EL PODER DEL SUFRIMIENTO

Por: Yuri Banegas

A ninguno de nosotros nos gusta la palabra sufrimiento, le huimos y tememos y es una reacción muy humana, muy natural. No es malo temerle al sufrimiento, Jesús mismo cuando estaba cerca la hora de someterse a la cruz pidió al Padre la posibilidad de pasar de largo aquella amarga copa de la cruz.

En la iglesia casi no se predica del sufrimiento porque a la gente no le gusta este tema.
• El sufrimiento no vende…
• El sufrimiento no emociona, no entusiasma
• No llena auditorios, no nos hace danzar, gritar…

Sin embargo la mayoría de los héroes de la Biblia pasaron por este proceso. Aunque algunos recibieron el poder de Dios para las victorias contundentes.

Hebreos 11: 32-34
“¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas; que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros. Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección;”

Otros por el contrario recibieron el otro trato de Dios… el poder para ser quebrantados

Hebreos 11:35-39
“…mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección. Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra. Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.”

La gente se hace miembro de las congregaciones con las expectativas erróneas. Piensan que la membresía de la iglesia les garantiza bendiciones sin pesares. Algunos creen que Dios es simplemente como una cafetería celestial. Mas cuando no resulta como ellos desean entonces se quejan: “Bueno, ¡no funciona! Yo pensé que si entregaba mi corazón a Jesús, Él me supliría todo lo que deseo, sin tener más preocupaciones.” Las personas se desvían del camino porque sus expectativas no se realizan. Permítame decirle qué es la fe verdadera. La fe verdadera no es recibir de Dios las cosas que usted quiere, sino aceptar de Dios lo que Él le da.

Los Imponderables

1. adj. Que no puede pesarse o medirse:
efecto imponderable.

2. De mucho valor, extraordinario, superior a toda ponderación:
su contribución ha sido imponderable.

3. m. Circunstancia imprevisible o cuyas consecuencias no pueden estimarse:
no tuvo en cuenta los imponderables.

Déjeme darle un ejemplo de algo imponderable:
Alguien podría decir que hay cosas peores que la enfermedad y a veces hasta la muerte. Es muy duro un día tomar conciencia de que un hijo se ha transformado en homosexual, o que consume drogas, o que ha cometido una estafa y va a la cárcel, o que ha decidido vivir en pareja sin respetar el orden divino del matrimonio. O que duro cuando un hijo que ha conocido al Señor se decide por un conyugue no creyente, y peor aun cuando este se aparta del evangelio. Y que decir cuando hay muerte accidental, o suicidio, o una violación, o un embarazo no deseado, o un aborto, cuantos imponderables…

La dura realidad vista desde nuestra perspectiva humana nos lleva a preguntarnos: ¿Por qué? Y no hay respuesta. Aún el Señor Jesús, en sus momentos mas duros en la cruz exclama: Dios mió, Dios mió, ¿por qué me has desamparado? Y como respuesta una nube negra cubriendo el cielo en el vació de las tinieblas….

La esperanza Cristiana: ¿Idealismo o realismo?

Juan 16:33: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, Yo he vencido al mundo.”
No creo que haya, en el NT, una antitesis aparentemente más antagónica que las palabras de Jesús encarándose con la realidad de la Cruz.

Parece locura, este humilde carpintero de Nazareth, logrando aliarse con 12 discípulos, unas cuantas mujeres, uno era un traicionero y los otros cobardes, atrayendo la oposición de los poderes religiosos y políticos sobre su grupito, en las vísperas de ser traicionado, entregado, mal entendido, capturado, torturado, condenado, abusado, desnudado, golpeado y crucificado, este dice: yo he vencido al mundo. Y no lo dice ingenuamente pensando en que todo iba a mejorar ¡No! Advierte que: “en el mundo tendréis aflicción” casi parece decir que el advenimiento de la persecución es como una “victoria” que el morir es vencer….

En momentos como estos, en los cuales nos sentimos en medio de la encrucijada y se apodera de nosotros el desconcierto nos preguntamos ¿en que nos ayuda a bien la tragedia? Y a veces tenemos la absurda audacia de querer buscar una explicación a los hechos que no la tienen…
Dice le Dr. James Dobson, un prestigioso consejero cristiano: “es mejor reconocer que se nos ha dado muy poca información como para que podamos explicar las causas de todas las aflicciones que experimentamos en el mundo imperfecto y afectado por el pecado. Tendremos que esperar para poder tener esa comprensión hasta que venga nuestro Señor soberano quien nos ha prometido dejar en claro todas las cosas y poner fin a toda injusticia”

Todo es parte de un proceso.

El sufrimiento es un proceso… y déjeme decirle algo… es un mal necesario… a tal punto que aunque usted no lo busque en algún punto de su vida lo enfrentará…

La Biblia dice: “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”. Lucas 9:23, la cruz es un hecho, no se trata de buscarla o evitarla, es una realidad que tarde o temprano pasamos todos los que amamos al Señor.
El sufrimiento es una de las herramientas más santas y purificadores que tiene Dios para llevarnos al quebrantamiento.

Recordemos las historias de José y de David, tipos de Cristo, ambos desde muy jóvenes vieron la gloria de Dios y la promesa del Señor se mostró a sus vidas desde muy pequeños y no fue sino años después que podemos ver el porque de sus padecimientos. Dios trabajo en ellos a través del formón del sufrimiento.

LAS TRES CLAVES PARA SOBRELLEVAR EL DOLOR

“Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; más entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.” 1 Cor. 12:9-13

1. FE:

Vemos otra vez… la fe, la misma por la cual unos obtuvieron la victoria y otros la vieron de lejos…

Fe en medio de la Prueba: Romanos 8:18: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.”

Dios anhela edificar en nosotros una fe tan fuerte como el acero y tan sólida como una roca. Y lo llevará acabo por medio del fuego de la aflicción. ¿Para qué? Para ponerle a prueba.

La fe que no puede ser probada, no es fiable. Los tiempos en los cuales crecemos más no son cuando todo marchaba bien. Las ocasiones cuando sufrimos pesares, presiones, y problemas son los tiempos de nuestro crecimiento en Cristo, ¿verdad?

Alguien escribió estas palabras: “Caminé una milla con el placer, y me platicó todo el camino. Mas a pesar de todo lo que dijo no aprendí más sabiduría. Caminé una milla con el pesar y ni una palabra dijo. Pero cuánto aprendí cuando el pesar caminó conmigo.”

2. LA ESPERANZA:

¿Qué significa la palabra “esperanza” en la Biblia? No significa ‘quizás’. Podemos usarla de esa forma en español, mas no es lo que ésta significa en la Biblia.

“Esperanza” significa ‘certeza’, pero no cualquier tipo de certeza. Es convicción y firme seguridad acompañada de anticipación basada en la Palabra de Dios.
Cuando era niño, mi papá nos llevaba a dar un paseo por la tarde los domingos. A veces solíamos pelearnos con mis hermanos. Si el asunto se ponía demasiado acalorado, mi padre nos decía: “Cuando lleguemos a casa, muchachos, les voy a dar una paliza.” ¡Con papá, sabíamos que ésta era una verdad firme y segura! Nuestra esperanza, por el contrario, ¡es una anticipación de gozo!

Sin embargo… déjeme decirle que esperanza no es optimismo… la esperanza es lo que queda cuando el optimismo ha muerto…

3. El AMOR:

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Cor. 13:4-7

Entonces cuando estamos en medio del sufrir, del dolor, de la prueba, de la enfermedad, de la persecución tomemos nota de la receta… FE, ESPERANZA Y AMOR…

Hermanos, no estamos capacitados para entenderlo todo, pero si para enfrentarlo todo

Testimonio…
Mary Craig, es escritora de un libro llamado: Regalo Divino. Había formado un hogar feliz y su vida se desarrollaba en un ambiente tranquilo junto a su esposo y un hijito. Su temor, (todos lo tenemos) era tener un hijo diferente. La vida no le dio uno, sino dos. El primero de ellos con una patología poco común, Su desesperación llegó al punto de, siendo creyente, enojarse, decir palabras injuriantes contra Dios y luego exclamar: “Si en verdad existes, muéstrame una salida”. En cierto momento de locura y desesperación, su madre, que había pasado por momentos crueles de sufrimiento le dijo: “Dios ofrece la espalda que requiere la carga” . Recupero la fe y dedico parte de su vida a servir a otros en peor situación.

Al nacer su segundo hijo, con síndrome de Down, a punto de tocar fondo, ya sin reservas emocionales para soportarlo, recordó algunas palabras que había leído alguna vez: “Nuestras tragedia no es el sufrimiento, sino desperdiciar ese sufrimiento. Desperdiciamos la oportunidad de crecer hacia la compasión” y en ese momento sintió que la sostenían con firmeza y una voz interior le decía “hay una forma de salir de esto, pero debes hallarla fuera de ti misma. Recuerda que estoy aquí en la oscuridad, no estas sola” Jesús es la respuesta a nuestro dolor…

Conclusión.

• El ha enviado a su Espíritu Santo, el consolador, ayudador y cuando nos sometemos a la soberanía de Dios, su amor nos envuelve de tal manera, que nuestra experiencia, aunque con las marcas del sufrimiento, termina en victoria.

• La voluntad de Dios nunca lo llevará donde la gracia de Dios no pueda mantenerlo. Hay victoria en Jesús, el camino es la cruz, el quebrantamiento….

• El estará con nosotros hasta el final… aunque a veces creamos que nos da la espalda, en realidad así es, pero nos ofrece la espalda para que pongamos sobre sus lomos nuestras cargas.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Estudios Bíblicos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL PODER DEL SUFRIMIENTO

  1. Gustavo Moreno dijo:

    Puedo asegurar que durante y despues de pasar el sufrimiento hay bendición, se conoce al Espiritu Santo como realmente es “El Consolador”, no hay otra manera no se puede entender este calificativo al Espiritu Santo si no es a través del sufrimiento, sientiendolo cerca como un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s