5 SIGNOS DE QUE HAY IDOLATRÍA EN TU IGLESIA (Y NO TIENE RELACIÓN CON IMÁGENES)

Joseph Mattera

MANSIONES PASTORES PROSPERIDAD-El mayor pecado en la Biblia, con mucho peso, es el pecado de la idolatría. La idolatría es la principal razón por la que Dios reprendió y juzga a la nación de Israel. (Leer los profetas mayores y menores, así como los libros de Reyes y Crónicas.) La idolatría es cuando violamos el primero de los Diez Mandamientos (Ex. 20: 3), que dice: “No tendrás otros dioses delante de mí.” Es cuando ponemos algo o alguien en primer lugar en nuestra vida, antes de que el Dios vivo y verdadero. La idolatría es la causa raíz de todos los otros pecados, razón por la cual los dos primeros mandamientos tratan esto. Mientras que la iglesia de hoy se centra en varios pecados relacionados con la sexualidad y las opciones de estilos de vida -muchos en la iglesia que pueden no encajar en estas dos categorías humanas pueden ser engañados en la creencia de que están bien a pesar de que pueden estar violando el mandamiento más grande.

Los siguientes son cinco signos de la idolatría de la iglesia sobre la base de la perspectiva de un pastor de 30 años de ministerio.

1) El ídolo de los predicadores famosos: Hay creyentes que recorren todo el país asistiendo a las conferencias [campañas, aniversarios o evento especial] de los predicadores conocidos. A menudo, cuando los conocen en persona, se adulan todo sobre ellos y casi se desmayan. Algunos ministros conocidos ni siquiera pueden salir en público sin estar constantemente detenidos por los admiradores para que puedan tomar “selfies” con ellos. A pesar de que soy un defensor de tener una cultura de honor y respeto por aquellos líderes que trabajan entre nosotros (Heb. 13: 7, 17), algunas personas han pasado por encima de la orilla en la idolatría. Siguen todo lo que dicen, sin duda, y con independencia de escándalo, y ellos no buscan las mismas Escrituras para ver si lo que se predica se alinea con la Palabra de Dios. Cuando Cornelio se reunió con el apóstol Pedro y se postró ante él, Pedro le dijo, con razón, que se levantara, que él sólo era un hombre como él (Hechos 10). No hay nada malo con la emulación o seguir a un líder, pero hay algo mal con idolatrando a un líder cristiano.

Hay una cultura tan generalizada del “predicador de la celebridad” en el cuerpo de Cristo que hoy día algunas grandes iglesias y empresas han cerrado literalmente cuando su predicador célebre dimite o se retira. Si las iglesias y ministerios se construyeran de acuerdo con el modelo del Nuevo Testamento en el que existe todo el cuerpo para edificar y ministrar a otros en amor, entonces no dependeremo meramente en un líder de la congregación para que una iglesia funcione (Efesios 4:16; 1 Cor 12).

2) El ídolo de adoración/entretenimiento: Hay muchos creyentes que acuden a iglesias que tienen cantantes calificados y música principalmente para ser entretenidos. En consecuencia, muchos de los creyentes no se dan cuenta que están poniendo la auto-gratificación y entretenimiento antes de la verdadera adoración. Hace años, muchas iglesias ni siquiera contaban con instrumentos musicales y las personas abarrotaban a las iglesias de todos modos, a pesar de que la congregación sólo utiliza himnarios y cantaban a capella para el culto. Ahora, es muy común que los pastores den un presupuesto con una gran cantidad de dinero para pagar por cantantes y músicos profesionales con el fin de llenar sus servicios de la iglesia con la gente. En mi opinión, a pesar de que estamos llamados a adorar con excelencia y habilidades, hemos ido demasiado lejos en la iglesia y se han mezclado como un valor fundamental de la cultura del entretenimiento del mundo. Al final del día, si hemos realizado un culto por profesionales, utilizamos simplemente un CD o cantamos a capella, las congregaciones deben adorar y adorarlo -en espíritu y verdad-, que es el único tipo de adoración que Dios busca (John 4: 23-24). Los que abandonan su iglesia local para asistir a otra iglesia con mejor “culto”, en mi opinión, a menudo son culpables de idolatría ya que no pueden adorar a Dios de su corazón sin ser entretenidos por los profesionales.

3) El ídolo de la prosperidad personal: Hay creyentes cuyo motivo principal es utilizar su fe para aprovechar la influencia con Dios para beneficio personal. Aunque Dios se deleita en bendecir a todos Sus hijos (3 Juan 2), Jesús nos dijo que buscad primeramente el reino y la justicia y lo demás será añadido (Mateo 6:33). Muchos intentan utilizar el carácter benevolente de Dios para vivir una vida miope en que el cristianismo orbita alrededor del universo de uno mismo. Dios nos ha dado el poder para hacer riquezas solo para que podamos extender su pacto a toda la tierra, no simplemente para que podamos vivir una vida fácil. Creo que el uso de nuestra fe para poner nuestras propias necesidades en primer lugar es una forma de idolatría.

4) El ídolo de objetivar a Dios: Aunque este punto es similar al punto anterior, sentí que había suficiente de una distinción para separarlos. A través de los años he visto muchos en la iglesia predicar y promover una cultura del “yo“, “mío” y “mi“. Es decir, la mayor parte de las predicaciones son de la auto-realización, el cumplimiento y la terapia en lugar de sonido y la teología bíblica que llama a los creyentes a vivir una vida de servicio. Los pastores han alimentado a menudo la idolatría cultural del pueblo con el fin de atraer a la gente en la iglesia, algo que desagrada a Dios (ver Ez. 44:10, 12). He observado que hay muy pocos discípulos “cargadores de cruces” que asisten a las iglesias -pero muchos utilizan a Dios cuando lo necesitan. Muchos vienen a la iglesia para “sentir” la presencia de Dios, pero no se comprometen a conocer y amar a la “persona” de Dios. Muchos vienen a la iglesia simplemente para sentirse bien en lugar de estar equipado para hacer buenas obras (Ef 2:10). Muchos vienen a “recibir palabra” en vez de venir a “dar una palabra” de la edificación a alguien (Is. 50: 4; Efesios 4:29.). Muchos vienen a escuchar los mensajes retóricos que excitan las emociones sin la intención de salir por la palabra. Muchos vienen a gritar amén, engañados en la creencia de que porque ellos gritaron, ya han obedecido. En consecuencia, hay muchos creyentes que viven de manera diferente a sus vecinos incrédulos, por lo que las mega-iglesias no siempre se traducen en influencia “megacultural”, y por qué el crecimiento de la iglesia no siempre se traduce en la transformación personal y social. Aunque muchos han asistido a la iglesia por décadas, nunca han madurado y siguen bebiendo pábulo, sin haber digerido la carne de la Palabra (1 Cor. 3: 1-3).

5) El ídolo de la etnicidad: Hay muchos creyentes que han permitido su etnia y cultura para superar a la Palabra de Dios. Jesús dijo que la cultura es aún más fuerte que la Palabra de Dios en la vida de algunas personas (Marcos 7: 7-8). En consecuencia, la gente lee las Escrituras a través de sus lentes caucásico/occidentales, afrocéntricos, hispanos o asiáticos. Una de las cosas más importantes que hacer en cuanto a la recepción de la Palabra de Dios para la transformación personal es intentar tomarnos a nosotros mismos de nuestra propia piel y leer la Biblia a través de los ojos de los autores originales algo que sólo el Espíritu Santo puede lograr. No hay tal cosa como una Biblia caucásica europea occidental o una Biblia afro-céntrica. Tenemos que dejar de leer las Escrituras simplemente a través de nuestro lente étnicos porque la verdad es que la Biblia fue escrita con una mentalidad hebrea y es absurdo pensar que podemos comprenderla plenamente con nuestra mentalidad étnica y contemporánea. En consecuencia, los creyentes a menudo actúan y reaccionan diferente de los no creyentes en cuanto a las cosas que suceden en la sociedad contemporánea. Creyentes blanco, negro y marrón en general han reaccionado muy diferente de unos a otros cuando se trata de la interpretación de la reforma migratoria y las tragedias de los disparos Ferguson y la muerte de Eric Garner. En verdad, creo que el evangelio es tan poderoso que es posible que los diversos cristianos se reúnan con una sola voz y proféticamente interpretan, hablan en y traer soluciones a estas cuestiones dolorosas y controvertidas!

Dios no es daltónico, ya que Él hizo a los humanos negros, marrones, amarillos, rojos y blancos a su propia imagen. Por lo tanto, Él nos diseñado para tener distinciones en la cultura respecto a la alimentación, el vestido, el lenguaje y otras cosas sobre la base de matices étnicos. Sin embargo, estas distinciones no son donde los creyentes deben derivan su identidad primaria o anclan sus ética bíblica, pues en Cristo no hay ni hombre ni mujer, negro, blanco o marrón, porque todos somos uno en Cristo (Gál. 3:28). Cuando nuestro pensamiento étnico supera nuestro pensamiento bíblico, somos culpables, ya sea por ignorancia o la idolatría étnica. A menos que o hasta que el cuerpo de Cristo sobrepase su idolatría según la etnia, nunca llegaremos a ser la generación que puede discipular a las naciones (o en otras palabras, los grupos de personas étnicas como se muestra en Mateo 28:19). Puesto que no hay neutralidad, la iglesia discipulará a las naciones o las naciones discipularán a la iglesia!

ESCRITO ORIGINALMENTE POR: Joseph Mattera, obispo de la Iglesia de la Resurrección de Cristo y Pacto Coalición, en Brooklyn, Nueva York. TRADUCIDO Y ADAPTADO POR Prensa Cristiana. Las palabras entre brakets [] fueron añadidas por Prensa Cristiana

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Idolos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 5 SIGNOS DE QUE HAY IDOLATRÍA EN TU IGLESIA (Y NO TIENE RELACIÓN CON IMÁGENES)

  1. Rodrigo dijo:

    Gran tema. Hay gente que tiene trata como ídolos a las personas de su propia familia. Madres que aman más a sus hijos que a Dios, por ejemplo. Esta bien amar a nuestros padres o hijos, pero el amor a Dios debe estar primero.

    Dios les bendiga

  2. Pamc Pamc dijo:

    DIOS los bendiga hermanos en nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

  3. Ileana dijo:

    Muy buen artículo.

  4. Cici dijo:

    El amor de padre , madre , hermano etc, es diferente al amor de Dios.
    No se deben confundirá los sentimientos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s