¿TIENEN DERECHO LOS ASESINOS?

Mario E. Fumero

inauguran-carcel1 Con la inauguración de la cárcel de máxima seguridad en el Porvenir, en Francisco Morazán, los defensores de los derechos humanos han puesto el grito en el cielo cuando el presidente de la República Juan Orlando Hernández determinó que los delincuentes peligrosos deben permanecer aislados e incomunicados, como medida de máxima seguridad y afirmó que “Alguien que estando privado de su libertad no solo burla al Estado y su sociedad, sino que atenta y utiliza niños para asesinar, no merece más que tenerlo totalmente aislado para proteger al resto de la sociedad; no son angelitos”. 

Si hablamos y aceptamos los derechos de los delincuentes, debemos también definir el derecho de las víctimas, y  el derecho del Estado a garantizar la seguridad social en cuanto a los actos delictivos. Cuando fue ministro de Seguridad el fallecido abogado Gaumata Fonseca, ordenó que a los presos se les pusiera un uniforme y se les enchacharan de los pies, pero dicha medida tuvo que ser anulada por el reclamó de los defensoras de los derechos humanos.

Cuando una persona atenta contra la vida y la seguridad de la sociedad,  automáticamente pierde todos sus derechos, y por lo tanto, durante su período de cumplimiento de sentencia, tal ciudadano  pierde no solo su libertad, sino  también  todo lo que ello conlleva, como es su derechos personales y civiles. Ya está bueno de que los defensores  de los derechos humanos sigan tratando de defender al delincuente, ignorando las consecuencias trágicas para las víctimas de los mismos, porque tus derechos terminan, cuando los míos comienzan.

Es tiempo de poner freno a los defensores de unos derechos que tristemente afectan a los indefensos, y que el señor presidente, así como las autoridades pertinente, ejerzan todo el peso de la ley, para que aquellos que cometen actos cruentos y abominables sea severamente castigados, y las autoridades no deben dejarse intimidar de esos movimientos protectores de los criminales, los cuales ignoran el derecho de la mayoría de los ciudadanos que quieren vivir en tranquilidad y seguridad. Las cárceles no deben de ser hoteles, hospedaje, o centro de operación delincuencial, sino un lugar donde el delincuente sienta que está pagando su culpa, y eso se logra haciéndole perder todos sus privilegios durante su proceso de sentencia.

En los países más civilizados y prósperos, como Estados Unidos y Europa occidental, a los delincuentes peligrosos se les lleva a cárceles de máxima seguridad, y se les incomunica. Sólo se les permite hablar con la familia a través de un cristal y por un micrófono, y cuando se le saca de la cárcel para cualquier asunto externo, se les lleva enchachados de los pies, y con un uniforme de raya que lo distingue como presidiario. Estos países prósperos no actúan de acuerdo a los reclamos de los defensores de los derechos humanos, sino de acuerdo a sus legislaciones propias, y aplican la ley ignorando, a los que promueven una justicia injusta, porque no tiene derecho aquellos que no respetan la vida.

Es tiempo que el pueblo apoye cualquier medida que evite que los centros penales sigan siendo centros de operaciones delincuenciales como los que han sido hasta ahora, para dirigir desde ahí  la extorsión, el sicariato y las demás acciones delictivas. Debemos hacer sentir nuestra voz y defender el derecho de vivir en tranquilidad y paz, porque solo infundiendo temor podremos detener la cultura de la impunidad y criminalidad.

No podemos apoyar este tipo de derechos desde la perspectiva bíblica, porque la Palabra de Dios establece que uno cosecha lo que siembra.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Derechos, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿TIENEN DERECHO LOS ASESINOS?

  1. Cristina pinel dijo:

    Señor Fumero de acuerdo con usted, solamente le pido que escriba también contra los marearos de corbata que mataron a mi hermano en el I H S S y donde el partido de su señor presidente acepto responsabilidad, esos también deberían estar presos sin derechos pero mire hasta ministros son

  2. CRoman dijo:

    la pena de castigo y la pena de muerte ,desde él punto de vista bíblico..
    .
    .
    Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.
    Romanos 13:1-5

  3. Cristina Pinel dijo:

    De acuerdo con este articulo, solamente me gustaría que el escritor también hable de los Toros de cuello blanco, que son ministros y hasta presidentes, que saquean al pueblo, los muertos del IHSS, que cubren a hermanos y hermanas corruptas, a esos también pida justicia y que pierdan sus derechos señor escritor y entonces creeremos en ustedes que son ecuánimes y parejos como JESUS

  4. Juanfer dijo:

    Muy de acuerdo con el articulo. Estas personas que han violentado los derechos de sus victimarios y familiares deberán recibir la justa retribución por sus actos criminales. Parte de esa retribución es la privación de sus derechos y libertades. No podemos permitir que estas personas sigan operando delictivamente desde los centros de reclusión donde se suponen están purgando sus penas..Sin embargo, creo firmemente, que si deberían tener la oportunidad de escuchar la palabra de Dios, el evangelio de la salvación. A pesar de la condición pecaminosa en estos se encuentran, tienen la oportunidad divina de recibir gratuitamente el don de la vida eterna en Cristo Jesús. No se trata de que estas personas tengan derecho a la salvación, (La salvación es por gracia, el favor no merecido de parte de Dios al hombre) sino que Dios les ama profundamente y les ofrece como a todos los pecadores el regalo de la vida eterna por medio de la fe en Cristo Jesús y su obra redentora. Mientras hay vida, aun hay esperanza para el hombre. Y es muy probable que algunos de estos peligrosos delincuentes puedan ser regenerados por la obra del Espíritu Santo. Pueden recibir la libertad espiritual aun entre las rejas de su propia condena que justamente deberán pagar por sus delitos. !Bendiciones en Cristo Jesús!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s