REFLEXIONES PARA HOY, EN PALABRAS: REPROBADA

Mario E. Fumero

Romanos 1:28 “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entrego a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen”

Vamos a definir el significado de la palabra “reprobado”, la cual usa Pablo en este texto. “La idea básica de reprobación es el de fracasar ante una prueba o mandato, lo que origina desaprobación o rechazo. Cuando se aplica a la relación de la humanidad con Dios, sugiere la existencia de una corrupción moral, falta de aptitud, descalificación o pecado: todo es el efecto del resulta de una carencia de santidad positiva”. Si vemos el contexto, el apóstol está hablando de pecados que van contra la misma naturaleza, en relación a las conductas sexuales inmorales.

Cuando tenemos conciencia de lo que hacemos y persistimos en ello, pese a que la misma naturaleza nos revela que es incorrecto, nos convertimos en reprobados, o sea, aplazados en lo recto, y expuestos a las consecuencias del pecado. Cuando la mente revela el pecado, pero pese a ello persistimos en el mismo, llegará el momento en que la misma se cauterizara, lo que equivale a endurecerse, y entonces nos volvemos insensibles ante el pecado, que equivale a tener un corazón endurecido (Marco 8:17).

Esto es lo que señala el apóstol Pablo en este texto. Dios los rechaza, porque teniendo conciencia de lo que hacen, persisten en ellos deliberadamente, y cuando con alevosía cometemos violación a la ley de Dios y a la ley natural, automáticamente quedamos a expensas del juicio divino, y como dice el texto, “horrenda cosa es caer en la mano de un Dios vivo” (Hebreos 10:26,31).

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Reflexiones en Palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s