LA EXISTENCIA Y NATURALEZA DE DIOS

APRENDIENDO TEOLOGIA ELEMENTAL

  1. Falsos y Verdaderos Sistemas de Teología
    1. Deismo.Este sistema reconoce que hay un Dios, pero niega que Dios sustente o sostenga la creación.  Para ellos, “Dios es el Creador, pero no el Sustentador.”
    2. Ateismo.  Aquellos que sostienen esta llamada creencia, excluyen a Dios en toda manera.
    3. Escepticismo.   Escépticos e infieles, están llenos de dudas y descreen de Dios, especialmente del Dios de Revelación.

4. Agnosticismo.  Esta escuela de pensamiento no niega a Dios, pero niega que Dios pueda ser conocido.
5. Panteísmo.  Para ellos, todo es Dios y Dios es todo.  Cada cosa que vemos es Dios.  Dios esta en todo.  Dios y creación serian sinónimos.
6. Politeísmo.  Esta es la creencia en muchos dioses.  Habría varios dioses sobre nosotros; y sobre ellos tendrían otros dioses, y así sucesivamente.
7. Triteísmo.  Esta es la creencia en tres Dioses.
8. Dualismo.  Esta es la creencia en dos Dioses; un Dios que es bueno, y un Dios que es malo.  Ellos son co-iguales en poder y persuasión.
9. Teísmo.  Es la creencia en la existencia de un Dios personal. Disertar sobre esto seria en vano, porque cada uno debe saber quien es Dios, cual es su nombre, a fin de confiar en el.
10. Monoteísmo.  Es la doctrina sobre la existencia de un solo Dios.  Nosotros somos monoteístas.  Los judíos y los mahometanos también.  Si eso es cierto, son ellos salvos?  No! “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.” (Santiago 2:19).  Creer que Dios es uno no es suficiente, sino “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” (Rom. 10:9).

  1. B. EVIDENCIAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS.
    Cada estudiante debe asumir que la Biblia nunca trata de probar la existencia de Dios.  Asume que cada hombre sabe que hay un Dios, y declara que, “Dice el necio en su corazón:
    No hay Dios” (Salmo 14:1).
    Hay muchas evidencias de la existencia de Dios, la primera es:
    1. Por la razón. (Intelectual).
    a. El argumento de la intuición.  Algunas veces llamada “primeras-verdades”; es la creencia que sabe que hay un Dios sin que nadie le revele tal hecho.  Un niño sabe que hay un Dios.  Quien se lo ha dicho?  Todas las razas en el mundo saben que hay un Dios, pese a que ellos no estén adorando al único y verdadero Dios.  No hay tal cosa como un verdadero ateo.  La evidencia de la existencia de Dios está en el hombre, nace en él.
    b. El Argumento Cosmológico.  Este es el argumento de causa y efecto.  Aquí esta el mundo, entonces, como llego a ser?  Hay una Causa o Poder detrás de todo.  Debe haber un Hacedor o Creador.  Es fácil pensar que detrás de la creación está Dios, pero es imposible pensar que hay detrás de Dios.
    c. El Argumento Teleológico:   Hay un perfecto diseño y orden en el universo.  El copo de nieve es un hermoso patrón que el hombre no pudo duplicar.  ¿Por qué el hielo sube a la superficie del agua y no se va al fondo cuando se congela?  ¿Cómo es posible que primavera, verano, otoño e invierno vengan en orden, y que haya sucedido por milenios?   ¿Por qué el sol no está tan cerca de la tierra como para calcinarla ni tan lejos como para que se congele? Debe haber un Diseñador detrás de la creación, y ese Diseñador es Dios!
    d. El Argumento Antropológico: Este argumento se basa en las cualidades morales e intelectuales del hombre.  El hombre es el resultado directo de la creación de Dios, tal como otras criaturas lo son, pese a que las otras criaturas no posean las cualidades morales  e intelectuales del hombre.  ¿Por qué?  El hombre tiene la capacidad de saber, de razonar.  Si el hombre no tomó estas cualidades de algún Otro, alguien mayor, un creador, ¿de dónde las tomó?

    2. Por la Historia.  Ciertamente, la historia es Su Historia!  La historia verifica el hecho de que hay un Dios.  La historia ha comprobado el hecho de la existencia de Dios contra aquellos que habían repudiado su Ley.  De modo que los cristianos nunca deberían preocuparse de las condiciones del mundo.  Dios está en Su Trono.  Nada puede suceder, sino por Su Voluntad.  Alguien ha dicho, “la Profecía es el molde de la historia.”  Dios habla, y tiempo después, lo que el habló se cumple al pie de la letra.   La Historia registra solamente lo que Dios ha dicho que sucedería.  La Historia comprueba que hay un Dios.

    3. Por la Experiencia.  Esta es una de las más grandes comprobaciones de la existencia de Dios.  Los hombres han sido transformados por el poder de Dios.  No hay otra explicación sino Dios!  Oraciones han sido contestadas atestiguando la existencia de Dios.

    4. Por  la Escritura
    a. Lo que la Biblia asume ser.  La Biblia es el único libro que es inspirado de Dios.  La Biblia es el patrón para toda conducta correcta en el mundo.  Si la Biblia no es la Palabra de Dios, entonces no tenemos Dios; no podemos conocer nunca a Dios.
    b. Revelación Cristológica.  En Jesucristo, Dios vino a los hombres para decirnos como es Dios.  Si Jesús no es Dios, entonces no hay Dios.  Dios nunca podría ser conocido.  “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.” (Juan 1:18).   Jesucristo es el Hijo de Dios, y El y Su vida comprueban la existencia de Dios.
    c. Declaración profética   Dios anuncia por anticipado el futuro. Cualquiera que pueda hacer esto es más que un hombre.  El hombre no siempre puede hablar sobre el pasado, mucho menos sobre el futuro.  Cuando Cristo fue crucificado se cumplieron 25 profecías distintas, profecías escritas con siglos de anticipación.

    III. LA NATURALEZA DE DIOS.

  2. Definiciones de Dios.
    1. Definiciones Escriturales.
    a. Dios es Espíritu:   “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:24).
    b. Dios es Luz:   “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.” (1 Juan 1:5).
    c. Dios es Amor: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” (1 Juan 4:8).
    d. Dios es Fuego Consumidor: “Porque nuestro Dios es Fuego consumidor” (Heb. 12:29).
    2. Definiciones Teológicas.
    a. El Catecismo de Westminster:   “Dios es un Espíritu, Infinito, Eterno, e Invariable en su Ser, Sabiduría, Poder, Santidad, Justicia, Bondad y Verdad.”
    b. Dr. Strong: “Dios es el Espíritu Perfecto e Infinito.  La fuente de todas las cosas, El Sustento de todas las cosas, el Fin de todas las cosas.”
    c. Andrew Fuller:  “Dios es la primera causa y el ultimo Fin de todas las cosas.”
    d. Ebrards:   “Dios es la Fuente eterna de todo lo que es temporal.”

    B. ESPIRITUALIDAD DE DIOS.
    1. Su Esencia.  El es un Ser espiritual (“Dios es Espíritu” — Juan 4:24), invisible (“es la imagen del Dios Invisible”  Col. 1:15a).  Que es un Espíritu? Un Espíritu es un Ser sin carne ni huesos.  “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.” (Lucas 24:39).  Dios no puede ser visto por el ojo humano; Dios, en su pura Esencia, nunca ha sido visto. “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.” (Juan 1:18).
    2. Sus Manifestaciones.  Mientras que Dios, en su verdadera Esencia, nunca ha sido visto, el se ha mostrado a si mismo; de diferentes maneras ha revelado su persona a los hombres.  En la Escritura pregunta, “¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo.” (Is. 40:25).  El hombre no puede conocer a Dios sino en la forma en que Dios se haya revelado a si mismo.  ¿Acaso no estamos contentos de que Dios se haya revelado a si mismo en Su Hijo?  Siendo Cristo la imagen de Dios, el anticristo será una imitación.
    Pareciera haber algunas contradicciones en la Palabra de Dios; en algunos lugares dice que la gente vio a Dios: “hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.” (Ex. 33:11); “Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y vieron al Dios de Israel”  (Ex. 24:9, 10).  En otros lugares de la Palabra dice que es imposible ver a Dios:  “Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.”  (Ex. 33:20).  La verdad es que, el hombre nunca ha visto la cara de Dios en su verdadera esencia, sino que ha mirado su rostro y ha hablado boca a boca con Dios cuando Dios se manifestó en alguna otra forma sin ser su verdadera esencia.  “Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová.…” (Num. 12:8a).
    Sabemos esto, que el Espíritu (El Espíritu Santo) puede manifestarse a si mismo en una forma visible. “También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.” (Juan 1:32).  Fue en el bautismo del Señor Jesús que Juan vio la forma, pero no el Espíritu.  Entonces, el Espíritu se había manifestado.
    Dios se ha manifestado a sí mismo en varias formas; entre las cuales están las siguientes:
    a. En forma de criaturas.  Con esta expresión no queremos decir que el Señor apareció en la forma de animales, sino mas bien en la forma de seres humanos.  Génesis 3:8 y 12:7 ilustran esto plenamente:  “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.” (Gen. 3:8);  “Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.” (Gen. 12:7).  Ver también Génesis 16:7, 10, 13; Éxodo 24:9-11; Génesis 18:1-16; Jueces 13:22, 23; Génesis 32:24-30.
    Dios también se manifestó a si mismo como el Ángel del Señor.  “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.” (Sal. 34:7);  “Además le dijo el ángel de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción.” (Gen. 16:11).  La mayoría de los estudiosos de la Biblia creen que el Ángel de Jehová no es otro sino el Señor Jesucristo.
    b. En formas materiales.  El hombre no podría haber visto a Dios; por lo tanto, Dios se manifestó a si mismo en formas desde las cuales el hablo.  Una de esas formas fue la zarza ardiente: “Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.” (Ex. 3:4);  Otra forma fue mediante la columna de nubes y la columna de fuego: “Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.” (Ex. 13:21).
    c. En la Persona de Jesucristo.  Otra vez decimos que nos regocijamos de que Dios no elija hoy para revelarse a si mismo otro que no sea su Hijo Jesucristo.  Dios no escoge hoy manifestarse a si mismo en una neblina, sino mas bien en forma humana:  “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. ” Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.  (Juan 1:1, 14).  Ver también 1 Timoteo 3:16; Hebreos 1:3.
    C. PERSONALIDAD DE DIOS.
    Dios es una Persona, alguien que posee auto-conciencia, auto-determinación, y poder.
    Algunas personas tienen vagas ideas de Dios, como una fuerza, un poder, una influencia.  Pero es imposible tener comunión con una fuerza o con una influencia.  Las palabras de nuestro Señor estando en el jardín sugieren comunión con Dios: “Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.” (Juan 17:13).  Ver también Éxodo 3:14; 1 Corintios 2:11.
    Nunca se debe confundir personalidad con visibilidad.  Sustancia no tiene nada que ver con espiritualidad.  La personalidad de Dios puede ser apreciada mediante:
    1. Sus Nombres “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. (Ex. 3:14).  Las palabras “YO SOY EL QUE SOY” sugieren personalidad.
    2. Contrastes.  Con esto queremos significar que las Escrituras contrastan al único Dios sabio con los dioses de los paganos:  “porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero,” (1 Tes. 1:9).  Ver también Jeremías 10:16; Hechos 14:15.
    3. Sus Atributos.  Lo que el hace, denota personalidad, como:
    a. Dios se aflige.  Solamente una persona se puede afligir o doler: “Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.” (Gen. 6:6).
    b. Dios se arrepiente.  Leyendo el versículo citado anteriormente observamos que Dios se arrepiente.  1 Samuel 15:29 dice: “Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta.”  En un pasaje de las Escrituras dice que Dios se arrepiente, y en otro declara que no se arrepiente.  ¿Cual es la respuesta a esto?  Cuando el hombre se arrepiente, se arrepiente de alguna obra moral; cuando Dios se arrepiente, el se arrepiente de algún hecho judicial.  La actitud de Dios hacia el pecado nunca cambia.  Tomemos el caso de Jonás y Nínive.  Nínive se arrepintió; cambió su mentalidad; y esto cambió su carácter.  Dios, de todos modos, no cambia su mente; el no cambia su actitud hacia el pecado.  Pero a causa de que Ninive se había arrepentido, no hubo necesidad de juicio contra el pecado.  Su pecado había sido confesado y perdonado.
    c. Dios ama.  “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16).  “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.” (Apo. 3:19).  Solo una personalidad puede amar.
    d. Dios odia.  “Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:” (Prov. 6:16).
    e. Dios oye.  “El que hizo el oído, ¿no oirá?  El que formó el ojo, ¿no verá?  El que castiga a las naciones, ¿no reprenderá?  ¿No sabrá el que enseña al hombre la ciencia?” (Sal. 94:9, 10).
    4. Sus hechos.
    a. Dios crea.  “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gen. 1:1).  Ver también Isaías 45:18.
    b. Dios provee.  “Todos ellos esperan en ti, Para que les des su comida a su tiempo.  Les das, recogen; Abres tu mano, se sacian de bien.  Escondes tu rostro, se turban; Les quitas el hálito, dejan de ser, Y vuelven al polvo.  Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra.” (Sal. 104:27-30).  Las necesidades materiales del mundo entero son suplidas por Dios.
    c. Dios promueve.  Algunas personas, aparentemente, son impulsadas o promovidas por otras.  El mundo tiene una palabra para esto: suerte.  Pero la correcta respuesta es el Señor!  Los reyes reciben  el poder de parte suya; los pastores reciben sus cargos de parte suya; el esposo recibe la esposa de parte suya. Todas las promociones son del Señor.  “Porque ni de oriente ni de occidente, Ni del desierto viene el enaltecimiento.  Mas Dios es el juez; A éste humilla, y a aquél enaltece.” (Sal. 75:6, 7).
    d. Dios cuida.  Dios tiene un corazón; solo una persona tiene un corazón.   “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” (1 Pedro 5:6, 7).

    D. LA TRINIDAD DE DIOS.
    1. Trinidad en Personalidad.   Mediante esto, por supuesto, queremos decir que Dios es Tres en Uno.  Hay algunos errores concernientes a la Trinidad; algunos han sido provocados en ignorancia, y otros deliberadamente.
    Nosotros sabemos que la Biblia es la Palabra de Dios; si no fuese por ninguna otra razón, lo es porque tenemos la Trinidad en ella.  Si el hombre hubiera escrito la Biblia, hubiera dejado la Trinidad afuera de sus páginas; porque la Trinidad es demasiado difícil de entender.   La mente del hombre no puede comprenderla.  La única cosa que el hijo de Dios puede hacer con ella es aceptarla por fe y pararse sobre lo que Dios dice acerca de ella.  Solo porque no podamos comprender todo acerca de ella no es señal de que no sea verdad.
    Hay un error que propone que hay tres individuos en la Deidad.  Pero recuerda, Dios no es una triada.
    Otro error es que la Trinidad es una Persona, manifestándose a sí mismo en tres. Eso sería decir que hay tres esencias en una Persona, y que Jesucristo, el Padre y el Espíritu Santo son solamente manifestaciones.
    Aún hay otro error, y es el que niega la Trinidad, y consecuentemente hace del Hijo y del Espíritu Santo criaturas de Dios, los cuales llegaron a existir después de Dios.  En otras palabras, aquellos que sostienen estas teorías erróneas declaran que hubo un tiempo cuando el Hijo de Dios no existía.  Ellos utilizan esta serie de razonamientos: “Un hijo no puede ser tan viejo como su padre, un padre debe existir siempre antes que su hijo a fin de engendrarle; Así que Dios el Padre es el Padre de Dios el Hijo; y  por lo tanto, el Padre debe haber existido antes que el Hijo en función de engendrarle.”  A esto replicamos: “si una persona declarase que es padre, y lo ha sido por 10 años, entonces nosotros sabemos que ha tenido un hijo por 10 años.  Un hombre no puede ser un padre sin haber tenido un hijo.  Así es, un hombre que es padre por 10 años ha tenido un hijo por 10 años.  Así también es en la Deidad, si Dios es el Padre Eterno, entonces debe tener un Hijo Eterno.
    La doctrina de la Trinidad es una doctrina de pura revelación de parte de Dios.  Y recuerda, nosotros no adoramos tres Dioses, sino un Dios: el Padre, Hijo y Espíritu Santo.
    Es prácticamente imposible dar ejemplos sobre la Trinidad. Algunos han ofrecido el trébol de 3 hojas como ejemplo; otros han sugerido el agua: liquida en su estado normal; vapor, cuando es calentada; y sólido o hielo, cuando es congelada.  Aun así, esto no es claro.  Porque Dios es Tres en Uno!  Por lo tanto, proponemos que la mejor ilustración es el hombre mismo: cuerpo, alma y espíritu. Él no es tres personas, sino tres en uno. Y hay tres cosas que son pertinentes a cada uno separadamente: alimento para el cuerpo, música para el alma, y adoración para el espíritu, pero aun así, las 3 cosas apelan a un solo hombre.

    Los rayos del sol pueden ser utilizados como otra ilustración.  Cuando los rayos del sol caen sobre la tierra, están compuestos de 3 elementos: rayos de calor, que pueden sentirse pero no ser vistos; rayos de luz, que pueden ser vistos pero no sentidos; y los tipos de rayos, que no pueden ser vistos ni oídos, pero hacen sentir sus efectos sobre la piel.  Los tres juntos forman el brillo del sol.  Sin uno de estos elementos no habría rayos de sol; sin una de las partes del hombre, el hombre dejaría de ser; y sin una de las personas de la Deidad, Dios no sería Dios!

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Teología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s