EFECTOS DE LA APOSTASIA EN LA IGLESIA

Mario E. Fumero

tozer-libroÚltimamente me he sentido motivado por el Señor a reflexionar seriamente sobre los serios tiempos que vivimos, principalmente dentro del quehacer de la iglesia evangélica a nivel latinoamericano. Esto me llevó a leer un libro del escritor A. W. Tozer intitulado, “LOS PELIGROS DE LA FE SUPERFICIAL”, y me hizo reflexionar seriamente sobre un hecho histórico y trascendental que el autor plantea  en sus escritos. Tomando como punto de partida la evolución histórica del pueblo de Israel cuando salido de Egipto por la  por la poderosa mano de Dios, él escritor  establece que al ser nación comenzaron a constituir jueces y  reyes y  según venían otras generaciones, el pueblo retornaba a la idolatría, buscando imitar a otros pueblos y perdiendo su identidad como pueblo de Dios.El escritor afirmar que las experiencias espirituales primeras tienden a irse desvirtuando en la medida en que hay un cambio generacional. La primera generación, que vive un avivamiento o un despertar poderoso, como es el caso de la esclavitud hebrea y su salida de Egipto por la poderosa mano de Dios, tienen una experiencia espiritual profunda a la cual se aferran, manteniendo viva la lámpara de la Palabra Revelada, la cual forjar un estilo de vida conforme a los parámetros bíblicos, rompiendo con el mundo, pues son conscientes de que la amistad con el mundo es enemistad para con Dios (Santiago 4:4). La segunda generación lentamente recibe la transmisión de las experiencias oral de sus padres, pero no vivieron la realidad de primera generación, razón por lo cual se van acomodando al sistema dominante, ocurriendo una mutación que se vuelve muy grave en la tercera generación, la cual rompe con las  barreras bíblicas originales,  para irse adaptando al mundo, hasta que esté lo absorbe totalmente. Es por ello que  Tozer escribe “lo que era esencial para los abuelos se volvió secundario para los nietos. En lugar de permitir que su religión los propulsará con una pasión Santa, intentaron ser ellos quienes la impulsaran, y esa carga los condujo al cansancio, al agotamiento religioso y al colapso. Buscaron alivio en el mundo mediante un compromiso. Negociar con el mundo es poner en peligro el sentido de la presencia de Dios”[1]

Esas experiencias originales que marcaron nuestras vidas, se van disolviendo de generación en generación, hasta que lo espontáneo y genuino se vuelven motivacionales y manipulativo, dando origen a una iglesia que para poder subsistir, tiene que alimentar a los presente con emociones pasajeras, porque ignora el fundamento vivencial que nace de una profunda experiencia con Jesucristo que genera un nuevo nacimiento (Juan 3:1-5), y lentamente se van desconectando del fundamento de nuestra fé, que son las Sagradas Escrituras.

Tozer dice en su libro que “por algún motivo creen que, como la sociedad ha cambiado tan drásticamente, nuestra postura doctrinal de la inspiración de las Escritura es un ejercicio inútil. Al dividir y reducir las posturas doctrinales, hemos llegado al punto de no saber lo que creemos. No sólo esto, sino que también necesitamos nuevas traducciones de las Escrituras. Yo no estoy en contra de esto en lo absoluto pero cada vez que se publica una nueva traducción, yo soy uno de los primero en comprarla[2] ”. Cada nueva versión de la Biblia trata de acomodar el lenguaje original de las palabras “descafeinadas” ignorando el sentido de los textos antiguo porque afirmamos que tiene un lenguaje inclusivo. Las nuevas corrientes modernistas que tratan de desvirtuar lo santo, para suavizar el concepto de pecado.

Estas nuevas corrientes heréticas son proclamadas por supuestos teólogos que se han alimentado de un materialismo practico, de conferencias motivacionales, psicología baratas y técnicas de manipulación psicológica, alejándose del fundamento profundo, contenido en la Palabra de Dios, y llegando incluso a poner en tela de juicio, y socavar,  la interpretación fundamental de la doctrinal. La nueva técnica interpretativa toma conceptos ambiguos, y manoseada el sentido estricto del contenido bíblico, omitiendo los contexto y el marco histórico del escritor, por lo que aparecen aberraciones doctrinales.

En el libro ya mencionado, Tozer señala el hecho de cómo el espíritu de Babilonia se ha introducido dentro de la iglesia evangélica, y no cabe duda, que la iglesia moderna se fundamenta más en la manipulación de las emociones por medio del espectáculo, ignorando los principios del fundamentos bíblicos, que de la confrontación con el pecado.

Actualmente hay una  avalancha de influencias mundanas dentro de la iglesia que desvirtúan la santidad y el verdadero sentido de la adoración, así como un verdadero espíritu de sacrificio y entrega. Estamos ante una  iglesia que tiende a acomodarse, enfatizando más el bienestar, que el servicio. Copiando todo los elementos del mundo en donde la mediocridad, superficialidad y antropocentrismo dominan. Es una corriente tan fuerte, que difícilmente podremos detenerla, porque estos ministros, teniendo comezón de oír, andarán según  sus propias concupiscencias. Es por ello que necesitamos un avivamiento de integridad para retornar a las sendas antiguas y a la sana doctrina.

mariofumero@hotmail.com

[1] – A. W. Tozer “ los peligro de la fe superficial” página 19

[2] – A. W. Tozer “ los peligro de la fe superficial” página 24

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Apostasia, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EFECTOS DE LA APOSTASIA EN LA IGLESIA

  1. Skye dijo:

    Excelente, ahora mismo lo compro.
    Por favor seguir recomendando libros de este tipo, de sana doctrina.
    Saludos.

  2. Miyid dijo:

    Estos son los mensajes que menos se escuchan hoy día, a pesar de que son de vital importancia para lograr mantenerse en la sana doctrina.
    La iglesia de Cristo debe despertar para no formar parte de el engaño religioso profetizado para los postreros días.
    Como cristianos prudentes y sensatos, debemos procurar primeramente no ser personalmente nosotros mismos víctimas del error.
    Por ello, antes de leer cualquier libro o de dar crédito a lo escuchado proveniente de cualquier predicador,
    debemos ser diligentes escudriñando primero las Escrituras.
    La única manera en que usted puede reconocer si determinada práctica o enseñanza es completamente bíblica, es precisamente,al confrontar todo con la Biblia.
    Fallar en el mandato de escudriñar las Escrituras, nos expone a ser víctimas o victimarios de la promulgación de las falsas doctrinas.
    Primero, víctimas al aprender falsas doctrinas, y luego victimarios al enseñar lo mal aprendido a otros.
    Si comenzamos nuestra vida como cristianos recogiendo enseñanzas de diferentes libros, predicadores o hermanos, sin antes leer la Palabra,terminaremos confundiendo las enseñanzas de los hombres con las de la Biblia.
    Una vez esto sucede, será más difícil separar lo correcto del error.
    Además, hemos visto lo difícil que les resulta a los hermanos abandonar una práctica o enseñanza falsa, después de haber sido participes de la misma.
    Ejemplos haber participado en :
    La llamada risa “santa”, las pantomimas,o haber predicado falsas doctrinas como las de el evangelio de la prosperidad,dominionismo (reino ahora), la perseverancia de los santos, etc…
    El asunto es que muchos al ser confrontados con la verdad bíblica, tendrán una lucha interior contra su propio ego: que dirán los demás, que será de sus “ministerios”, o de los cargos que ocupaban, los cuales se basaban en el error.
    De manera que si en realidad buscamos no caer en apostasía,lo esencial es volver a las Escrituras, asegurándonos de extirpar de raíz los deseos de protagonismo, lucro,poder,control, o pretensiones de querer ir sobre lo establecido por Dios en su Palabra.
    Los que ocupan ministerios desde donde se imparte doctrina, como el pastor, son quienes principalmente, deben comenzar evaluándose a si mismos, dispuestos a limpiar la casa antes de que sea demasiado tarde.
    Cristo viene!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s