LA DISCIPLINA

Mario E. Fumero

disciplinaUno de los factores más importantes para la formación emocional y del carácter de los hijos es el establecimiento  de la disciplina dentro del hogar. Sin una disciplina no se puede forjar el temor y frenar  el egoísmo, latente en todo ser humano.

El término disciplina involucra dos conceptos. En un aspecto se refiere al orden que establecemos en la educación del niño, o sea, vivir una vida ordenada en cuanto al horario de sus diversas actividades y  mantener en orden la cama, ropa y demás responsabilidades dentro del hogar. El otro aspecto del término disciplina se refiere a la corrección, amonestación, castigo dentro de la formación del carácter. Para ello debemos usar medidas correctivas, que se catalogan castigo.

Puede haber castigo físico, en los primeros 7 años y castigo moral que es el privarle de algo que le guste, excepto la comida, como por ejemplo ver televisión, salir a jugar, etc.   El término castigo no gusta mucho, pero el mismo es la forma de implantar las normas y corregir las violaciones que se cometen a las leyes o disciplinas enseñadas . El castigo induce en el individuo el principio del  temor que opera como un freno hacia la desobediencia o violación de las normas establecidas. Es necesario que el hijo aprenda a obedecer, tanto  las leyes familiares, de higiene, sociales como espirituales.

El temor significa miedo o respeto a una desobediencia que traer consecuencias. Cuando la sociedad pierde el temor, queda a la expensa del desorden, la indisciplina y el caos. El temor es un freno que nos detiene ante el peligro, o sea, nos evita las consecuencias que genera la desobediencia a las leyes o normas establecidas. Toda violación a las leyes, físicas, morales o espirituales siempre nos pasan factura.

Uno de los males de la sociedad moderna es la tendencia a la indisciplina y desobediencia, siendo las causas del desorden y  los conflictos que actualmente padecemos como nación. Cuando exaltamos los derechos, obviando los deberes, cuando la justicia no impone respeto o temor, creando la impunidad, cuando los hogares se destruyen y los padres no cuentan con la autoridad jurídica para disciplinar a los hijos, formamos una generación deformada. Si los hijos no respetan a los padres, ¿Cómo podrán respetar a las autoridades?

Tristemente el sistema jurídico predominante ha establecido tanta protección al individuo,  con el énfasis extremo a los derechos humanos, que hemos ignorado las normas, reglas y leyes que nos deben gobernar, así como las consecuencias que pueden  acarrear la desobediencia.  La tolerancia extrema y la impunidad por falta de temor al castigo son los dos males que aquejan nuestra sociedad moderna. A ello ha contribuido el liberalismo psicológico y jurídico prevaleciente en los países llamados industrializados, los cuales han exportado su influencia neoliberal a los países del tercer mundo, con lo cual  se ha roto la estructura tradicional de los mismos, basada en una unidad familiar con reglas rígidas. Estamos más educados, pero somos menos cultos.

Si queremos superar la crisis de inseguridad que vivimos, lo primero que tenemos que hacer  es restaurar la disciplina dentro del seno de la familia e imponer los deberes sobre los derechos. No cabe  duda  que es necesario implementar castigos para infundir temor y lograr  que la disciplina funcione , pero esto solo se puede logar cuando podemos inducir el temor a los que viven indisciplinadamente. La disciplina significa orden, respeto y obediencia a las pautas establecidas, las cuales comienzan en el hogar y terminan dentro de la comunidad en la cual vivimos.

¿Queremos superar el caos social que vivimos? Pues tendremos que forjar una sociedad disciplinada, enseñándole a las personas que toda desobediencia siempre trae consecuencias. Sólo así podremos frenar el anarquismo que actualmente está viviendo nuestra humanidad.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Disciplina, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA DISCIPLINA

  1. Noemí dijo:

    Totalmente de acuerdo hermano Fumero. Saludos desde España y bendiciones!

  2. Dionisio M. dijo:

    ¡Gran enseñanza!
    Qué bueno sería que Dios le permitiera al hermano Fumero, que pudiera llevar este mismo mensaje a aquellos políticos que solo se están encargando en cobrar sus salarios y no en ocuparse de las cosas que benefician al pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s