EL FIN DE LA LEY ES CRISTO

(ROMANOS 10.4)

ley graciaPublicado por FRANCISCO ORTIZ SEGOVIA

Este es el evangelio que el Señor Jesús nos dejó para que lo aprendiéramos como discípulos suyos y para que lo aplicásemos en nuestras vidas y que no lo hemos hecho por ignorancia, y por lo tanto hemos caído en desobediencia debido a la mezcla de la doctrina judía con la cristiana. Aunque la doctrina judía, es la raíz; ésta debería dejarse de practicar por nosotros los cristianos, porque ésta ya cumplió su función, (Y en este caso, la Ley o doctrina Judía era el medio, pero no el fin) y ahora deberá estar en nuestras vidas la doctrina de Cristo, por la cual él la llamó, para distinguirla de la judía, el reino de los cielos.

Y así predicaba nuestro Señor: “el reino de los cielos se ha acercado “Por lo tanto, no hemos sabido separar la una de la otra, y como consecuencia hemos caído en el error de practicar más la mezcla judeo-cristiana, que la cristiana, cayendo en el error de contaminarnos con el espíritu del anticristo, el cual niega que Jehová nuestro Dios, tenga un hijo y que además, este Hijo haya venido en carne.

Un ejemplo de esto, es que en nuestra mente están más presentes los 10 mandamientos de la ley, así como todas las demás demandas o preceptos que componían la esencia de la ley, tales como comidas, días, tipo de alimentos, diezmos, y ofrendas, ceremonias, y muchas otras cosas más, de las cuales todavía el hombre mismo al desconocer o no haber entendido el mensaje se ha mantenido esclavo, porque sin querer no ha valorado el sacrificio que hizo el Señor Jesucristo en la cruz, pagando por todos los hombres para que ya no siguieran siendo más esclavos; aunque esto va de acuerdo con la palabra que dice que solo los que permanecen en la palabra esos conocerán la verdad y ésta los hará libres (Juan 8 33).

 

Ningún hombre ha sido capaz de cumplirlas, excepto por el Señor Jesús Todo esto era bueno, porque el propósito de la ley se cumplió, haciendo su función de señalar el pecado por el cual estábamos condenados, siendo de esta manera la forma en que Dios nos avisaba que era los que nos causaba la muerte, es decir es como si fuera el virus de una enfermedad que nos estaba matando, sin saber nosotros como y por qué; pero Dios en su infinito amor nos mandó primero la información de la ley a través de Moisés su siervo para tener una salvación temporal (siendo esta cada año y ministrada por sacerdotes levitas) y además para que supiéramos nuestra condición (Solo que muchas de nuestras Iglesias Cristianas también se estancaron en este punto) Pero más aún Dios nos informaba a través de la ley, la manera de cómo podríamos vacunarnos temporalmente y el anunciarnos la venida de su Hijo a través de la Ley y los profetas para completar la salvación permanente.

Dios habló de su hijo a través de los profetas y a través de la ley de que nos iba a enviar un profeta igual que su siervo Moisés para que en él creyésemos, pero mientras esto sucedía y no se cumpliera la profecía de la llegada del Mesías, estaríamos tanto los judíos como nosotros sujetos a la ley mosaica, pero una vez cumplida, ya no deberíamos estarlo debido a que hasta ahí era su efectividad, pero parece que muchos de nosotros los cristianos no le hemos creído acerca de esto, porque seguimos practicando más la mezcla judeo-cristiana que el cristianismo puro, aún a pesar que los apóstoles Juan y Pedro, así lo advirtieron.

Como cristianos, tenemos que conocer la raíz del cristianismo, pero como practicantes del cristianismo, tenemos que practicar lo que Jesucristo nos dejó en el nuevo testamento. Es decir, él ya cumplió el pacto antiguo por ti y por mí, y por lo tanto, ya no estamos obligados a obedecerla, porque nosotros, los que hemos aceptado a Cristo ya estamos muertos a la ley, y de paso a los que ministraban la ley, es decir los levitas y sacerdotes, que eran considerados como señores para el pueblo y para los que vivimos en Cristo, la ley y ministros ya no tiene autoridad para nosotros, es decir ya están muertos lo uno como lo otro para nosotros. Y como ya la ley no tiene autoridad para nosotros, entonces lógicamente, todos los preceptos de la ley, también están muertos o invalidados para nosotros. Pero antes de seguir adelante con la explicación, sería bueno aclarar que antes que la ley existiera, ya existía el pecado, y que este pecado nació de la desobediencia del primer hombre y su pareja en la tierra. Así que por mucho tiempo el pecado reinó, sin que nosotros los hombres pudiéramos identificarlo como tal y que era el causante de la muerte espiritual y física del hombre.

Por causa del pecado, vino la muerte espiritual, la muerte física, la enfermedad y el hambre; los cuales son las bases en donde Satanás reina y gobierna o gobernaba este mundo. Por mucho tiempo habíamos estado viviendo en el reinando bajo la dirección de Satanás, debido a la existencia del pecado, porque fue la causa por la cual fuimos esclavos. Mas cuando vino el Señor Jesús a cumplir su misión de liberar al hombre del pecado, este venció al pecado clavándolo en la cruz, y  venció a Satanás por nosotros, por lo cual todos los hombres que le hemos creído a Dios, ya somos salvos de la condenación de Satanás en la ley y libres del pecado, ya que este (el pecado) murió en la cruz, a donde lo llevó Jesús y ahí se quedó para siempre. Así que por la desobediencia de un hombre, todos los demás fuimos esclavos del pecado; pero por la obediencia de otro hombre todos somos obedientes y muertos al pecado.

Por lo tanto, ya somos libres del pecado, todos los que hemos aceptado al Señor Jesús como Salvador y Señor de nuestras vidas; y como el pecado era el que nos causaba la muerte, ahora ya no lo puede hacer, ya que ahora el que nos puede causar la muerte se llama Jesucristo, pero él no nos libertó para muerte sino nos libertó para vida. Ahora nosotros los que hemos recibido a Jesucristo como Señor y Salvador, ya no pecamos a la manera anterior cuando el pecado era nuestro amo, sino transgredimos -no deliberadamente – y es cuando por nuestra inexperiencia o por falta de costumbre hacemos algo indebido delante de Dios, pero ahí se encuentra Jesucristo como abogado para interceder por nosotros como sacerdote eterno, limpiando todavía nuestras culpas mientras llegamos a la estatura del varón perfecto. Eso es la Gracia.

Ahora en la re-educación, es decir a través de la Gracia, estamos siendo re-educados, y tenemos tres tipos de dones que Dios nos ha dado para esta re-educación que son; de servicio, espirituales y operacionales, de los cuales hablaremos de ellos en otro capítulo, y los cuales nos llevarán a la estatura del varón perfecto.

¿Qué pasa cuando alguien peca deliberadamente? Este debe salir de la iglesia, porque ha decidido volver a su antiguo amo, volviendo a revivir al pecado y a morir espiritualmente para después hacerse esclavo de su antiguo amo el pecado. Por otra parte, ya hay un solo mediador entre Dios y los hombres, y es Jesucristo, es decir ahora él es el único y supremo sacerdote eterno, y no es escogido de la tribu de Levi, si no es de acuerdo al orden de Melquisedec. Ahora ya no estamos regidos por la ley mosaica, pero si estamos regidos por la ley del reino de los cielos, la cual fue aceptada por nosotros cuando aceptamos al Señor Jesucristo como nuestro único Señor y Salvador. Estas son algunos de los preceptos que se dejaron de obedecer y cumplir: Antes los ministros de Dios eran autoridades y Señores que gobernaban como a quien deberían servirles; Ejemplo:Eliseo con Elías, es decir el menor servía al mayor; así de esa manera también los sacerdotes levitas eran autoridades en que todos los del pueblo común, deberían servirles, a través de los impuestos de las ofrendas y diezmos, es decir el Menor servía al Mayor.

Ahora en el nuevo testamento o reino de los cielos, el Mayor servirá al Menor, y el Mayor trabajará espiritualmente primero para que el Menor sea bendecido, y cuando el Menor es bendecido, es cuando el Mayor podrá recibir las ofrendas de parte del Menor, con un corazón alegre. La palabra que dice “El que siembra generosamente, generosamente cosechará, y el que siembra escasamente, escasamente, segará”, se aplica primeramente para el Mayor y seguidamente para el Menor. Y lo hará con alegría, porque el sabrá que esto viene de Dios, por el trabajo espiritual del Mayor de sus hermanos, junto con aquellas iglesias que orarán unos por otros, ayudándose mutuamente, donde los que oran, podrán recibir la ayuda de los que recibieron los beneficios de la ayuda espiritual de los más necesitados materialmente.

En el reino de Dios, así trabajando, no hay necesidad, ni pobreza espiritual, ni material, sino que será como dice la palabra de Dios, el reino de Dios es Justicia, Paz y Gozo, donde todos son beneficiados, y no solo algunos cuantos que solo se dedican a vivir como en el antiguo testamento, recibiendo diezmos y ofrendas y servicios de parte de los Menores, siendo en su mayor parte los Mayores los beneficiados y los perjudicados, los Menores. Así era como se hacían las cosas en el proceso del desarrollo de la ley en  el antiguo testamento y eso era bueno porque la ley, hacía que el hombre tomara conciencia de su pecado y cada año, el debería ir con los sacerdotes a recibir el perdón de Dios a través del cumplimiento de la ley.

Todo eso estaba bien, pero el problema que surgió, cuando el Mayor empezó a abusar del Menor, a tal grado que hubo corrupción en los Mayores y estos ya sea como reyes o como levitas, o profetas, empezaron a abusar del pueblo dejaron de hacer lo bueno, y dejaron de proteger a los pobres y a las viudas y desvalidos y forasteros y por lo tanto dios envió sus profetas para corregir a sus ministros a través de la invasión de otros pueblos, llevándose de esclavos a sus nobles , pero dejando a los pobres en sus tierras. Dios siempre tuvo misericordia con su pueblo, y él les daba gracia para que estas nuevas autoridades los trataran con benevolencia, como el caso de Daniel, de Nehemías, etc. Y esta ley del reino de los cielos, fue dada a conocer a todos nosotros los que nos decimos cristianos en el sermón del monte.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Jesús, Ley. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL FIN DE LA LEY ES CRISTO

  1. Fermin Guzman dijo:

    Mi amigo Fumero, soy un seguidor de su Blog; pero en el articulo Publicado por FRANCISCO ORTIZ SEGOVIA; aconsejaría, estudiar e indagar sobre las enseñanzas Judias, y deberían conocer algunos conceptos importante, sobre JUDAIZAR… para que tengan una mejor idea, de no caer en ANTISEMITISMO…. indague amigo FRANCISCO. No caiga en error, no olvide, la Biblia que contiene La Palabra de Dios, es un Libro Judio, Escrito por Judios, para un pueblo JUDIO, con mente JUDIA….

  2. Oliv.A. dijo:

    no olvides de donde has caído, de Juda viene mi salvación, Yeshua es su nombre conocido también como Jesus, ser judío no implica religion, es una tribu de las 12 que componen Israel. Yeshua no vino a abolir la ley mosaica sino que la cumplió y demostró la hipocresía que vivía la religion farisaica de ese momento con imponer mas de lo que se pidió ,(las tradiciones de hombre: Talmud)y sello el nuevo pacto, fue al matadero: nuestro cordero, sin tacha perfecto.Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.
    Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo,
    no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.(Romanos:11:16,17,18)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s