dado que los traductores han traducido típicamente rosh como “jefe” o “gobernante” con una palabra que no es kefalé, en el uso secular del griego carece de este significa, es probable que el uso de Pablo de kefalé conlleve otro significado en vez de “jefe” o “gobernante” (Ralph F. Wilson). Andrew Perriman identifica 11 casos en la Septuaginta donde rosh, a primera vista, puede parecer que significa líder o gobernante, y es traducida como kefalé.

    Gordon D. Fee escribe:

    “De hecho el significado metafórico de kefalé (“cabeza”) con el significado de “jefe” o “persona del rango más elevado” es raro en la literatura griega, tanto que incluso aunque la palabra hebrea rosh a menudo conlleva este sentido, los traductores griegos de la XII, que comúnmente usaban kefalé para traducir rosh, casi nunca lo hicieron cuando tiene el sentido de “gobernante”… La comprensión de Pablo de la metáfora, y casi seguramente la que los corintios hubieran entendido, es “cabeza” como “fuente”, especialmente “fuente” de vida. Fee, The First Epistle to the Corinthians (Eerdmans, 1987) 502-503.

    [4] Kenneth E. Bailey, Paul Through Mediterranean Eyes: Cultural Studies in 1 Corinthians (Downers Grove: InterVarsity Press, 2011) 302.

    [5] La palabra griega aner significa “hombre” o “esposo”. El contexto determina si aner debería ser traducido como

    “hombre o esposo”. La mayoría de las traducciones usan la palabra “hombre” en 1 Corintios 11 porque este pasaje

    no está hablando acerca del matrimonio, sino acerca del comportamiento apropiado en la adoración, lo cual

    incluye distinciones de género. La mayoría de las traducciones usan la palabra “esposo” en Efesios 5:22 porque

    Pablo claramente está hablando de matrimonio allí.

    [6] 1 Corintios 11:3 significa:

    “Pero quiero que se den cuenta que la cabeza [i.e. origen o fuente] de todo hombre es Cristo, y que la cabeza [origen o fuente] de la mujer es el hombre, y la cabeza [origen o fuente] de Cristo [o del mesianismo de Jesús] es Dios [o la Deidad Tri-una].

    Kenneth Bailey comenta sobre 11:3 y escribe:

    “El origen de cada hombre es Cristo (i.e. Cristo es el agente de Dios en la creación. En 1 Corintios 8:6 Pablo afirma que Jesucristo es aquel “mediante quien son todas las cosas”)

    “El origen de la mujer es el hombre” (i.e., Génesis 2:21-23). La mujer [ishah] es “tomada del hombre [ish]”

    “El origen de Cristo es Dios” (i.e., el Cristo es “el Mesías” y el origen del Mesías es Dios). En el lenguaje de los siglos siguientes, “El Hijo procede del Padre”. Cristo proviene de Dios…

    Bailey, Through Mediterranean Eyes, 302.

    [7] Varios prominentes teólogos primitivos, incluyendo a Atanasio y Cirilo de Alejandría atestiguan que “fuente” es el principal significado de Kefalé en 1 Corintios 11:3.

    Atanasio (296-373), Obispo de Alejandría, declara en De Synodis Anathema:

    “Porque la cabeza, que es la fuente, de todas las cosas es el Dios, pero Dios es la cabeza, que es la fuente, de Cristo.”

    Cirilo (376-444), Arzobispo de Alejandría, en De Recta Fide ad Pulcheriam et Eudociam escribió:

    “Por lo tanto Él (Adán) de nuestra raza se convirtió en la cabeza, que es la fuente, y era de la tierra y los terráqueos. Dado que Cristo fue nombrado el segundo Adán, él ha estado ubicado como la cabeza, es decir la fuente, de aquellos que mediante Él han sido formados de nuevo para la inmortalidad mediante la santificación en el Espíritu. Por lo tanto, él mismo, nuestra fuente, es decir la cabeza, ha aparecido como ser humano. Él, aunque Dios por naturaleza, tiene una cabeza generadora, el Padre celestial, y él mismo, aunque Dios de acuerdo a su naturaleza, siendo la Palabra, fue engendrado de Él. Debido a que cabeza significa fuente, él estableció la verdad para aquellos que están vacilando en sus mentes que el hombre es la cabeza de la mujer, porque ella fue tomada de él. Por lo tanto, aunque Dios de acuerdo a su naturaleza, el único Cristo e Hijo y Señor tiene como su cabeza al Padre celestial, habiéndose él mimos convertido en nuestra cabeza debido a que es de la misma naturaleza de acuerdo a la carne.

    Incluso el complementarista jerárquico Wayne Grudem, que declara que kefalé implica autoridad, concede que:

    Hay algunos textos que indican que la cabeza física era considera como la fuente de energía y vida para el cuerpo, y, por lo tanto, existe la posibilidad que la palabra kefale pueda haber llegado a ser usada como un metáfora para “fuente” o “fuente de vida”..

    “The meaning of Kephalē (Head): A Response to Recent Studies” in Rediscovering Biblical Manhood and Woman hood: A Response to Biblical Feminism (Wheaton, Il: Crossways, 1994) 467.

    [8] En realidad, muchos hombres complementaristas (que creen que Dios les ha ordenado que sean los líderes de sus hogares y esposas) no lideran ni administran su casa y vida familiar; ellos dejan mucho de la administración del hogar y de la familia a sus esposas. (Ver 1 Tim. 5:14 donde, en el griego, Pablo usa la palabra oikodespotein en referencia a jóvenes esposas cristianas en Éfeso. Oikodespotein literalmente significa “ser el amo de la casa”).

    [9] La palabra para “gobernar” es usada dos veces en la Biblia para esposos y esposas. En Génesis 3:16 se dice que una de las consecuencias del pecado era que el esposo dominaría a la esposa, pero esto está lejos del ideal de Dios. En Ester 1:20-22 el rey persa Jerjes decretó que los esposos debían dominar a sus esposas. Los cristianos, sin embargo, no deberían basar sus enseñanzas de las maldiciones y consecuencias de la Caída, ni de los decretos de reyes paganos.

    [10] En I Believe in Male Headship, Gilbert Bilezikian escribe:

    “Hay un montón de referencias en los documentos del Nuevo Testamento a líderes de todos los aspectos de la vida: líderes religiosos, líderes de comunidades, líderes militares, líderes del gobierno, líderes patriarcales y líderes eclesiásticos. Ninguno de ellos es designado como “cabeza”. Se usa una profusión de títulos, pero “cabeza” está conspicuamente ausente de la lista. La explicación más obvia para esta singularidad es que “cabeza” no significa líder en el Nuevo Testamento.

    [11] Pablo también usa la palabra kefalé (cabeza) para mostrar que la iglesia, el cuerpo, está asociado profundamente y tenía una afinidad con Jesucristo, la cabeza.

    [12] Pablo quería que todos los cristianos, incluyendo esposos y esposas, sean mutualmente sumisos entre sí (cf. Efe. 5:21). La sumisión mutua es lo que Pablo estaba apuntando en su enseñanza sobre el matrimonio en Efesios 5, pero él transmitió su significado en maneras que los hombres y mujeres de ese tiempo podían entender. A las mujeres se les dijo que sean sumisas, así que Pablo (y Pedro) escribieron claramente acerca de esto. Pablo (y Pedro) usaron palabras diferentes cuando se les pidió sumisión de los esposos.

    [13] Algunos argumentan que el hombre, o esposo, puede tener más prominencia que la mujer debido a la fuente o principio de algo usualmente viene primero y esta posición a menudo tiene más prominencia que otras posiciones. Sin embargo, es difícil ver cómo “prominencia” encaja con los ideales cristianos de humildad, abnegación, servicio y el concepto de “el primero será el último”.

    [14] Habían muchos mitos circulando en el mundo greco-romano acerca de la creación de hombres y mujeres particulares, y la creación de hombres y mujeres en general. La teogonía de Hesiodo, que era popular entre la población pagana, declara que el origen de la mujer era independiente del hombre. A diferencia de los relatos del Génesis, este mito negaba que los hombres y mujeres fueran compatibles e iguales. Un mito griego muy diferente era que la diosa Atenea había nacido milagrosamente de la cabeza (kefalé) de Zeus. Este mito, y algunos otros como estos, mostraban que los griegos veían la cabeza como siendo alguna clase de fuente de vida. Otros mitos, circulados por los gnósticos, y que parecían haber estado causando problemas en la iglesia de Éfeso, decían que Eva fue creada primero y que Adán fue el engañado.

    En vez de una variedad de mitos paganos acerca de diferentes maneras en que diferentes hombres fueron creados o generados, Pablo escribe que la fuente de todo hombre es Jesucristo. Y, en vez de una variedad de mitos paganos acerca de las diferentes maneras que diferentes mujeres fueron creadas o generadas, Pablo indica que la fuente de la [primera] mujeres fue el hombre (1 Co. 11:3). La implicación de esto es que todos los hombres y las mujeres tienen una profunda afinidad

    Efesios 5:22-24, el hombre ¿Cabeza de la mujer?

    El problema

    Una interpretación común de Efesios 5:22-24 es que, por mandato divino, “el hombre es cabeza de la mujer y del hogar”. Y que, por tanto, la mujer debe estar sujeta a él.

    Con ello se ha consolidado una cultura patriarcal – autoritaria: la esposa y los hijos le deben obediencia al esposo-padre, así como los fieles deben sujetarse al pastor, así como los ciudadanos deben obedecer y honrar a las autoridades civiles.

    Aquí sostenemos que esta interpretación patriarcal de Efesios 5:22-24 no es bíblica por dos razones: a) porque no hace justicia a todo el mensaje bíblico de equidad entre hombre y mujer, y b) porque hace una interpretación descontextualizada de este pasaje tergiversando su sentido original.

    El mensaje bíblico: Equidad hombre-mujer

    Una sana regla de interpretación afirma que el mensaje de un texto en particular debe guardar armonía con el mensaje de toda la Biblia. Se debe interpretar Efesios 5:22-24 a la luz de toda la enseñanza de la Palabra de Dios. ¿Cuál es la enseñanza bíblica sobre la relación hombre-mujer?

    El propósito original de Dios en la creación fue la equidad entre el hombre y la mujer (Gn 1:27-28). En este pasaje no se habla de la “diferencia de roles” entre esposo y esposa. Por el contrario, se afirma que tanto el hombre como la mujer son encargados de las tareas domésticas y de reproducción (“fructificad y multiplicaos”), y el hombre como la mujer son encargados de las tareas productivas (“llenad la tierra y sojuzgadla …”).

    Esta relación de equidad/complementariedad hombre/mujer es la imagen de la relación de equidad/complementariedad del Dios Trino (hagamos al hombre: varón-mujer, a nuestra imagen).

    La palabra “ayuda” que se usa en Gn. 2:18 en la creación de la mujer es “ezer”. Quiere decir “el o la que salva”, “el o la que auxilia/socorre”. Se emplea 20 veces en el A. Testamento. En la mayoría de ellas describe a Dios socorriendo al hombre (Ex. 18:4, Dt. 33:7, 26, 29, Sal 33:20). En ninguna ocasión se emplea la palabra “ezer” asociada a la “subordinación” de la mujer hacia el hombre.

    La relación jerárquica de subordinación de la mujer hacia el hombre no fue el propósito de Dios en la creación. Es el producto del pecado (Gn. 3:16). El patriarcado es una estructura de pecado.

    Desde la caída, el propósito redentor de Dios es restaurar la equidad hombre-mujer según el modelo original de la creación (Gá. 3:26-28).

    En el Antiguo Testamento, Dios: Proveyó leyes de protección de la mujer de las terribles consecuencias del sistema patriarcal (Dt. 24:1-4; 25:5-6); respaldó las decisiones de mujeres que tomaron autoridad en sus hogares, aún contradiciendo la voluntad de sus esposos (1 Sm. 25:1-38); levantó mujeres profetas que juzgaron a reyes (2 Re. 22:14-20), que fueron líderes en el nivel político y civil (Jue. 4:4-6), y que comenzaron reformas sociales orientadas a la liberación en pro de la igualdad socio económica (Neh. 5:1-12); afirmó a través de los profetas que la inequidad socio económica (pobres, humildes), de género (viudas), generacional (huérfanos) e intercultural (extranjeros) es contraria a su voluntad (Is. 1:17-18, 23; 10:1-2; Jr. 7:5-7; 22:3; Ez. 22:7; Zac. 7:10; Mal. 3:5).

    Jesús asume una actitud contraria a las relaciones patriarcales de su tiempo, a la luz de los valores del Reino de Dios: Critica el rol dominante del padre en el hogar patriarcal (Mt. 23:9). Pide a sus discípulos que dejen las relaciones patriarcales de inequidad (Mc. 10:29), y que reconstruyan relaciones familiares sin la figura autoritaria del “padre-señor” (Mc. 10:30); las mujeres en el movimiento de Jesús asumen los mismos roles que los hombres (lo que era prohibido en el contexto patriarcal de entonces). Se sientan a aprender a los pies del Maestro (Lc. 10:38-42). Son líderes con el mismo estatus “que los doce” apóstoles (Lc. 8:1-3). Son evangelistas (Jn. 4:28-29). Son las primeras entre los gentiles en creer en el Señor (Mr. 7:25-30); mientras los hombres huyen ante el arresto de Jesús, ellas permanecen fieles durante su crucifixión (Jn. 19:25); las mujeres son las primeras en ver y anunciar la resurrección de Jesús (Jn. 20:11-18).

    En la Iglesia Primitiva se hace realidad el proyecto de Dios: restaurar las relaciones de equidad entre hombres y mujeres según el propósito original de la creación. Reciben los mismos dones y ministerios que los hombres. El Espíritu Santo no hace “distinción de género” (1 Co. 12:4-7). Hay mujeres profetas (Hch. 21:8-9), maestras (Hch. 18:24-26), pastoras (Ro. 16:1) y apóstoles (Ro. 16:7). Pablo habla de las mujeres como sus compañeras de milicia, con el mismo rango de autoridad que él (Ro. 16:3-4).

    Por eso el apóstol Pablo puede decir que en la comunidad del Reino se superan las relaciones patriarcales entre hombres y mujeres, para que lleguemos a ser “uno en Cristo” (Gá. 3:26-28).

    El propósito de Dios de restaurar las relaciones de equidad hombre-mujer, sin jerarquías, se completa en la consumación del Reino (Ap. 21:1-4). En la eternidad sólo hay una autoridad: el Dios Trino, en una relación de amor. Todos los demás somos iguales.

    En resumen, la Biblia (desde el Génesis hasta el Apocalipsis) enfatiza menos en los roles diferenciados del hombre y de la mujer en el hogar (como lo hace la teología patriarcal), y más en las relaciones de equidad. No legitima la “autoridad” del hombre sobre la mujer; sino que proclama claramente las relaciones de igualdad en amor. Es en este contexto y en función de este mensaje claro y global de la Biblia, que hay que interpretar Efesios 5:22-24.

    Hacia una interpretación contextualizada de Efesios 5:22-24

    El gran tema de Efesios es la unidad en la diversidad operada por Dios a través de la muerte y resurrección de Jesucristo: Unidad de todo el cosmos. Capítulo 1 (1:9-10, 20-23); unidad entre judíos y gentiles. Capítulos 2 y 3 (2:14-16); unidad en la Iglesia. 4:1– 5:21 (4:4-6); unidad en la familia 5:21 – 6:9 (5:21); unidad contra las fuerzas del mal 6:10-20.

    El primer principio para mantener la unidad en la familia (así como en la Iglesia) es someterse unos a otros en el temor de Dios (5:21). No es la sujeción vertical y jerárquica de unos a otros, sino de todos entre sí (Ver 1 Co. 7:4).

    Cuando en 5:23 se habla del marido como “cabeza” de la mujer, se emplea el término “kefalé” que significa “fuente”. Así como “cabecera de río” o “cabecera de valle”. En ningún escrito griego del siglo I, ni dentro ni fuera del Nuevo Testamento, se emplea kefalé en el sentido de “autoridad”. En Efesios 5:23 se habla que hay un vínculo muy fuerte de unión entre el hombre y la mujer, porque, en la creación, Dios usó al hombre como fuente de vida de la mujer (Gn. 2:22), así como en la redención Cristo es fuente de vida de la Iglesia. La enseñanza de Efesios 5:23 no es la “autoridad” del marido sobre su esposa; sino la unión entre ambos.

    Cuando en 5:22 se habla de las esposas “sujetas” a sus maridos, se utiliza la forma pasiva del verbo (jupatasso) que implica “seguir voluntariamente el ejemplo del otro”, antes que la forma activa del mismo (jupakúo) que implica subordinarse.

    Por tanto, en Efesios 5:21-33 se enseña que la forma de mantener la unidad en la familia es la mutua sujeción. Se insta a las esposas a seguir voluntariamente el ejemplo de sus esposos en virtud de que Dios usó al hombre como fuente de vida de la mujer en la creación. Se enseña al esposo a amar y entregarse a sí mismo por su esposa. En ninguna parte de este pasaje se enseña que el hombre es autoridad sobre la mujer.

    Conclusiones

    Necesitamos restablecer la total y completa equidad hombre-mujer según el propósito original de Dios en la creación, no es una “propaganda feminista”. Es un mandato de la Palabra de Dios. La Biblia no hace énfasis en los roles diferenciados del hombre y de la mujer en el hogar. No habla que el hombre tenga autoridad especial sobre su esposa. Todo lo contrario, enfatiza en la necesidad de equidad/igualdad entre ambos porque esta fue la voluntad de Dios antes de la entrada del pecado.

    Hoy es un imperativo central lograr la equidad de género (en la familia, en la Iglesia y en la sociedad) como requisito: a) para el desarrollo integral de los pueblos, b) para una democracia real y pluralista, c) para impactar con los valores del Reino de Dios a nuestras sociedades. Sostener en este contexto que el hombre es cabeza/autoridad sobre la mujer, es apartarse de la enseñanza bíblica. Es dejar de ser sal y luz del mundo.

    En la actualidad, las iglesias evangélicas deben escoger entre ser fieles a la Palabra de Dios e involucrarse activamente en lograr la equidad de género como parte central de nuestra misión evangelizadora, o asumir una postura conservadora que busca mantener las estructuras patriarcales en la familia a raíz de una interpretación descontextualizada y equivocada de Efesios 5: 22-24.

  7. raulfierro dijo:

    Zetraeh … no saca nada con copiar lo que otros dicen. Estos quieren por cuenta de Satanás que los que están ordenados para vida eterna crean a la mentira, pues esta es la misma que en el Edén … engañar a la mujer para que viva su vida según su parecer y no según Dios, y lanzar a la familia al infierno.

    El español es suficiente, si se tiene la guia del espíritu Santo, el cual nos guia a TODA verdad.

    Usted no lo va a entender, pues esá corrompida, pero los que leen, si el Espíritu de Dios les sustenta, entenderán.

    En Cristo

    • Zetraeh dijo:

      EL ESTUDIO ES EL EXCELENTE, LE GUSTE A USTED O NO LE GUSTE…EL ESPIRITU SANTO LLEVA A TODA VERDAD NO AL MACHISMO Y LA MISOGINIA…SINO A LA LIBERTAD EN CRISTO.
      Lamentablemente hombres como usted han arruinado el evangelio, la iglesia, y han subestimado y menoscabado a la mujer, gracias a Dios que hay hombres de Dios de verdad que aman, valoran, elogian y apoyan a las mujeres para QUE NO VIVAN BAJO EL YUGO DE HOMBRES COMO USTED, que son una verguenza para al Iglesia de Dios…Existen hombres que creen que la mujer es UNA IGUAL no un apendice molesto que debe vivir bajo el pie de un varón…EL EVANGELIO ES IGUALDAD ANTE DIOS Y LA SOCIEDAD…y DE USTED SE ENCARGARA EL SEÑOR …tenga cuidado quien es el que será lanzado al infierno.- la misosoginia y el machismo es un pecado muy grave ante Dios. La verdad usted me da mucha pero mucha pena, DIOS EL AYUDE.

      • raulfierro dijo:

        Tu no crees a Dos … tu eres comunista y atea, buscas tu capricho en lo escrito, pero no irás adelante. Tu insensatez es a todos manifiesta, como lo fue la de Jannes y Mambres, los magos del Faraón.

  8. Zetraeh dijo:

    No soy ni comunista ni feminista, soy cristiana como corresponde. Y estudio la biblia comop se debe, cosa que debería imitar. Habla la impotencia de un pobre hombre machista, lo lamento por su esposa, espero en verdad que no tenga mujer….por ella por supuesto. Salud !

    • raulfierro dijo:

      Zetraeh… nada de lo que usted diga tiene valor. El hecho de que diga que es cristiana, nada vale, toda vez que Jesús dijo que MUCHOS vendrían en su nombre. Sus ideas son las del comunismop ateo.

  9. marcelo dijo:

    La verdad señor Fierro, si se le puede decir señor, es una verguenza lo que escribe, usted deberia considerar a la mujer como un vaso mas fragil como dice la biblia, no escribiendo todos los improperios que leo de usted, yo como varón me averguenzo de varones como usted, machistas misoginos, despreciativos del genero femenino, calumniadores. adonde quiere llegar? a un evangelio solo para varones ? con mujeres en la casa cocinando la comida y limpiando. Soy ministro del señor, mi muy amada esposa ministra a mi lado en la congregación, ambos servimos al Señor, como corresponde, como Dios asi lo quiso en el eden…juntos y a la par..considerandonos uno mejor al otro; en sujesión mutua conforme a lo dicho por Pablo en Efesios 5: 21 SUJETENSE UNOS A LOS OTROS EN EL AMOR DEL SEÑOR. Entendiendo que esa sujesión conforme al verbo JUPOTASO ( que significa respeto y consideracion) (voz pasiva) a, que es un acto voluntario de cada persona involucrada, no un forzamiento como usted dice no entendiendo ni la biblia ni lo que quiso decir el Señor…Le aconsejo un buen estudio biblico y una buena consejeria pastoral,,,su vida es un naufragio de odio y desprecio. Usted no debe ser cirstiano.

    • raulfierro dijo:

      Marcelo … también escribes con faltas de ortografía … qué te hace pensar que tienes razón? … si aprendes a escribir, aprenderás primero a leer, y a no citar fuera de contexto, leamos:

      1 CORINTIOS 11
       
      La sujeción y el atavío de las mujeres
       
      2 Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué. 3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

      Esto no es ningún menoscabo para la mujer … es SALVACiÓN … pues fuera de este orden, está expuesta a la misma fuerza que la engañó en el Edén, leamos:

      10 Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles.

      … estos ángeles no son los de Dios … es por causa de los demonios, por lo que desde la caída, Dios le sentenció a estar sujeta a su marido. Esto es algo bueno, como el que los hijos estén sujetos a sus padres.

      Usted es uno de los culpables del caos y la majamama de este tiempo malo, cuando la mujer ha abandonado el hogar, abandonado a los hijos a la deriva, por esa paga que es el pecado y que conduce a la muerte.

      Arrepiéntase … es el primer llamado de Jesús en la tierra, y la próxima vez que escriba, hágalo para el Senor, esfuércese, tómese el tiempo y escriba en forma correcta, a ver si su mecánica de pensamiento puede también ser corregida por la Palabra de Dios en su contexto.

      Lea aquí:

      http://perspectivacristiana.mforos.com/1982256/10779091-el-patriarcalismo/

  10. marcelo dijo:

    Es indudable que tiene razón Zetareh CABEZA NO ES CABEZA DE AUTORIDAD, SINO ES FUENTE ORIGEN O PROCEDENCIA. El varón vino de Cristo, la mujer salió del varón ( eva fue creada del varon) PERO PABLO ESCRIBE QUE TODO PROCEDE DE DIOS. LEYENDO EN CONTEXTO PABLO HACE REFERENCIA A LAS PROCEDENCIAS DE CADA UNO Y NO QUIEN ES AUTORIDAD. ME ASOMBRA EL DESCONOCIMIENTO BIBLICO DE ALGUNOS VARONES QUE PARA COLMO PRETENDEN ENSEÑAR.
    Siga leyendo el pasaje de corintios NO SE QUEDE CON ESE VERSCULO AISLADO QUE USTED PRETENDE HACERLE DECIR QUE EL VARON ES LA AUTORIDAD DE LA MUJER Y POR ESO SE TIENE QUE QUEDAR LIMPIANDO EN LA CASA…UNA ABERRACION…
    pues en verdad el hombre no fue creado a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre. 10Por tanto, la mujer debe tener un símbolo de autoridad sobre la cabeza, por causa de los ángeles. 11Sin embargo, en el Señor, ni la mujer es independiente del hombre, ni el hombre independiente de la mujer.……Sin embargo, en el Señor, ni la mujer es independiente del hombre, ni el hombre independiente de la mujer. 12Porque así como la mujer procede del hombre, también el hombre nace de la mujer; y todas las cosas proceden de Dios.…
    CONSEJO ABANDONE EL MACHISMO….NO LE VA IR MUY BIEN. SALUDOS..

    • raulfierro dijo:

      Usted perdió las coordenadas Marcelo … que el hombre no sea sin la mujer, EN NINGUNA MANERA ANULA que la mujer debe estar sujeta a su marido, entiende ??

      Ya escribí:

      Dios pone frontera a la mujer, pero no solo a la mujer, también al hombre y a los hijos, solo QUE ALGUNOS NO LO SABEN … por lo que deben leer e INFORMARSE, porque las fronteras que Dios pone a cada uno, no anulan sus ordenanzas en cuanto a sujeción.

      Usted está embrujado por el mismo mal que Zetraeh … el comunismo ateo, el cual trae escondido, en el nombre del “pueblo”, el desacato a Dios, y que de la manera que los falsos profetas utilizan el nombre de Jesús, despeñan al barranco del error a todos aquellos que escriben con faltas de ortografía, aquellos que toman las cosas de Dios en forma liviana, lea aquí:

      http://perspectivacristiana.mforos.com/1972917/11417957-el-contexto/

  11. marcelo dijo:

    Le voy a explicar un poco, para ayudarlo en su ignorancia. En primer lugar la esposa debe SUJETARSE AL ESPOSO SOLAMENTE no a todos los hombres que pululen en la iglesia, En segundo lugar SUJESION EN LOS ORIGINALES EN GRIEGO ES “JUPOTAZO”, y significa consideración y respeto: El verbo se encuentra en voz pasiva y es voluntario, por ende la esposa se sujeta EN FORMA VOLUNTARIA AL MARIDO POR AMOR , sin ninguna exigencia de parte de el. SUJESION NO ES SUMISION. La palabra griega para SUMISION ES HUPEIKO ( dicha palabra conlleva sometimiento) y Pablo no la emplea en la relacion entre esposos.pOR ESO MIMSO LA SUJESUIN DE LA ESPOSA AL ESPOSA ESTA EN EL AMRCO DE EFESIOS 5: 21 ” SOMETEROS LOS UNOS A LOS OTROS EN EL AMOR AL SEÑOR”. Dios no pone ffronteras a nadie, para el no hay varón ni mujer, ni judio gentil ni esclavo ni libre SOMOS UNO EN CRISTO.
    Los seres humanos con mentes cargadas de pecado son los que ponen fronteras. Lamentable pero usted no tiene el Espiritu santo sino el Espiritu de error que opera en hombres malvados como Hitler. Buen dia ! RESPETE A LAS MUJERES SI QUIERE SER CONSIDERADO POR DIOS. SINO SIEMPRE VA A ESTAR COMO COLA NUNCA COMO CABEZA. ADIOS…

    • raulfierro dijo:

      No es SUJESION … es sujeción … no sabe escribir, y seguramente se las da de pastor … ese cardumen de patanes que hoy se hacen llamar “pastor”, pero que ni los zapatos se amarran.

      Dios påone fronteras a TODOS, y desde el mismo principio, cuando la mujer corre con colores propios, la somete al hombre. El sometimiento a Dios no es costoso al cristiano, como tampoco lo es a una buena esposa. EL PROBLEMA lo tienen aquellos que influenciados por el comunismo ateo, mezclan la filosofía humana con la doctrina de Dios … lea con atención:

      1 TIMOTEO 6
       
      1Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina. 2 Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.
       
      Piedad y contentamiento
       
      3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales. 6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos.

      ESTO ES UJNA FUERTE BOFETADA A ESOS “CREYENTES” que profesan conocer a Dios, pero que con sus hechos lo niegan, pues su Palabra no halla cabida en ellos.

      • marcelo dijo:

        Varon, si tuviera el mismo conocimiento biblico que de la ortografia de las palabras estaría muy bien afirmado en la biblia y las cosas del Señor. pero lamentablemnete en ortiografia y escritura tambien falla: ERRORES DE ORTOGRAFIA O ESCRITURA DIOS PONE NO “DIOS PAONE”… ESTO ES UNA FUERTE NO “ESTO ES UJNA FUERTE”… NO TIENE PIEDRAS SI TIENE EL TECHO DE CRISTAL…Y COMO PUEDE UN BURRO HABLAR DE OREJAS.
        Por otro lado entendio perfectamente lo que es sujesion y que ella no es sumision…AH POR CIERTO YA QUE COPIA DE ESCLAVITUD, LA MISMA YA FUE ABOLIDA HACE 200 AÑOS POR SI NO SABIA, Y EL SOMETIMIENTO DE LA MUJER A LOS HOMBRES TAMBIEN. SUJECION NO ES SOMETIMIENTO NI SUMISION. Dios no somete a ninguna mujer al hombre. LA MUJER SE SUJETA ( RESPETA Y CONSIDERA DEL VERBO GRIEGO HUPOTASO) AL ESPOSO POR PROPIA VOLUNTAD. LAMENTO POR SU ESPOSA SOMETIDA….SI ES QUE LA TIENE…CHAU CHAU

      • raulfierro dijo:

        Sigues escribiendo con faltas de ortografía. Un error de teclado no es lo mismo. Ahora pone atención .. a Dios le gusta el sometimiento, en todas las areas del quehacer humano:

        ROMANOS 13
         
        1 SOMÉTASE toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

        Respecto de esclavitud … esa existe aún, a pesar de leyes promulgadas, pero nunca ejecutadas, por lo que está escrito en Apocalipsis 13, hablando del anticristo, el cual aún no ha venido:

        16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y ESCLAVOS, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente …

        ESTÁS CONTAMINADO POR EL COMUNISMO ATEO, doctrina satánica que invade la mente y los corazones de los que no se SUJETAN a Dios y su sana doctrina.

        2 TIMOTEO 3
         
        1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porquehabrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

        1 TIMOTEO 4
         
        1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios …

      • marcelo dijo:

        Siga con su machismo y su misogimia, eso si es actividad de demonios. Obedecer y respetar a Dios no es penoso, SI SOMETERSE A HOMBRES IMPIOS. JESUS DIJO LELVEN MI YUGO QUE LIGERA ES MI CRAGA, MAS LA CARGA QUE QUIEREN IMPONER LOS HOMBRES A OTROS HOMBRES ES PENOSA Y GRAVOSA. EN VERDAD NO CONCOE A DIOS NI SU PALABRA…DEJE DE ESCUDARSE EN ELLA PORQUE ESTA HACIENDO EL RIDICULO.
        Lamento por eus esposa si la tiene.por ella, lamento que tenga que escuchar de un esposo que en vez de ser amoroso y considerarla una IGUAL le diga que se tiene que se tiene que someter porque Dios lo dice en su palabra. Ruego a Dios que cada mujer y cada varón hagan estudios adecuados de las escrituras para quitar toda este espiritu del mundo, espiritu de machismo y de sometimiento de las personas. NO ES DE DIOS NO ES BIBLICO. 2 DE TIMOTEO 3: 13 Pero los hombres malos e impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.

  12. raulfierro dijo:

    A los demonios no les gusta ni la sujeción ni el sometimiento a lo establecido por Dios, pero al que ha nacido de nuevo, el someterse a lo establecido por Dios, es LIBERACIÒN de si mismo y del pecado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s