UN MUNDO DE MISERIA, FRENTE A UNA IGLESIA OSTENTOSA

miseria-obreza-creldad-y-la-iglesia-comodadaMario Fumero

Cierta personas hizo un comentario en una de las redes sociales que me puso a pensar seriamente en el papel de la iglesia en estos tiempos que vivimos. Ella escribía lo siguiente: “Mientras la mayoría de líderes de iglesias, se preocupan por la ampliación del templo, el aire acondicionado, los instrumentos, los autobuses etc. muchos padecen hambre y frío, porque la iglesia está perdiendo el propósito original que Cristo le trazo,”. Este comentario, acompañado de una imagen conmovedora, me llevó a pensar en uno de mis primeros libros que escribí en el año 1997, en donde hablaba sobre el tema “Cuando la iglesia perdió la sencillez” y comentaba que sí se invirtiera todo lo que en las iglesias se  gastan en acomodarse, construir edificios, hacer propaganda de televisión, comodidad y adaptación del templo a los esquemas del mundo, pudiéramos remediar el hambre la miseria y el alfabetismo de muchas naciones y tendríamos un mundo mejor, y salvaríamos a millones de niños a no morirían de hambre.

MEGAFRATERMe da tristeza ver cómo en países sumido en la miseria, se levanta majestuoso templos, con toda clase de lujos, mientras en ese mismo país y cerca de esos templos niños mueren por no tener que comer o por falta de medicamento, y la tasa de desnutrición se extiende por toda esa nación. Da vergüenza que los llamados siervos de Dios vivan como potenciados, en mansiones lujosas, mientras sus feligreses, muchos de ellos, viven en la mayor miseria, amontonados en pequeños cuartos de tabla de orilla, y pasando grandes necesidades.

Analicemos como era la iglesia primitiva. Su característica principal era que entre ellos no había ningún necesitado, pues los discípulos buscaban la forma de compartir lo que la gente traía a los apóstoles, en remediar las necesidades existente dentro de la comunidad (Hechos 4:34). Fue por ello que los apóstoles se vieron en la necesidad de crear el diaconado, para atender las necesidades de las viudas, los huérfanos y necesitados (Hechos 6:1). El diácono se define como ” un Laico encargado de visitar enfermos, recoger o administrar los fondos de la iglesia y asistir a los pobres“. El sentido etimológico de la palabra procede del latín “diacŏnus” y a su vez del griego “διακονος” (diakonos) que quiere decir servidor o ministro que atiende a los necesitados. Para la iglesia de los primeros 300 años después de Cristo el propósito de ser comunidad envolvía la atención a las necesidades humanas de sus miembros, y de aquellos que formaban su círculo de influencia (entorno). Pero ¿Cuál es el quehacer de la iglesia moderna?.

No cabe duda que la perspectiva de las iglesias del siglo XXI es otra. Esta iglesia moderna busca invertir en proyectos productivos, propaganda radiales y televisivas, por medio de lo cual se enriquece, predicando un evangelio materialista y unos pocos listos viven a costillas de la ignorancia de los creyentes modernos, los cuales tristemente ignoran las Sagradas Escrituras.

¿Tiene la iglesia influencia social en su comunidad para mejorar la condición de vida de sus miembros y su zonas de influencia? Tristemente la realidad revela que ¡NO!, pues en medio de las congregaciones evangélicas reina las drogas, la violencia, la corrupción y la extorsión. Tristemente llego a la conclusión de que aunque somos muchos, influenciamos poco. ¿Por qué será? Porque dentro de los muchos programas religiosos que tenemos, nos hemos divorciado de la solidaridad y el compromiso con los necesitados.

Las enseñanzas bíblicas del apóstol Pablo sobre la solidaridad y el compromiso social de la iglesia con los necesitados, es clara y especifica tanto con los de adentro, como con los de afuera. Se encuentra claramente definido en los textos de 2 de Corintios 8:11-15 cuando afirma:“Ahora pues, llevad también á cabo el hecho, para que como estuvisteis prontos á querer, así también lo estéis en cumplir conforme á lo que tenéis. Porque si primero hay la voluntad pronta, será acepta por lo que tiene, no por lo que no tiene. Porque no digo esto para que haya para otros desahogo, y para vosotros apretura; Sino para que en este tiempo, con igualdad, vuestra abundancia supla la falta de ellos, para que también la abundancia de ellos supla vuestra falta, porque haya igualdad; Como está escrito: El que recogió mucho, no tuvo más; y el que poco, no tuvo menos”. Noten que el quehacer principal de la iglesia en su origen era combatir la desigualdad y la acumulación de riqueza, principio que emanaba de las enseñanzas de Jesucristo (Marco 10:24, Lucas 12:33), y buscar la forma de que los que más tenían, ayudaron a los mas desposeído.

¿Cómo podemos llevar esto a la práctica en un mundo de desigualdades? Aunque le obrero es digno de su salario (1 Timoteo 5:18), la iglesia tiene que pensar en que sus ingresos no solamente deben complacer las ambiciones de sus líderes, sino remediar las necesidades de los santos. Es por ello que una iglesia evangélica y bíblica debe trabajar con un presupuesto en donde todos los donativos, diezmos ofrendas que reciban de sus miembros deberán  ser distribuidos equitativamente, dando prioridad al sostenimiento de la obra y a la ayuda a los necesitados. Es un crimen en la administración de una iglesia no ser transparente con sus miembros en el uso de sus recursos y dedicar más presupuesto para el acomodamiento, y no para remediar las necesidades de los santos.

Es bueno entender que la iglesia no es una empresa mercantil, y no tiene ganancias, porque sus ingresos deben ser destinados a los propósitos determinados por la palabra de Dios. No es justo, ni correcto, que sus líderes vivan ostentosamente, mientras las ovejas viven miserablemente. Así que debemos frenar los abusos, exigir informes y cumplir los mandatos del Divino Maestro.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Iglesia, Mario Fumero, Miseria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s