EL ANTIEVANGELIO DE LA VERDAD

verdadCARLOS OSMA

“Conoceréis la verdad y ésta os hará libres” dice el evangelio, pero quienes han sido educados en iglesias donde se conoce “la Verdad”, saben perfectamente que la verdad absoluta es un peligro que acaba con la libertad individual. Y esto es así porque donde hay “Verdad”, hay siempre un grupo de personas expertas que dicen al resto lo que tienen que hacer y como deben comportarse. “La Verdad” es un instrumento de control que utilizan quienes no tienen capacidades, quienes no son capaces de discernir, de valorar, de acercarse a la realidad; quienes han renunciado a la vida por que les da miedo, porque son conscientes de sus limitaciones y de su cobardía.

Es absolutamente estúpido hablar hoy de “Verdad”, creer que se posee por revelación divina y predicarla a quienes no la tienen. Hay que estar muy ciego, o ser muy ignorante para hablar con otra persona con la intención de traerla a “la Verdad”. Los cristianos no tenemos “la Verdad” y nunca la hemos tenido, por la sencilla razón de que no existe. Sólo ha sido un engaño del poder para controlar y perpetuarse. Quien defienda hoy “la Verdad” cristiana no está hablando de cristianismo, sino de poder, de las estructuras de control religioso con las que se está de acuerdo. El cristianismo no nació como una filosofía sobre el conocimiento de “la Verdad”, sino en el seguimiento de Jesús de Nazaret.

Justificar el conocimiento de “la Verdad” apoyándose en la Biblia, sólo lo pueden hacer quienes prefieren olvidar que no hace mucho tiempo se condenaba a personas que, como Galileo, ayudaron a ver que la Biblia no es un libro donde encontrar “la Verdad” sobre el funcionamiento del universo. Y si hoy sabemos que Galileo tenía razón y que la Biblia no es un libro de “Verdades” astronómicas, es difícil sostener que sí lo es de “Verdades” morales, antropológicas o sexuales. Cuando los cristianos nos acercamos al texto bíblico para buscar una guía, una verdad que nos ayude, lo hacemos siempre desde una posición definida y limitada. No hay acceso posible a una supuesta “Verdad” escondida en el texto bíblico que sirva para siempre y sea inamovible. Tampoco una que esté libre de todo aquello que nos condiciona.

Cristianos y no cristianos en el siglo XXI vivimos con verdades limitadas y condicionadas, y no tenemos acceso a nada más. Cada día nuestras verdades son puestas a prueba y no siempre sobreviven… Todos hemos dejado atrás verdades que pensábamos eran absolutas, y seguimos hacia delante con otras nuevas que nos permiten explicar mejor nuestra existencia. Podemos, y debemos, defender las verdades que pensamos que pueden mejorar nuestra vida y la de los demás, frente a otras verdades que consideramos que la limitan. Pero no deberíamos hacerlo otorgándonos la posesión de “la Verdad”, nuestro mundo se mueve, nuestras vidas son mejores, somos más libres, cuando tenemos la posibilidad de alcanzar una verdad que no es para siempre.

Es cierto que existen sistemas cerrados donde hay “Verdad”, donde hay buenos y malos, santos y pecadores. Sistemas donde todo tiene un lugar, un orden, un momento, unas obligaciones… Una “Verdad” con mayúsculas restringida únicamente a ese sistema cerrado con siete llaves. Muchas iglesias se han convertido en eso, en sistemas cerrados y opresivos donde existe una “Verdad” que hay que mantener frente a los ataques del exterior. Evidentemente, todo el mundo tiene derecho a construir su palacio de cristal, o más bien su iglesia de hormigón, pero nada de todo esto tiene que ver con el evangelio, con la propuesta de Jesús.

El evangelio siempre ha sido más valiente, y sobre todo más abierto y más humano. La verdad se descubre andando, siguiendo al maestro libremente. Porque la verdad no es una forma de ver el mundo, unas leyes, una filosofía, una teología o una lectura determinada de la Biblia; la verdad cristiana es el mensaje de Jesús de Nazaret que puede expresarse, concretarse, vivirse de infinitas formas posibles. Un mensaje que se resume en amar al prójimo como a uno mismo, pero que tiene infinitas maneras posibles de ponerse en práctica. Y quizás esta verdad no convenza a todo el mundo, y millones de personas piensen que es irrealizable, naif, estúpida… Y tendremos que explicarles por qué esa verdad todavía tiene sentido para construir un mundo mejor para todos, y deberemos reconocer también que es una verdad demasiado elevada para nosotros a veces, y que no siempre acertamos a ponerla en práctica. Y escucharemos sus objeciones y tendremos que tenerlas en cuenta para no acabar defendiendo una verdad que no es tal.

No hay libertad donde hay “Verdad”, ni tampoco cristianismo. Quienes dicen defenderla viven engañados y sometidos, y su antievangelio no busca la liberación de los seres humanos, sino que vivan oprimidos bajo una determinada comprensión del mundo. Por eso ser cristiano hoy es, como hizo Jesús, renunciar a “la Verdad” que defienden los poderosos, e ir en libertad hacia las verdades limitadas que nos muestran nuestros prójimos o que descubrimos en nosotros mismos. El cristianismo es la religión del amor, no de “la Verdad”. No es el opio del pueblo, ni una anestesia para quienes no quieren enfrentarse a la angustia de una existencia que no logran entender. El cristianismo es una religión contra natura que pone al último el primero, que pide amar incluso a nuestro enemigo y que vive con la esperanza y el deseo de poder construir un mundo donde todos los seres humanos sean hermanos y hermanas. Y para eso, o contra eso, no hay “Verdad” que valga… Sólo el amor puede hacerlo. Esa es la verdad cristiana, una verdad siempre en minúsculas que convive con muchas otras verdades también en minúsculas. Pero en esa convivencia la fe cristiana se perfecciona, se hace mejor y más humana.

——————————————————————————-

Carlos Osma es licenciado en Ciencias Matemáticas y profesor de un instituto de secundaria en la provincia de Barcelona. Es miembro de la Església Protestant Barcelona-Centre (Església Evangèlica de Catalunya-IEE).

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Verdad. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a EL ANTIEVANGELIO DE LA VERDAD

  1. Yehobe dijo:

    A grandes rasgos, el autor deja entrever que tiene una postura liberalista en su interpretación bíblica, no esperemos mucha edificación de parte de los liberales.

  2. Ileana dijo:

    Es un poco confuso este artículo, habla más de mente libre y abierta y no sujetarse a doctrinas, me parece que usa la palabra “verdad” en lugar de “doctrina”, y que solo a la doctrina del “amor al projimo” es suficiente. Yo solo sé que Jesús es el camino, LA VERDAD y la vida. Si tengo a Jesús como mi Señor y mi Salvador, y reconozco que soy pecador, “la verdad esta en mi”.
    En fin existe tu verdad, mi verdad, y LA VERDAD.

  3. Daniel dijo:

    Este articulo esta totalmente desubicado en este blog…
    Un disparate.
    Pastor Fumero vea la forma de controlar lo que se esta publicando aquí.
    Bendiciones.

  4. MANU dijo:

    A VECES ESTE SITIO PUBLICA UNOS ARTICULOS QUE NADA TIENE QUE VER CON SANA DOCTRINA. OJALA EL ADMINISTRADOR TUVIERA MAS DISCERNIMIENTO.

    Jesús es el más grande de todos los siervos, que limpia sus seguidores por completo.
    Jesús nos llama principalmente al amor, y Él mismo se pone como ejemplo para nuestro amor.
    El Espíritu Santo ministra en la tierra, a través de los creyentes, en el nombre de Cristo.
    Nuestra vida cristiana debe consistir en relaciones apropiadas con Cristo, nuestros hermanos en la fe, y el mundo. Cristo quiere la unidad de su cuerpo.

    A medida que buscamos vivir una vida Cristiana, es facil dejarse llevar por cada pequeña diferencia que tengamos con los demás cristianos.
    ¿Con qué frecuencia un ligero cambio en una preocupación de segundo nivel de la teología ha dividido las diferentes denominaciones?
    A menudo nos enfadamos tanto acerca de estas diferencias que nos olvidamos de la importancia de la unidad.
    Como creyentes en Cristo, somos uno con Él, y que podemos ser uno con los demás por medio de él. En el evangelio de Juan, Jesús ora al Padre por esto mismo. Vamos a pedirle a Dios que nos dé un espíritu de unidad en lugar de la falta de unidad, de la paz en lugar del conflicto, y de amor en lugar de la división con nuestros hermanos y hermanas en Cristo.

    BENDICIONES A TODOS.

  5. Cartur dijo:

    Este articulo se coló en este sitio; por Dios, ¿quien administra los contenidos que se publican aquí?
    El escritor de este articulo parece que sigue esclavo de la mentira… Critica claramente la verdad del evangelio, no tiene discernimiento.
    Parece como si un ateo reflexionara sobre el versículo en cuestión.

  6. Ileana dijo:

    Acabo de encontrar al autor de este artículo, y su sitio http://www.lupaprotestante.com/blog/category/secciones/opinion/ , es totalmente ECUMENICO; a favor de los gays, etc…. con razón es tan disparatado!!!. Vean su descripción.
    “Lupa Protestante, fundada en el año 2005, es una revista digital de teología, opinión y cultura desde una óptica cristiano-progresista, evangelizadora, crítica, ecuménica, inclusiva y en diálogo con la sociedad contemporánea y las tradiciones religiosas no cristianas.”

    • Noemí dijo:

      Con razón… El artículo no hay por dónde cogerlo. Por favor, el responsable de colar este texto se abstenga en el futuro… Bendiciones a todos!

  7. maria dijo:

    En dicho articulo que por cierto es bastante ambiguo,habia cosas que no me encajaban como la verdad relativa esa que en nuestra sociedad ya es un hecho,que lo que es bueno para ti no lo es para mi y cada uno tiene su propia verdad,y entre lineas me di cuenta, que el autor queria decir algo.
    Que si la biblia no es un libro de verdades astronomicas no esperemos que sea un libro de verdades,morales, antropologicas y sexuales,osea que no podemos esgrimir estas cosas para ponerlas como regla,porque no lo son.
    Al respecto yo le comente este articulo a mi hija y le dije este tiene una corriente,moral y sexual diferente,debido al enfoque distorsionado que hace como un mensaje subliminal,pero el que lo lee a traves del conocimiento del Espiritu Santo el Senor nos da disernimiento espiritual,para estar alerta ante articulos asi bien sutiles y confuso.
    Al igual que usted hermana yo indage y me llegue a la pagina de este senor,haciendo clip en el nombre de el, que esta en el encabesamiento del articulo.
    Que Dios nos siga dando luz,en tantas cosas confusas que anda en internet.
    Bendiciones a todos los hermanos que visitan esta pagina.

  8. Miyid dijo:

    Es altamente recomendable que no se publiquen esta clase de escritos en este foro,a no ser que se incluya específicamente una nota en cada uno de estos,donde se alerte que su contenido es objetable, al ser contrario a la Biblia o a la sana doctrina que en este foro se procura promover.
    Mayormente, considerando a los nuevos creyentes y algunos que aunque no tan nuevos, se podrían confundir con este tipo de artículos, cargados de veneno doctrinal y de mensajes subliminales.
    Aunque hay una nota general indicando que U.C.A. necesariamente no está de acuerdo con todo lo que aquí se publica, siempre hay quienes no pueden discernir por si mismos, y requieren un poco más de ayuda.

  9. Oliv.A. dijo:

    definitivamente no eres cristiano, Jesus: es la verdad y el camino..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s