¿CANCIONES BÍBLICAS DE MINISTERIOS CUESTIONABLES?

Mauricio Velarde

musica¿Sabes quién ha sido el mejor compositor de canciones en la historia de la música cristiana? Si te dijera que este compositor cometió adulterio y homicidio, pero que luego se arrepintió de su pecado, ¿considerarías que es sabio de mi parte el cantar sus canciones en mi iglesia? Si contestaste que “no” deberías saber que acabas de decirme que no puedo usar gran parte de las canciones en el libro de los Salmos. Estoy hablando del rey David.  El rey David fue uno de los hombres más destacados del Antiguo Testamento. Fue un excelente músico y poeta. Y como “un hombre conforme al corazón de Dios” era un líder religioso excepcional. Sin embargo, a pesar de sus ilustres logros, el rey más grande de Israel no estuvo exento de algunas fallas graves.  Primero, tuvo una conducta vergonzosa de adulterio con Betsabé (2 Samuel 11:1-27) y, segundo, el asesinato de Urías (2 Samuel 11:14-17).

¿Podemos cantar canciones de ministerios que ya no tienen sana doctrina o cuyos líderes han caído en pecado?

Quizás estés pensando que, por lo menos, el rey David se arrepintió de su pecado mientras que hay ministerios o personas hoy día que no se han arrepentido. Aunque David sí se arrepintió de sus pecados, hubo un tiempo en el cual sus salmos fueron usados y David todavía no se había arrepentido.  Sus canciones eran cantadas porque contenían un mensaje que llevaba al necesitado, al herido, al temeroso y al alegre a darle gloria a Dios.

Al igual que estos hermanos del pasado, no uso los salmos porque los escribió el rey David, sino que los uso porque son la Palabra de Dios.  Cuando miremos ministerios que predican doctrinas cuestionables, no sigamos sus enseñanzas. Aún así, no veo un problema con usar su música siempre y cuando sean centradas en el Evangelio.

Mi compromiso es con la Palabra de Dios.

En varias ocasiones  me han preguntado si es correcto usar canciones de “tal persona” o de “tal ministerio”. Yo hago esta pregunta, ¿las canciones de “tal ministerio” o de “tal persona” están centralizadas en la palabra de Dios?  Si la respuesta es “no”, pues no las cantes.  Sin embargo, si la contestación es “sí”, porque son canciones que están llenas de la Palabra de Dios y pueden ser de edificación para nuestras iglesias, no veo el problema en usarlas. Mi compromiso no es con un artista o ministerio. Mi compromiso es con el Evangelio.  No existen artistas o ministerios perfectos pero el Evangelio nunca falla ya que es perfecto.

De vez en cuando aparecen en mi repertorio canciones de cantantes que en su momento eran cantantes de sana doctrina pero que ahora se han alejado de estas enseñanzas. También uso canciones de un ministerio muy conocido que jamás invitaría a predicar a mi iglesia.  Sus enseñanzas no son bíblicas y jamás apuntaría a un hermano a las iglesias de este ministerio.  Pero cuando escucho las canciones que están produciendo, no puedo entender cómo es que las canciones pueden estar saturadas del Evangelio más su predicación no lo está. Estas canciones contienen sana doctrina, melodías hermosas y arreglos musicales excelentes.  A veces digo, “si ellos enseñaran este tipo de verdades en sus sermones, serían una muy buena iglesia.”  Sin embargo, no es ese el caso.

Colosenses 3:16 dice “que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias  en vuestros corazones.”

Cuando una canción tiene la Palabra de Cristo, es decir, el Evangelio, más una melodía accesible para la iglesia, yo la uso.  Pero si la canción no tiene un mensaje evidente del Evangelio, aun cuando tenga una melodía y un arreglo fenomenal, no será una de las canciones en mi lista para cantar.  Las canciones que vamos a cantar nunca deben depender del ministerio o el artista que las canta. Estas deberían ser escogidas basadas en su contenido; el Evangelio.

Para concluir, les dejo con algo que entiendo puede ayudarnos a tomar una decisión respecto al tema. Las palabras que pronunció Jesús acerca de los escribas y fariseos dice, “De modo que haced y observad todo lo que os digan; pero no hagáis conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hacen.” (Mateo 23:3)  Si sus ministerios son cuestionables pero sus canciones son bíblicas, usemos las canciones pero no sigamos sus ejemplos.

Yo creo que podemos usar canciones de ministerios que sean cuestionables siempre y cuando sean bíblicas.  Podemos estar en desacuerdo con sus ministerios pero, como dijo Pablo de aquellos que proclamaban a Cristo fingidamente o con ambición personal, “…de todas maneras, ya sea fingidamente o en verdad, Cristo es proclamado; y en esto me regocijo, sí, y me regocijaré.”  (Filipenses 1:18)  Démosle gracias a Dios cada que vez que escuchemos canciones bíblicas, también oremos para que Dios abra los ojos de aquellos ministerios que no predican el evangelio de Cristo.

Finalmente, nuestro filtro para elegir canciones debe de ser la Biblia no un artista o ministerio.

Mauricio Velarde

Mi nombre es Mauricio Velarde y soy el líder de alabanza, compositor de canciones, y productor musical. Soy miembro de la Iglesia CrossPointe Español en Orlando Florida, donde vivo junto a mi esposa. En los últimos años he podido participar en la producción de varios álbumes en español de Sovereign Grace Music.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Himnos, Música. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿CANCIONES BÍBLICAS DE MINISTERIOS CUESTIONABLES?

  1. Frank Latimer dijo:

    el autor de los salmos de David es el Espíritu santo, O SI SE PREFIERE LA TRINIDAD ENTERA según el momento de expresarse …es decir lo mismo …
    NO SON PALABRAS DE DAVID , SINO DE DIOS .
    Si David hizo …o deshizo…es problema de David …no mío .
    Las palabras de un corito no son las palabras de Dios , sino las del compositor del corito ….
    No es ni parecido ser Dios …o ser un un humano .
    las palas humanas de un adúltero asesino son palabras humanas
    las palabras DIVINAS si Dios se las da a un rey que hizo y deshizo ..
    ……………..ES COSA DE DIOS Y PALABRA DE DIOS
    SON PALABRAS DE DIOS …
    ………………………..y yo no se más ….NO SON DE HOMBRE
    POR ESO SE CANTAN ….
    PERO SI YO HAGO LO QUE HIZO DAVID …y luego escribo mis palabras que son correctas pero mías …NO POR SER CORRECTAS SON PALABRAS DIVINAS ….son humanas y no conviene poner a homicidas adúlteros a escribir letras de coros ….PARA QUE SE HAGAN MILLONARIOS Y LUEGO PASTORES ….que no se conforman con cantar …quieren más….y más …y más …
    “Hasta los gatos …
    ….quieren zapatos”
    DIOS ES DIOS …Y YO NO SOY DIOS
    SI CONFUNDIMOS A DIOS CON LOS HOMBRES ….YA ESTAMOS ACABADOS .

  2. justo jorge dijo:

    MIENTRAS LA LETRA SEA DE ACUERDO A LA SANA DOCTRINA ESTA TODO BIEN. SINO NO PODRÌAMOS CANTAR NINGUNA CANCIÒN.

    • wamvar dijo:

      Aunque la cante el depravado mas perverso? al fin y al cabo es para Dios? No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.
      Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para verguenza vuestra lo digo.
      Segun su comentario: con las patas podriamos ofrecerselo; alcabo es para Dios; »Por medio del aceite de consagración que se le puso en la cabeza, el sumo sacerdote tiene toda autoridad de usar la ropa sagrada. Por eso no debe dejarse suelto el cabello ni rasgarse la ropa en señal de luto, ni acercarse a ningún cadáver, ni siquiera al de su papá o de su mamá, pues no debe contaminarse. 12 El sumo sacerdote no debe salir del santuario ni permitir que el santuario se contamine porque el sumo sacerdote ha sido consagrado a Dios y yo soy el SEÑOR.

  3. sara dijo:

    Sana Doctrina en la adoración a nuestro Dios (en la alabanza)
    Para adorar verdaderamente a Dios con nuestras alabanzas ( cantos y salmos e himnos espirituales), vallamonos a imitar a la Iglesia de Cristo primitiva del primer siglo, en donde no se utilizaban los instrumentos musicales, sólo se cantaba con el espíritu y en verdad, para no caer en lo que en el mundo religioso de hoy en día hace: utilizar toda clase de instrumentos musicales, con ritmos de todo tipo, metiendo los ritmos mundanos a la Iglesia del Señor, y alegando que Dios se agrada de ello. Y más aún haciendo mercadería de sus dicos con musica cristiana. Si en verdad deseamos llevar la SANA DOCTRINA hagamos en todo las practicas doctrinales de esa Iglesia que fue ejemplo de los primeros cristianos, y no sólo practiquemos unas cosas sí y otras no. ¿Los instrumentos musicales forman parte del culto de la Iglesia y del testimonio evangélico, desde los inicios de la historia de la Iglesia de Dios en la tierra, a través de los tiempos apostólicos y de los posteriores? Para contestar a esta pregunta, nos ayudarán los hechos siguientes.

    Para empezar, debemos tener presente que la dispensación propiamente cristiana o de la Iglesia no se inició hasta el día de Pentecostés. Cuando nuestro Salvador estaba en la tierra, dijo a Pedro: «Sobre esta roca edificaré mi iglesia» (Mt 16:18). No dijo: «estoy edificando mi iglesia» o «he edificado mi iglesia», sino «edificaré», anunciando una cosa futura aún. La única otra mención de la Iglesia que encontramos en los cuatro Evangelios se halla en Mt 18:17: «Dilo a la iglesia». Pero un examen atento de los versículos 15-20 de este capítulo 18 de Mateo nos mostrará que nuestro Señor estaba contemplando los días que vendrían después de que Él se hubiera ido de la tierra. Esto lo vemos bien claramente si consideramos el versículo 20: «porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». Esto era un anticipo del tiempo subsiguiente a su ascensión al cielo, y en que Él manifestaría su presencia real, aunque invisible, en medio de dos o tres congregados en su nombre.

    La vigencia de la Iglesia como un cuerpo funcionando sobre la tierra tuvo su principio en el día de Pentecostés tal como se describe en el capítulo 2 del libro de Hechos. Esto es confirmado de manera definitiva en 1 Co 12:13: «Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo». La primera vez en que la palabra iglesia (propiamente asamblea, de la voz griega ekklesia) es usada en el libro de los Hechos para designar este nuevo cuerpo, la hallamos en el capítulo 5, versículo 11: «Y vino gran temor sobre toda la iglesia».[2] Así estamos seguros de que pisamos terreno firme si continuamos nuestra investigación de las prácticas apostólicas en la Iglesia tan solo a aquellas porciones del Nuevo Testamento que son posteriores a los cuatro Evangelios…

    Lo primero que nos llama la atención al examinar el libro de los Hechos es el silencio de algo que pudiera semejarse al uso actual de los instrumentos musicales en la Iglesia. En verdad, la única mención que se hace sobre el canto en todo el libro de los Hechos, la tenemos en la ocasión en que Pablo y Silas se hallan encarcelados en Filipos: «Pero a media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios» (Hch 16:25). Nadie podría pensar en la existencia de instrumentos musicales en aquel oscuro calabozo interior.

    Prosiguiendo con nuestro examen, en las epístolas encontramos el mismo silencio en cuanto al uso de cualquier ayuda mecánica en la adoración o el testimonio cristianos. A continuación, citaremos las ocasiones en que las epístolas neotestamentarias aluden a la música o al canto:

    «Como está escrito: por tanto, yo te confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre» (Ro 15:9).

    «Cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento» (1 Co 14:15).

    «Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones» (Ef 5:19).

    «Enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales» (Col 3:16).

    «Anunciaré tu nombre a mis hermanos, en medio de la iglesia cantaré tu alabanza» (He 2:12), (Versión Moderna).

    «¿Está alguno alegre? Cante alabanzas» (Stg 5:13).

    En estas seis referencias no se halla ningún indicio de acompañamiento musical en el canto. Al contrario, se afirma que la melodía debe estar en «vuestros corazones».Si Dios hubiera deseado que los instrumentos musicales tuviesen cabida en la Iglesia, Él así nos lo habría declarado de manera específica, ya sea en los veintiocho capítulos de los Hechos de los Apóstoles (escritos por Lucas), o en el cuerpo que forman las catorce epístolas paulinas, las tres de Juan, las dos de Pedro, o en las que escribieron Santiago y Judas. Cuán sorprendente es el hecho que esto que tiene tanta cabida en el pensamiento y en la práctica del cristianismo hoy en día, no haya encontrado una sola mención en estos veintidós escritos —obra de seis siervos diferentes del Señor que cubrieron un lapso de setenta años aproximadamente.
    Y por supuesto alguien argumentará que el Rey David sí los utilizaba . Sin embargo, en la ley de Moisés y los profetas, se hacían otras practicas para adorar a Dios, incluyendo la adoración con instrumentos. pero el cristiano no está bajo la Ley de Moisés, sino bajo la Ley de Cristo, y nuestro pacto es con Cristo y sus mandamientos ( nuevo testamento ) porque nuestra adoración es espiritual ( en espíritu y en verdad porque Dios tales adoradores busca que le adoren Juan 4:23) Y si la Biblia calla en esta práctica sobre los instrumentos musicales, en el nacimiento de la Iglesia primitiva, a partir del libro de los Hechos en donde nace la Iglesia de Cristo donde no se hace mensión alguna, no debemos nosotros de pensar más de lo que está escrito. ( 1ra. de corintios 4:6) “para que aprendais a no pensar más de lo que está escrito”
    LA DIVISIÓN RELIGIOSA, ES PRINCIPALMENTE POR NO OBEDECER A LO QUE ESTÁ ESCRITO, Y POR EL CONTRARIO, OBEDECER MANDAMIENTOS Y DOCTRINAS DE HOMBRES QUE NO ESTÁN ESCRITOS EN NUESTRA LEY PERFECTA DE CRISTO.

    • Frank Latimer dijo:

      Una cosa es clara los instrumentos no son imprescindibles , si bien se usan en toda la tierra y si la iglesia está sana y le da un lugar sano a cada cosa no hay problema, estando enfermo de cáncer el asunto es la reproducción de células que crecen a su manera sin considerarse mas que a si mismas , ni pueden siquiera ser conscientes del cuerpo al que pertenecen …eso es cáncer .CÉLULAS QUE NO SE VEN MAS QIUE A SI MISMAS Y LES DA IGUAL DESTRUIR UN CUERPO O ATORMENTARLO , el problema es el mismo de las ofrendas , de los estudios , y hasta de las oraciones en lenguas durante el culto público …cosas que hechas sin ser servicio al cuerpo son cáncer y matan …el problema es el cáncer no los instrumentos …sino amar esta vida mas que a Cristo .
      No vale la pena discutir , yo puedo estar reuniéndome sin instrumentos por el resto de mi vida y puedo hacerlo con un coro y orquesta …..ME DA IGUAL ….no tengo problema si los hermanos están con Cristo juntamente crucificados y ya no viven ellos sino Cristo en ellos….
      .ESE ES EL VERDADERO PROBLEMA Y LO VEMOS HASTA EN LAS ROPAS …LAS OFRENDAS …LAS BEBIDAS …LOS DIAS DE FIESTA….ETC …ETC …ETC…SIEMPRE ES LA CARNE QUE QUIERE SU SITIO …NO CUALQUIER SITIO SINO EL TRONO .

      Dios te re-bendiga muchísimo .

  4. cristal971115 dijo:

    Tienes razón, si no hay un verdadero arrepentimiento y una verdadera entrega a nuestro Señor Jesucristo, y un verdadero amor y compasión por nuestro prójimo, todo lo demás, aunque cumplas con todo, no vale de nada. 1ra. de corintios 13;1-2 Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. 2Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.…
    Sin embargo, creo que debemos llevar la docrina más pura y sin mancha que podamos, y hacer caso a lo que el apóstol Pablo nos ordenó a todos diciendole esto a Timoteo: 1ra. de Timoteo 4:15-16 “Reflexiona sobre estas cosas; dedícate a ellas, para que tu aprovechamiento sea evidente a todos. 16Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza;( de lo que predicas) persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan” Además de amar a nuestro Dios y nuestro prójimo verdaderamente, es preciso anunciar la pura y verdadera doctrina. Es parecido a” la fe sin obras es muerta”,( No podemos ser salvos sólo por creer.)” y l.as obras sin fe son muertas” ( no podemos ser salvos con puras obras), es decir no una o la otra, sino las dos van juntas. En este caso es lo mismo, EL AMOR VA JUNTO CON LA OBEDIENCIA. Nuestro Señor Jesucristo dijo: EN jUAN: 14:20-21 “En ese día conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 21El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él. POR LO TANTO, AMAR A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, TAMBIEN ES GUARDAR SUS MANDAMIENTOS, GUARDAR (OBEDECER) LA DOCTRINA PURA, LIMPIA Y SIN MANCHA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s