¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DEL DIVORCIO?

Félix Cabrera

DIVORCIO2El matrimonio fue instituido primeramente en el Jardín del Edén. Es una unión monógama, física, emocional y espiritual entre un hombre y una mujer. Ese es el plan divino (Gn. 2:24). Alguien dijo que Dios diseñó el matrimonio para:

Contribuir al bienestar de la sociedad en general.

Desde el principio podemos ver entonces que la disolución del matrimonio no estaba contemplada ni permitida. Ahora bien, en la Biblia sí vemos que el divorcio es mencionado. Es por eso que es importante explicar bien la razón por la que este asunto es traído a Moisés, a Jesús y aun a Pablo, y reafirmar la posición de Dios sobre el mismo.

Veamos dos instancias en el Antiguo Testamento y dos en el Nuevo, para entonces comentar sobre las mismas:

El divorcio en el Antiguo Testamento

1) Deuteronomio 24:1-4: Aquí vemos que Moisés concedió cartas de divorcios a los hombres si encontraban algo indecente en sus esposas. No está muy claro todo lo que indecente implicaba, porque podían ser desde faltas mayores hasta que la esposa quemara la comida. La ley decía que si la mujer era encontrada en adulterio, la sentencia era apedrearla hasta la muerta. Así que lo indecente eran otro tipos de faltas que no incluían el adulterio. En la ley, el matrimonio era algo serio: si alguien quería divorciarse de su esposa, se buscaban dos testigos para que constara el divorcio, pero también para que alguno de ellos se hiciera cargo de ayudar en el sostén de esa dama.

2) Malaquías 2:13-16: Aquí Dios está siendo enfático en que Él odia, aborrece y detesta el divorcio. La institución sagrada del matrimonio no fue establecida con una cláusula de divorcio. El divorcio vino como consecuencia del pecado y de la maldad del hombre. Moisés se vio obligado a dar cartas de divorcio, pero antes de que culminara el Antiguo Testamento, Dios mismo confirma cuál es su posición ante tan nefasta decisión de las parejas.

El Divorcio en el Nuevo Testamento

1) Mateo 19:3-12: ¿Qué está sucediendo aquí? Los fariseos tratan, nuevamente, de probar y ver si pueden sorprender a Jesús. Le preguntan si era lícito o correcto el dar carta de divorcio por cualquier cosa. Lo que aquí demuestra es la interpretación que ellos habían hecho al porqué Moisés permitió el asunto del divorcio.

Sin embargo, Jesús aclara la posición de Dios sobre el matrimonio. Él corrige a los fariseos y explica que Moisés se vio obligado a dar cartas de divorcio por la dureza del corazón de ellos, no porque fuera el deseo de Dios. Entonces, Jesús da como única razón válida para el divorcio la porneia (inmoralidad sexual),un término que abarcaba una amplia gama de pecados sexuales. Pero aun en sus palabras podemos notar que es más una excepción, no un deseo (cp. Mt. 19:6,8).

2) 1 Corintios 7:1-16: Aquí Pablo da una amplia y extensa explicación sobre el matrimonio. Pablo recalca que el Plan de Dios es una entrega total del hombre a la mujer y viceversa. La excepción para separarse es para orar y por acuerdo mutuo. En otras palabras, un creyente no debe separarse de su cónyuge por ninguna otra razón, y si se separa para orar, debe haber mutuo acuerdo. No puede ser una decisión unilateral.

Observe que Pablo añade como una causa de divorcio el que un cónyuge no-creyente abandone al creyente. Permítame explicar esto. Pablo lo único que está aceptando aquí como razón para el divorcio es que el cónyuge que no es creyente decida dejar o abandone al que si es creyente. En ese caso, el creyente queda libre de rehacer su vida y volver a casarse.

Es importante entender esto porque algunos pudieran enseñar que “si su cónyuge no es creyente, usted lo puede dejar, ya que es yugo desigual”. Si usted se unió en matrimonio siendo creyente con un no-creyente, usted forjó un yugo desigual y dos cosas pasaron: o no tuvo una buena consejería pre-matrimonial, o la tuvo y no hizo caso. Ahora no es tiempo de divorciarse. Ahora es el momento de dar testimonio de que eres un verdadero creyente y orar por su cónyuge. En 1 Corintios 7:16, Pablo instruye al creyente a dar testimonio, porque no sabemos si Dios salva a su cónyuge a través de su testimonio.

Como consejero matrimonial y como pastor, muchas veces recibo en mi oficina a cónyuges que quieren divorciarse porque la otra parte no viene a la iglesia y vive una vida desordenada, aunque respeta sus convicciones. Si este es su caso, usted no se puede divorciar. Usted tiene que seguir orando y dando testimonio. Dé ejemplo: sea buen cónyuge, buen padre o madre, cumpla con lo que de usted se espera, dentro y fuera del hogar, sea ejemplo de lo que es ser un creyente. La otra parte entréguesela a Dios.

Yo he sido testigo de lo que cónyuges fieles a Dios y sus familias han experimentado a largo plazo: Dios puede cambiar los corazones. Usted y yo no somos el Espíritu Santo, no condenemos a nuestros cónyuges ni tratemos de convertirlos; solo seamos fieles a Dios y démosle ejemplo.

Un llamado a permanecer juntos

Muchos han sufrido los estragos del divorcio, pero no están condenados a repetirlos. Le invito a considerar el estado de su matrimonio, pero también los efectos y el costo de lo que sería un divorcio. Estoy consciente de que puede estar atravesando una situación difícil. Quizás se encuentra en un estado de desesperanza, donde piensa que ya no puede aguantar más. Quizás ha sido muy difícil la carga sobre tus hijos. Pero un divorcio siempre, siempre es doloroso. ¡No se rinda!

Reconozco que cada caso tiene sus características, y siempre recomendamos ir a consejería matrimonial pastoral antes de tomar cualquier decisión. Exhorto a que se intente por todos los medios trabajar el matrimonio. Aun en casos de infidelidad, creo que la gracia y misericordia de Dios son suficientes para trabajar el matrimonio, reconciliar a la pareja y restaurar a los afectados. Como pastores tenemos un compromiso en proteger a las víctimas, pero debemos estar dispuestos a trabajar, ayudar y restaurar al victimario.

“Entonces, ustedes como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia; soportándose unos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tiene queja contra otro. Como Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes. Sobre todas estas cosas, vístanse de amor, que es el vínculo de la unidad.” (Colosenses 3:12-14)

¡Gracia y Paz de nuestro Señor Jesucristo para ti hoy y siempre!

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Divorcio. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DEL DIVORCIO?

  1. Daniel dijo:

    El articulo esta muy lindo hasta la parte en donde dice que si el creyente es abandonado por el cónyuge inconverso puede rehacer su vida. Hermanos esto no es así, la Palabra es clara: “y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido” (1Co 7:11); “La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor.” (1 Co 7:39); “Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.
    Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera.” (Ro 7:2,3).
    Para hacerla mas fácil y que quede bien claro: para la persona que contrajo matrimonio en algún momento de su vida, la única manera de poder volver a casarse es ENVIUDANDO.
    Bendiciones.

    • frank latimer dijo:

      O SIENDO USTED MISMO EL QUE ES ABANDONADO Y ENGAÑADO…con las botas de otro de se cruzan muy bien los charcos …con las propias es diferente .
      POR CAUSA DE “PORNUO “….cualquier relación sexual dentro o fuera del matrimonio queda rota , Cristo no se mezcla con los miembros de una ramera ni de un hombre fornicario .
      El SERMÓN DEL MONTE ES CLARÍSIMO .
      Gracias a DIOS no me casé hasta que no tuve un testimonio claro de DIOS , pero he visto de todo ….DE TODO..la soledad impuesta es el mayor daño y confusión que se puede infligir ….encima de la injusticia de haber sido traicionado o traicionada , y hay casos donde se espera en el señor y son disoluciones definitivas porque la pareja se vuelve a casar o juntar con otro .NO SE PUEFDE CARGAR A NADIE CON LO QUE ES INLLEVABLE EINJUSTO …y no es mas que letra y miedo al que dirán los que no mueven las cargas ni las tocan con un dedo .
      HERMANO DANIEL …HE VISTO TALES DESASTRES POR ESTO Y TAL CONFUSIÓN QUE ME PARECE UNA AFIRMACIÓN TEMERARIA LA SUYA Y MUY BASADA EN EL TEXTO MAL INTERPRETADO , DICHO CON TODO RESPETO Y teniendo en cuenta que le respeto como ministro , no de palabra ,sino de verdad de la buena .
      Dios le bendiga ….DIOS TE BENDIGA MUCHÍSIMO .

      • Arimatea dijo:

        El señor Frank Latimer tiene toda la razón. Usted tiene pensamiento católico Romano. Yo también a causa de eso he visto desastres peor que el mich.

      • Daniel dijo:

        Frank, bendiciones. Es siempre un gusto para mi leer tus comentarios y aportes.

        En lo personal creo que los VARIOS TEXTOS que arriba menciono son suficientes para definir el asunto. Pero mas allá de eso, te cuento que tengo 45 años, estoy en Cristo desde los 17, y sigo soltero… Y todavía no se me cayo ninguna parte… Oportunidades nunca me han faltado, ni me faltan aun hoy en día. Pero solo son “oportunidades” entre comillas, porque cuando uno se somete al señorío de Cristo solo cabe hacer su voluntad, y cuando El dice que no, es NO… A causa de mi prolongada soltería, he tenido que sufrir la burla, el menosprecio, las mas bajas sospechas y hasta el vulgar insulto, no solo de parte de los inconversos, (que están en la carne y no entienden nada), sino aun de los que se dicen creyentes, de los que se creyeron muy listos y muy valientes para un día firmar una libreta matrimonial, y terminaron arruinando torpemente sus vidas… , pero se la arruinaron ellos solos, por falta de verdadera oración, de madurez, y de obediencia a la voz de Dios. A lo largo de mis 28 años de Camino, yo también he visto de todo. He visto como se toma liviana e irresponsablemente el tema del noviazgo primeramente, y luego lo que es contraer matrimonio. Es un tema complejo, que tiene varias aristas, y da para decir un montón de cosas, y tal vez este no sea el medio mas apropiado para hacerlo.

        Solo creo necesario agregar, el hecho de que se nos advirtió que este es un camino angosto (Mt 7:13,14), que los que viven para el Señor ya no viven para si (2 Co 5:15), y que existe una cruz que llevar (Mt 10:38, 16.24; Ga 2:20). Digo todo esto para que no nos desenfoquemos de entender cual es la verdadera meta de todo aquel que un día decidió seguir a Cristo…

        Paz del Señor. Un abrazo.

      • Daniel dijo:

        Arimatea, mi pensamiento no es católico romano, es simplemente cristiano y bíblico.
        Por otro lado no tengo ni idea que es “el mich”.

  2. frank latimer dijo:

    100 % de acuerdo , esa es la perspectiva y el tema es el mas complejo , en esa perspectiva no hay dudas, el asunto ACTUAL es que esa pèrspectiva se ha perdido y el divorcio es un tema tomado a la ligera , como lo es el matrimonio .
    Más es este el problema la disolucíón de compromisos incluso con Dios y la superficialidad en todo que el divorcio en si ,cosa que viviendo con los pies en la tierra es facil de preveer que en el matrimonio habrá tiempos muy difíciles por superar en convivencia y con los hijos …e hijas —más difíciles todavía y la carne campa a sus anchas y el orgullo y el hedonismo y la falta de perdon hacen desastres y nos atacan y nos acosan más que nunca , entiendo todo eso y creo que el problema es que la gente no sabe donde se mete al seguir al Señor y casarse , porque más que el divorcio en si mismo lo que ocurre es que no saben ni quien es Dios ni que se puede esperar de tu esposo o esposa …si se creen que un esposo o esposa va a llenar todas sus espectativas —MEJOR QUEDENSE SOLTEROS
    …no es eso ….ni puede serlo .
    Solo sujetos a Cristo como cabeza podemos disfrutar y soportar una vida de familia ….humillándonos constantemente porque no son dos buenos amantes lo necesario , sino dos grandes perdonadores y que tengan a Dios como lo primero ocupándose de su salvación con temor y temblor , siendo así …no tienen nada que temer de las desaveniencias y conflictos que vendrán….. sin duda ….y en el siglo XXI más todavía.
    YO YA CUMPLÍ 58 , CASADO Y BAUTIZADO 26 años …y conviviendo con esta misma pareja , mi esposa unos 30 o 31 años , no me casé hasta no convertirnos los dos , y aún así oramos a ver que era la voluntad de Dios , con todo y eso nos las hemos visto de todos los colores , y aquí estamos …y las dos hijas criadas y trabajando viviendo sus vidas …ahora volvemos a ser novios a los 60 años .
    SIN CRISTO ..ES IMPOSIBLE por completo ,con todas las presiones sociales emocionales y de de hijos y económicas …sin contar la guerra espiritual y social despiadada y constante … el matrimonio ES UNA OBRA DE DIOS , solo ÉL lo pude sujetar en paz ..dentro de lo que somos como humanos y muy poco humildes .
    EL MATRIMONIO NO SE PUEDE TOMAR A LA LIGERA….u ocurre que hay que sentar normas estrictas EN LA IGLESIA Y DESDE EL PASTORADO en cuanto al divorcio y advertir muy seriamente en las iglesias acerca del divorcio QUE NO ES SOLUCIÓN A NADA ,ni es la óptica para contemplar una unión matrimonial hecha a la ligera , que es lo que parece que ocurre hoy dia entre cristianos ,y eso cae en la herejía , y ciertamente se puede ser estricto en esto ….y se debe .
    Con esto te digo que te entiendo perfectamente Y PUEDO MATIZAR MÁS MI POSICIÓN POR LOS TIEMPOS QUE CORREN , TE ENTIENDO .
    Dios te bendiga

  3. gamaliel salomon dijo:

    Vd esta haciendo un trabajo estupendo. Sigue por adelante. Dios le bendiga Ricamente Pastor Gamaliel de Haiti

  4. mapo dijo:

    Muy buenos comentarios, tampoco creo que un divorcio sea la mejor decisión en una pareja, ya que todos pierden en esta situación; sin embargo debemos estar claros que el solo hecho de ser creyentes no nos excluye de una infidelidad, tanto lo puede hacer uno, como la pareja. Una infidelidad es como la bomba de Hiroshima todos salimos quemados, el sufrimiento es largo y penoso, la pareja pierde la confianza, y hay una batalla mental. El problema en el viejo Testamento es que parece ser, que solo los hombres pedían el divorcio, pobres mujeres infieles indefensas, sólo ellas pecaban, no les parece raro, más bien parece ser que los hombres se cansaban de su mujer y querían otro romance, y justificaban su pecado pidiendo carta de divorcio. Siento que la Biblia se escribió con mucho machismo. Se supone que una pareja se casa por amor, pero como dijo el Señor Jesucristo, allí donde está tu tesoro, está tu corazón. Si tu pareja te ama, eres su tesoro, si no; buscará otro lugar donde encontrarlo. Y ese es el problema, por que viene el engaño, la mentira, la traición, ¿cómo devolverle la paz a un hogar? únicamente sólo a través del perdón, el verdadero amor perdona. Pero si no, difícilmente habrá entendimiento y vendrán los reclamos diariamente, enojo, repudio, dolor, consternación, inseguridad y desconfianza. Si la persona afectada no se siente cómoda es mejor separarse. Particularmente creo que las personas tienen derecho a ser felices,y no estar atadas por una recomendación bíblica. Imagínese que el que cometió el hecho viva 100 años la otra persona esta condenada al celibato…. sería muy injusto. Sé que el apóstol Pablo dio estas recomendaciones para el bienestar familiar, hablo del casamiento sin ser casado, pero sólo la persona que pasa el sufrimiento tiene el derecho de decidir si se separa o no, no olvidemos que los matrimonios están atados por leyes terrenales, de lo contrario toda pareja se uniría por el voto de la iglesia y nada más. Una persona creyente o no, no puede casarse por la iglesia, sin antes casarse ante un notario calificado para tal fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s