LA OPCIÓN “B” A LA EDAD PUNIBLE

Mario Fumero

Se debate arduamente, con argumentos en pro y en contra, de la aprobación de la ley de la edad punible, algo que según los convenios internacionales suscritos por Hondura, no sería factible en corto plazo. Además existen muchos defensores de los derechos del niños que justifican con argumentos la culpa del Estado y de la familia en el alto índice de delincuencia infantil.

No puedo negar que el sistema para menores infractores has sido deficiente, por no decir caótico. También es cierto que no sea hecho un trabajo clasificatorio con los menores, que son internados en estos centros, considerando el tipo de delito cometido, este es un grave error, pues lleva a un joven que robó un pantalón, a convivir con un marero, asesino o que mercadeaba droga y formaba parte del crimen. También he sabido, por estudio hecho en estos centros de menores desde hace más de 14 años, que los que trabajan en estos centros están coludidos con los menores, que son los que controlan el centro de menores infractores.

La posibilidad de que no se pueda implementar la ley de la edad punible como se plantea, debido a los convenios internacionales, debe llevar a los legisladores y al gobierno a buscar una segunda opción, la cual  yo denomino la opción “B”.

¿En qué consiste esto opción? Que si no se puede rebajar la edad de los menores, se nombre una comisión de tres expertos en la materia: un psiquiatra, un sociólogo y un psicólogo, para que estudien los casos de los infractores entre los 12 a los 18 años, y determinen su consciente intelectual, su madurez para ejecutar el delito, y el marco sociológico del joven para determinar la pena que se le debe aplicar,  la cual deberá depender del dictamen, el cual deberá de ser de acuerdo a su trayectoria delincuencial y su marco histórico, dando base para aplicar el código vigente para adultos de algunos delitos graves y pasar a los 18 años a una cárcel normal.

Muchos países han optado por esta alternativa. Hace poco en el Estado de la Florida fue juzgado  un menor de 16 y año que mató a un minusválido de forma cruel, y pese a ser menor de edad, se le aplicó  cadena perpetua, porque ya tenía antecedentes de actos similares. Lo que determina la culpabilidad de un delito no es la edad física, sino su madurez emocional y tu inteligencia en la planificación del delito.

Es necesario que junto con la aprobación de esta ley o metodología, se empiece a trabajar  para crear diversos centros de menores infractores en donde se les clasifique de acuerdo al tipo de delito cometido, porque hay actos delincuenciales que se pueden rehabilitar fácilmente si los captamos correctamente a tiempo.

Para aquellos delitos de carácter leves, se les podría enviar a centros de régimen abiertos, donde aprendan un oficio y se les oriente. Allá irían delitos menores, como el robo, consumo de droga, violencia sin daño grave o daño a la propiedad etc. Éstos centros pueden ser manejados por ONG que trabajen en esta área de rehabilitación.

Para aquellos delitos graves, se deberá internar en centros cerrados del Estado, pero con un plan educativo, y una metodología de modificación de conducta. Se catalogan delitos graves el robo con violencia, asalto, posesión de cierta cantidad de droga, o ser usado como mensajero para la extorción etc.

Y para  los delitos muy graves, se deberán tener centros especiales de máxima seguridad, en donde el menor cumpla parte de la sentencia hasta los 18 años, para después ser remitido a los centros normales existentes. Los delitos muy graves son el haber reincidido en delitos repetitivos graves, asesinato, posesión y uso de armas o drogas, violación, secuestros o actos catalogados terroristas. Estos caso, por regla general, presentan  cuadros de sicopatía, y son un peligro para la sociedad. Tales menores deberán ser juzgado sin contemplación bajo el código vigente para adultos.

 

Si empezamos a manejar correctamente las conductas de los infractores leves en su inicio, nos evitaremos tenerlos  que llevar a la aplicación de la pena máxima, y podemos rescatar al jóvenes del abismo  de la delincuencia, sobre todo, infundir temor y respeto a la ley, algo que tristemente no ocurre en los menores infractores.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Delincuencia, Juvenil, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA OPCIÓN “B” A LA EDAD PUNIBLE

  1. El gobierno de Israel decreto penas mas fuertes para los terroristas juveniles y,al mismo tiempo,bajo el limite de edad.De este modo,los que lanzan piedras y atacan con cuchillo,aun con doce años,pueden ser condenados a largas penas de prisión. Tomado de la revista del mes de abril Llamada de Media Noche.”LOS TERRORISTAS JUVENILES ¿SON IMPUTABLES?
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s