¿QUÉ ES UN PASTOR?

Jose A Lugo

Soy más humano de lo que muchos piensan, soy pastor por llamado, por escogido, por elección y hasta por vocación, pero eso no anula que el material con el que Dios me hizo, es mismo material con el que hicieron al resto de la gente y en especial a la gente que pastoreo.
Me enfermo, me agoto, me desanimo, me entusiasmo, fallo, acierto, lloro, río, me enojo, a veces me controlo, otras no tanto, a veces se me “chispotea” y digo tal cual siento y pienso; la mayoría de veces uso un filtro entre mi cerebro y mi boca, si no, NO tendría ni una persona a cargo; jajajaja.
La verdad es que esto de ser pastor es lo mejor que me ha pasado, no creo, que pudiera ser tan feliz en algo diferente y tan realizado en otro rol; pero lo que muchos ignoran, es que un pastor es otro ser humano; por eso quizás también ignoran que tenemos familia que atender y proveer, ellos me necesitan al igual que otros, que también tenemos sentimientos y nos duele la traición, nos sentimos mal con los comentarios malintencionados (la mayoría de personas ofendidas porque no actué como ellos querían). 
Quizás a ti que lees esto no te importa, pero, TU PASTOR, SE DIVIDE EN PEDAZOS PARA QUE OTROS ESTÉN COMPLETOS, y algunas veces cuando están completos se levantan y se van.
No estoy nostálgico, tampoco deprimido, sólo que vengo reflexionando sobre esto de ser pastor y quise mostrar una verdad que algunos no quieren ver y otros menosprecian. Ser pastor no es una asignación fácil, porque su trabajo es con personas y las personas no somos fáciles.
Por eso pastor, tú y yo más que nadie en la iglesia, necesitamos mantener los ojos puestos en Jesús para poder seguir corriendo la carrera, de lo contrario vamos a terminar heridos, enfermos del cuerpo y del alma, amargados y con ganas de juntar doce piedras para hacer un sacrificio, no sé si agradable a Dios, pero sí muy vivo (chiste) jeje.
Vamos Pastores, caminemos con la frente en alto, con la pasión a flor de piel, con la misma entrega que Cristo tuvo, con el amor que el Padre nos enseñó a través del hijo, con el sacrificio que el Hijo transmitió en la cruz y con la lealtad que tuvo frente a Judas aun cuando éste lo estaba traicionando.
Pasemos por alto la indiferencia, los desplantes, la deshonra y el abandono de aquellos a quienes un día ayudamos y hoy la memoria les falla, los mismos que les secamos las lágrimas y hoy nos hacen derramar las nuestras. Vamos pastor, que esto es para gente GRANDE, ayer llegué a una conclusión:
SER PASTOR NO ES NADA FÁCIL, POR ESO MISMO NO TODOS PUEDEN SERLO, DIOS ME ESCOGIÓ A MI Y A VOS, PORQUE SABÍA QUE PODÍAMOS SERLO.
A todos los que lean este comentario en cualquier parte del mundo, ve y
con amor, respeto y admiración por su labor, por favor llama a tu pastor y bendícelo!!!!

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Pastor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s