“¿ESTÁ O NO ESTÁ EL SEÑOR ENTRE NOSOTROS?” EX.17:7

JESUS Y LOS ANCIANOSElias Bajer
Es interesante observar la tendencia de las organizaciones en contratar consultoras externas para manejar los Recursos Humanos. Desde la histórica oficina de personal reemplazada hoy por terceristas, no han podido resolver el mejoramiento del clima laboral.

Los Directivos hablan y hablan de las formas para mejorarlo, pero hasta que ellos mismos no lo vivan, las cosas no cambiarán. Mientras tanto, se seguirán colocando parches sobre parches como Jesús ya había enseñado que no debe hacerse. Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura.

Para los cristianos, ésta es una gran oportunidad, no solo para manifestar nuestra fe sino para crecer en responsabilidades y también en remuneraciones.  No olvides que “en la noche más oscura es donde más brillan las estrellas”, por eso pero debemos poner en práctica las palabras eternas que la Sabiduría Milenaria ya nos ha enseñado.

No es que fracasamos por desconocerlas, sino por dudar en su implementación; son las dudas que nos hacen andar como las ondas del mar  arrastradas por el viento y echadas de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

El grave problema es que los cristianos adquieren otras costumbres, imitan lo que la tv muestra, actúan como los demás compañeros de trabajo y se dejan arrastrar fácilmente por otras culturas en vez de ser quienes marquen las diferencias. Y aparece la pregunta: ¿Está o no está el Señor entre nosotros?

En vez de glorificar a Dios en el trabajo, algunos adquieren una visión que alcanza sólo para cubrir las necesidades económicas, zafar de las deudas, siempre están con el miedo al despido, nunca consideran al trabajo como propio, entonces sienten que la empresa no es tuya, se escudan en que siempre lo hicimos así y viven con el riesgo de que los cambien por otros empleados más efectivos.  Qué distinto es cuando se sirve a Dios dentro de ese lugar de trabajo: Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo.”

Qué puedes hacer?  Algunas cosas sencillas que te proyectarán a mejores calificaciones y remuneraciones: llega temprano al trabajo, vuelve temprano del almuerzo, cumple con los objetivos que te soliciten y si puedes hacer más de lo que te piden, hazlo. No pierdas el tiempo con tu celular y obedece a tus jefes. Dibuja una sonrisa en tu rostro, vive alegre, nunca maldigas.  Con estas pocas cosas vas a poder manifestar el evangelio de Cristo, porque ellas hablarán más fuerte que todas tus palabras.  Acaso no está el Señor contigo? ¿Está o no está el Señor entre nosotros?

 

Manifestemos así que el evangelio de la paz es capaz de cambiar a un pecador, entonces el mundo verá que somos distintos, que tenemos algo que nos diferencia y nos hace reaccionar de manera destacada y ésa será tu gran comisión. ¿Está o no está el Señor entre nosotros?   No lo dudes, ÉL te está mirando.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Jesús. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s